Acciones contra el racismo en la CDMX

acciones contra el racismoFecha: 18 JULIO DE 2016

Lugar: Patio Oriente del Antiguo Palacio de Ayuntamiento

Muy buen día a todas y todos ustedes. Queremos dar la más cordial bienvenida a los Excelentísimos Embajadores que nos acompañan el día de hoy, de Sudáfrica y por supuesto, de Argelia. Muchas gracias por su presencia y agradecemos también profundamente el mensaje que acabamos de escuchar.

Saludo al mismo tiempo a representantes de diferentes organizaciones que nos acompañan el día de hoy, a mis compañeros de Gabinete, Gabinete ampliado y por supuesto, también a representantes de Gobierno Federal que se encuentran presentes en este importante evento.

Y efectivamente es un importante evento por el simbolismo que tiene el mismo, porque hoy como ustedes saben es declarado el “Día Internacional de Nelson Mandela”, precisamente un 18 de julio y cada 18 de julio, día del nacimiento de Nelson Mandela, que la ONU se ha unido a este llamamiento de la fundación que lleva su nombre, para luchar, para encarar –como lo dice la campaña–, para encarar al racismo.

Sin duda –como bien lo señalaba el Embajador– debemos pasar a los hechos, debemos transformar todo ese espíritu que está en las declaraciones de los derechos humanos, todo lo que se viene dejando en la huella y el paso de muchos luchadores sociales y defensores en diferentes regiones.

Aquí señor Embajador también tenemos discriminación. Nuestro país todavía tiene huellas que duelen en el día a día. Aquí también en nuestro país tenemos que seguir enfrentando esta tarea –como bien lo señaló usted¬–, pasar no solamente en el discurso, no solamente en las buenas intenciones, sino a la práctica misma.

Es claro también que México requiere reivindicar estas tareas y que esta diversidad como señalaba usted al final, esta diversidad cultural, esta diversidad de pueblos, no debe ser un pretexto o un motivo para el enfrentamiento, sino debe ser la fortaleza misma de la cultura, de las multidimensiones que están en una sociedad como la nuestra.

Hoy debemos luchar juntos para que se deje atrás cualquier forma de discriminación, para –como lo dijo Mandela en su tiempo¬–, poder cambiar el mundo, porque se puede cambiar el mundo y se puede hacer que el mundo sea mejor. Así lo fraseaba Nelson Mandela, que vaya que tuvo que sufrir en carne propia mucho de lo que implica la sinrazón de este mal, que es la discriminación.

Así como usted ha descrito el Apartheid aquí en su discurso, así nosotros también describimos ese mal que todavía está presente en nuestro país, ese mal que a veces lo encontramos en la Sierra Lacandona y en otras, en el lugar de los Tarahumaras o de los Yakis, donde todavía encontramos mucha lucha que hay que defender.

acciones contra el racismo-1En nuestros pueblos originarios de la propia Ciudad de México, en donde se está hoy construyendo una Constitución, su primer Constitución, la Constitución de la Ciudad de México y en donde vamos a retomar planteamientos que nos han hecho las y los representantes de los pueblos originarios, en donde vamos a escuchar su voz y donde vamos también a plasmar este claro destino, y esta señal inequívoca de que la Ciudad de México no va a fomentar ninguna práctica discriminatoria.

Aquí lo hemos dejado claro en diferentes ordenamientos, aquí se ha dicho, lo primero es reconocer que existe. Porque si no se reconoce que existe, entonces se corre el riesgo de no visibilizar la discriminación.

Ya la ONU ha referido en su Convención, precisamente para eliminar las prácticas o las formas de discriminación racial, que nadie, ningún país puede afirmar que esté libre su territorio de discriminación; por el contrario, debe emprenderse esta lucha de manera constante, de manera permanente.

Discriminación por el color de piel, discriminación por el credo, discriminación por la preferencia sexual, discriminación por las clases sociales, muchas son las formas de discriminación, de vejación (inaudible) o de daño al humilde. Esto es precisamente lo que debemos seguir trabajando y lo que vamos a plantear.

Hoy la Ciudad de México está presentando otra de sus acciones simbólicas, simbólicas en cuanto a positivizar este pensamiento.

Ya lo hicimos en la legislación y ya ahí se estableció clara la lucha contra la discriminación, contra el semitismo, contra todas estas formas que no deben existir en una sociedad.

Hoy lo estamos haciendo para reforzar este conocimiento y vamos a difundir en una campaña con todos nuestros servidores públicos, y hasta lo que alcance a permear hacia afuera, hacia la sociedad, este “encara”, este “encara el racismo”.

Esta lucha contra el racismo en la cual vamos a estar difundiendo un decálogo –digamos–, es un catálogo compendiado en un decálogo de acciones contra el racismo, en donde todos los servidores públicos, pues lo tendremos ahí a la mano para que nos quede muy claro cómo debemos de realizar esta lucha, cómo debemos respetar, trabajar, aplicar, entender, orientar; cómo debemos estar en el día a día en contra de cualquier práctica discriminatoria.

Estoy seguro que en el mundo hoy se debe estar hablando de lo mismo, de lo que habla la Ciudad de México, de lo que vamos a buscar que camine hacia la erradicación.

También en materia del trabajo estamos buscando que se eviten estas prácticas, en la calle, en lo ¬que usted decía muy bien, que está en los propios habitantes, en la propia gente que integra la sociedad. No tenemos que ir muy lejos para buscarlo.

Cuando se hizo acá la encuesta y preguntamos, quiénes o cómo es que se discrimina, vimos que es la propia sociedad la que realiza esta tarea discriminatoria.

Y por eso desde ahí debemos construir, desde los niños, desde las niñas, desde las primeras señales y mensajes de conocimiento hacia ellos, para que quede claro que todos somos iguales y que todos debemos tener las mismas oportunidades y debemos transitar cada vez más hacia una sociedad sin distingos.

Hacia una sociedad igualitaria, una sociedad que construya de la mano y no que enfrente por la raza, de ninguna manera.

Yo quiero reiterar que la Ciudad de México estará trabajando en esta tarea, que hoy podemos decir orgullosamente que no tenemos legislaciones aquí, que no tenemos ordenamientos que contengan disposiciones racistas.

Que nos hemos ocupado de depurar, de perfeccionar y de dejar claro un mensaje, un mensaje que debe seguir pregonando la Ciudad de México, de no discriminación.

Hemos pues, entregado también a Naciones Unidas –y hoy quiero comentárselo a mis amigos y amigas de los medios de comunicación–, Naciones Unidas pidió a los países entregar su plan de trabajo contra las prácticas discriminatorias.

Quiero dejar hoy constancia que la Ciudad de México ha entregado ya este plan de trabajo a Naciones Unidas; hoy con el testimonio de los señores embajadores quiero dejar constancia de esta tarea que se ha realizado ya por parte del Gobierno de la Ciudad de México.

Todavía tenemos mucho por hacer, todavía hay mucho que avanzar. Pero, la línea será así –señor Embajador–, precisamente como se ha dicho aquí, pasando del discurso a los hechos, del discurso a los hechos encarando el racismo, encarando a la discriminación. Muchas gracias y muy buen día, gracias a todos ustedes.