Agua a Tu Casa

El Jefe de GobiernoFecha: 11 ENERO DE 2017

Lugar: Patio Oriente del Antiguo Palacio de Ayuntamiento.

Muy buenas tardes, buenas tardes, buenas tardes a todas, a todos ustedes, nos da mucho gusto recibirlos, recibir a todas las vecinas, vecinos de las diferentes colonias, delegaciones que han sido beneficiadas con este programa.

 

Recibir también a las autoridades de la Universidad Nacional Autónoma de México, por supuesto a su secretario general y al doctor González Villareal también mi reconocimiento, un experto en los temas de agua a nivel nacional.

 

A mis compañeras diputadas, diputados, al presidente de la Comisión de Gobierno y también a la Iniciativa Privada, a los jóvenes que han estado trabajando en estos proyectos que han demostrado que con sus conocimientos pueden dar un beneficio sustancial en materia social, sobre todo en este caso.

 

Así que a todos ustedes, a mis compañeros de Gabinete, de Gabinete ampliado que están con nosotros; al señor notario, muchas gracias por acompañarnos; a mis amigos y amigas de los medios de comunicación.

 

Hoy más que nunca necesitamos buscar los beneficios para la gente, hoy más que nunca con estas coyunturas económicas, con los tiempos que vienen es necesario voltear hacia la tarea de reforzamiento social.

 

Yo lo decía el día de ayer, es muy importante la estabilización económica, la estabilidad económica de todo el país y por supuesto de la ciudad; pero es fundamental la estabilidad social, esa no nos puede fallar, esa no se puede dañar y por eso el día de ayer anunciamos el apoyo a los mercados públicos, el apoyo a los mercados sobre ruedas, el apoyo a los tianguis y a la Central de Abasto porque ahí es donde nosotros nos alimentamos.

 

Si descuidamos estas líneas de producción, lo que vamos a generar es un incremento de precios, ¿en dónde?, en la canasta básica, en donde más le pega a la gente.

 

Por eso ayer anunciamos esa toma de medidas extraordinarias y que yo espero que nos den soporte con este convenio que se firmó también con todos los que intervienen en los procesos de las líneas de conducción de alimentos a la ciudad, eso fue el día de ayer.

 

Hoy estamos hablando de otro tema muy sensible en la Ciudad de México que es el agua. Platicábamos ahora y comentábamos aquí en la mesa principal que es indispensable encontrar las formas de apoyo al suministro; no quiere decir que con esto vamos a sustituir el suministro de la Ciudad de México, no quiere decir que ya no vamos a requerir nuestras líneas de conducción de agua potable de la ciudad, esos 13 mil kilómetros, no quiere decir que Ramón ya no va a tener que estar preocupándose todos los días de cuánta agua entra a la Ciudad de México y cómo se distribuye y cómo la llevamos a las colonias, no.

 

No quiere decir eso; pero sí se trata -y lo platicaba yo con el presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa- de que en aquellas zonas en donde más llueve en esta ciudad, porque es una ciudad que nos ha pasado seguramente que de repente está lloviendo, hablas a tu casa y te dicen: “no, pues acá no está lloviendo, ¿pues en dónde estás?” ¿No? Hasta no te creen que estas en la ciudad, empieza la duda.

 

No, lo cierto es que la ciudad tiene lluvias diferenciadas o diferenciales y puede ser que esté lloviendo torrencialmente en Álvaro Obregón y que en la zona de Venustiano Carranza no tengamos una sola gota de agua. Entonces, qué tenemos que aprovechar, la experiencia meteorológica que tiene la Ciudad de México para poder también tener intervenciones oportunas.

 

Pero tampoco sería correcto que con la cantidad de lluvia que tenemos en esta ciudad y que todos la vivimos en la temporada de lluvias –y la padecemos- no estuviéramos aprovechando este líquido, el agua.

 

Así es que hace –no sé si ya tenemos un año José, con el programa, cuando menos diría yo el año pasado-. El año pasado presentamos este programa, se nos quedaban viendo así como: “¿y servirá esta especie de tinaco raro azul?” y entonces les dijimos: “sí, claro que sí sirve, porque está probado, porque tiene reconocimientos, porque Naciones Unidas ha hecho reconocimientos a quienes lo desarrollaron, y porque son mexicanos, son jóvenes y también hay que apostarle a esto que es la innovación”.

 

Hoy ya tenemos resultados. Hoy ya no venimos a platicarles si funciona o no funciona. Hoy tenemos colonias en donde ya se implementó. Hoy tenemos casas que antes, solamente, dependían o de las pipas o que de vez en cuando tuvieran suministro, hoy ya tienen agua permanentemente gracias a estos sistemas. Hoy tenemos unidades habitacionales que han sido intervenidas y que ya tienen este beneficio.

 

Y esto seguro que, más que nunca, hoy nuestro país requiere de esto. Esto sería muy bueno que lo tuviéramos en la Agenda de Desarrollo Social nacional y estarlo llevando a donde más se necesita, a todas las comunidades, con toda la gente, en donde hay lluvia y donde se puede aprovechar la misma para varios servicios. Aquí lo que hemos demostrado y lo que hemos mostrado es que se puede beber.

