Día del Trabajador del Metro

dia-del-trabajador-del-metroFecha: 09 SEPTIEMBRE DE 2016

Lugar: Salón de Eventos del SNTSTC

Muy buenos días a todas, a todos ustedes. Quiero saludar y agradecer la convocatoria del secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores del Sistema de Transporte Colectivo Metro, de nuestro amigo Fernando Espino Arévalo.

Agradecer también la presencia de los secretarios generales y presidentes de sindicatos de trabajadores de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, y del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México.

Saludar a todos los directivos, a todos y cada uno de los hombres y mujeres que forman parte del Sistema de Transporte Colectivo Metro. Desde aquí saludo también a todos nuestros compañeros que están trabajando, que están haciendo posible que se mueva la Ciudad de México en este momento, para poder transportar a más de cinco millones de personas en el día a día.

Felicito a todos nuestros compañeras y compañeros trabajadores que están cumpliendo años conjuntamente con el Metro, que están cumpliendo 10, 15, 20, 25, 30, 40, 45 años y 47 también, 46, que ahora hemos entregado reconocimientos muy particulares.

A nuestro compañero –y quiero destacarlo porque la verdad es que me provocó una emoción particular–, quiero que venga aquí conmigo un minuto nuestro compañero que viene con el traje original de conductor. Traje original de conductor del Metro, así se vino, para quienes no lo vieron de este lado, ahí está.

TRABAJADOR DEL METRO: Compañeros y compañeras trabajadores del Sistema de Transporte Colectivo, nuestro Jefe de Gobierno está presente, nuestro director también, nuestros funcionarios también, porque también ellos llevan la camiseta del Metro y somos todos como mexicanos, familia Metro. ¡Felicidades!

JEFE DE GOBIERNO: Me da mucho gusto verlo, con ese orgullo llevando el uniforme del Metro, muchas gracias. Bueno, ahí está el orgullo que se siente de formar parte del Metro.

No puedo dejar de saludar de manera particular, de manera muy especial a todas las mujeres que trabajan en el Metro, mujeres muy trabajadoras, muy dedicadas, muy guapas, además. Siempre, siempre que venimos aquí notamos que hay mujeres muy guapas que están logrando que este sistema de transporte, ejemplo mundial por su potencia, por el número de personas que transporta, por el alcance que tiene, de los más grandes del mundo, simple y sencillamente, y ustedes son los que lo hacen posible, las que lo hacen posible.

Hoy el Metro está en una profunda transformación, vamos a seguir impulsando estas tareas, vamos a seguir impulsando que cuando se hagan estas grandes reparaciones estemos en diálogo con el sindicato y sean nuestros trabajadores los que participen de manera preferencial en ellas, para encontrar un beneficio para ellos, para sus familias y para la propia ciudad.

Vamos a seguir impulsando que la innovación tecnológica alcance al Metro y ahora sean los mexicanos y las mexicanas, las que y los que estén trabajando para la elaboración de nuestras piezas, de nuestras refacciones, para no depender de otros países o de otras latitudes en este trabajo, lo vamos a hacer nosotros y ya lo estamos haciendo además. Estamos haciendo un impulso muy importante.

Ahora para que nos sintamos orgullosos, antes le comprábamos a Francia y le comprábamos a Brasil, algunas de las tarjetas que nos han permitido transformar los trenes de seis a nueve carros, ahora nosotros se las estamos vendiendo a Chile. Ahora nosotros somos los que estamos produciendo, ese es el cambio que queremos en el Metro.

También estamos arreglando las estaciones. Hoy ustedes están seguros y seguras de algo, cada peso que entra al Metro, es para el Metro, no es para nadie más; hay un Fideicomiso y cada peso que entra al Metro es para beneficio del Metro. Eso no existía y eso lo vamos a dejar también como un legado para este Sistema de Transporte Colectivo.

Hoy no podemos tener la lluvia en la casa y no hablar de cómo nos estamos mojando, no podría yo omitirlo, no podría dejar de hablar del tema, porque a todos nos está llegando el agua al cuello en la tormenta.

Tenemos un presupuesto para el país con un recorte altísimo, muy alto, muy, muy fuerte, y la Ciudad de México –yo les quiero decir– hará su mejor esfuerzo, en esto no tengan ninguna duda. Yo me voy a ocupar de que la Ciudad de México esté funcionando, con el presupuesto que tengamos.

Pero, también lo quiero decir desde aquí, vamos a defender el presupuesto de la Ciudad de México, porque no es justo de ninguna manera, no es justo, que no se haya destinado un solo peso para el Metro, no es justo; ni para la Línea 12, ni para la Línea 9, ni para la Línea A. Eso es no cumplir con un compromiso que se estableció, eso lo tenemos que platicar.

No me quiero adelantar, porque no he hablado con el secretario de Hacienda, no me quiero adelantar en el juicio, pero sí les quiero decir que voy a defender a la ciudad y voy a defender su Fondo de Capitalidad, que hoy es de cero, así viene en el presupuesto, no está previsto, hay mandato constitucional. Vamos a defender también lo que corresponde a la ciudad.

