Entrega de dos mil tarjetas del Programa “Más Becas, Mejor Educación”

mas becasFecha: 30 JUNIO DE 2016

Lugar: Explanada de la delegación Iztacalco

Muy buenos días a todas, a todos ustedes, me da mucho gusto saludarlas, saludarlos. Saludar a tantos niños que nos visitan hoy.

¿Cómo andan los niños hoy? ¿Con ánimo? ¿O ya se quedaron dormidos y dormidas? ¿No? ¿Están despiertos? ¿Vienen de toda la ciudad? Acá, además de agradecerle al jefe delegacional la anfitrionía, como siempre, a Carlos, saludar a las diputadas que nos acompañan el día de hoy y a nuestros amigos de los medios de comunicación.

Acá, para que salgan en la foto, miren, acá están todos los fotógrafos y camarógrafos, allá los saludan y entonces ellos les regalan una foto, y luego los sacan en primera plana, a colores.

Hoy estamos aquí dando cuenta de una tarea que tiene el Gobierno de la Ciudad de México, con toda su gente, con toda la gente. Es la tarea de ayuda, es la tarea de compromiso por la educación, esto que estamos haciendo es algo indispensable para una sociedad, es cuidar a sus niños y cuidar a sus niñas.

Yo estoy seguro que todas las mamás que están aquí, y muchos de los papás también que están acá, están en la misma sintonía de que lo que más nos preocupa a nosotros como papás, es que le vaya bien a nuestros hijos.

Todos los días estamos trabajando por eso, porque le vaya bien a nuestros hijos, porque tengan un desarrollo, porque estén sanos, porque podamos verlos crecer y porque podamos verlos jugar. Eso es muy importante, eso es algo por lo que tenemos que seguir trabajando de manera permanente.

¿Cómo lo vamos a hacer? Hoy lo que estamos haciendo es entregando becas, estamos entregando becas precisamente a los niños y a las niñas –ese te lo voy a dar a ti–. A los niños y a las niñas, ¿por qué les estamos entregando becas? Para que estudien, para que no dejen la escuela, para que vayan a la escuela y aprendan muchas cosas.

Primaria, secundaria, este programa lo teníamos más o menos con 12 mil 500, 13 mil, luego 14 mil; hoy estamos ya cubriendo a 25 mil niños y niñas. Nada más hoy, estamos haciendo una entrega, poco más o menos de dos mil de estas becas.

Son becas que significan 800 pesos al mes, ¿para quién? Para sus hijos, para sus hijas, para poder apoyarlos porque la situación económica no es tan sencilla, está muy difícil y nosotros tenemos que darles buenos servicios en la ciudad.

Pero tenemos también que ayudar el trabajo social, tenemos que ayudar a la gente de acá, tenemos que ayudar mucho para que puedan encontrar desarrollo, mira porque si no tu también tienes que ir ¿No quieres ir?, para ti.

Tenemos que buscar que todos nuestros niños y todas nuestras niñas tengan un desarrollo integral; ayer se instaló ya un sistema en la Ciudad de México para cuidarlos y para cuidarlas, pero yo les quiero pedir un favor hoy a las mamás que nos acompañan, lleven a sus niños a los servicios médicos, que tiene esta ciudad.

Son gratuitos y son para ustedes ¿Ustedes tienen servicio médico o no? ¿Quién no tiene servicio médico? A ver que levanten la mano, ¿Quién no tiene? ¿Quién no tiene servicio médico? No.

Quiero ver las manos de las mamás ahora o de los papás ¿Quién no tiene? Ahí tiene la mano levantada ¿ya vieron? a mis amigos y amigas de los medios de comunicación, esto me interesa mucho, vean las manos que están levantadas, pues le quiero a decir a todos los que tienen las manos levantadas que sí tienen servicios médicos.

Porque en esta ciudad por el simple hecho de vivir aquí tienes derecho a los servicios médicos, si tú acudes al servicio médico te tienen que atender, desde clínica hasta hospital y si requieres una cirugía o requieres un tratamiento mayor, también tenemos que atenderte.

¿Cómo se hace esto? Cada año tienen ustedes derecho a un examen médico general, a que les hagan su examen de sangre, a que sepamos cómo está el colesterol, a que sepamos cómo está la presión, a que sepamos cómo están; si ustedes son los que están cuidando a los niños y las niñas tienen que estar sanas y tienen que estar sanos, por eso tiene que ser integral este trabajo.

Hoy lo que estamos haciendo es luchar por la educación, hoy tenemos que darles garantía, en esta ciudad se impulsó un programa que se llama “Cero Rechazados” ¿Qué significa “Cero Rechazados”? Significa que vamos a estar trabajando para que cuando sus hijos lleguen a la preparatoria o lleguen a la universidad, no se queden sin lugar.

