Discurso del Jefe de Gobierno al encabezar la entrega de 144 viviendas

FECHA:05 DE ENERO DE 2016
LUGAR:Cabo Finisterre No. 115, 1ª etapa, colonia Atzacoalco, delegación Gustavo A. Madero
Muy buenos días. Buenos días a todas a todos ustedes. Otra vez felicidades, muchas felicidades.

La verdad es que para nosotros que estamos en esta tarea de gobierno, ver las sonrisas, ver las caras alegres, ver a los niños con sus papás, con sus familias.

Poder estar en estos momentos en donde se puede llegar a un compromiso cumplido, es lo que nos alimenta, es lo que nos alienta, es lo que nos anima a seguir en el día a día.

El Gobierno de la Ciudad de México tiene esta característica, es una ciudad tan grande, es una ciudad con tantas necesidades en el día a día. Imagínense ustedes nada más, acá llegan aproximadamente todos los días más de 170 mil personas, 170 mil personas, buscando empleo.

Todos los días tenemos una demanda de más de 20 millones de personas que quieren servicios, todos necesitan servicios. Acá dormimos nueve millones, pero todos los días llegan otros tantos que demandan servicios: transporte, seguridad, alumbrado, todo.

No podríamos decir: “oye, tú sí vives aquí en la ciudad, a ti te doy los servicios. Tú no vives en la ciudad, a ti no te los doy”.

Es una ciudad que le abre los brazos y que le extiende la mano a toda la gente; y en esto que se hablaba hoy, y esto precisamente que estaban haciendo referencia y que me llamó muchísimo la atención cómo lo planteaba Miriam, es muy cierto, la Ciudad de México cuida mucho los programas sociales.

La Ciudad de México está cuidando tanto los programas sociales, que hoy les puedo decir que en un trabajo detallado, escrupuloso, cuidadoso, de la Ciudad de México, hemos podido reforzar nuestro programa de vivienda para este 2016.

Vamos a tener más recursos para vivienda en este 2016; esta es una buena noticia porque, primero como lo estábamos platicando con Gabriel, esta segunda fase no se detiene, vamos adelante, vamos ahorita el 80 por ciento, pues en dos meses estaremos inaugurando también estas viviendas de aquí a lado.

Son 58 más. Vamos también por ese otro tramo. Pero, además y ustedes díganme porque yo aquí vi de todo. Veo algunas personas –que como ya se dijo aquí— mucho tiempo han estado en esta lucha, veo también gente muy joven que está empezando toda una vida y que empieza con este patrimonio.

Veo algunos que serán “casaderos” seguramente, que ya se va a poder casar ahora sí, van a establecer acá su residencia; algunas mujeres que seguramente también se estarán casando, que nos inviten a la boda ahora que sea, que se dé el mole.

Y por lo pronto, pues ya tenemos aquí una realidad, 144 viviendas, un proyecto bien trabajado, yo lo estoy revisando, lo veo. Tiene su entrada de estacionamiento, vi muy iluminados los departamentos.

Y lo platicábamos también con Gabriel, cómo sí se puede hacer algo digno para la gente. Si estuviéramos ahorita entregándoles unos cajones ahí mal acomodados, para salir del paso, para salir del compromiso, lo primero que dirían “quién sabe dónde quedó el dinero, a mí se me hace que alguien hizo mal uso de él”.

Aquí es donde se demuestra que se estableció con cuidado, que se hizo, además, con detalle; el tener los trabajos sustentables, como son los calentadores solares, el que ustedes tengan sus diseños de departamentos que aquí veíamos les permite la iluminación, incluso apagamos la iluminación de uno de ellos y seguía iluminado, pues casi ni necesita ahí focos, yo creo que ese va a estar más iluminado todo el día por la orientación. Sus plantas, o sea, todo esto que le da, lo vuelve acogedor, lo vuelve bonito; eso es lo que queremos seguir trabajando en la Ciudad de México.

Hay una realidad y esa realidad tenemos que seguirla combatiendo, que es la pobreza. La pobreza no solamente en nuestra ciudad, en el país.

Cuando vamos a algunos lugares en el interior de la República, cuando conocemos, por ejemplo, la realidad que tuvimos de cerca de San Quintín, de cómo estaban viviendo allá la gente con esas jornadas infrahumanas, durmiendo en el suelo, con apenas tiempo de comer algo, de tomar agua, la verdad eso es lo que tenemos que cambiar.

Yo creo que ahí si nosotros hiciéramos un gran esfuerzo en el país y cambiáramos la realidad desde abajo, podríamos tener un impulso diferente; porque la gente también ayuda y la gente –como decíamos y estábamos platicando acá—, la gente participa, se suda la camiseta, pero cuando se va trabajando parejo y cuando se va encontrando el beneficio parejo.

Yo creo que México tiene una gran oportunidad, y esa oportunidad habrá que irla canalizando y habrá que irla concentrando.

Acá en la Ciudad de México, el compromiso que tenemos y que hoy quiero refrendar con ustedes, es que quitemos los campamentos. Imagínense, todavía hay gente del temblor de ‘85 viviendo en la calle; está bien cuando fue la emergencia, está bien que tomó mal parado a nuestro país, a nuestra ciudad, un terremoto de esa magnitud y hubo que hacer campamentos en ese momento, pero ¿dejarlos 30 años ahí en la calle?

Ya se volvieron parte del paisaje y uno se pregunta, y ¿cómo no quieres que estén enojadas esas personas? ¿Cómo no van a estar molestas con su ciudad? Si no volteas y no los ayudas.

