Día Mundial de la Obesidad y la Diabetes. Clínica de reconstrucción post – pérdida masiva de peso en la CDMX

Fecha:14 NOVIEMBRE DE 2016

Lugar:Patio Oriente del Antiguo Palacio del Ayuntamiento.

Muy buenas tardes, buenas tardes a todas a todos ustedes, quiero agradecer la presencia del presidente de la Asociación Mexicana de Cirugía, muchas gracias doctor Héctor Noyola Villalobos. Muchas gracias también por este importante reconocimiento para la Ciudad de México, para todo el equipo del Hospital de Tláhuac, para el equipo de Rubén Leñero, para el doctor Ahued; es el equipo de salud de la Ciudad de México quien lo recibe y quien lo merece, así que estamos muy reconocidos y muchísimas gracias.

 

También agradecer la presencia de la Federación Mexicana de Diabetes, con su representante y de la Fundación Mundial de la Diabetes; así como de todos y cada uno de los interesados, hombres y mujeres que están aquí reunidos en este combate; a Novo Nordisk agradecer porque con ellos estamos trabajando varias de estas tareas y ha sido una ayuda sustancial para el Gobierno de la Ciudad de México.

 

Entonces, al mismo tiempo que brindan ellos la oportunidad de acceder a los medicamentos necesarios para este control o para tener una mejor calidad de vida, al mismo tiempo también están ayudando al Gobierno de la Ciudad de México y eso se lo reconocemos aquí con su representante. Le enviamos un saludo a todos los directivos de Novo Nordisk, correcto, bueno.

 

Mis amigos y amigas de los medios de comunicación, es muy importante esta reunión, es –diría yo- trascendental esta reunión que estamos teniendo; no solo por la conmemoración de esta lucha contra dos enfermedades que afectan a la población mexicana, que es la obesidad y que precisamente, tiene como referencia el 12 de noviembre, sino también por la correspondiente a la diabetes -14 de noviembre-.

 

Porque estas enfermedades y sobre todo ahora, la consecuencia misma de las dos: diabetes y sobrepeso está llegando ya a rebasar el discurso ¿A qué me refiero con eso? Miren, a nivel mundial más de mil 900 millones padecen sobrepeso, de los cuales 600 millones son considerados como obesos. Tradicionalmente hemos dicho y hemos repetido que una de las causas o digamos que la diabetes en sus consecuencias, es la segunda causa de muerte a nivel mundial. Ese es el discurso que hemos venido repitiendo y es el que hemos venido construyendo.

 

Nada más que los estudios, las estadísticas y las referencias hoy a nivel mundial nos están diciendo que estamos viviendo ya una situación de urgencia, no solo la Ciudad de México, sino yo diría nacional; porque esta causa está pasando a ser el primer lugar de muerte, más allá de las enfermedades cardiovasculares -que eran las que tenían el primer lugar-.

 

Entonces, es un llamado para todo el mundo muy importante y que sin duda todos debiéramos de atender. El sobrepeso no es solamente que te digan: “qué sano está porque está muy gordito” “sí es que el niño está gordito ¡qué sano! es que come muy bien”, eso debe ser la primer señal de alerta en los papás. Los papás, las mamás, debiéramos de estar con el semáforo encendido de manera permanente en cuanto se advierta que nuestro niño o nuestra niña tiene tendencia a la obesidad.

 

Tú lo sabes bien, tú lo sabes, tú sabes si tienes tendencia a engordar, no te tienen que decir después. Entonces, yo recuerdo cuando cumplí 40 años -hace apenas dos o tres años- que fui al médico y me dijo esa vez el doctor; mire, a partir de esta edad todo tiene que comer menos –hablando de nutrición, otras cosas también me dijo-, tiene que hacerlo a la mitad. Si se comía cuatro tortillas se tiene que comer dos, si tomaba tres platos de fruta cómase uno o uno y medio.

 

Y entonces, tienes que ir tomando conciencia que tu metabolismo es más lento y que tienen que seguir haciendo ejercicio, el ejercicio no es solo una cuestión de estética, es una cuestión de salud permanente y se lo tenemos que inculcar a nuestros hijos. Muchos damos gracias de que nos hayan inculcado el deporte porque si no quién sabe cuál sería nuestra condición.

 

Y luego, tenemos que ser conscientes también de que estamos en un país en donde se ha fomentado y que además nuestra gastronomía es tan rica, que tenemos muchos alimentos que son muy sabrosos, pero que no son para comerse diario, que no son para consumir diario y que tenemos que limitar los carbohidratos.

 

Tenemos que saber que hay que comer más verduras, aunque no nos guste todo el tiempo estar comiendo verduras, y que no se debe de comer tantos lácteos.

