Entrega de Apoyo Económico a Mujeres de Pueblos y Comunidades Indígenas

Fecha: 08 NOVIEMBRE DE 2016

Lugar:Auditorio del Museo Indígena

Muy buenos días, buenos días a todas las mujeres que hoy están aquí, me da mucho gusto saludarlas, verlas en este evento representativo de una tarea todavía mayor.

 

Hoy el Gobierno de la Ciudad de México con la presencia de la secretaria del ramo, con la licenciada Rosa Icela Rodríguez, con Evangelina Hernández y por supuesto, también con el acompañamiento de Miguel López García en representación de esta Dirección General de Comisión Nacional para el Desarrollo de Pueblos Indígenas, estamos dando cuenta de una tarea bien importante.

 

Es una tarea de apoyo —como aquí lo acabas de decir—, de apoyo a las comunidades indígenas, pero también —como bien señaló Dominga— de acompañamiento ¿cómo podemos servirles más?, ¿cómo podemos ayudar más?

 

Hoy estamos entregando apoyos económicos, que sabemos van desde los 30, hasta los 70, 90 mil pesos; pero lo importante es lo que se pueda hacer con este recurso, ¿cómo podemos nosotros lograr que se sientan acompañadas del gobierno? Que se sientan respaldadas en las tareas. Eso es en lo que estamos trabajando.

 

Hoy es muy claro y yo diría que muy importante, reconocer nuestros orígenes, reconocer nuestras tradiciones y cuidarlas y cuidar sus vestimentas y cuidar su lenguaje, cuidar sus lenguas y el orgullo que puede sentir uno al escucharlos; realmente ustedes son bilingües, estamos hablando de un nivel de preparación incluso superior a mucha gente.

 

Ustedes entienden dos y a veces hasta tres lenguas, esto es bien importante y no debiera haber incluso la separación, somos un mismo pueblo que es el mismo pueblo de los mexicanos, representado con diferentes manifestaciones culturales, que eso es un punto aparte, pero todos somos iguales, todos debemos de buscar las mismas oportunidades y debieran estar presentes las mismas oportunidades y es en lo que estamos trabajando ahora.

 

En este marco en el Auditorio del Museo Indígena, hoy estamos dando cuenta en un día emblemático además, porque como ustedes saben hoy se están llevando a cabo las elecciones, hoy estará resuelta la elección de Estados Unidos ¿Y es importante? Sí, sí es importante porque muchos incluso de sus familiares, me atrevo a decir, de nuestros familiares, se han ido a Estados Unidos y se han ido a demostrar que es una tarea de trabajo, que es gente de lucha, que somos personas honradas.

 

A diferencia de los desafortunados calificativos que se han hecho para el pueblo de México; yo creo que hoy va a ser un día muy importante. Nosotros hemos hecho un llamado al voto de los latinos, de nuestra gente, para que se defienda a esta gente que está hoy en otro país, en otra latitud, pero que debiéramos de estar nosotros atentos también a tener un resultado favorable, a que ellos ganen derechos, a que no estén siendo perseguidos, a que no estén siendo expulsados, a que no estén siendo marcados, marginados. No hay nada peor que eso.

 

Hoy estamos aquí con varias de estas comunidades de nuestros hermanos y concretamente hoy, de nuestras hermanas porque hoy son mujeres las que nos acompañan y el apoyo es para ustedes, para las mujeres.

 

La Ciudad de México tiene un compromiso muy claro con las mujeres, este compromiso va en todos los diferentes órdenes de convivencia, hemos ayudado a mujeres con discapacidad, a mujeres de los pueblos originarios —como ahora de las comunidades indígenas—. A mujeres en prisión que hoy están privadas de su libertad, pero que ya se están apoyando para que cuando salgan tengan una nueva esperanza de reinserción, una nueva esperanza de vida; a los hijos de ustedes también, es decir, el apoyo integral.

 

Yo hoy las invito a todas para que formen parte de esta red que tiene el Gobierno de la Ciudad de México de apoyo, de trabajo solidario, de trabajo de ayuda mutua, eso es lo que queremos convocar.

