7° Asamblea General de Asociados de la Alianza para la Formación e Investigación en Infraestructura para el Desarrollo de México, A.C. FiiDEM

Miguel Angel ManceraFecha: 10 AGOSTO DE 2017

Lugar: Planta Principal de la Torre de Rectoría de Ciudad Universitaria

Gracias, muchas gracias, señor rector, doctor Enrique Graue. Como siempre nos da mucho gusto saludarlos, saludar al jefe de todos los universitarios de la UNAM; nos da mucho gusto estar en esta, en su sede máxima.

Saludar también al señor director general del Instituto Politécnico Nacional y a todas y cada una de las instituciones de las universidades, de las asociaciones que están aquí representadas; de los espacios de gobierno que también están participando activamente y por supuesto, a la iniciativa privada, a la iniciativa privada que forma parte fundamental de las tareas que aquí se han planteado.

Me parece que es un espacio en donde debemos encontrar tareas conjuntas y donde el avance debe ser siempre sustancial.

Yo quisiera pedirlo porque la verdad es que me parece que ha sido un trabajo importantísimo, como ya se ha destacado aquí, el que ha realizado el señor director general de esta alianza y, debo señalarlo, después de que concluyó con su informe no le dimos un aplauso, yo creo que se merece un gran aplauso porque hizo un trabajo muy, muy importante. Así que, al ingeniero Alfonso Ramírez Lavín ha hecho un trabajo sustancialmente importante.

Que además, dicho sea de paso, ha sido un gran trabajo y lo ha hecho con pocos recursos —que ya vimos el informe financiero— y para todo lo que se presentó aquí, para todo lo que se ha hecho, me parece que los recursos todavía no están reflejando el potencial que tiene esta alianza.

Esta séptima Asamblea debe, desde mi punto de vista, dejarnos también tareas a nosotros de cómo conseguir o cómo participar de manera mucho más activa en el fortalecimiento. Puede ser el gran espacio de innovación de nuestro país, el gran espacio de proyección de muchas de las tareas que aún tenemos pendientes y en donde, como ya se decía aquí, no nos tienen considerados en un ranking de manera importante.

Si algo le ha faltado a nuestro país es innovación y me parece que eso es un rubro importantísimo hoy en la competitividad mundial.

Esta alianza el año pasado, en lo que corresponde a la Ciudad de México, tuvo a bien que firmáramos un convenio, es un convenio que permite tener ingresos a partir de aportaciones voluntarias de dos pesos por cada mil de los proyectos de obra que se realicen en la Ciudad de México.

Yo me imagino que debiéramos tener este referente también en el gobierno federal y eso permitiría también un fortalecimiento sustancial.

Así que nosotros –si no existe o ya existe- le voy a encargar al secretario de obras para que podamos comentarlo también con las áreas del gobierno federal. Porque simplemente con este ingreso se creó un fideicomiso y con este fideicomiso se realizó la construcción y equipamiento del laboratorio de estructuras y materiales de alta tecnología de la alianza, yo creo que por ahí puede ser la ruta.

Hoy tenemos muchas realidades que se están palpando, déjenme comentar nada más algunas; iba yo a hacer mención del túnel de viento pero eso ya está presentado, eso es algo que ya tenemos; pero estamos hablando, por ejemplo, del Laboratorio de Innovación del Metro.

El Metro de la Ciudad de México hoy tiene un laboratorio de innovación que lo estamos trabajando con Cinvestav, que lo estamos trabajando con la UNAM, que lo estamos trabajando directamente también con áreas de Conacyt y que nos están permitiendo que hoy, refacciones que comprábamos a París, refacciones que comprábamos a Brasil, se estén fabricando por ingenieros, ingenieras de nuestro país; tanto en el Estado de México como en la Ciudad de México.

Y eso nos ha dado un ahorro sustancial y nos ha permitido que ahora nosotros le estemos vendiendo algunas de éstas a Chile, por ejemplo.

Nos ha permitido pasar de utilizar seis carros en la Línea A del Metro, a agregar a nueve carros con una tarjeta de pilotaje automático que antes necesariamente se tenía que comprar al extranjero, era de muy alto costo y no siempre de disponibilidad. Eso lo están haciendo también ya nuestros ingenieros en mecatrónica y en otras tareas.

Entonces, con un simple laboratorio, que debo decirlo así, casi diría yo con cierta pena, fue una inversión de 30 millones, nada más, lo que permitió que hoy tengamos este lugar y este espacio de innovación.

Entonces, otra cosa. Estamos y yo creo que estaremos todos, muy orgullosos de esta planta que se va a realizar, la planta de Atotonilco que en breve se estará inaugurando; es una inversión muy importante del Estado de México, de la Ciudad de México, del Gobierno de la República que va a permitir el tratamiento de toda el agua que sale de la Ciudad de México y que sale del Estado de México para inyectarla en una categoría “3 Plus” al manto de Hidalgo.

Allá, les decía yo un poco en tono de broma, que: “donde escaven va a salir agua”, porque va a ser muchísima el agua que va a entrar allá; y nos faltaría estar ahora preparando ya el proyecto de cómo parte de esa agua pudiéramos regresarla a la ciudad.

Porque estamos padeciendo, estamos hablando de que si falta agua cuando ahí estamos tirando agua y vamos a inyectar agua en miles y miles de millones de litros, todos, todos los días.

