Convenio de Colaboración entre la CDMX y la ciudad de Montevideo

convenioFecha:28 MARZO DE 2017

Lugar:Montevideo, Uruguay.

Me da muchísimo gusto poder estar aquí en Montevideo, poder conocer esta bellísima ciudad de la cual tanto habíamos conversado ya con Daniel —cuando el señor Intendente nos distinguió con su visita en la Ciudad de México—, una relación que data de 1831 entre Uruguay y nuestro país; pero una relación también que coincide mucho en luchas, que coincide mucho en aspiraciones y que nos ha llevado a ser ciudades hermanas.

 

Que nos ha llevado a compartir muchos de los anhelos, a que México observe con mucho cuidado cómo es que Uruguay y cómo es que sus ciudades, cómo es que Montevideo realizan políticas públicas tan exitosas y tan valientes.

 

Temas complejos como el combate al asunto del aborto, como la legalización de la mariguana, como el rompimiento de estas barreras de desigualdad que tanto afectan a las comunidades.

 

Un trabajo de izquierda de más de 27 años confirmado, corroborado aquí en Uruguay que da muestra de esta lucha, de una lucha valiente que ahora en Montevideo encabezada por un hombre de talento, por un hombre de convicción, de quien yo no tengo que destacar sus virtudes porque hablan los hechos; desde la lucha sindical, el trabajo profesional y la conducción política.

 

Porque eso es lo que la gente reconoce y la gente reconoce cuando hay trabajo y cuando hay resultados.

 

Hoy tiene Uruguay un posicionamiento internacional que es fruto de eso, de su gente, de su trabajo y que nosotros reconocemos absolutamente.  La región más democrática de América, la región  con menos corrupción —que ese es otro punto también muy, muy importante— y una ciudad, en el caso de Montevideo, que está además trabajando en lo que platicamos Daniel y yo en aquella visita, que fue: las nuevas metas, la nueva visión de ciudades sustentables.

 

Un Intendente, que lo veo en su vehículo eléctrico —al igual que la Ciudad de México—, a nosotros nos ven raro porque pareciera que los políticos siempre tendríamos que andar en esas grandes camionetas y en esos vehículos pesados y no; yo creo que ahora lo que el mundo está pidiendo es esto y llegar y observarlo en este vehículo es una muestra del interés que tiene porque la ciudad, su ciudad, vaya en sintonía con la sustentabilidad.

 

No es solamente eso. Sé que tienen un trabajo muy importante en energías renovables, en la tarea misma de la generación de electricidad a través de energías limpias, en un trabajo de rescate urbano muy importante que esto es algo que debiéramos hacer todas las ciudades como eje de política pública: transporte público, rescate de zonas complicadas, es decir, todo lo que es analizar las vocaciones de las ciudades y poder hacer rescates sustanciales; y el trabajo de romper estas barreras de desigualdad, tener puntos de partida en todo lo que sea nuestra territorio, se vuelve sustancialmente importante y mi amigo Daniel Martínez lo está haciendo, lo está haciendo con mucho entusiasmo.

 

Hoy mismo vamos a conocer parte de estos rescates que ya observamos en una ciudad que se respira con tranquilidad, que se vive, porque desde que llegas a la ciudad empiezas a vivir esto que es una buena vibra, una convivencia armoniosa y de progreso. Tanto por los comentarios que he recibido del señor embajador Arroyo, como por los comentarios del propio equipo de mi querido hermano Daniel y de su lucha.

 

Él siempre en una lucha por la gente desde que yo lo conocí en la Ciudad de México. Siempre en estas frases de “arriba y la gente y vamos” y hoy en el debate de si nos poníamos corbata o no nos poníamos corbata, que definitivamente optamos por no ponernos corbata porque es parte de lo que identifica esto que es un trabajo con la gente.

 

Sencillos, sin más protocolos que lo que son los resultados. Nadie es más que nadie y yo creo que esto es un lema que parte y que tiene una base sustancial de inicio, de empuje, nosotros creemos que ahora podemos compartir muchas de las tareas, aprender nosotros de lo que está haciendo Uruguay, de lo que está haciendo Montevideo en la Ciudad de México.

 

Siempre estos viajes nos permiten compartir buenas prácticas, para nosotros es un orgullo poder estar aquí, es un motivo de gran satisfacción de nuestra ciudad compartir esta política pública que está dando la vuelta al mundo de “El Médico en tu Casa”, es sensible, es para llegar a la gente que más lo requiere, que más lo necesita, es una estrategia muy focalizada que está dando resultados en esa parte dura que son las cifras en donde tienes que mostrar cuáles son esas zonas de efectividad de la política pública. Y esto lo está mostrando.