 

Entregamos estos apoyos pero básicamente para que de ahí se genere algo importante, no es solamente recibir el dinero y bueno, gastarlo al fin y al cabo; es invertir, es lograr que ustedes puedan tener una mejor proyección en su desarrollo, es acompañarlas en todo esto y el gobierno tiene todas las áreas necesarias para poder hacerlo.

 

Con la coordinación de la secretaria Rosa Icela podemos llegar, por ejemplo, para que ustedes tengan salud. Yo no sé si ya estamos inscritos en el Programa de Atención Médica, pero ¿Hay alguna de ustedes que no tenga servicio médico?, ¿alguien no tiene servicio médico aquí de las mujeres? Supongo entonces que todas las que están aquí tienen servicio médico ¿cierto?

 

Qué bueno. Miren, eso es muy bueno, esto que acabamos de hacer aquí en la Ciudad de México lo buscas hacer en algún otro lugar y no es así, pero aquí qué bueno que todas tengan servicio médico; además, afuera está un mastógrafo.

 

Miren, tenemos programas especiales, por ejemplo, si alguna o algún familiar de ustedes tuviera un niño con labio paladar hendido, acérquense con nosotros para que nosotros lo atendamos y le demos una mejor calidad de vida; son niños o niñas que requieren a veces hasta 10 u 11 intervenciones quirúrgicas y nosotros se lo vamos a dar y se lo vamos a realizar.

 

Si hay alguien que haya tenido una operación derivada de cáncer de mama, nosotros estamos haciendo la reconstrucción gratuita, estamos comprando implantes, estamos con cirujanos plásticos del más alto nivel y lo estamos haciendo de manera gratuita; esto es, aprovechen todo lo que nosotros les podemos dar.

 

Por ejemplo, ahora que veía yo a tu hijo ¿cómo se llama tu hijo? Alejandro ¿tiene cuna?, ¿duerme en cuna?, ¿cuántos meses tiene? Cinco meses, todavía, hasta un año puede estar en su cuna. Nosotros tenemos un programa de Cunas ¿para qué? Para los bebés que están durmiendo en la misma cama que sus papás, para que no duerman en la misma cama, no duerman en el mismo espacio con su mamá porque es peligroso, o sea, el gobierno también tiene ese programa. Así que si no tienes cuna, vamos a encargarle a la secretaria que te la consiga con el DIF para que tu hijo tenga su cuna de la Ciudad de México.

 

Como esos, otros muchos programas. Tenemos también las placas que nos ayudan a servirles mejor, a identificarlas; qué tal si alguna se me desmaya por ahí y luego ¿yo a quién le aviso? si no traen ni identificación ¿a quién le aviso que se me desmayó? Imagínense todo el efecto, allá en la casa preocupados porque no llegó, nosotros atendiéndola en un hospital, preocupados, porque no sabemos de quién es familiar. Entonces todo mundo está preocupado por todos lados y nadie sabe de qué se trata.

 

Tenemos un programa ya de Alerta Social en donde yo te entrego una pulsera o una plaquita, y si te me desmayas, a la hora que yo vea el número le hablo a LOCATEL y ya sé a quién tengo que contactar. Es un programa de la Ciudad de México, porque aquí lo que buscamos es que todos nos ayudemos, y esa es una forma de ayudar.

 

Yo hoy quiero invitar a las mujeres de la Ciudad de México, a que se asuman así precisamente. Aquí la traemos ya, ésta es la plaquita, entonces aquí vienen un número, yo marco a LOCATEL, y aquí vienen el teléfono de LOCATEL por si se te olvida, o del Consejo Ciudadano, y con este número me dicen: “es fulana de tal, y ahorita le vamos a avisar a fulano o perengano o tiene que tomar tal medicamento. Qué tal si tienes que tomar algún medicamento especial y yo no lo sé.

 

Las mujeres de pueblos originarios, de barrios, de las comunidades, adultas mayores, a veces ya se nos olvida, viene la pérdida de memoria y se nos olvida cómo regresar a la casa, eso sucede eh, no es algo que estemos inventando. Con esto ya nada más hablamos: “pues ahora sí que el que está perdido soy yo. Dime cómo regreso a mi casa. Pues vives en tal lado…”

 

Entonces, dos presentaciones, una más de tipo pulsera y la otra como collar para ustedes.