Entonces, esto es algo que yo creo que también debería de participar, sino es que ya participa esta alianza, en todas estas tareas de innovación deberíamos de estar presentes; porque todas las universidades que aquí están representadas, todas las empresas que están aquí agrupadas; las instituciones de gobierno no deberíamos dejar nicho en donde no estuviera presente la alianza.

Yo incluso acabo de encargar al secretario de Obras una participación de la alianza en un estudio, que me parece que debe ser necesariamente vinculatorio entre nosotros para una tarea en la Ciudad de México.

La Ciudad de México también tiene un proyecto muy importante, que estábamos platicando con el señor subsecretario, que es la planta de termovalorización; esto significa que cuando empezamos esta administración nosotros estábamos haciendo una gestión de 12 mil toneladas de basura diarias en la ciudad para llevarlas a tiraderos, a cielo abierto o tiraderos, digamos, controlados ecológicamente fuera de la Ciudad de México; pero no teníamos gestión de residuos sólidos.

Hoy tenemos tres plantas, las más grandes de América Latina, de compactación para generación de energía y vamos a empezar con la construcción de la planta más grande del mundo de termovalorización.

Es una planta que ha pasado por todos los filtros habidos y por haber de medioambientalistas, de asociaciones, de estudios y que debiéramos de estar también trabajando ya con esta alianza en esta tarea. Porque hay otra cosa muy importante, es un esquema en el que la Ciudad de México no invierte, en donde las empresas privadas van a hacer una inversión de miles de millones y donde vamos a generar energía eléctrica con la que va a funcionar el Metro de la Ciudad de México.

Más o menos cuatro mil 500 toneladas estaremos gestionando con esta planta, sumada a la de biodigestión que también arrancaremos en breve y estaremos completando las seis mil toneladas que faltaban para tener el trabajo ya integral, prácticamente de las 12 mil toneladas de basura que se generan en la Ciudad de México. Es tan importante esto, como lo otro que parecería de mucho menor tamaño, pero que fue un paso sustancial.

Miren, un día yo fui a un CRIT de Teletón y entonces, vimos ahí un robot cómo estaba funcionando y le pregunté yo a los encargados del CRIT: “¿y este equipo dónde se compró?” porque veía yo que había cola para que lo utilizaran y me dijo: “Es un equipo suizo que cuesta algo así como dos millones de dólares, hay que encargarlo, etcétera, etcétera”. Bueno, ese equipo lo hace hoy el Instituto Politécnico Nacional.

Hoy lo tenemos aquí, es el costo abajo de la mitad, es innovación, es innovación y yo creo que ese es el camino. Siempre que volteamos a ver estas tareas, estamos viendo cosas muy importantes.

Lo que se logró con este taller o este laboratorio, el de rotomoldeo que tenemos en la colonia Anáhuac, es otra parte de innovación. Así que a mí me entusiasma mucho participar en esta sesión; yo felicito al rector, al presidente de la alianza, pero sobre todo a todos y cada uno de ustedes.

Busquemos que esta alianza participe en todos estos proyectos de innovación.

Y sólo quisiera –aprovechando la provocación–, que fue presentado aquí el tema del aeropuerto de la Ciudad de México; este aeropuerto que están trabajando de manera muy exitosa y que va muy avanzado y que yo veo por aquí a alguien que está en la alianza que tienen una participación directa y eso me entusiasma más.

Yo he reiterado en varias ocasiones que parte de esos terrenos que quedarán del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México actual, y que pasará a la operación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, debiéramos dedicarlos a la innovación a una tarea educativa.

Tener un plantel allá, quizá pudiéramos tener allá nuestro Centro de Innovación Nacional. Si tuviéramos allá la sede de este laboratorio del que se está hablando, la sede de innovación de la UNAM, del Politécnico, de las universidades y tener un foco como la Ciudad Universitaria, como estas instalaciones que tenemos; en la medida que el proyecto lo soporte, en la medida de que sea viable. Pero me parece que es una gran oportunidad porque México tiene que apuntar a la innovación y ahí tenemos el terreno. Ya no tendríamos que ir ni a desalojar a nadie, ni a experimentar, ahí estará ese terreno, y me parece que la alianza con estos estudios que hizo puede posicionar esto que hemos venido reiterando.

No es la primera vez que lo digo, lo he dicho ya en otros foros. Yo creo que se puede crecer en una parte de Ciudad Universitaria allá, que hace muchísima falta; pero con una vocación y esa vocación, aprovechando este impulso, podría ser la innovación.

Así que yo felicito a todos los que están trabajando en estas tareas, la Ciudad de México está involucrada en esto; todo lo que estemos haciendo ahora tendrá que ver con innovación.

Al SENER lo felicito también porque estamos teniendo cambios sustanciales en nuestra gestión de energía, para México eso va a ser muy importante yo no tengo ninguna duda.

Yo creo que las reformas estructurales en materia de energía han dado un paso sustancial que no debe irse hacia atrás, sino tenemos que buscar adecuaciones como se están haciendo, adecuaciones muy importantes para que se avance cada vez más y tengamos un mejor posicionamiento.

Así que, gracias por la invitación, yo los felicito, las felicito a todas y a todos los que estén trabajando en este proyecto, gran proyecto de la alianza, debiéramos de dar mucho más vuelo, mucho más difusión y mucha más participación. Muchas gracias, muy buenos días a todas y todos.