 

No es que se capte en una cubeta y de la cubeta te la tomes, no. Esto lleva un procedimiento y al final una depuración o una filtración que es lo que permite que pueda ser de consumo humano —como lo acaban de ver— y si no ya tenemos aquí testigos vivientes, incluyendo el que les habla, de que nos sentimos perfectamente bien, no hay ninguna cosa que nos preocupe.

 

¿Hoy que estamos agregando? Hoy además de esto, estamos agregando algo muy importante, nuestro reconocimiento y nuestra gratitud a la Universidad Nacional Autónoma de México, porque con este programa de PUMAGUA, con esto que aprovechamos para enviar un saludo siempre muy afectuoso y con todo nuestro reconocimiento al líder de los universitarios, al doctor Graue, desde aquí le mandamos un muy fuerte abrazo a él y agradecemos su respaldo siempre a las acciones de gobierno en beneficio siempre de la sociedad.

 

Hoy, los jóvenes que nos acompañan aquí, si se quieren poner de pie los jóvenes del programa que están aquí de la UNAM, para que los conozcan todos los que están y les demos un aplauso.

 

Ellos están trabajando ya en la Unidad Habitacional El Rojo, en Venustiano Carranza, así es que con ellos vamos a complementar una tarea que se vuelve fundamental, porque vamos a tener ahí también medición, vamos a tener evaluación, y por supuesto que ellos podrán darnos cuenta a través de sus estudios, de todas estas tareas que van a realizar, de cómo va, de cómo está la infraestructura, de los temas de los medidores, revisión de fugas como ya se decía aquí, detección de las mismas, y eso va a ser un beneficio sustancial; por eso es que agradecemos y reconocemos esta firma, la firma con la universidad y la suma de este importantísimo programa que tiene la UNAM y que ya nos platicaba el doctor. Los beneficios que ya tienen hoy tangibles en la universidad.

 

Déjenme antes de concluir, darles algunas cifras, porque verdaderamente son importantes. 2016 con este programa; por eso les decía a mis amigos y amigas de los medios de comunicación, que no venimos a decirles algo si funciona o si no funciona, algo que ya está aprobado.

 

Tenemos instalación de tlaloques, que son estos azules, 474 completos; captación en unidades habitacionales, cinco, con dos que están ya completas; tratamiento en unidades habitacionales, que eso también tenemos ya la inversión; y también tenemos centros deportivos en donde tenemos garantizada la inversión. Todo esto aún con lo que tenemos pendiente por implementar, nos está dando un aprovechamiento de 116, casi 117 millones de litros de agua, 117 millones de litros de agua.

 

Esto quiere decir, fíjense, si lo traducimos en temas económicos podríamos estar hablando de ahorro en el pago de recibo de casi 800 mil pesos, casi 800 mil pesos de ahorro; si lo traduces obviamente a garrafones, que aquí se está dando la nota de cuánto nos cuesta el agua embotellada, estarías hablando de 131 millones de pesos en garrafones.

 

Yo estoy convencido que este programa irá creciendo en la Ciudad de México, tendrá que irse consolidando, porque el beneficio ya es tangible. El testimonio que escuchamos aquí de una beneficiaria es un testimonio de una vivencia, de algo que está en el día a día; poder encontrar -como nos explicaron cuando presentamos este programa- un beneficio de seis meses, es decir, darles abasto seis meses aunque fuera uno, aunque fuera una semana, hace una diferencia en una familia que no tiene acceso al agua de manera continúa.

 

Entonces, hoy quiero felicitar a todos los que están involucrados en esta tarea; a Desarrollo Social, a todo el equipo de Desarrollo Social; a los jóvenes innovadores  como siempre mi reconocimiento y a la universidad y estoy convencido que con los diputados y las diputadas que nos acompañan el día de hoy, con el presidente de la Comisión de Gobierno, seguramente podremos ver cómo apoyamos este programa en estas colonias en donde más se necesita.

 

Pronto vamos a tener una nueva noticia para Venustiano Carranza -¿ya mero terminamos con ese pozo?, ¿se está trabajando con el pozo?, ¿este año?, dos pozos, muy bien-. Esos son  los pozos, querido doctor, secretario general de la UNAM, esos son los pozos que se están cavando a dos mil metros de profundidad, son los de aguas profundas, parece que los resultados son satisfactorios hasta ahora y, bueno, esa va a ser una muy buena noticia para Venustiano Carranza y para la zona de colindancia de Iztapalapa en breve.

 

Pero aquí hay una realidad, hay una realidad yo los invito a que sigan teniendo confianza en su gobierno, en el Gobierno de la Ciudad de México,  los hogares en donde llegamos con estos equipos no es algo que estemos probando a ver si funciona o que los vayamos a tomar como experimento; es algo que está probado.

 

Así que cuando nosotros toquemos esa puerta, abranos, vamos a llevar un beneficio hasta sus casas, a las casas de sus vecinos, a sus unidades habitacionales y a sus colonias. Muchas gracias, muy buen día, nos vemos muy pronto.