Día del Médico (Galardón al Dr. Julio Frenk)

jefe-de-gobierno-del-distrito-federalFecha:23 OCTUBRE DE 2017
Lugar:Pepsi Center WTC.
Muy buenos días a todas y a todos ustedes. Primero quiero decirles que van a estar otras 20 pantallas que van a estar en la rifa, no se nos vayan; la celebración del “Día del médico” continúa, así que no se vayan a ir por favor.

Quiero agradecer y reconocer la presencia del Doctor José Ángel Córdova Villalobos. Quiero conjuntamente con todos los que estamos aquí y obviamente por su designación en esta etapa, en esta fecha y con esta situación que hoy hemos refrendado, nuestro compromiso de los médicos, de las doctoras, de todo el servicio de salud de la Ciudad de México en favor de la ciudadanía, volver a brindarle un muy fuerte aplauso por esta distinción al mérito médico de la Ciudad de México 2017, muchas felicidades querido Doctor.

Todos reconocemos su labor, su tarea y al mismo tiempo quiero también saludar la presencia de tan distinguidos y distinguidas Secretarios y Secretarias de Salud que hoy nos acompañan; muchas gracias a todos y cada uno de ustedes.

Por supuesto saludamos al Doctor de la Fuente, muchas gracias por estar aquí, muchas gracias por su presencia; a la Doctora Mercedes Juan también muchísimas gracias, gracias por estar aquí; bueno esta Salomón Chertorivski también fue Secretario de Salud, también fue Secretario de Salud.

Y también fue Secretario de Salud del Gobierno de la Ciudad el Doctor Mondragón, así que también lo saludamos y también le damos un fuerte aplauso. A todos y cada uno de ustedes nuestro reconocimiento, la tarea que realizan el día a día es fundamental para el cuidado de todos y de todas.

A nuestros amigos de siempre, a nuestros amigos que han apoyado fundamentalmente el programa “Médico En Tu Casa” hoy también les reconozco por esa tarea. A todos y cada uno de los directores de las diferentes universidades que nos acompañan el día de hoy; a Politécnico, a la UNAM, por supuesto a la Universidad Justo Sierra, a la Panamericana, a la Anáhuac, a West Hills, a la UAM, a la Escuela Superior de Rehabilitación, gracias a todas estas instituciones académicas por acompañarnos.

Quiero también agradecer a Banorte y a Santander que nos han apoyado mucho para tener hoy estos reconocimientos a nuestros médicos, a las doctoras. A nuestros amigos del Gremio de los artistas, a cantantes como Coque Muñiz, muchas gracias, a Jorge Ortiz de Pinedo, a todos los que nos están ayudando siempre en las tareas de difusión; en todos los lugares, en todos los rincones.

En todos lados siempre, muy reconocidos y muy agradecidos. Hoy también saludo, a quienes junto conmigo estamos al frente de los tres pilares de Gobierno de la Ciudad de México: al Presidente del Tribunal Superior de Justicia y al Presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa. Tenemos todavía una tarea al frente de esta ciudad que debemos de impulsar y seguir impulsando.

Y sobre todo a todas y todos ustedes, a todos los médicos, a todas las doctoras, a todas y todos ustedes nuestro reconocimiento, verdaderamente es una gran labor la que se realiza en esta ciudad.

Mire, los servicios de salud de esta ciudad, siempre lo hemos dicho, equivalen en su dimensión, en su proyección y en la ejecución de los mismos, a la tarea de dar salud a países completos, porque nosotros en el día a día, no estamos atendiendo solamente a 9 millones de habitantes, de los que dormimos acá.

Estamos atendiendo a más de 14 o 15 millones de personas y solo hay que visitar a alguno de los hospitales que tenemos aquí en la Ciudad de México, para que veamos que a veces entre el 30 y hasta el 40 por ciento no son de la Ciudad de México; vienen de otras partes, vienen de la zona metropolitana o vienen incluso, del interior de la República.

Así que, este epicentro, este centro neurálgico de salud, es por eso, que tiene bien ganada esta reputación y que tiene bien ganada la celebración del “Día del Médico”, que hoy nos convoca a todos nosotros.

Va ese reconocimiento desde aquí, desde la Jefatura de Gobierno. Estamos trabajando en el día a día, para generar mejores condiciones, estamos trabajando y estamos dando respuesta a la ciudadanía. Acabamos de pasar una prueba muy difícil, una prueba muy dura, quiero reconocer a todos y cada uno de ustedes.

Tuvimos aquí en la Ciudad de México aproximadamente unos mil 500 o mil 800 damnificados, personas que sufrieron consecuencias por el sismo del 19 de septiembre y que requirieron atención médica. Y sin descanso y sin anteponer otra cosa más que el servicio para el que siempre han sido formados, los médicos y las doctoras estuvieron ahí ayudando.

Más de estos mil 800 que en el servicio de salud,concretamente de nuestra ciudad, tuvimos alrededor de 800 personas hospitalizadas.