 

Una ciudad con la necesidad de atender a 17 millones de personas como la Ciudad de México, con 9 millones que dormimos ahí, pero con otros 6, 7 millones que nos llegan todos los días a trabajar y que también se parece a Montevideo, porque estaba yo escuchando con atención a Daniel que me decía: “acá están llegando cuando menos 300 mil personas día a día, que no están viviendo acá pero que vienen a trabajar a esta zona y también hay que dar servicio, seguridad, atención, luz, movilidad, todo”.

 

Entonces, yo creo que hay muchas cosas que nos unen, un trabajo progresista, un trabajo hacia el pueblo, hacia la gente, hacia la población, los debates que ahora se están planteando en la política muestran que la efectividad está ahí, en el contacto, en el resultado y yo creo que Daniel Martínez tiene todo para seguir en esta tarea y en esta carrera ascendente, que el muestra, porque siempre está apuntando hacia arriba, siempre está apuntando a seguir a nuevos retos.

 

Yo estoy seguro que él tendrá nuevos retos en su mente que deberán de irse cristalizando porque su trabajo así lo muestra, es un trabajo de continuidad, de ascenso y siempre que se ha propuesto algo, de lo que conocemos de su historia, pues lo ha logrado.

 

Entonces yo auguro que estará en esta misma línea de ascenso y de trabajo por su ciudad, por su país y qué bueno que hoy nos permitan reforzar esto que ya tenemos, de ciudades hermanas, de agrandar esta tarea, una tarea por la gente, en donde nosotros aprenderemos de Montevideo muchas las cosas, con el doctor Ahued, que ahora es el encargado de esta tarea de “El Médico en tu Casa” y con el equipo que nos acompaña.

 

Estaremos muy atentos querido hermano, de poder llevar adelante esta relación, una relación fructífera, una relación que muestra, que ahora más que nunca y lo platicábamos en la mañana, México tiene que voltear hacia el sur, ahora más que nunca, nosotros tenemos que voltear al sur y tenemos que ante la cerrazón que se está viviendo en el gobierno de Estados Unidos de Norteamérica, voltear al sur y por eso nosotros estamos volteando al sur también para poder reafirmar nuestras políticas y creo que nuestro país pues estará apuntando a eso, a voltear al sur, a voltear al sur en la producción, en los satisfactores, en la política, porque lo que nos hace fuerte o lo que nos hace fuertes a los mexicanos es esta relación de hermandad que tenemos en toda América, sin necesariamente tener una interdependencia.

 

Yo creo que a veces los políticos y las políticas públicas lo que viven son situaciones inerciales y cuando rompes la inercia entonces hay que buscar otras zonas de oportunidad.

 

Así pasó con la lucha del salario mínimo, así fue como la rompimos una inercia de 70 años en la conducción y una caída de 30 años clarísima del salario y de repente la rompes.

 

Yo creo que ahora lo que debemos buscar este fortalecimiento de los americanos que queremos trabajar con los americanos.

 

México, insisto, debe voltear al sur y hacer ese trabajo de manera consistente, por eso para nosotros es un gran privilegio.

 

Hoy compartía yo con mi querido Daniel y con su equipo de trabajo que la Ciudad de México acaba de promulgar la primera Constitución, conste que se fundó en 1325 la Ciudad de México, se fundó en 1325; y apenas 2017 me ha tocado el privilegio de hacer esta publicación de la primera Constitución, en donde muchas de las luchas, de las luchas de Montevideo, de las luchas de Uruguay, de las luchas de nuestra gente están plasmadas desde el punto de vista aspiracional, pero también en el terreno de los hechos.

 

Es un gran privilegio para mí poder haber firmado este documento, que decíamos en una de la lecturas, que decía si los conflictos o si presentan los conflictos se resolverán, decíamos, como somos nosotros, se resolverán vía Whatsapp, si es que hubiera algo, porque es un hermanamiento sincero, transparente, claro y así de trabajo continuo, así es como seguiremos con Montevideo y con todo lo que venga, querido Daniel, en donde tú nos permitas acompañar esta tarea, lo haremos con mucho gusto.

 

Otra vez gracias al señor embajador, también, por todas las atenciones, a todo el equipo de la embajada, a todo el equipo de trabajo del señor Intendente de Montevideo, muchísimas gracias.

 

Es un honor para la Ciudad de México estar aquí. Y poder tener este compromiso de trabajo que nos va a hermanar mucho más de lo que ya somos ciudades hermanas.

 

Gracias y muy buenos días a todos.