“Firma del Acuerdo entre el Gobierno de la Ciudad de México y ONU Mujeres”

Miguel-ManceraFecha: 04 SEPTIEMBRE DE 2017
Lugar:Antiguo Palacio del Ayuntamiento.
Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes, quiero agradecer la presencia hoy de ONU Mujeres, con todas las mujeres de ONU Mujeres que hoy están aquí en el Gobierno de la Ciudad de México.

Agradecer como siempre a Ana Güezmes porque ha sido un trabajo consistente, ha sido un trabajo sistemático, programado, con metas específicas, con tareas concretas, en diferentes líneas de acción.

Cada una de las que se ha propuesto que va siendo medida, que va siendo evaluada y que va siendo también parte de la adopción de la política pública del Gobierno de la Ciudad de México.

Reconocer en todo lo que vale el trabajo de Ana Güezmes García, de su equipo que ha estado en contacto permanente también con nuestras áreas, de manera muy particular con Tere Incháustegui, con nuestro Instituto de las Mujeres, por supuesto también con la Secretaria de Gobierno, con Paty Mercado.

Y hoy agradecer muchísimo la presencia de la representante regional de ONU Mujeres, de Luisa Carballo y de la representante de ONU Mujeres de Colombia, muchísimas gracias también. Estamos rodeados de mujeres de ONU Mujeres, así que es un día afortunado para mí y para el Gobierno de la Ciudad de México.

Quiero decirles que son muchas las tareas que se han emprendido, pudiéramos prácticamente en todos los espacios encontrar acciones en donde se está cambiando la política pública y donde la Ciudad de México toma este liderazgo.

Algunas que tienen que ver con la forma de comunicar, ya lo veíamos, estas campañas que fueron campañas audaces que las tiene que tomar la Ciudad de México.

El reto que se le plantea a la Ciudad de México difícilmente te puede decir que no, porque esta ciudad es así, porque es una ciudad de avanzada, porque es una ciudad que no le teme a este tipo de acciones audaces.

El resultado fue tremendo, la comunicación llegó a todos estos impactos que ha mencionado ya Ana en su exposición y me parece que una vez más la Ciudad de México ha mostrado cómo se puede comunicar con este tema audaz que hoy incluso, esta presentación y esta campaña, ha concursado y seguirá concursando seguramente por varios premios porque verdaderamente fue un impacto sustancial.

El que los hombres observemos como pueden esas miradas que generalmente tienen que soportar las mujeres o tienen que padecer las mujeres en los transportes públicos, en la calle, en cualquier espacio, y que nos demos cuenta, que observemos lo que se siente en carne propia, eso fue algo bien importante. Este asiento del Metro, que también generó mucha polémica, pero que al final causó el efecto que se buscaba, que era tomar conciencia.

Así nos sucedió también en otro tema, cuando planteamos aquella acción para dar pecho materno, para concientizar de que se estaba perdiendo esto y se ha revertido hoy, en las últimas cifras a que tuvimos acceso, se ha revertido eso que iba perdiéndose en la Ciudad de México, el alimentar al bebé, el darle pecho al bebé y bueno, cuando se lanzó la primer campaña ustedes recordarán, fue todo un escándalo, se nos dijo de todo.

Pero fue tal el impacto de todo eso, que generó una toma de conciencia bien importante y eso nos llevo a tener lactarios hoy, a crear más bancos de leche, a tener una acción importante de cuidado a la alimentación materna, a tener contacto en este sentido del cuidado de los niños y de las niñas.

Las reacciones a la violencia hacia las mujeres también ha sido un tema muy importante que se ha venido posicionando en la Ciudad de México, redoblando esfuerzos operativos por parte de Seguridad Pública, de manera muy señalada en el Metro y en Metrobús, en donde hemos podido constatar la incursión de más elementos mujeres policías, en donde tenemos estas áreas reservadas para mujeres.

Los sistemas de Metrobús ya de origen incluso, los buses que vienen de Londres, con los asientos identificados con el color rosa en donde es la sección exclusiva para las mujeres. Mientras tanto tenemos que seguir con esta o mientras tanto tengamos que seguir con esta acción.

Es una acción que quisiéramos eliminar, si es que ya se hubieran cambiado las conductas y pudiéramos alcanzar una forma de convivencia distinta, pero por lo pronto, hay que seguir y tenemos que seguir con convicción.

Primer albergue en materia de lucha contra la trata de personas, refugio. Un refugio que hoy cuenta la Ciudad de México con él para proteger y empoderar a las mujeres.

Acciones de emprendimiento para las mujeres que se encuentran privadas de su libertad, que hoy estamos dándoles esto desde que están en el mismo centro de prisión en donde ya cuando egresan de ahí vienen con un proyecto, vienen con un programa y estamos buscando empoderarlas desde ya, desde siempre.

