Presentación del Boleto Conmemorativo “Defensa de la Educación y las Escuelas Públicas”

boleto metroFecha: 25 AGOSTO DE 2016

Lugar: Macro Plaza de los Trabajadores del STC, ubicada en Delicias No. 67, Centro Histórico.

Muy buenos días a todas a todos ustedes, sean muy bienvenidos maestros y maestras de México, muy bienvenidos a las instalaciones del Sistema de Transporte Colectivo Metro, todas y todos ustedes.

Reitero y corroboro, suscribo lo aquí se ha dicho, nos sentimos muy orgullosos de ustedes y de su presencia, es muy grata el día de hoy.

Saludo y agradezco la presencia del señor presidente del Consejo General del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, del maestro Juan Díaz de la Torre; quiero saludar también la presencia de la presidenta y del presidente de los Comités Nacionales que nos acompañan el día de hoy; saludo también a nuestro secretario General del Sindicato Nacional de Trabajadores del Sistema de Transporte Colectivo Metro.

Quiero saludar al secretario General del Sindicato Nacional y también a los coordinadores de grupos parlamentarios que nos acompañan el día de hoy y a los diputados, a legisladoras, a todos aquellos que de una u otra manera están en la misma sintonía de lo que aquí se ha dicho, de que le vaya mejor a los maestros de México.

No quiero dejar de saludar también, de manera especial, al presidente del Instituto Nacional de Administración Pública, muchas gracias por su presencia; al presidente del Comité Nacional del Partido Nueva Alianza, muchas gracias al maestro Luis Castro Obregón.

A todos y cada uno de los Comités Ejecutivos que nos acompañan hoy, del Estado de México, de Querétaro, de Tlaxcala, de Morelos y de Puebla, muchas gracias.

A mis compañeros de Gabinete y de Gabinete ampliado del Gobierno de la Ciudad de México; la anfitrionia del señor director del Metro, muchas gracias Jorge; al secretario de Educación y por supuesto, a mis compañeros de Metro que nos acompañan el día de hoy también.

Amigos y amigas de los medios de comunicación, estamos muy claros de que México hoy más que nunca requiere de educación, los retos son mayúsculos, todos los días estamos viendo diferentes noticias en donde se requieren estrategias para la economía, para el desarrollo, para el avance, para el progreso de nuestro país. Y eso en todas las medidas y en todos los enfoques que podamos realizar pasa por la educación, pasa por mejorar las condiciones de preparación de mexicanos y de mexicanas en todo lo largo y ancho de nuestro país.

Esto demuestra que las bases de esa formación siguen siendo los pilares fundamentales, desde la historia inicial de nuestro país, desde la historia de los pueblos indígenas siempre ha habido una nota de educación, siempre se ha hablado de que la educación es sin duda el factor para hacer a los hombres libres, es el factor fundamental del desarrollo de hombres y mujeres a lo largo de toda la historia.

Y así en la historia de nuestro país muchos hombres y mujeres han dado incluso su vida por la educación, han dejado en largas jornadas todo lo que significa para ellos la existencia, así la historia de México ha mostrado la evolución de este proceso y de la forma en que se educa al pueblo mexicano.

Desde los planteamientos de Morelos en “Los sentimientos de la Nación” a la obligatoriedad marcada por Juárez en una lucha sin descanso, a los principios de la Constitución de 1917 que aquí se han reiterado y se han refrendado, a lo que hoy todos, todos, estoy seguro todos estamos convencidos de defender, que es la educación pública, laica y gratuita de eso no creo que haya un solo mexicano, mexicana que no quiera defender porque es por nuestros niños y por nuestras niñas que lo tenemos que hacer.

Hoy yo quiero reconocer al Presidente del Consejo General del Sindicato Nacional, quiero reconocerlo porque la Ciudad de México el lunes apenas daba cuenta señor presidente de que prácticamente el 99 por ciento de sus escuelas estaban en las aulas, eso se los tengo yo que reconocer a nombre del Gobierno de la Ciudad de México. 4,200 escuelas, de 4,200 escuelas tuvimos un cierre en 11 nada más, eso de verdad nosotros lo reconocemos.

Es cuando vemos a los niños y a las niñas en las aulas, que nosotros podemos tener una esperanza, como bien lo dijo aquí el presidente. Estamos hablando del México que queremos dentro de 15 años, o 20, estamos hablando del México que podemos construir juntos.

Es claro que la transformación educativa no solamente está en México, está en el mundo, la transformación de los procesos educativos es una constante de evolución, y México no escapa a esta dinámica, aquí se ha dicho y se ha dicho bien. Nosotros tenemos que seguir en esa ruta, no estamos en contra de ello, mucho menos estamos en contra de que le vaya bien a los maestros, todo lo contrario, aquí desde la Ciudad de México estamos apoyando os programas de vivienda, aquí tenemos el programa que se llama “Contigo Maestro”, en donde estamos apoyando la capacitación, donde estamos apoyando la profesionalización, en donde estamos participando también económicamente para poder apoyar esta idea de superación.

Hemos encontrado en los maestros -y hoy lo tengo que decir así-, “una gran sed de superación”, de ir cada vez más allá, de ir cada vez más lejos. En el programa “Contigo maestro” empezamos con un diplomado, ya nos piden maestría también, y vamos a seguir apoyando a los maestros, vamos a seguir con esta línea de acción, no tengan ninguna duda.

Hoy a los legisladores, a los distinguidos legisladores que nos acompañan el día de hoy, a las mujeres de acción porque habrá que recordar que a veces nos quejamos de la infraestructura en las ciudades y claro que hay que hacer un esfuerzo por mejorarla, pero y qué me dicen de los maestros que están en la selva, o de los maestros que están en las zonas desérticas, o de los maestros que están en zonas verdaderamente difíciles que están dando hoy clase a niños y niñas mexicanos.

Hay que pensar en todos ellos, hay que reconocer su esfuerzo, hay que reconocer su trabajo. Son formadores, son quienes de manera conjunta con los padres forman a los hombres y mujeres de nuestro país. Son, incluso, los únicos que están autorizados por los propios padres a regañar a nuestros hijos, a corregirlos, a enseñarles, a darles valores, a formarlos, eso es una gran tarea. De verdad es siempre envidiable la labor de los maestros y de las maestras y es digna siempre de encomio.

Yo quiero hoy reconocer de nueva cuenta su tarea, reconocer al presidente en su nada fácil labor, pero es una labor que está teniendo un eco nacional y que me parece y reitero no estamos en contra nunca de la superación de los maestros, yo creo que ahí todos coincidimos.

No estamos en contra de la transformación de la educación para bien de los mexicanos y de las mexicanas, no estamos en contra de nada de eso, lo único que queremos es que no se afecte a niños y a niñas en su formación, eso creo también todos estamos de acuerdo.

Así que para el metro y para la Ciudad de México es un motivo de orgullo reconocer estos principios, los principios de la educación gratuita, de la educación laica, de la educación pública que se tienen que defender siempre en todo lugar.

Por eso 10 millones y más porque estos boletos circulan por supuesto también y pasan en las casas y los ve la familia, 10 millones y más sabrán que la Ciudad de México es solidaria con los maestros, con su lucha, con su superación y, por supuesto que, desde aquí estaremos alzando la voz por ustedes.

Muchas felicidades. Gracias presidente, gracias a todos.