Entrega de Tarjetas de Pensión Alimentaria y Feria de Servicios “Día Internacional de las Personas Mayores”

Fecha: 21 OCTUBRE DE 2016

Lugar:Monumento a la Revolución

Muy buenas tardes a todas a todos ustedes, me da mucho gusto ver a tantos y tantos hombres y mujeres que han trabajado y que han dejado buena parte de su vida como lo hacemos en el día a día para que esta ciudad esté mejor. Para que nuestros hijos estén mejor, para ver a tantas mujeres guapas –como usted, tan bonita, que nos acompaña el día de hoy-, a tantos hombres trabajadores de esta ciudad.

Y hoy los hemos invitado y hoy estaremos haciendo y cumpliendo con otra de nuestras tareas que es entregar este reconocimiento a todo lo que han dejado en la ciudad.

Esta tarjeta que recibirán ustedes el día de hoy, que no es solamente dinero, es una tarjeta que se ha venido reforzando. Lo que comenzó solamente con una entrega de dinero, y es ahí la diferencia que yo siempre comento con otro tipo de apoyos, el de la Ciudad de México es diferente; porque esta tarjeta que ustedes van a tener es una tarjeta que además del recurso –más de mil pesos-, además del recurso es una tarjeta que les permite hacer turismo, porque hay programas de turismo ya que tienes esta tarjeta.

Es una tarjeta que te permite también ir al cine, porque tenemos un convenio con los cines para que ustedes puedan acudir de manera gratuita dos veces al mes a sus salas de primer nivel, no es a una sala nada más, son los mismos sistemas de cine de la ciudad.

Es una tarjeta también que te permite saber que nosotros estaremos en contacto para apoyarte en necesidades de atención del Ministerio Público o de atención médica; yo me comprometí con ustedes a hacer una clínica especial para adultos mayores para temas de los dientes, a eso me comprometí. Ya la tienen, ya está funcionando, una clínica solo para los adultos mayores aquí en la Ciudad de México, está en Iztapalapa y ahí es donde ustedes pueden acudir, ahí estamos atendiéndolos. ¿Por qué? Porque miren tenemos algunos adultos mayores que no tienen completa su dentadura, como nos va pasando, nos vamos quedando sin alguna pieza y después necesitamos que nos hagan alguna placa.

Con esa tarjeta que ustedes tienen, con esa tarjeta nosotros podemos cubrir el tratamiento, para que ustedes puedan ir ahí, se haga toda la intervención que se requiera, y con esa tarjeta se puede pagar.

También con esa tarjeta –ya lo decía José Ramón– vamos a darles su crédito, un crédito inmediato, un crédito donde no se requiere ningún tipo de aval, ni ningún tipo de documento. Nada más con su tarjeta.

Pídanlos, requiéranlos, a nosotros nos interesa muchísimo que ustedes lo aprovechen. Así como hoy tenemos ya miles de adultos mayores, que como les decía, van al cine, así queremos tener miles de adultos mayores que utilicen esta tarjeta de crédito, esta tarjeta para obtener su crédito.

Y luego me comprometí a otra cosa, me comprometí a que íbamos a hacer una clínica especial para los adultos mayores, clínica especial para los adultos mayores, en donde solamente se atendieran a adultos mayores, por supuesto. Asuntos de geriatría, asuntos que tienen que ver con rehabilitación, temas incluso de Parkinson, o hasta de Alzheimer en esa clínica.

¿Saben cuándo quedará esa clínica? Ya está hecha, ya se las hicimos, ya la entregamos, ya está funcionando, está en Iztacalco, ahí en Iztacalco tenemos esta clínica y está funcionando y funcionando muy bien.

Entonces como ustedes ven, a los adultos mayores, nosotros los consentimos, buscamos que puedan hacer turismo, hacer cine, hacer diferentes actividades culturales, artísticas, y como siempre, estamos pensando qué más podemos hacer, qué más les podemos entregar.

Y he platicado con José Ramón, y platicamos con algunas cadenas de restaurantes, varias muy conocidas, algunos que venden café, otros que venden, etcétera. Entre ellos, porque lo voy a mencionar a fin de que después no haya dudas o suspicacias, está Vips, Starbucks, El Portón, varios de estos.

