Contratación en el marco del acuerdo para el empoderamiento económico de las mujeres víctimas de violencia familiar en la CDMX

FECHA: 22 DE FEBRERO DE 2016

LUGAR:Patio Oriente del Antiguo Palacio de Ayuntamiento

TEMA:Contratación en el marco del acuerdo para el empoderamiento económico de las mujeres víctimas de violencia familiar en la CDMX

Muy buenas tardes, buenas tardes a todas, a todos ustedes. Hoy realmente podría decir a todas ustedes, porque prácticamente son mujeres las que nos acompañan.

Y qué bueno que así sea, que es este evento en donde estamos hablando de una línea de acción del Gobierno de la Ciudad de México en donde estamos hablando de una suma de tareas y una suma de compromisos, esté lleno de mujeres el patio central del edificio de gobierno, qué bueno que así sea.

Quiero saludar hoy la presencia de todos y cada uno de los integrantes de esta mesa principal; destacar por supuesto, el acompañamiento que hemos tenido en muchas de las tareas del gobierno de esta capital, de ONU Mujeres.

Agradecer por supuesto, la presencia y representación de ONU Mujeres, que siempre nos impulsa y nos alienta para continuar con muchos de nuestros puntos todavía por abordar en este Memorándum de Entendimiento que tiene la Ciudad de México.

La única ciudad, por no mencionar la única entidad federativa de nuestro país que tiene un Memorándum de Entendimiento con ONU Mujeres.

Eso vale la pena destacarlo y refrendarlo cada vez que podamos, porque el trabajo es por ustedes, es para ustedes y es el compromiso que tiene esta ciudad.

Saludar y también agradecer mucho todo lo que ha sido esta asesoría y este acompañamiento de Luz María de la Mora, del programa WEConnect International, porque es muy importante que nosotros sigamos impulsando.

Lo que se está proponiendo acá, esta línea de acción que se viene manejando con la Secretaría del Trabajo, con la secretaria Amalia García, para empoderar a las mujeres; con las tareas propias de INMUJERES, con Teresa Incháustegui; con un factor muy importante que hoy quiero destacar, que es el presidente del Sindicato de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México.

Bien podría ser –como ya se dijo aquí— que estas plazas, estos lugares estuvieran como tradicionalmente estaban, pues reservados para hombres, porque parecía que esto era una línea de continuidad. Y si ahí había hombres, pues había que seguir estando en la fuerza de trabajo con los hombres.

Pero, en este gobierno hemos apostado y hemos refrendado que estas oportunidades laborarles que se tienen en el Gobierno de la Ciudad de México, se abran hacia otros espectros.

Por ejemplo, también con Juan Ayala, con el presidente del Sindicato de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México, abrimos nuestras plazas, nuestra fuente laboral a las personas con discapacidad. Y hoy están trabajando con  nosotros personas con discapacidad en diferentes áreas de gobierno.

Y eso nos llena de mucho orgullo y nos llena de mucho gusto, y vamos a seguirlo haciendo.

Y ahora también a las mujeres, a las mujeres víctimas de violencia –-en esta ocasión—, pero digamos que en general a la fuerza de las mujeres, lo que representan.

Hoy con una tarea muy específica, y otra vez el sindicato en esta conjunción, en este trabajo de coordinación con la Secretaría del Trabajo dijo: “Sí, nosotros creemos que hay que apoyar a las mujeres también”.

Muchas gracias Juan, mi reconocimiento por esta tarea, gracias a todos los secretarios generales, que todos van a participar en lo que hoy se está sumando.

La Ciudad de México está comprometida, con el secretario de Desarrollo  y sus diferentes integrantes del equipo, del staff, para la protección de las mujeres, para acercar beneficios a las mujeres.

Con INMUJERES, que apenas hace algunos meses, apenas concluyendo el año pasado inauguramos ya nuestra primer tarea central, centro de justicia, lugar especifico de atención para ustedes. Utilícenlo, lo creamos para ustedes.

Ahí se defiende a la mujer, ahí se asesora a la mujer, ahí hay empoderamiento para la mujer, ahí hay todo lo que se pueda necesitar. Está en Azcapotzalco, es el primero  que tiene la Ciudad de México.

Fue un compromiso que hicimos desde la campaña y que ya lo tenemos y es una realidad. Vamos por otro ya, ya platicamos con ONU Mujeres, que además nos dijo: “Lo que tiene este Centro de Justicia de la Ciudad de México, no lo tienen otros”.

Así que habrá que buscar el modelo para que se pueda replicar.

Queremos siempre cumplir no solamente con lo que se nos marca, sino ir más allá.

Qué podemos innovar en la tarea y en el compromiso de atención a la mujer.

Hoy tenemos pues, por ejemplo, otra de las tareas con ONU y no solamente en la línea que pudiéramos pensar de mujeres o niñas o adultas, sino en una tarea conjunta.

Dónde lo hemos logrado, y también tiene que ver con la lucha contra la violencia.

El programa de las cunas, el programa de las Cunas CDMX. Platicábamos el otro día con ONU, con la representante de ONU que nos visitó y decía: “Cuando a un niño o a una niña se le deja en el mismo espacio donde está con su mamá y corre algún riesgo se está generando violencia, esa es otra forma de violencia que hay que combatir.

Y esa es otra forma de empoderar a las mujeres, cuando nosotros entregamos esa cuna a aquellas madres que no tienen otra posibilidad más que el mismo lugar donde duermen con sus maridos, de que estén sus bebés.