 

Pareciera que estoy dando una clase de nutrición, pero simplemente me estoy refiriendo a lo que hacemos todos los días. ´Malpasarte´ también es una causa para que puedas tener sobrepeso. Aquellos que dicen “no, es que no voy a comer entonces”, bueno, entonces el metabolismo lo que hace es acumular grasa porque siente que no tiene el alimento necesario, no se está activando. Los nutriólogos, los que saben de esto, recomiendan comer cinco veces al día para que el metabolismo esté activo, para que tú tengas una alimentación sana. Entonces, esto es una causa fundamental. Para nosotros, para los gobiernos, también esto es muy importante porque si logramos que nuestra población disminuya en obesidad y en diabetes, vamos a gastar menos, porque una persona que tiene diabetes puede ir acumulando otras enfermedades y puedes perder la vista y puedes requerir después diálisis y puedes llegar hasta el lamentable suceso de perder la vida. Lo cierto es que una persona que tiene estas condiciones llega a disminuir hasta en un 60 o 65 por ciento su calidad de vida, por eso se vuelve tan importante.

 

En nuestra ciudad, digamos, tenemos cuatro de los cinco factores de riesgo para llegar a una condición de sobrepeso o de diabetes. ¿Por qué? Porque estamos con un hábito o con una costumbre alimenticia que no es la correcta, porque hay un alto índice de hipertensión arterial, de hiperglucemia y, por su puesto también, por el tema de la obesidad en sí misma. Entonces, esto es bien importante. Yo creo que es tan importante que debiéramos tomar esta conciencia a nivel nacional.

 

Esta campaña que iniciamos hoy acá, este anuncio que estamos haciendo y que se va a complementar con esto que es el círculo azul; un círculo azul que es una referencia, pues, a que estamos tomando conciencia de lo que implica el sobrepeso y de lo que implica la diabetes. Como es costumbre, la Ciudad de México irá acompañada; se encargará el doctor Ahued de hablar con las áreas necesarias para que se acompañe en los edificios este color azul de lucha contra la obesidad y contra la diabetes. Así lo vamos a hacer como una referencia desde la ciudad con todas las agrupaciones que están comprometidas en esta tarea; aquí vamos ayudarles para que se tome conciencia de esto.

 

Fíjense, en México tenemos más de 10 millones de personas con diabetes. En la Ciudad de México el 13.3 por ciento de la población la padece y el 17 por ciento tienen pre-diabetes. Estoy seguro que todos conocemos a algún amigo cercano y eso no es algo bueno, es para que no conociéramos y fuera raro que tuviéramos a algún amigo cercano, pero desgraciadamente es más común de lo que quisiéramos.

 

Hoy estamos tomando conciencia de esto y estamos insistiendo porque la tasa de mortalidad –y este dato es muy importante– se ha duplicado en el país, de ahí que hablemos de esta tarea de urgencia de toma de conciencia en todo el país. La tasa de mortalidad se duplicó en el periodo 1990 a 2014, pasando de 53.6 muertes a 109.9 por cada 100 mil habitantes. Eso es muchísimo, muchísimo. Imagínense ustedes, si luego nos reclaman los homicidios y los homicidios tenemos 8 por cada 100 mil, quiere decir que esto mata más que cualquier otra conducta, esto mata más. La diabetes mata más, pero muchísimo más. Pasar al 109.9 del 53 quiere decir que es un crecimiento muy acelerado en un periodo corto, así que es muy importante, pues, que tomemos cartas en el asunto.

 

¿Qué estamos haciendo en la Ciudad de México? Bueno, pues tenemos a disposición de la población todas y cada una de nuestras clínicas en donde hacemos detección, donde hacemos medicina preventiva, incluyendo las clínicas –doce clínicas— en el Metro. Y también, ahora con esta tarea que estamos anunciando aquí, ¿cuál es la diferencia? Porque me decían “es que es lo mismo, ya se estaba haciendo la cirugía”, no, aquí están los expertos en cirugía bariátrica, que tenemos tanto en el “Rubén Leñero” como en el Hospital de Tláhuac. Pero ahora lo que estamos marcando ya como un  programa permanente del Gobierno de la Ciudad de México es la cirugía reconstructiva o la cirugía plástica –como se dice—, de manera común de las personas que son sometidas a la cirugía bariátrica. ¿Qué quiere decir esto? quiere decir que cuando tú estás en un procedimiento de cirugía bariátrica puedes tener una pérdida de peso, pues como la que aquí nos han platicado, tenemos una paciente que amablemente nos ha compartido su experiencia de vida de pérdida de 60 kilos de peso. Y tenemos también una experiencia aquí –¿de cuánto?— de 60 también; un hombre que también perdió 60 kilos de peso y ustedes están viendo la diferencia, en la calidad de vida debe ser abismal, las cosas que no hacías o que no podías hacer y que ahora forman parte de su vida.