¿Es importante o no? ¿Tenemos que trabajar para eso o no? Bueno, nosotros propusimos eso de “Cero Rechazados” ¿Les parece bien? Hay que seguirlo impulsando, vamos a trabajar este año 500 mil lugares para “Cero Rechazados”, solo este año 500 mil lugares, para ustedes mamás, para que no estén pasando penurias después, preocupándose.

Miren, yo me acuerdo, cuando yo estaba chico, ahora que les preguntaba: “Bueno, a ver, ¿Y a qué hora llegaron?” Le preguntaba a uno de los niños que estaba por allá, me dijo: “Yo me tuve que despertar muy temprano, por ahí de las siete, seis de la mañana”.

Yo me acuerdo que mi mamá se iba a trabajar muy temprano y, entonces, a mi me dejaban encargado con una señora que vivía ahí en la casa y lo que más quieres es que regrese tu mamá del trabajo para verla otra vez, para poder estar con ella.

Eso es lo que nosotros queremos con esta beca, que las mamás puedan estar seguras de que hay un apoyo para sus hijos, que ustedes puedan estar seguras de que hay un apoyo para ustedes, de que hay algo que nosotros estamos pensando y que estamos preocupados para que les vaya bien.

Acá veo a una mamá que está cargando un bebé, también tenemos cunas para tu bebé ¿Por qué? Porque luego los bebés duermen en la misma cama que los papás ¿O no? Duermes en la misma cama que tu papá, que tu mamá y eso no es lo ideal.

Entonces, lo que estamos haciendo ahora es, a ver Gamaliel, tú te encargas de que tengan una cuna por aquí los que traen bebé, para que se lleven su cuna o para que les demos su vale para que recojan su cuna porque hay que darles la cuna para los bebés, para que estén todos estos bebés bien cuidados, ¿también tú necesitas cuna?

Mamás solteras, también tenemos programa para eso, también estamos cuidando a las mamás y estamos además con un programa que se llama “Bebé Seguro”, ¿qué es el programa de “Bebé Seguro”? por ejemplo, el bebé que viene acá, el bebé que viene allá, ingresa a nuestro programa y entonces nosotros le damos una ayuda para su desarrollo si es que tiene menos de un año.

En el primer año porque el primer año es bien importante para los niños y para las niñas, es cuando más se desarrollan y es cuando nosotros tenemos que cuidarlos más, que tengan todas sus vacunas, que tengan todas sus cositas, que sean niños muy sanos, que se puedan divertir.

¿Se quieren divertir ustedes?, ¿todos los niños que están acá? Y, ¿cómo se divierten?, ¿qué podemos hacer nosotros para que se diviertan? Miren, les voy a ofrecer hoy una cosa, qué les parece si ustedes van a la escuela, ustedes tienen sus becas pero van a la escuela ¿Tú vas a la escuela?, ¿a qué escuela vas?, ¿qué año?, vámonos, así de corridito, para que vean que hoy tenemos aquí puros niños y niñas inteligentes ¿Ya te había dado uno de estos? Bueno. Los vamos a invitar a La Granja, ¿les parece bien?, los vamos a invitar a La Granja a todos los niños y todas las niñas que están hoy aquí, a todos, a todos los vamos a invitar a La Granja porque, miren, les platicaba yo esto de mi mamá que se iba a trabajar y luego regresaba ya tarde y entonces a mí me cuidaba una señora, una señora que durante mucho tiempo le dio por darme puro caldo de pollo, por cierto, yo creo que por eso no me gusta el consomé, pero luego llegaba mi mamá y los fines de semana qué haces, a dónde vas, por eso Chapultepec es gratuito, nuestro Bosque de Chapultepec, por eso el zoológico es gratuito, por eso tenemos que cuidar los parques, por eso tenemos que darles opción a dónde ir.

Y veíamos aquellos lugares a donde podían ir quienes tenían más dinero, algunos amigos que teníamos que iban, en aquel tiempo se llamaba Mundo Feliz —los papás que anden por aquí más o menos de mi edad, de mi rodada se van a acordar de ese lugar que estaba por allá por el sur y se llamaba Mundo Feliz—, pero costaba —era más o menos había que entrarle con una lana— y pues no podías ir muy seguido.

Y hoy, queremos ofrecerle aquí a los niños y a las niñas que van a tener sus becas los queremos primero, invitarlos a la Granja a todos.

Luego, fíjense bien los niños y las niñas, fíjense bien, muy bien porque esto es muy importante: si se portan bien y van a la escuela y tuvieron buenas calificaciones y empiezan estudiando bien y sus papás y sus mamás nos dicen “sí fueron a la escuela”, “sí están estudiando”; entonces, los vamos a llevar a otro lugar que se llama ¡Recórcholis! ¿También quieren ir?

