Entrega de Certificados de Crédito

Fecha:26 ENERO DE 2018
Lugar:Antiguo Palacio del Ayuntamiento.
Muy buenos días otra vez, muy bienvenidos y muy bienvenidas. Esta es parte de la tarea que estamos realizando en el Gobierno de la Ciudad de México. Hoy les queremos agradecer la confianza. Queremos agradecer, por supuesto, toda la participación también de la Hipotecaria Federal el compromiso que se está teniendo para poder responder ante esto que, por supuesto, fue una emergencia mayor en la Ciudad de México.

Una emergencia mayor que, incluso está siendo objeto de estudio, de referencia a nivel internacional. Hoy mismo hay expertos de Chile, hay expertos de Estados Unidos que están viniendo a ver a la Ciudad de México, cómo reaccionó la Ciudad de México, qué es lo que está haciendo.

Nosotros estamos atendiendo varias líneas de acción. Estamos en la reestructura de una ciudad tan grande, como lo es la Ciudad de México, en varias líneas: la familiar, porque tenemos a familias que perdieron a sus seres queridos, estamos en ese trabajo, niños, niñas que quedaron huérfanos, a mujeres que perdieron a su pareja y hoy tiene que enfrentar esto como jefas de familia, hombres que perdieron a su pareja y hoy tienen que ser mamá y papá; es decir, reestructura familiar.

Reestructura de infraestructura también, porque estamos reparando drenaje, estamos reparando pavimentación, estamos reparando todo lo que una ciudad como esta —ya se imaginarán ustedes— puede requerir, con nada más y nada más de 13 mil kilómetros de red de agua potable, que es lo que tenemos que atender.

Y esta otra parte muy sensible de la vivienda, paralelo también a los negocios porque también estamos dando crédito a los negocios, a quien perdió su local, a quien perdió sus instrumentos de trabajo. Y se juntaron varios de ellos, por ejemplo, donde había consultorios se juntaron dos o tres médicos y con eso, nosotros entregamos dinero que reactivo la economía —ustedes imagínense esta ciudad con la economía detenida, la afectación es de millones de personas—; entonces, la economía está caminando, está funcionando bien.

Se está reestructurando la parte familiar. Estamos recuperando también viviendas en las zonas más alejadas y donde la gente tiene mayores necesidades, desde el punto de vista poblacional. Estamos ya haciendo casas. Ya se están entregando casas en Álvaro Obregón, casas en Magdalena Contreras, casas en Xochimilco.

Estamos trabajando en relleno de grietas en Tláhuac, que esta fue una parte muy sensible, porque se permitió que se construyera, en donde había grietas en el subsuelo y hoy estamos trabajando para rellenar.

Y esto, que es un crédito muy importante que viene a atender a los inmuebles catalogados como rojos, en donde nosotros estamos dando, pues lo que hoy tenemos aquí: crédito para reparaciones estructurales, crédito para adquisición, crédito para lote propio; todas estas diferentes calidades o cualidades o requerimientos de las personas.

¿Cómo lo pudimos hacer? Ya se platicó, digamos desde el punto de vista técnico. Déjenme decirles así coloquialmente, lo que hizo la Ciudad de México con la Secretaría de Finanzas fue ahorrar una parte de dinero, guardar una parte de dinero, que lo que nos estaban diciendo es que los estábamos guardando para mi campaña y todo el tiempo nos decían: “ya saquen ese dinero porque lo está guardando para su campaña”, “y la está guardando para su campaña”.

¿Qué estábamos haciendo? Crear un fondo —que es un fondo qué debieran de tener todos los estados de la República Mexicana— y que se llama Fondo para Desastres. No nos gusta ni la palabra, por supuesto, pero había que crearlo. Y entonces, la ciudad fue ahorrando y de repente tuvo una cantidad de dinero suficiente para enfrentar algo, que nosotros lo que íbamos a hacer, pues es dejarlo al gobierno que siguiera para que este fondo siguiera creciendo, pensando pues que ojalá nunca sucediera nada malo en la ciudad.

Cuando ahorras esas cantidades de dinero, pues es pensando en eso, que ojalá no lo requieras y siga creciendo tu ahorro. Pero llegó el momento de utilizarlo. Y entonces, se ha podido aprovechar.

