Acuerdo Crecimiento Social Sostenido

acuerdoFecha: 09 NOVIEMBRE DE 2016

Lugar:Patio del Antiguo Palacio del Ayuntamiento.

Buenas tardes a todas a todos ustedes, me da mucho gusto saludarlas, saludarlos; hoy especialmente a las mujeres que nos acompañan porque este evento está dedicado a ustedes, a las mujeres.

 

Me da gusto saludar al presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa, la diputada que nos acompaña el día de hoy, por supuesto, también al rector de la Escuela Bancaria y Comercial que tanto apoyará y por supuesto, fortalecerá este programa.

 

A Canainpa muchas gracias, muy amable, como siempre en las tareas que emprendemos, acaba de ser un éxito la entrega de pan el Día de Muertos, más de 55 mil panes se entregaron en la Ciudad de México y ese es un esfuerzo que solo se puede hacer así, con una Cámara como lo es la Canainpa.

 

Hoy estamos también agradeciendo la presencia del director General de Metco Alimentos Sanos, porque vamos a tener una alianza estratégica que hemos consultado con Canainpa primero, para endulzar el pan y vamos a trabajar, quizá pudiéramos tener una buena propuesta ahora para la Rosca de Reyes de la Ciudad de México y trabajar con este producto que es un producto natural para endulzar que es Stevia.

 

Vamos a poder apoyar también esta otra tarea que es la tarea de que el alimento sea cada vez más sano, eso tiene un mérito también y hay mucha gente que está buscando esto. Ahora que van a emprender ustedes el negocio, que van a estar trabajando en esta tarea (las) mujeres, hay personas que llegan y te piden —pareciera que no existen—, pero un pan light o un pan dietético o un pan que tenga ciertas características.

 

Esto puede ayudar y yo creo que también va a ser una parte importante de esto que estamos presentando,  platicaba yo con José Ramón, le decía: bueno, lo que estamos haciendo es darle continuidad a esta estrategia de acercar las tareas del Gobierno de la Ciudad de México hasta tu casa.

 

Ya tenemos “El Médico en Tu Casa”, ya lo conocen, ya no tengo que platicarles mucho de “El Médico en Tu Casa” porque ustedes ya lo conocen; tenemos “El Abogado en Tu Casa”, que es también cuando requieres alguna asesoría, algún punto específico, vas a hacer tu testamento o hay algo en lo que nosotros podamos ayudarte desde el punto de vista de abogados, también puedes llamarnos y hay “El Abogado en Tu Casa”.

 

Y ahora estamos con “El Negocio en Tu Casa” también, porque estos negocios que están hablando —de lo que se habló aquí con José Ramón— es precisamente llevar  esto hasta sus domicilios, a sus comunidades. Es un programa importante que yo quiero destacar con mis amigos y amigas de los medios de comunicación porque vamos a poder apoyar a las mujeres que han sido víctimas de violencia, que se encuentran en una situación económica difícil.

 

Pero no es solo dar el subsidio, no es solamente entregar una cantidad de dinero  y nos vemos hasta la próxima, sino es, primero capacitar en un arte u oficio como lo es la panadería, un negocio que además está probado que en nuestra ciudad es efectivo.

 

Estamos calculando que pudieran obtener ustedes recursos que oscilaran entre los cinco, seis mil pesos o más; ya vieron que así empezó Bimbo, ya nos dijo el rector; entonces, no es comercial pero es aliciente. La verdad es que puede ser algo importante.

 

Y ustedes además van ayudar a su comunidad, porque como lo veo está viendo Canainpa, este es un proceso productivo en el que las mujeres, que hoy lo empiezan, van a formar círculos en donde van a ir incluso generando empleos, incluso generando, lo que estoy seguro que harán, que es poner el precio del pan a una cantidad accesible, razonable, para que lo compren.

 

Miren, yo me acuerdo, y en una de esas un día me voy a animar a revelar el secreto, pero yo me acuerdo una vez que le dije a mi papá, que quería irme a un viaje con mis amigos, la verdad es que no éramos nada pudientes, y entonces me dijo, si tú te quieres ir a ese viaje con tus amigos —les estoy hablando, no me acuerdo era la prepa o la secundaria, fue hace poco tiempo, casi no me acuerdo—. Fue en la prepa, y entonces yo me quería ir a ese viaje, tenía apenas 18 años, y me dijo: sabes qué, nada más que te vas a poner a juntar la “lana”. Y me dio una receta de pan, efectivamente me dio una receta de pan, mi papá se dedicaba a eso, sabía muy bien cómo trabajar el tema del pan, y fue muy efectivo, créanme.

 

Yo aprendía a hacer mantecadas astorga, entonces yo hacía la mantecada astorga, cuatro mantecadas en una bolsa y, toda la colonia anduvimos tocando y, efectivamente, sacamos para el viaje.

 

A mí me parece que el pan es algo que gusta como decía José Ramón, no sé si en la mañana o en la noche o a medio día, puede ser que a varias horas en las diferentes comidas, pero es algo que está presente en nuestra cultura, que viene de mucho tiempo atrás y que nosotros tenemos que seguir generando esto.  Incluso —cómo no— puede ser que ustedes tengan su especialidad, cualquiera de ustedes.

 

Yo les  estaba preguntando, y me decía: “yo sé hacer galletas; yo ya hago pan; yo hago pasteles y me quedan muy buenos”. Qué bien. Este va a ser un programa bien importante.