Bueno, de eso qué depende. Depende mucho de que se porten bien. Si se portan bien, los vamos a llevar. ¿Quieres uno? ¿Eso de qué depende a ver? Fíjense bien, depende de que sus mamás nos digan si tienen buenas calificaciones o no tienen buenas calificaciones, porque si no tienen buenas calificaciones no se va a poder. ¿Okey? ¿Están de acuerdo las mamás también?

Bueno, vamos todavía a ampliar esta oferta, porque debe ser más intensa digamos. Qué les parece si también los llevamos, los organizamos, vemos los camiones para que vayan a los museos sus hijos y sus hijas. ¿También que vayan a los museos?

Y los vamos a llevar luego a la Maqueta de la Ciudad de México, una maqueta que pronto vamos a inaugurar y que se van a divertir mucho porque van a conocer lo que lo que es esta ciudad. Lo que implica todos los días manejar esta ciudad. Lo grande que es. Esta ciudad es la más grande, de lo que me digan a mí, es lo más grande. Manejar esta Ciudad de México es como manejar a veces hasta 13 entidades de la República Mexicana. Pero no me quiero despedir de ustedes sin ofrecerles otra cosa a los niños y a las niñas que hoy nos están visitando.

Hoy quiero decirles también: si se portan bien conste, ¿se van a portar bien? —¿qué te paso mi amor?, ¿y ya te están curando?, ¿sí?, bueno—; miren lo que vamos a hacer también es que si se portan bien los vamos a llevar, ¿a dónde quieren ir? ¿A dónde? ¿A qué? ¿A dónde que no se oye? ¿A KidZania también?

Bueno okey, los vamos a llevar a KidZania también, si se portan bien y, siempre y cuando, tengan buenas calificaciones.

Pero también tenemos que hacer un compromiso los niños. A ver los niños y las niñas, ahora sí los quiero ver de acá arriba porque si no, no veo que hagan el compromiso y si no, no me voy a quedar claro que sí hicieron el compromiso —este para ti mi amor, pero si tú también es que tú estás más alta. ¿Y este para ti? Órale, ya vas— bueno, a ver ya nada más quiero ver el compromiso que vamos a hacer.

Primero, quiero preguntarle a los papás y a las mamás, otra vez: ¿tienen servicio médico o no tienen servicio médico? Sí tienen servicio médico aquí en la ciudad por el simple hecho de estar en la Ciudad de México, de vivir en la Ciudad de México. ¿Okey? Entonces, primero quiero que se vayan con eso.

Segundo, para poder ir a KidZania, para que se acuerden los niños y las niñas, ese va a ser el requisito, van a ser dos: uno, que estudien mucho; que vayan a la escuela; que sus papás y sus mamás se sientan muy orgullosos de ustedes —como todos nosotros cuando vemos a nuestros hijos— así, que se sientan muy, muy orgullosos y orgullosas.

Segundo, para los niños –acuérdense que si no hacen esto no vamos a ir a KidZania— entonces, ahí va: quiero que se hagan su examen médico. Examen médico toda la familia: el papá, la mamá y los niños, ¿quiénes les van a decir? Los niños le van a decir: “mamá vamos a hacer el examen médico porque si no, no vamos a ir a KidZania”.

Cuando a mí ya me diga Gamaliel que ya se hicieron sus exámenes médicos, vamos a empezar a darles los boletos para que vayan a KidZania todos ustedes.

¿Quieren ir a KidZania? Entonces, ¿qué van a hacer? ¿Van a ir al médico? ¿Y van a estudiar mucho? ¿Y van a ir a la escuela? Van a aprovechar su beca que se van a llevar hoy, su tarjeta.

Esta tarjeta ya está cargada ¿Verdad? Ya está cargada para todos ustedes, ya están los recursos. Ahí tenemos cerca de 300 millones que se están destinando para esto, 300 millones de pesos destinados para esto, solamente, para ustedes.

Por cierto, déjenme hacerles el comercial porque ayer —ahí viene ya la cuna mira, ya viene llegando la cuna, eso, agárrala ahí Gamaliel— ayer echamos a andar otros 4 trenes del Metro para ustedes para que ya cada vez haya menos apretones ahí, menos apretujones, sobre todo para las mamás que las queremos cuidar mucho.

Se me cuidad mamás, las queremos mucho. Vamos a seguir trabajando para ustedes, con ustedes, en la ciudad, por sus hijos, por tus hijos, por tus hijas porque los queremos y porque tenemos que cumplir con lo que prometemos. Se cuidan mucho, muchas gracias.

Vamos a entregarles sus becas. Que estén muy bien. Gracias al jefe delegacional, a las diputadas, a niños y a todo el equipo de trabajo. Nos vemos, bye, bye.