Ceremonia de Graduación de la Policía de la Ciudad de México

Fecha: 24 DE MAYO DE 2016

Lugar:Instituto Técnico de Formación Policial, ubicado en Calzada Camino al Desierto de los Leones No. 5715

Muy buen día a todas, a todos ustedes. Quiero saludar a todos y a cada uno de los mandos de esta secretaría, empezando por su titular y por supuesto, también saludar a todos y cada uno de los integrantes de esta mesa principal, a quienes nos acompañan de otros países, a representantes de la sociedad civil, del trabajo cotidiano de la Ciudad de México.

Quiero saludar muy especialmente a los familiares de los egresados, de los graduados, a los papás, a las mamás que nos acompañan, ¿están por allá? ¿dónde están? a todos los familiares, los hermanos, los hijos, las hijas, los abuelos, todos los que vinieron el día de hoy a apoyar a nuestra policía, a su policía.

Qué bueno que están aquí, qué bueno que han estado haciendo un esfuerzo, porque el sol está fuerte –para quienes están recibiendo el sol—, pero estoy seguro que están sintiéndose muy orgullosas u orgullosos de ver a sus hijos, de ver hoy a sus hijos y a sus hijas convertidos en policías.

Ellos y ellas han hecho un esfuerzo muy importante y ahora tendrán que hacer un esfuerzo mayor, porque en sus manos estamos encomendando la seguridad de esta ciudad, de esta capital.

No es un tema menor, es una gran diferencia. No hay ninguna posibilidad de comparar a la Policía de la Ciudad de México, con la policía de ningún otro estado, primero por el tamaño, porque aquí estamos hablando de más de 80 mil elementos que día a día están cuidando a la capital de la República, que día a día están cuidando no solo a quienes habitamos en la Ciudad de México, sino a quienes vienen de fuera.

Un modelo policial probado, con un Mando Único, una policía que responde a una sola voz y que comprueba día a día que es efectiva en su actuar.

Solamente en lo que llevamos de este ejercicio de gobierno, hemos alcanzado una reducción cercana al 34 ó 40 por ciento en diferentes delitos.

Ahora estamos hablando de una policía que hará historia en la Ciudad de México también, porque es la primera policía que estará trabajando en el Sistema Acusatorio, y ese orgullo será de ustedes, papás, mamás, de sus hijos. Son los primeros policías que estarán trabajando como policía científica con todas estas capacidades que se han visto que se exigen en el sistema nacional y con otras adicionales para resguardar el lugar de los hechos, para preservar la evidencia, para comparecer ante los tribunales.

Con todo esto es que hoy la Ciudad de México da la bienvenida a estos 907 hombres y mujeres. A ustedes compañeros les toca una nueva generación de la Policía de la Ciudad de México, primero porque ha quedado atrás el Distrito Federal y así se denominarán ustedes, como Policía de la Ciudad  de México.

Y segundo, porque las capacidades que tienen que desarrollar son otras, ahora estamos con un gran centro de monitoreo trabajado con aliados estratégicos y que hoy por hoy me puedo aventurar a decir “es el mejor de todo el país”.

Y si no veamos punto por punto, en conectividad, en alcance, en efectividad y ahí están los medios de comunicación de testigos. Por eso los videos que se muestran a la ciudadanía son de nuestra policía y son de nuestro centro de monitoreo, que dicho sea de paso, agradecemos a Telmex conjuntamente con el licenciado Héctor Slim, dado que hemos hecho una alianza estratégica muy importante para dotar a la ciudad de la última tecnología y de la mejor capacidad de respuesta.

Ustedes también serán una policía que ahora tendrá que trabajar con mayor cercanía ciudadana, ¿por qué? Porque con ustedes estamos echando a andar un nuevo proyecto de Policía de Proximidad.

Las estaciones de policía —que ya han visto seguramente sus papás, sus familiares— ahora esas estaciones las verán en las calles, en los bajo puentes, en lugares de contacto con la gente. No queremos a la policía solo en los cuarteles, la queremos ahí, atendiendo a la ciudadanía.

A ustedes compañeros, les pregunto, a todos, a los graduados, hombres y mujeres: ¿están convencidos de servirle a la ciudadanía?, ¿están convencidos de poner por delante su vida para proteger a la Ciudad de México?, ¿están convencidos de ser dignos elementos de la Policía de la Ciudad de México?

Así es, hoy ustedes tienen una ampliación de su familia porque estoy seguro que a sus familiares los cuidan, los protegen, no les gustaría que nada les pasara. Hoy, así tenemos que  cuidar a nuestra ciudad, a esta ciudad que volteamos y la vemos con tanto orgullo y que vamos a seguir poniendo su nombre muy en alto.

Siéntanse orgullosos y orgullosas los familiares. ¿Se sienten o no orgullosos de sus hijos y de sus hijas? Ahí está también, dignos padres de la Policía de la Ciudad de México.

Compañeros, les deseo mucho éxito en su labor, los exhorto para que cumplan con todos y cada uno de los ordenamientos; para que respeten la Constitución de la República y las leyes que rigen su actuar; para que también sientan la satisfacción del deber cumplido, de la protección a la ciudadanía y de llegar siempre a sus hogares, siempre a sus casas, con la frente en alto, como debe  llegar la Policía de la Ciudad de México.

Nosotros, los que habitamos aquí nos sentimos orgullosos de nuestra policía y estaremos, por supuesto, muy atentos para que a ustedes les vaya bien porque así nos va ir bien a todos.

Muchas gracias compañeros por su esfuerzo. Hoy la calle está llamándolos para cumplir allá, afuera, con la gente, el deber de cuidar a la Ciudad de México. Felicidades, enhorabuena para ustedes. Muchas felicidades para sus padres, para sus madres y por supuesto, felicidades también para la Ciudad de México.

Aquí está su nueva policía y aquí la presentamos con todo orgullo. Muy buen día, que la pasen muy bien y muchas gracias.