Hoy solamente tenemos cinco y quiero decirles que se los agradecemos mucho, se los reconoce la ciudad, tenemos una experiencia más que contar de éxito de los servicios de salud de la Ciudad de México. No tuvimos nada que lamentar, por el contrario, muchas historias que yo me las llevo, que yo las tengo, pero que las comparto con ustedes.

Agradecimientos en todas partes, en las visitas médicas que hicimos a las personas que estaban hospitalizadas, nos decían, les agradecemos mucho, les agradecemos a los doctores, les agradecemos a las enfermeras, les agradecemos a todos los que nos están cuidando.

Me tocó personalmente ver y atender en su queja y por supuesto en su agradecimiento también, en su queja por los dolores que todavía padecía, pero en su agradecimiento porque tenía una esperanza de vida de frente a un acontecimiento muy fuerte que fue este sismo, a una mujer que venía del Estado de Morelos, con doble fractura, la fractura en sus dos piernas.

En el inicio le habían dicho que iban a tener que amputarla. Llegó a uno de nuestros hospitales y con nuestros médicos especialistas, que siempre lo he reconocido, son de muy alta especialización, ahí se le salvaron las dos piernas y ahí ella lanzó un agradecimiento, volteó hacia arriba y dijo: gracias a Dios que llegué y que me están atendiendo aquí en la Ciudad de México.

Ese agradecimiento es para ustedes, para mis doctores y mis doctoras con mucho cariño a cada uno de ustedes.

Miren, generalmente platicamos cuando tenemos estos eventos, de cómo va El Médico en Tu Casa. Es un programa que estoy seguro seguirá teniendo muchos reconocimientos nacionales e internacionales. Seguiremos adoptándolo y serán adoptados por otros estados de la República Mexicana y por otros países y por otras ciudades y eso se debe a la labor que se hizo aquí, a que demostramos que se llega a los lugares en donde no, de manera común, no normalmente, se puede acceder.

Y por eso quiero reconocer hoy al Doctor Ahued, por toda esta tarea y por todo el impulso que ha dado a El Médico en Tu Casa, quiero reconocer también al Doctor Ahued porque este 19 de septiembre y todos los días que pasamos con desvelos, con preocupaciones, han dejado a la Ciudad de México un ejemplo de procedimiento, porque se hizo un cerco sanitario, porque no tuvimos ninguna consecuencia tampoco hacia la población.

No sólo se cuidó a quienes estuvieron en los hospitales, cuidamos a toda la ciudad para que no hubiera ninguna consecuencia que lamentar, el cerco sanitario ha funcionado a la maravilla, ha funcionado a la perfección.

Hoy todavía seguimos aplicando vacunas, llevamos miles y miles de vacunas aplicadas y todos los días seguimos con esta tarea, una tarea importantísima de vacunas contra la hepatitis, de vacunas contra tuberculosis, contra rotavirus, tétanos, todo esto se sigue aplicando en la Ciudad de México de manera permanente y es un reconocimiento a El Médico en Tu Casa, una vez más va mi reconocimiento.

Y déjenme hacer un reconocimiento particular, porque se vale, porque alguna vez me dijeron: “Mira, si la vida y Dios te permite continuar en tu labor es por algo, es porque por ahí te tienen una tarea que desempeñar”, y hoy yo sé que la tarea que tengo que desempeñar primero, es cuidar a mi familia, es cuidar a mi ciudad, es cuidar a la gente y era seguir dándole impulso a El Médico en Tu Casa.

El Médico en Tu Casa estaba con mucha fuerza, estaba tomando este impulso cuando el destino me llevó también a mí a un hospital y me llevó a estar “al filo de la muerte”, prácticamente un paro cardiaco de 10 minutos que sufrí en esa ocasión y que fue también la mano de la medicina y la mano del doctor Riera, que está por aquí -¿Carlitos, por dónde anda? ¿Dónde se quedó Carlos-.

El fue el cardiólogo que me salvó la vida y hoy también le hago un reconocimiento, déjenme hacer este reconocimiento particular. Mi reconocimiento a los cardiólogos, mi reconocimiento a la medicina; eso es lo que nos permitió seguir aquí con ustedes y lo vamos a hacer con toda convicción, todavía tenemos mucho que entregarle a la salud aquí en la Ciudad de México.

Por eso tenemos estas personalidades que nos acompañan: médicos, doctoras, enfermeras, todo el servicio de salud de la ciudad cada vez más fuerte. Vamos a entregar un servicio de salud que es hoy ejemplo de todo el mundo, siéntanse muy orgullosos de estar en la Ciudad de México y de formar parte de este gran equipo de hombres y mujeres.

Todo mi reconocimiento, todo mi cariño, todo mi apoyo a todos los doctores y doctoras de la Ciudad de México, felicidades en su día, Día del Médico en la Ciudad de México para ustedes todo nuestro reconocimiento. Muchas gracias, muy buen día, pásenlo muy bien; a todas mis doctoras un beso grande, con mucho cariño y a los doctores un abrazo también con mi reconocimiento.

Gracias y muy buen día.