Y se acercaron ya con nosotros y dijeron, yo también quiero dar un descuento para los adultos mayores que tengan su tarjeta de acá de la Ciudad de México, ya le dije a José Ramón, que se ponga en contacto con ellos. Con esa tarjeta también van a tener descuento ustedes en sus consumos. Entonces le vamos sumando más y le vamos agregando más a la tarjeta.

Hoy, para mis amigos y amigas de los medios de comunicación, estamos entregando casi mil 850 tarjetas en la Ciudad de México, para que vean que el presupuesto que tiene esta ciudad primero va a atender a los adultos mayores. Ese presupuesto primero es para ustedes y luego para todo lo que nosotros tengamos qué ver. Pero el próximo año, el primer punto que voy a garantizar es el del recurso de ustedes, eso es lo primero que van a tener, no se me preocupen. Eso es lo primero que me voy a ocupar de darles garantía para que todos tengan sus recursos en su tarjeta, en su tarjeta de adultos mayores.

Ya también, y deben ustedes de saberlo, no tiene que ir a hacer filas o ir a ver si les vamos a dar el recurso o no; el recurso se deposita directamente a su tarjeta, se entrega directamente a su tarjeta.

A ver, aquí hay una cosa muy interesante que me están diciendo; dice que quiere que le ayudemos con los papeles de su casa. Fíjense, la Ciudad de México tiene dos programas que echamos a andar nosotros, que ustedes deben de conocer y que están a sus órdenes también. Uno, el “El Médico en Tu Casa”, que seguro ya lo han escuchado.

Estamos tocando en las casas y estamos encontrando a diferentes personas con diferentes padecimientos y llevándoles ahí la salud. Y hay otro que es “El Abogado en Tu Casa”, para esto que me está diciendo por ejemplo ella. ¿Qué hacemos con ese? Los ayudamos para el testamento, los ayudamos para los papeles de la casa, los ayudamos para las escrituras, porque eso es también muy importante para estar tranquilos, para vivir tranquilos de que ya tenemos el papelito de la casa. Y sabemos que vamos a tener mayor seguridad jurídica. “El Abogado en Tu Casa”, “El Médico en Tu Casa”, trabajo permanente.

Quiero decirles otra cosa: les estamos entregando en su caja, en su tarjeta con su tarjeta -y si no vamos a tener el registro, José- la de… ¿tienen por ahí la del Sistema de Alerta Social? A ver si me prestan una para enseñárselas para que sepan para qué sirve.

Ahorita te atendemos. Sí claro, claro que sí. A ver aquí me está diciendo una cosa muy importante también, me está diciendo que tiene un problema de oído; si alguien aquí tiene algún tipo de problema de oído –otro por acá–, vamos a tomar ahorita nota, y nosotros nos vamos a encargar de que tengan sus equipos auditivos. Entonces, eso lo vamos a atender aquí, lo vamos a atender allá, y si alguien más lo requiere… también madre, también, por supuesto, todo te vamos a atender, con mucho gusto. Porque tenemos un seguro también aquí en la Ciudad de México, que es un seguro para reforzar este tipo de acciones.

Si alguien necesita una silla de ruedas, si alguien necesita algún apoyo de estos técnicos, nos dice, y también lo hacemos. Porque separamos ese dinero; la Ciudad de México hoy tiene ese dinero para apoyar a la gente. Hoy tiene un dinero por ejemplo, si tuviéramos algún asunto de la naturaleza, alguna emergencia, también tenemos un dinero, pero está guardado y es para ustedes, para la gente, no lo vamos a tocar. Hoy el dinero del Metro solamente se utiliza en el Metro, no lo utilizamos para otras cosas. Entonces, todo eso, hay garantía, no se preocupen.

Y vamos a entregarles con su tarjeta también, al tiempo que agradezco la presencia del presidente del Tribunal Superior, que también nos ayuda mucho con todos los juicios de los adultos mayores, es una atención que tenemos ahí también, y que supervisamos con el presidente del Tribunal, y el presidente de la Asamblea Legislativa, que es el que nos ayuda con las leyes conjuntamente con las diputadas y diputados que nos acompañan. El jefe delegacional de Iztacalco que lo vi por allá, ¿dónde están? diputados muchas gracias, diputadas gracias por todo.