Atención a los temas de salud que también estamos impulsando y hemos impulsado muchas de las campañas que toman fuerza precisamente por eso, porque surgen de la Ciudad de México y que vamos a seguir apoyando. La lucha contra la discriminación es otra tarea bien importante.

El reconocimiento que tenemos de ONU, de la relatora para pueblos indígenas, en donde la Ciudad de México ha sido la primera ciudad que ha incluido la declaración de ONU. Es un compromiso nacional, sin embargo lo ha cumplido la Ciudad de México y eso ha quedado plasmado en nuestra constitución con un reconocimiento muy claro de ONU en esta materia.

Los trabajos también con las jóvenes adolescentes para evitar los suicidios, con el Hospital de las Emociones, una materia que se está evaluando en la encuesta MyWorld, en donde la Ciudad de México a diferencia de los países, lo tomó como gobierno sub nacional, con una muestra de más de millón y medio de jóvenes encuestados en donde pudimos tomar acciones concretas para hoy tener la cifra de más de mil 500 suicidios que se han evitado, corroborados por supuesto, que han sido efectivas las acciones.

Podría yo seguir, comentar por ejemplo lo del silbato que tanta polémica también causó pero que al final lo que se sabe es que estamos buscando cómo proteger a las mujeres y que no nos vamos a detener en estar innovando y en buscar cómo llegar hasta los sitios en donde no se acostumbraba llegar. Ahora nos piden estos silbatos para algunas zonas que no están todavía bien iluminadas o que son de tránsito difícil, nos lo piden los hijos de las señoras y las señoras mismas.

Estaremos próximos a hacer otra entrega masiva de estos silbatos, es decir, buscar cómo ser más efectivos.

La aplicación, la app de las mujeres de Vive Segura, que estamos siempre buscando mejorar, perfeccionar y que se retroalimenta de la propia información de las mujeres.

Todo esto que va conformado con una ciudad que se ha asumido así en su Constitución, como la Ciudad de México, dejando atrás el Distrito Federal, es una ciudad que tiene una identidad, tiene una marca, que tiene un color distintivo que es el rosa mexicano, que nos da fuerza y por supuesto nos marca así como la Ciudad de México.

Y una Constitución que se trabajó con mujeres muy talentosas, con mujeres que hicieron planteamientos muy específicos; déjenme nada más apuntar un par de cosas aquí por ejemplo el artículo número 4 cuando habla de principios y cuando habla de aplicación de derechos humanos dice: “También se considerará discriminación la misoginia”; el artículo 6 que habla de la violencia obstétrica.

O el artículo 11 que es el relativo a Ciudad Incluyente y que comienza con un párrafo que dice: “Esta Constitución reconoce la contribución fundamental de las mujeres en el desarrollo de la ciudad”.

Esas son declaraciones de nuestra Constitución, la primera Constitución de la Ciudad de México, me parece que la más moderna que se tiene hoy de habla hispana y una Constitución que se construyó con el consenso de todas las fuerzas políticas de nuestra ciudad y que ha ganado mucho terreno, que se sigue comentando y yo creo que se seguirá comentando porque ha sido un ejercicio de darle fundamento, de darle de nueva cuenta una nueva era a la ciudad, de tener una etapa fundacional, una etapa moderna de la Ciudad de México.
Así que todo esto no ha sido casualidad, ha sido un trabajo sistemático. A ONU Mujeres le agradecemos muchísimo porque es una guía permanente para estas políticas públicas, para lograr estos objetivos.

Siempre nos están planteando retos y eso es muy bueno porque la Ciudad de México es una ciudad que toma sus retos con mucho interés, con Luisa lo seguiremos haciendo de manera consistente, con Ana y hoy con el calificado testimonio también de Belem.

Reiteramos el compromiso de la Ciudad de México para seguir construyendo esto que todos queremos. Una ciudad segura. No estamos en el paraíso. Debemos reconocer que se presentan eventos de violencia. Debemos reconocer que todos los días estamos luchando contra eso, contra que no haya impunidad. Yo no podría decir que no tenemos eventos de violencia en la ciudad, o que no encontramos a veces casos muy lamentables en donde una pareja se muestra como victimario de alguna mujer.

Pero lo que sí no puede permitir esta ciudad y nunca va a permitir es que haya impunidad. Siempre la persecución y el castigo para la reposición normativa de la propia Ciudad de México estará permanentemente en nuestro compromiso.

Entonces es una tarea de todos y de todas, es una tarea que debemos de seguir abonando, todavía hay un largo camino por recorrer, así que agradezco muchísimo esta oportunidad de tener el único memorándum de entendimiento, que siempre lo reitero, de todo el país de ONU Mujeres con la Ciudad de México, por algo será.

Muchísimas gracias, buenas tardes.