 

Quiero destacar que el horno que les estamos entregando, no es el horno que se le ocurrió a José Ramón o a mí, o que nos recomendó alguien, es Canainpa quien nos dijo, es precisamente el área técnica experta, que nos dijo que horno era el que se requería y con qué proveedor acudir para conseguir ese tipo de horno. Por  lo que estoy seguro, que van a tener ustedes el horno adecuado para estos proyectos.

 

No sólo se termina ahí, porque hay que destacarlo, no se termina solamente en esto la tarea.  Se complementa con la capacitación que estará proporcionando la Escuela Bancaria y Comercial, eso es muy importante, porque con ellos ustedes van a aprender esto que es el emprendedurismo, esto que es poder iniciar un negocio y seguramente algunos de los principios básicos que les van a permitir llevar sus inventarios, llevar lo que será el esquema financiero de su negocio, y eso les va a dar mucho mayor éxito.

 

Déjenme complementar algo, José Ramón, y eso valdría la pena que lo viéramos. Si ustedes quieren después, si su negocio va bien, o si lo requieren desde antes, podemos también ponerlas en contacto para que tengan su punto de venta, su terminal punto de venta, quién quita y ya les quieren comprar con tarjeta de crédito, ¿por qué no?

 

Eso es bien importante, porque entonces fíjense, les compran el pan, y entonces ahí les dices: “¿quieres recargar tiempo aire?” Pues que sí, o “¿quieres pagar esto o quieres pagar el otro?” y esto puede incrementar hasta un 20 por ciento más, también su negocio. Eso también las podemos ayudar, y las vamos a ayudar nosotros.

 

Y otra cosa que me decía José Ramón, este kit en el que van a tener el horno va acompañado de utensilios para la labor precisamente para este oficio, para este arte. Y en el proyecto piloto vamos a estar arrancando con un apoyo de los insumos, qué quiere decir… que su negocio va a estar apoyado. Vamos a apoyar —¿durante cuánto tiempo José? Iba yo a decir seis meses, qué bueno que me dices—, hasta puede ser un año. Ahí está para no equivocarse, mejor.

 

Puede ser que hasta un año estemos apoyándolos y apoyándolas, apoyándolas, en este caso, con los insumos ¿qué quiere decir? “con la materia prima” para que las estemos apoyando y el negocio sea mucho más firme. Al fin que ya vamos a tener un aliado que es Stevia; yo creo que ahí vamos a tener también una alianza importante porque va pasando de voz en voz, de boca en boca, y su producto puede encontrar un beneficio sustancial.

 

Hoy pues, esto es lo que necesitamos. Cuando las condiciones económicas se ven difíciles, hay que ponernos creativos y hay que apoyar. No se trata como les decía desde un principio: “solamente darles dinero”, sino aquí estamos hablando de capacitación, estamos hablando también de los equipos técnicos necesarios como lo es el horno y los utensilios, y después de un apoyo sostenido para garantizar que haya continuidad en su negocio.

 

Ustedes nos van a ayudar a nosotros, si esto le sale bien a las mujeres, van a ayudarle a la Ciudad de México, porque nos van a ayudar a la economía, nos van a ayudar con la lucha que tenemos permanente para combatir el hambre en esta capital.

 

Todavía tenemos 150 mil personas que tenemos catalogadas “en pobreza extrema”, y eso va a ser una cosa muy importante porque verdaderamente con estos proyectos productivos estaremos  beneficiando a las mujeres en esto que también se comentaba y que lo comentaban muy bien, quien pasó aquí a hacer esta reseña de una vivencia personal; es empoderar a la mujer otra vez.

 

Saber y saberse ustedes que pueden valerse por sí mismas, que no tienen ninguna necesidad de nada y que pueden superar cualquier crisis que se presente. El valor mismo de la mujer representado aquí es algo que nos da muchísimo gusto; y yo no quisiera despedirme de ustedes sin comentar también, porque aquí estamos hablando de que hubo mujeres víctimas de violencia, en todas o cualquiera de las formas de violencia, y que este programa va dirigido a eso, a apoyarlas a ustedes.

 

Por eso del 25 de noviembre y hasta el 10 de diciembre no les extrañe que vean a su ciudad pintada de naranja; va a estar pintada de naranja, va a estar arrancando este día, el día naranja, 16 días de activismo en sintonía con Naciones Unidas, con ONU Mujeres como cada año lo hacemos para combatir la violencia de género. Van a ver ustedes el Ángel de la Independencia pintado de naranja, bueno iluminado de naranja y todo Reforma y los edificios emblemáticos de esta capital en señal de que somos solidarios con ustedes mujeres en este combate permanente.

 

Hoy quiero felicitar a Desarrollo Social por este programa social, es un programa importante. Estoy seguro que si sale bien este programa, después algunas delegaciones seguramente lo van a retomar porque aquí es diferente, porque es un proceso productivo.

 

Ayer apoyamos, fíjense, más o menos a unas 100 o 150 mujeres indígenas, también con esto que es, no darles sólo un recurso, sino generar un proceso productivo.

 

Hoy me da mucho gusto otra vez estar con mujeres. En la mañana estuve con mujeres, que son las mujeres de limpia de la Ciudad de México, conociendo también todas esas historias de vida; y hoy con ustedes otra vez. Así que ha sido un día totalmente para las mujeres.

Me da mucho gusto apoyarlas y poder servirles, poder participar desde temprano en contacto con las mujeres; eso da un aliciente especial para seguir en esta tarea de gobierno.

 

Gracias, que sea de utilidad para ustedes, para sus familias, sus hijos que es de utilidad para nosotros en la Ciudad de México. Que la pasen muy bien, muy buen día. Gracias.