 

Pero también estamos ayudando a las personas que tienen esta cirugía bariátrica, para que una vez que se realice la misma, entonces podamos tener la cirugía reconstructiva ¿esto es una ayuda importante? yo creo que sí, porque haciendo cuentas, la cirugía bariátrica puede estar costando –de manera privada- algo así como 200 mil pesos y la cirugía reconstructiva 200 mil cada cirugía, que puede ser que se necesiten mínimo dos o más cirugías.

 

En el Gobierno de la Ciudad de México lo vamos a hacer de manera gratuita para quienes más lo necesitan y las personas que tienen un seguro –un seguro de gastos médicos- el costo es verdaderamente muy inferior, puede estar alrededor de 40 mil pesos; para mis amigos y amigas de los medios de comunicación, que luego me preguntan “¿pero entonces cuánto cuesta si es con seguro?” bueno, con seguro de gastos médicos 40 mil pesos ¿más o menos doctor? y en el caso de que no se tengan recursos, puede ser totalmente gratuito.

 

Esto lo sumamos a la otra labor que viene realizando ya la Ciudad de México, que es cirugía reconstructiva también para las mujeres que son víctimas de cáncer de mama y que tienen que sufrir una extirpación, y también nosotros estamos haciendo esta cirugía reconstructiva. Esta es una segunda acción muy importante de cirugía reconstructiva; entonces yo creo tenemos todo. Miren, tenemos el cuidado de nuestras familias, que por supuesto que no quieren que tengamos ningún tipo de enfermedad; luego, tenemos los instrumentos necesarios en materia de salud.

 

No lo echen en saco roto, hay que hacerse un examen médico cada año, hay que hacer un examen médico cada año, eso salva vidas. Es mejor que hagamos prevención a que hagamos curación. Nosotros queremos apostar mucho más por la prevención. Hoy la Ciudad de México está anunciando esta tarea, este reforzamiento.

 

Y quiero decirles también, que y por eso le agradecía yo a Novo Nordisk, y además da constancia de algo bien importante, con ellos, con este importante apoyo, próximamente vamos a cumplir un compromiso -que fue un compromiso de campaña- en el sentido de tener una segunda clínica de tratamiento y de lucha contra la diabetes. Ahora la vamos a tener en el Oriente de la Ciudad de México, pronto los vamos a invitar para esa inauguración, desde ahora les agradecemos el apoyo, un apoyo económico sustancial muy importante, y obviamente, al doctor Ahued, que el próximo sábado se dará, dentro de este marco, este marco de combate a la obesidad de combate a la diabetes, daremos el arranque a este aniversario del “Muévete y métete en cintura” Ahí los vamos a esperar para que todo mundo se active, todo mundo haga ejercicio. No nos cuesta tanto trabajo, no es cierto que  necesites a fuerza estar en un gimnasio, hay muchos espacios donde hacer ejercicio, y obvio, lo que ya nos dijeron aquí, ojo con la diabetes, mucho ojo con la diabetes diría yo, mucho ojo, no ojo nada más.

 

Cuidemos a nuestros niños, cuidemos a nuestras niñas, cuidémonos nosotros; hagámoslo pues por nosotros, evitemos todo aquello que ya sabemos que no es compatible con la salud. Sigamos con la campaña de menos sal, tomar agua en lugar de las bebidas endulzadas; y bueno, de vez en cuando se puede tomar algo así, pero no hacerlo costumbre, no hacerlo hábito de vida.

 

Yo quiero reconocer el trabajo de todos y cada uno de los cirujanos de la Sociedad de Médicos, de las enfermeras que nos están ayudando también en los hospitales, de todos los trabajadores, de los trabajadores sociales, de las nutriólogas y nutriólogos que están trabajando con nosotros; muy reconocidos de su trabajo.

 

En la Ciudad de México estamos empeñados con esta tarea, pero está acelerado, entonces tenemos que reforzar esta campaña, esta campaña es muy importante para la ciudad, créanme, nada más hace falta ver esta referencia: 109 muertes por cada 100 mil habitantes, cuando en los homicidios, repito, tenemos 8 por cada 100 mil. Entonces, tomen ustedes conciencia de esto, tomemos todos cartas en el asunto.

 

Hoy la Ciudad de México anuncia que haremos institucional esta cirugía reconstructiva para las personas que sean sometidas a cirugía bariátrica, a fin de que todo incentive que tengamos cada vez más pacientes que confíen en nosotros. Agradecidos con las dos mil personas que han sido ya sometidas a cirugías exitosas en nuestros hospitales.

 

Muchísimas gracias, muy buen día y vamos con la campaña, mucho ojo con la diabetes, mucho ojo también a los compañeros de la fuente.