El esquema con la Sociedad Hipotecaria Federal: nosotros colocamos 800 millones de pesos de este fondo y la Hipotecaria, con un compromiso del Gobierno Federal, colocó una tercera parte de esto, que van a ser más o menos 266 millones — ¿Pedro?, poco más o menos––. Con eso, si hacemos una suma rápida, estamos hablando de mil millones más o menos; de esos mil millones, nosotros estaremos saliendo conjuntamente a emitir un Bono, que es un Bono Cupón Cero; este bono sale a mercado y en mercado los inversionistas compran y ese dinero se suma a esta bolsa.

¿Por qué lo podemos hacer? Porque ahorramos. Si no, hoy no tendríamos esta capacidad. Tendríamos que estar pidiendo o endeudándonos o haciendo otra cosa, porque tendríamos que apoyar de cualquier manera a la gente. Pero hoy tiene la capacidad la Ciudad de México. Nosotros calculamos que pudiéramos llegar a más de 3 mil millones con esta acción para apoyar a las personas.

La parte interesante, que ustedes ya conocen, es qué hay un fondo perdido, que es el principal; no se paga el principal y me parece que es una ayuda que puede dar el beneficio real, como hoy lo estamos platicando aquí y hoy lo estamos haciendo.

Este diseño que les platiqué así de rápido, es un diseño que ya se está aplicando en otros estados también, nos dijeron: “oye, a ver, ¿qué está haciendo la Ciudad de México?”, pues hizo esto. Nosotros tenemos la capacidad, la Sociedad Hipotecaria dijo: “sí, sí lo podemos hacer, pero necesitamos que el Estado ponga una cantidad de dinero”, ahí es donde vienen luego los atorones, alguien tendrá que pedir deuda o a ver qué hacen. Hoy la Ciudad de México tuvo la capacidad para hacer esto.

Por favor platíquenles a sus vecinos, platíquenle a sus amigos, porque cuando ya te lo entregan a ti, entonces, confía tu vecino y dice: “entonces pues yo también voy a ir” o confía tu amigo “oye, yo no sabía que había eso, entonces yo también voy a ir”. Se va platicando y se va haciendo esto.

Así nos pasó con los inmuebles verdes, llegábamos a reparar a uno y luego el vecino salía: “oiga ¿qué están haciendo?”, —“pues reparando”, —“no me diga, a ver, yo también quiero que entren al mío”. Ayúdennos, ayúdennos para platicar esto que es cómo está funcionando, cómo es una realidad. Hoy ustedes tienen ya sus certificados.

Estamos llegando con esta acción con la Sociedad Hipotecaria a 133 millones de pesos ya de créditos efectivos para las personas.

Vamos a tener una acción mucho mayor, va a ser más grande esto. Les repito, yo creo que vamos a estar rebasando ––como lo decía Pedro––, estar llegando a 6 mil acciones, pues va a ser muy bueno para la Ciudad de México, porque va a haber esta generación de vivienda nueva, se van a reestructurar los edificios —que no se deben dejar ahí a la suerte—, se van a reestructurar y va a haber movimiento de la economía y va a haber un reforzamiento de nuestra ciudad, de la Ciudad de México.

En cualquier momento estamos sujetos a la naturaleza, eso no se puede pronosticar, no se puede predecir, así que más vale que estemos preparados.

Les agradecemos mucho al confianza. Su gobierno sigue trabajando. Pronto les vamos a dar otra noticia que estoy seguro que va a ser muy importante para la ciudad. Seguimos trabajando, seguimos trabajando. Y la anunciaremos muy pronto —yo calculo los primeros días, la primera semana de febrero—, que estemos con un anuncio que también va a ser para toda la ciudadanía, que ya estaremos compartiendo con ustedes.

En las mañanas damos una conferencia de prensa, por ahí ustedes se pueden enterar y se van a enterar de estos anuncios que vamos a hacer.

Por lo pronto, ayúdennos. Ayúdennos a comentarles a sus amigos, a sus parientes, a sus vecinos, que está funcionando esto; que es una realidad y que se está haciendo bien porque lo están haciendo profesionales en esta tarea.

Muchas gracias. Gracias por su confianza, gracias por estar aquí y felicidades por sus créditos, que sea para bien.