Y hablo por México, sé que tenemos trabajar todos y que nos tenemos que ajustar el cinturón, nada más vamos a ajustárnoslo parejo y vamos haciendo los recortes parejos. Eso es lo que vamos a analizar, no me quiero adelantar, pero quiero que sepan que los vamos a defender y vamos a defender a la ciudad, vamos a defender al Metro también.

Y lo digo en un tono claro en este sentido, porque vamos también a trabajar en el análisis con los diferentes sindicatos, con los sindicatos que hoy nos acompañan; con el Sindicato de Maestros, con el Sindicato de Comunicaciones y Transportes; con los diferentes sindicatos, con nuestro Sindicato de Trabajadores y por supuesto el Sindicato del Metro.

Vamos a analizar exactamente donde estamos verdaderamente todos jalando para apoyar a nuestro país, que eso nadie lo discute, y donde está exagerada la nota, y donde está buscándose otro fin que no sea el de que a México le vaya bien. Eso lo vamos a revisar con mucho cuidado.

Hoy simple y sencillamente quiero felicitarlos y felicitarlas. El Metro tiene mucho que dar todavía, el Metro tiene un futuro –que yo diría–, tiene que ser un futuro prominente.

Se debe reconocer y vamos a seguir luchando para eso, para reconocer que es un sistema metropolitano.

El Metro no nada más le sirve a la Ciudad de México, el Metro le sirve a la metrópoli y su presupuesto no corresponde a esa función. Esa función que estamos haciendo de subsidio a la metrópoli debe ser reconocida y voy a seguir luchando por esa tarea y vamos a buscar que el Metro cada vez esté más fuerte.

Porque esta es la solución de la ciudad, el Metro es uno de sus principales factores y su principal herramienta de movilidad, eso no está en discusión.

Así que compañeras, compañeros, sintámonos orgullosos de nuestro Metro. Vamos a seguir trabajando para que avance, para que como ahora se reconoce la cultura que hay en el Metro, en donde los espacios donde ustedes laboran se respira eso, se respira cultura, se respira beneficio integral.

Es el lugar en donde todo mundo transita parejo, en donde te cuesta igual y tienes tu lugar igual, no hay vagón de primera o vagón de segunda. Eso, sí, vamos a seguir cuidando a las mujeres en el Metro, las vamos a seguir protegiendo.

Acuérdense que mucho nos criticaron con el famoso silbato, pero nos lo siguen pidiendo, por algo ha de ser. Nos lo siguen pidiendo, el otro día se hicieron colas de cientos y cientos de mujeres, y ya tenemos historias también, historias de vida, historias reales de cómo han ayudado no solo en el Metro, en la calle también.

Así lo están platicando las mujeres y a mí me da mucho gusto que esto sea una herramienta también para que nuestro trasporte Metro sea un ejemplo a nivel mundial.

Van a ver cómo va a ir avanzando, y van a ver cómo vamos después a dar esta muestra de cómo sí está funcionando. Vamos a seguir también modernizando al Metro, vamos a seguir apoyando a nuestros trabajadores, vamos a seguir mejorando las tareas que ustedes realizan y el reconocimiento.

Esto que se acaba de anunciar es una lucha que se ha venido dando, yo le reconozco a Fernando Espino porque él nos ha estado insistiendo mucho en la tarea, él nos ha insistido en esto de la vivienda, lo analizamos, lo vimos y le dije a Jorge: “Jorge, necesito un programa, un plan para darle vivienda a los trabajadores del Metro”.

No es posible que nuestros trabajadores del Metro que están todos los días con este reto y esta tarea y esta responsabilidad tan alta, de tan alto nivel, no tengan un beneficio de su ciudad, de su gobierno para sus familias, porque la vivienda es para nuestras familias, es el espacio vital de todas las personas. Ahí es donde vamos a hacerlo.

Yo creo que esto es lo que hoy requiere México, requiere que veamos a quienes no hemos atendido, a quienes no les hemos dado nada, a quienes siguen entregando todo sin esperar nada a cambio, y ese reconocimiento si lo hacemos –y como digo yo–, si construimos desde abajo, construimos bien, porque si no, entonces todo se tambalea arriba, todo es nada más de papel, hay que construir desde abajo. Y con ustedes construimos bien, y bien fuerte desde abajo compañeros y compañeras.

Felicidades en este aniversario, felicidades en su cumpleaños. Quiero felicitar también al mariachi porque, este mariachi es muy bueno, el mariachi de “Cutberto Pérez” muchas felicidades. Lo que estaban interpretando era Juan Gabriel, si nos dimos cuenta, también el homenaje al maestro Juan Gabriel.

Compañeros compañeras, todo mi cariño, a los que allá, a nuestros trabajadores de más de 47 años, qué manera de ponerse la camiseta de ponerse la camiseta, de verdad, qué manera. Y me dijo una de las compañeras antes de irse, me dijo: “Voy por los cincuenta, así que aquí me van a ver”. Y si se pudo ¿verdad?, así lo dijiste, te mando un beso también para allá. Felicidades, muchas gracias, nos vemos pronto con más noticias buenas para el Metro, gracias.