Tenemos un compromiso que hicimos con Raymundo, con el Invi, para que todos estos campamentos de los terremotos desaparezcan, que tengan vivienda digna como hoy es la que tienen ustedes.

Vamos a trabajar también, después, otras áreas. Algunas zonas de riesgo de la propia ciudad que no podemos permitir que sigan creciendo de manera desordenada. Así que, yo los quiero felicitar, qué bueno que los Reyes Magos llegaron acá, se anticiparon.

Platicábamos con algunos de los niños, porque eso quiere decir que se han portado bien, y eso no está fácil después de las fiestas de navidad porque hubo muchas posadas, pero entonces quiere decir que cuando menos todo este grupo de acá se ha portado bien; así que aquí están los Reyes Magos, están presentes.

Yo creo que su líder, Gabriel, pues se merece un buen aplauso otra vez, un reconocimiento.

Son liderazgos importantes, son liderazgos muy importantes en la ciudad cuando son liderazgos que sirven para construir, para trabajar de la mano, para ir estableciendo los planes. Para ir teniendo cronogramas, para ir entregándole a la gente y para cumplirle a la gente.

Esos son los liderazgos que necesitamos para trabajar con el gobierno, hoy quiero felicitarlos a todos y cada uno de ustedes, desearles un Feliz Año. Que sean muy felices aquí, que encuentren paz, tranquilidad, que haya buena convivencia.

Que ojala y después nos inviten a la fiesta, que cuiden las plantas, que cuiden sus departamentos, y bueno, pues que disfruten de lo que es su patrimonio.

La Ciudad de México, acá, está entregándole vivienda –y esto lo quiero comentar también para mis amigos y amigas de los medios de comunicación— a, yo creo que son más del 65 por ciento, mujeres, ¿no, Raymundo? Ese es un dato bien importante, para que vean la ciudad cómo cuida a sus mujeres.

Entonces, en donde no les dan crédito a las mujeres, acá nosotros creemos en las mujeres, porque además son las mejores pagadoras las mujeres. Las mujeres ven cómo le hacen, pero cumplen y acá va a quedar otra vez demostrado.

Y otras dos cosas que me dan mucho gusto y que además también quedan reflejadas acá, poder atender necesidades de los adultos mayores, que es una gran prioridad que la seguimos trabajando con todo énfasis.

Sepan ustedes que ya tenemos también garantizado nuestro presupuesto para nuestros adultos mayores en la ciudad, que vamos a seguir trabajando con ellos y las personas con discapacidad, nunca perdamos de vista eso.

Lo que para nosotros puede ser algo muy normal, muy común, para otros es un gran reto el día a día, subsistir.

Entonces, seamos solidarios, trabajemos pues así en conjunto. La Ciudad de México hoy les anuncia que tenemos más presupuesto para vivienda. Yo creo que vamos a tener uno de los presupuestos más compactos, más robustos de vivienda en este 2016, y vamos a estar atendiendo las necesidades de esa gente, de la gente que más lo necesita y que más nos necesita a nosotros.

Por lo pronto hoy, felicidades, feliz año, feliz Día de Reyes, que disfruten su vivienda, me dio mucho gusto saludarlos y saludarlas.

Vamos a seguir con todas las tareas. Necesito que nos sigan apoyando. Dos cosas que les quiero pedir nada más –ya con esta ahora sí que como dijo el cantante, “ya con esta me despido”—, una vamos a seguir trabajando por el salario mínimo, vamos a seguir trabajando es esta línea de acción de los que menos ganan. Vamos bien, se está avanzando, el apoyo de ustedes ha sido muy importante.

Y la otra, para que no les cuenten mentiras. No estamos en este momento hablando de legalizar o no la marihuana, no estamos hablando de eso.

Lo que mandé yo, la iniciativa que mandé a la Cámara de Diputados, que le entregué a los diputados del PRD, es una iniciativa para lo siguiente. Les platicomuyrápido.

Hay medicamentos hoy, ya elaborados, ya en los laboratorios en el mundo que sirven para diferentes enfermedades, que sirven para la esclerosis múltiple, que sirven para dolores, que sirven para convulsiones, que sirven para gente que está muy enferma y que está padeciendo muchísimo en este momento y que México no permite que vengan para acá.

Lo que nosotros queremos es que se permitan esos medicamentos que pueden ayudar a cualquiera de nosotros o a cualquiera de nuestros familiares. Esa lucha –yo les digo hoy— la vamos a ganar. La vamos a ganar porque estamos hablando de darle salud a la gente.

El planteamiento que hicimos es muy claro, es para darle salud. Cualquiera de nosotros aquí puede tener un familiar cercano en la condición de necesitar uno de estos medicamentos.

Así que con esa tarea también vamos a estar trabajando y voy a necesitar su apoyo para que lo platiquemos, de gente así como lo vamos platicando, con los amigos, con los vecinos, con los compadres, con las novias, con las novias –los que son solteros, claro—, todos los demás pues no, con la esposa, con el esposo. Todos muy bien, acuérdense que nos portamos muy bien y por eso nos están dando nuestro regalo los Reyes.

Todos allá también, muchas felicidades. Me dio mucho gusto verlos y verlas. Y muchas gracias por la rosca que nos regalaron, muchísimas gracias.

Hoy los espero en el Zócalo, tenemos hoy una rosca monumental en el Zócalo, que es su Zócalo, que es su plaza, disfrútenla, todavía tenemos allá la pista de hielo, es gratuita para todos los niños y las niñas. Nos vemosmuy pronto.