Vamos a seguir con esta tarea y vamos a seguir apoyando.

Hoy quiero decirles otra cosa que estamos haciendo ya en la ciudad y que en breve vamos a poner a trabajar.

Estamos rediseñando los operativos para “Viajemos Seguras”, estamos rediseñándolo también de la mano de ONU Mujeres, porque nos interesa también que ustedes en el transporte público viajen así, viajen seguras.

He ordenado ya que en breve se pongan en funcionamiento otras unidades del programa ATENEA, que ya se veían un poquito averiadas, ¿no?

Ya se veían un poquito traqueteadas –bueno—, pues ya ahí vamos por las nuevas para ustedes también, para las mujeres. Esta es otra cosa que en breve vamos a poner a funcionar para todas ustedes.

Algo más que está funcionando y está funcionando bien en el Gobierno de la Ciudad de México, los horarios para convivencia de la familia. Cada 15 días, cada dos viernes, es decir, un viernes sí un viernes no, estamos dando un horario familiar. Espero que esté funcionando.

Hoy quisiera escuchar las voces de mis compañeras –que sé que está funcionando por lo que me ha dicho el sindicato—, porque se están yendo a las tres de la tarde a convivir con sus familias. Para qué las queremos aquí, para qué queremos que estén aquí hasta cumplir horarios que a veces llegaban a las nueve de la noche.

Desde las tres de la tarde se van los viernes y van a una convivencia, que además coincide con los días que sus niños o sus niñas no tienen escuela y entonces lo empatamos.

En algún viaje que tuvimos me abordó una mujer  que venía de Baja California, ya lo había yo comentado alguna vez.

Y me dijo: “Qué bueno que están haciendo esto en la Ciudad de México, porque nosotras como madres ya no tenemos convivencia con nuestros hijos; salimos muy temprano, ellos se van a la escuela y regresamos cuando ya están dormidos y ya no los podemos ver”.

Y esta es la filosofía y es el espíritu, por eso lo implementamos acá en el horario familiar.

Y hoy quisiera yo aprovechar la presencia del presidente de ANTAD. Como ustedes saben, él representa una de las líneas económicas más importantes de la Ciudad de México con todas las tiendas de autoservicio que tiene esta capital.

Y yo quisiera –porque sé que además está en su agenda— que este programa que hoy estamos trabajando con las mujeres para poder contratarlas, para poder empoderarlas, también la ANTAD en breve tuviéramos una propuesta para tener una mayor amplitud de contratación, para ampliar. No sé como lo ves, presidente, ¿sí?, ¿le entramos?

Bueno, pues entonces con el licenciado Vicente Yáñez, seguramente vamos a encontrar una gran respuesta para otras compañeras, para que además de que el gobierno contrate, también la iniciativa privada a estas mujeres, a ustedes, también muestre una oportunidad, porque todos estamos formando parte de la Ciudad de México y todos estamos impulsando en su  economía.

Y bueno, antes de concluir y antes de reiterar mi reconocimiento a todos ustedes, a todos lo que están haciendo posible que hoy en este programa específico empoderemos a las mujeres que han sido víctimas de violencia, quisiera hacer otra reflexión.

No vamos a quitar el dedo del renglón de los rechazados. ¿Por qué? Y, ¿por qué viene a colación hoy? –estoy hablando de los estudiantes rechazados—.

Viene a colación porque también las mujeres están incluidas ahí, porque también hay estudiantes mujeres que son parte de este rechazo o de este etiquetamiento y que después sufren violencia. Y después por eso mismo se generan todas las consecuencias que ya conocemos.

Esta misma semana estamos solicitando una cita con el Secretario de Educación Pública del gobierno federal para hacer algo potente, para que trabajemos todos y todas. Necesito que ustedes me ayuden, ¿me pueden ayudar en esta tarea?

Para que la hagamos a una sola voz, que no haya rechazados en el país, de eso se trata, ni rechazadas.

Ahí vamos a apoyar a las mujeres también y vamos a dar un paso bien importante, van a ver como sí se puede.

Son 150 mil los rechazados hombres y mujeres, si la Ciudad de México ya captó 15 mil en el primer ejercicio, yo creo que podemos quedarnos con cero rechazados, cero rechazados.

¿Podríamos lograrlo en 2016? Yo creo que sí y ahí vamos a tener otro avance importante en favor de las mujeres.

Por lo pronto ustedes sepan que nosotros estamos trabajando para que estén protegidas, para que tengan oportunidad, para que tengan desarrollo, para que tengan siempre una posibilidad en esta ciudad.

Vamos a seguir construyendo políticas públicas con ese entusiasmo, con lo que ustedes nos inspiran, hagamos más espacios de comunicación, queremos saber lo que ustedes piensan y queremos conocer todo su potencial, porque las mujeres tienen un potencial de creatividad infinito.

Así el Gobierno de la Ciudad quiere aprovechar ese potencial. Queremos que la ciudad se siga vistiendo de rosa, no importa que nos critiquen de vez en cuando, a mi el color rosa sí me gusta.

Así que la ciudad sigue siendo eso, la Ciudad de México, porque hasta ahí tiene ese tinte femenino, no es “el Ángel de la Independencia”, la verdad es que es una “Victoria Alada”, es femenino también.

Y esta ciudad tiene una tendencia muy importante, que es cuidar a la mujer. Nosotros las queremos mucho. Les dejamos un beso y todo nuestro amor, que la pasen muy bien.