“En Memoria de Ángela, Día Internacional de la Lucha contra el maltrato infantil”.

Lugar:Auditorio del Instituto de Ciencias Forenses, ubicado en Avenida Niños Héroes No. 130 esquina Dr. Liceaga, colonia Doctores, delegación Cuauhtémoc.

Fecha:25 DE ABRIL DE 2016

Muy buenos días a todas, a todos ustedes. Quiero agradecer la convocatoria del presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México. Saludar a los jueces, juezas, magistrados, magistradas, consejeros consejeras de la Judicatura de la Ciudad de México.

A todos los científicos forenses que nos acompañan en el día de hoy también; a todos y cada uno de los amigos y amigas de los medios de comunicación.

Hoy estamos dándonos cita aquí en este auditorio de nuestro Instituto de Ciencias Forenses de la Ciudad de México para dejar testimonio de que la Ciudad de México está comprometida con esta tarea internacional, con esta lucha que no tiene fronteras, que abarca absolutamente todo el mundo, y que hoy se señala con toda precisión en el marco del Día Internacional de la Lucha contra el Maltrato Infantil. Qué ejemplo más claro de maltrato infantil podemos encontrar, que este que hoy nos convoca.

Lo que no quisiéramos ver ni escuchar, ni saber que acontece en una sociedad como la nuestra, es el ejemplo que hoy estamos aquí despidiendo, despidiendo, pero no olvidando de ninguna manera.

Esta es una parte muy importante de todo este trabajo, hoy la Ciudad de México tiene un protocolo para que estos casos no queden en el olvido, para que no se archiven, para que se continúen las investigaciones, para que un pequeño niño o una pequeña niña cuando sufre de violencia, sea precisamente el motor que activa y que echa a andar todo lo que es la fuerza del Estado, todo lo que el Estado puede hacer para dar con el responsable o la responsable de un acto de violencia en contra de un niño o de una niña.

En todas y cada una de las áreas del Derecho que se ocupan de prevenir y combatir este mal, este mal que afecta y que nos afecta a todos en la sociedad.

Hoy tenemos un protocolo, hoy con este protocolo tenemos el ADN de Ángela y con eso seguiremos buscando, seguiremos en esta tarea de comunicación.

La Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México tiene esta instrucción de manera muy precisa, por eso es que se han venido desarrollando encuentros bilaterales con diferentes países. Con Estados Unidos, con Canadá, con Francia, es decir, con América y con Europa, y vamos a seguir buscando en todos los lugares donde se tenga que buscar hasta encontrar una posible respuesta a este hecho cometido.

Hoy la Ciudad de México reitera que este es el camino, el camino de la profesionalización, del fortalecimiento de los servicios periciales de toda la República.

Otra vez queda de manifiesto cuál es la importancia, este tránsito que nos lleva hacia el Sistema Acusatorio Adversarial en materia penal, debe estar acompañado por el reforzamiento de estas áreas de especialidad científica y técnica, porque de lo contrario el resultado no podrá alcanzarse en toda la medida de lo que nosotros queremos y quisiéramos.

Hoy el servicio encargado de estas tareas de investigación a cargo del Instituto de Ciencias Forenses de la Ciudad de México, da muestra una vez más de cómo es que se está trabajando, cómo tenemos los protocolos de investigación, cómo tenemos los protocolos de actuación, cómo debemos seguir erradicando esto que es –reitero— un mal que a ninguno de nosotros nos puede dejar satisfecho, la violencia que se ejerce contra los niños y las niñas en cualquier ciudad en cualquier parte del mundo.

Debemos de erradicar los trabajos a que se ven forzados, porque no podemos hablar de un trabajo voluntario de un niño o de una niña, son trabajos forzados finalmente y debemos de seguir actuando en una línea de avance, claro, con el respeto a los derechos humanos, pero con un paso firme para poder erradicar estas conductas.

La Ciudad de México hoy quiere alzar la voz de nueva cuenta para que todos conjuntamente homologuemos las capacidades y homologuemos la fuerza de acción del Estado en contra de estas conductas que tanto laceran y que tanto dañan a la sociedad.

No puede haber nada más grave que abusar de la fuerza contra los vulnerables, contra los indefensos, contra quienes no esperan, sino que cosas buenas. Jamás en su mente está pasando siquiera la idea de que puedan sufrir algún daño.

Es una realidad, pero es algo contra lo que debemos luchar desde todos y cada uno de los diferentes sitios de actuación, desde el marco legal, desde el marco de aplicación de la Ley, desde la investigación, desde el complemento de la ciencia.

Mi reconocimiento al Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México por esta línea de avance. No debemos dejar que este servicio, que esta tarea, que esta capacidad de la ciencia representada en este inmueble se pierda, como alguna vez se perdió y somos testigos de ello que se dejó en el olvido y que se dejó relegado.

Hay que seguirle fortaleciendo sus capacidades al Instituto, hay que seguir fortaleciendo porque esta es la ruta que necesitamos, el complemento de la investigación científica que va a ser fundamental en este nuevo reto que va a enfrentar no la Ciudad de México, que sí, de suyo es tan grande que pudiera pensarse como el reto de cualquier otro país en Sudamérica o Centroamérica.
Pero –diría yo— que hoy el reto es para México.

Y México tiene que complementar su fuerza de respuesta en la investigación, sus servicios periciales para que casos como el de Ángela no queden en la impunidad, sino tengamos ahí esta ventana, una ventana que entre la ciencia, la Ley y la actuación de hombres y mujeres puedan darnos una esperanza de resarcir el daño causado a la sociedad en un hecho tan lamentable como este que nos convoca.

Nuestro compromiso pues, a favor de los niños y de las niñas; nuestro compromiso en contra de manera contundente, en contra de la violencia que se ejerce en la conducta denominada como maltrato infantil.

Yo quiero reconocer de nueva cuenta la actuación también de todos y cada uno de los integrantes, de lo que es sin duda el Poder Judicial de una de las ciudades más importantes del mundo y que debe estar concentrada hoy en esto que es fortalecer su tejido social, a través de una actuación cada vez más certera en hechos tan lamentables como el que hoy nos convoca, que tengan muy buen día y nos vemos pronto.