Entrega de Recursos del Fondo de Atención a Migrantes (FAM)

FECHA:22 DE ENERO DE 2016
LUGAR:Centro Cultural del México Contemporáneo

Muy buenos días a todas a todos, todos nuestros paisanos me da mucho gusto saludarlos otra vez y decirles, aunque ya están acá muchos desde hace algún tiempo, decirles: “¡Bienvenidos!”

Muy bienvenidos a su ciudad, a la Ciudad de México, es una ciudad de todos y de todas, es un espacio en donde siempre serán recibidos con los brazos abiertos, porque es una política propia de la Ciudad de México.

Hoy quiero agradecer la presencia de la Cónsul de Colombia, del Cónsul de El Salvador, que nos acompaña, muchas gracias. Agradecer como siempre la anfitrionía del SNTE, muchas gracias, con un saludo al maestro líder de este grupo de fuerza, que con los maestros estamos encontrando una línea de comunicación muy importante.

Por favor, reitérenselo, estamos trabajando para la capacitación, porque nosotros creemos que a los maestros hay que capacitarlos para que puedan tener mejores niveles de competencia.

Entonces, estamos trabajando fuerte para la capacitación, estamos trabajando también un programa de vivienda con los maestros como no se había hecho. Entonces, muchas gracias por la anfitrionía, como siempre, gracias por estar colaborando con el Gobierno de la Ciudad de México.

A los diputados y diputadas que nos acompañan, gracias también y, ellos están encargados de que nuestras leyes, de que nuestras disposiciones normativas cada vez vayan más enfocadas a lo que es la vocación de la Ciudad de México, que es ser una “ciudad amigable”.

Suena como muy trivial este tema, pero les voy a platicar una anécdota. Hace algunos meses –prácticamente el año pasado— vino un grupo de migrantes que venía desde Sudamérica, vino pasando por diferentes localidades, por diferentes territorios.

Llegó a nuestro país y pasó por diferentes territorios también y cuando llegaron a la Ciudad de México, después de tener un encuentro me dijeron: “Muchas gracias, porque nos sentimos como en casa, porque nos han dado de comer, porque tenemos un lugar donde asearnos, porque no nos ven como una persona extraña, porque no nos ven como intrusos, porque nos han dado todas las facilidades”.

Eso es una “ciudad amigable”, es una ciudad que ve con mucho gusto que sus connacionales regresen y que ve con mucho gusto que les vaya bien. Es un trabajo que hacemos con toda vocación y con toda dedicación.

Saludo a mis compañeras secretarias en el gobierno de la ciudad; tanto la secretaria Rosa Icela, encargada de estos temas propios de migrantes, de contacto con las comunidades indígenas, del desarrollo rural; y también, a la secretaria Amalia García, que ella está encargada de los asuntos laborales, de la Secretaría del Trabajo en esta ciudad.

A Luis Wertman, que ahora les voy a platicar algunas de las cosas que está trabajando Luis, poquito más, poquito más adelante. A todos muchas gracias.

Estamos hoy pues, para mis amigos y amigas de los medios de comunicación, para mi fuente, comentarle que este trabajo que estamos haciendo y que hoy reconocemos también la presencia del Gobierno de la República, a través de la representante del programa, estamos trabajando a favor de los migrantes.

Este evento es para dejar claro que la Ciudad de México no ha olvidado este rubro, hoy lo que estamos diciendo es que, migrante que retorne a la Ciudad de México debe encontrar una oportunidad, debe encontrar un apoyo. Porque este apoyo multiplica.

Si nosotros podemos lograr que ellos se reinserten y encuentren una línea de oportunidad –ellos y ellas— vamos a tener un avance sustancial.

Lo que se está presentando aquí y los apoyos que se han dado son precisamente para proyectos productivos que ellos van a poder desarrollar, que ellos y ellas van a ser ahora en nuestra ciudad.

Yo preguntaba ahora mismo que entregábamos los apoyos, alguno me decía: “Bueno, pues yo estuve en Chicago 9 años” o “Yo estuve en Nueva York” o “Yo tengo a mi familiar en Los Ángeles” o uno más que me comentaba que tenía a sus familiares en Oxford.