 

Tenemos programas muy importantes, hoy estamos trabajando con SEDEREC varios programas de apoyo, varios programas de consolidación. Como decía la licenciada Rosa Icela: “Estamos en un cambio cultural, en un cambio muy importante con la Constitución de la Ciudad de México”, estamos hoy también recordando a luchadores de las comunidades indígenas, a los luchadores de nuestros pueblos.

 

Que además aquí muy cerca de este museo fue donde se fundó la Ciudad de México, donde se realizaron varias de nuestras tradiciones, donde se consolidaron, donde se libraron batallas, donde demostramos que somos un pueblo trabajador, y un pueblo que puede resurgir después de una batalla que prácticamente lo llevó a la destrucción de toda su ciudad. Esas son las historias que vamos conformando en nuestro país, esas son las historias que conformamos también acá en nuestra ciudad

 

Yo las quiero felicitar, les quiero decir que estos recursos que hoy estamos entregando casi de tres millones en total, son para ustedes, para sus familias, pero sobre todo para que haya proyectos productivos, para que ustedes de ahí sea solamente como se dice: “el capital semilla”, y de la semilla surja algo importante; un proyecto importante que ustedes pueden encabezar; un proyecto importante que dará mejor vida, mejor calidad de vida a sus familias, a ustedes mismas.

 

Así que, mujeres a mí me da muchísimo gusto estar con ustedes y por supuesto poder apoyar, poder colocar un granito de arena en esto que es una tarea que corresponderá a ustedes ya cristalizar, y que después nos digan: “oye fíjate que ahora lo que necesitamos es crecer. A lo mejor necesitamos un crédito porque esto ya va muy bien. Entonces de ahí nos podemos seguir ya a todo lo que venga.

 

Yo espero que haya mucha suerte, que haya mucho éxito. Felicitar a SEDEREC también por estas iniciativas, y por darle continuidad a los programas que son muy importantes.

 

Hemos entregado ya varios, varios millones de pesos en este programa, se seguirá realizando. Vamos a cuidar en el próximo presupuesto de la Ciudad de México que siga el apoyo para la mujer, que la mujer siga teniendo esto, ¿les parece bien?, ¿le hacemos así o no? Eso. Bueno, entonces vamos a seguir apoyando pues, a las mujeres. Ya lo verán para el próximo presupuesto también ahí vamos a estar con esta tarea.

 

Y ahora yo quisiera pedirles que impulsen con toda decisión, que impulsen con toda decisión esta fuerza de la comunidad indígena. Nosotros lo estamos haciendo allá en el proyecto que se envió de Constitución. Todas las opiniones son importantes, todas las opiniones son relevantes. La de ustedes es muy importante mujeres, es muy, muy importante, sobre todo porque ustedes lo viven muy de cerca todo esto; la mujer tiene esa capacidad de sensibilidad que es diferente a la del hombre, nosotros tardamos más en advertir esto que es muy sensible porque a ustedes la naturaleza las dota de estas capacidades especiales, y es por eso que los hijos somos tan apegados a las mamás, y las mamás tienen este gran instinto de protección innato, natural.

 

Y así como las mamás protegen a sus hijos, así también éste primer relator de Naciones Unidas, él que ya hacía referencia la licenciada Rosa Icela, que se ha adelantado en el camino, y que recordamos hoy y le rendimos tributo. Yo quisiera pedirles que le dedicáramos un minuto de silencio a este defensor, este relator de los pueblos indígenas, a Rodolfo Stavenhagen. Si fueran tan amables, un minuto de silencio para él por toda su lucha, por todo lo que significó la tarea de defensa de los pueblos indígenas en el mundo, esa fue su labor. Alemán nacionalizado mexicano; un gran defensor que siempre antepuso los intereses de los pueblos indígenas por sobre los propios (Minuto de silencio).

 

Muchas gracias, muchas gracias. Un tributo simplemente para este gran defensor. Y ahora mujeres les deseo mucho éxito, mucho éxito de veras. Con esto pues sigan en su tarea, en su labor, nosotros vamos a estar ocupados para que no les falte el apoyo, la atención y el cuidado de su gobierno en el próximo año, con todo y recorte presupuestal nos estaremos viendo. Cuídense mucho, un beso para todas, que estén muy bien.