A los comedores, a los comedores mi felicitación. Es importante que sepan nuestros amigos de los medios de comunicación que este premio que le dieron a la Ciudad de México, entre más de 150 ciudades, más de 150 ciudades lo entregaron en Roma, la Organización de Naciones Unidas, que evaluó a todas estas ciudades, le entregó a la Ciudad de México un premio por la forma en que están operando los comedores comunitarios.

Para que vean. Vinieron a probar, y supieron el tipo de comida que se está dando, el tipo de alimentación que se está dando, y ahí está. El Premio a la Ciudad de México entre 150 ciudades no los entregaron a nosotros para orgullo de la ciudad y vivan los comedores comunitarios.

Vamos a echar a andar otros 200; aquí están los primeros 18 comedores comunitarios, por aquí les van a entregar unos vales, unos papelitos que les van a entregar para que ustedes puedan comer en los comedores que pusimos aquí, quien quiera, ya saben aquí los vamos a invitar.

Y bueno, esto son los vales y se los vamos a entregar, para acá, para los comedores, pruébenlos para que vean que bueno están y ya les dijeron: 10 pesos la comida completa no vayan a pensar que nada más, hasta postre hay.

Y esta plaquita que les vamos a entregar, que se llama Sistema de Alerta Social, para qué es, ahorita que estaba entregando las tarjetas me decían y ¿para qué sirven, para qué la quiero? bueno, exactamente aquí ya saben la respuesta. Con el numero que viene aquí, aquí viene un número, que, yo veo el número, marco a Locatel y en Locatel saben quién es esa persona. Cualquiera que se me pierda, que se me desmaye, que le pase cualquier cosa yo con este número, ya sé a quién le tengo que avisar, a donde tengo que hablar.

Hace unos dos días tuvimos que se nos había perdido un señor de una embajada de aquí de la Ciudad de México; andábamos buscando por todos lados, le hubiera servido mucho su plaquita, porque luego, luego, hubieran hablado y dicho: es fulano de tal. Pues ya, esto es para ustedes. Y sucede, sucede, hay que traerla, de repente se nos olvida cómo regresar a la casa marcamos a Locatel, con el numero nos dicen tú vives en tal lado, o le hablan a tu familiar, si alguien toma un medicamento especial y se nos desmaya no vamos a saber, con esto ya sabemos, toma tal cosa y requiere tal cosa, ya con esto lo vamos a estar cuidando mejor, no solo a los adultos mayores, si hay alguien en la familia que requiera una atención especial, también, y si hay un niño también porque luego se nos pierde y no los encontramos tan fácil. Esto es para ayudarlos y para que estén mejor y podamos vivir mejor.

Y ahora, me quiero tomar una foto, con los que vienen de catrines y catrinas, ya saben ustedes que este año vamos a tener un gran festival del Día de Muertos, entonces los vamos a esperar.

-Es que me dicen que con el boleto, la comida es gratis- Claro, -pues ya sabían ¿verdad? ¿Ya sabían que era gratis? Por eso los estamos invitando-.

Bueno, aquí me voy a tomar una foto, aquí, aquí arriba para que salgan todos. Sí, vénganse para arriba.

Los felicito. Miren, este año vamos a tener el Festival de Día de Muertos aquí en la Ciudad de México; va a ser un gran festival, va a ser una gran fiesta; los invitamos desde ahora. Van a ver mucha gente vestida así, vestida de catrines, de catrinas ¡Qué guapas se ven de veras! Desde que llegué y las vi, dije –me voy a poner aquí en medio- Y desde que llegué las había visto; en verdad se ven muy bien ¿sí o no? Bueno, los invitamos al Festival de Día de Muertos acá en la Ciudad de México; para ustedes vamos a tener muchas actividades, muchas cosas. Por primera vez, con toda la fuerza del Festival de Muertos en la Ciudad de México y hoy, con el testimonio de nuestros queridísimos adultos mayores.

Los queremos mucho, los queremos mucho. A todas las mujeres con todo nuestro respeto y cariño. Vamos a seguir trabajando por ustedes, para ustedes, para que no les falte nada de todo lo que estamos haciendo en el día a día.

Gracias por acompañarnos y muy buen provecho a los que se quedan a comer con nosotros en los comedores comunitarios. Felicidades por esta bonita foto de de los catrines.