Es decir, no es porque ellos se quieran ir, no es porque te quieras ir es porque si no encuentras una oportunidad, pues la están buscando, están buscando dónde poder encontrar una oportunidad.

Eso hay que entenderlo y eso es en algo que tenemos que trabajar, por la mejoría o mejora de las condiciones de igualdad en todo el país.

Esta es una realidad que vive el país todo los días, todos los días se está yendo gente en búsqueda de otras oportunidades o de mejores oportunidades y a veces lo que encuentran no es tan bonito o tan bueno como se imaginó.

Viven en condiciones muy complicadas, muy complejas, se enfrentan al problema del idioma, se enfrentan a una situación de rechazo y realizan las tareas que nadie quiere realizar; eso es la verdad.

Nuestro país, qué bueno que esté fomentando esto, que es el regreso de los migrantes. Pero que sepan además que en el regreso va a haber una oportunidad. Eso es lo que estamos haciendo ahora, este es el trabajo social de la Ciudad de México.

Por eso, ahora que trabajemos por la Constitución, seguramente tendrá que haber una mención en donde se hable de esto, que esta es una ciudad hospitalaria, que esta es una ciudad que recibe y que conoce el tema de la migración, y que lo atiende con esa calidad, con la calidad de los huéspedes.

Que es muy diferente a que tengas un huésped, a que tuvieras un intruso, ¿no? Alguien que se mete a fuerza y alguien que tú no quieres tener, a que tengas a alguien a quien estas dándole la bienvenida, a quien recibes con amabilidad, eso es lo que tienen que sentir nuestros migrantes. Eso es lo que queremos comunicarles.

Hoy pues, estamos trabajando en la Ciudad de México y ahora que están con nosotros otra vez todos los que regresan, todas y todos los que son migrantes en retorno de esta Ciudad de México estamos hablando de que esta Ciudad de México es una Capital Social.

Por eso dice ahí Capital Social, porque estamos buscando que sea una sociedad mucho más igualitaria, que haya más oportunidades para la gente.

Por eso, estamos trabajando a favor del salario mínimo, por eso ayudamos a los jornaleros de San Quintín, por eso estamos impulsando las causas en donde desde abajo, desde las bases puedes construir una sociedad mucho más igualitaria, mucho más llena de oportunidad y de oportunidades, de desarrollo, pero tienes que construirla desde abajo, porque si no entonces la construyes sobre la gente, eso es lo que le paso al salario mínimo.

El salario mínimo se usa o se usó mucho tiempo y que ahora va en esta línea de recuperación para darle soporte a la economía de todos los demás, todos nos beneficiamos de la gente que ganaba el salario mínimo. Ellos con ese esfuerzo y recibiendo ese salario, que cada vez iba más para abajo, le daban estabilidad a los indicadores económicos. No es así, no es así.

Ahí hay siete millones de personas que tenemos que seguir luchando por ellos, y vamos a seguir luchando, ya ganamos una primera batalla, pero todavía hay que hacer más a favor de la recuperación del salario.

Hoy, pues, quiero agradecer y agradecer también las palabras de la Cónsul de Colombia y las otras que no se escucharon aquí en el micrófono y que nos estaba diciendo porque la sentimos emocionada con esta tarea que está haciendo la Ciudad de México.

Sepan pues, paisanos, paisanas, sepan que aquí tienen apoyo, sepan que aquí hay un canal de comunicación, úsenlo.

Les voy a platicar muy rápido qué pueden usar, muy rápido. Nosotros tenemos aquí un sistema de seguridad social, si alguno de ustedes o alguna de ustedes no tiene servicio médico, inscríbanse con nosotros, nosotros les vamos a dar servicio médico.

No es un servicio médico nada más de una aspirina o te dieron un poquito, una frotadita de alcohol, no. Tenemos un servicio médico donde hay clínicas de alta especialidad y cuando ya se necesita una cirugía mayor como las que nos han llegado a pedir, entonces tenemos también un convenio con los hospitales del tercer nivel del Gobierno de la República y también los atendemos gratis.

Ese sistema úsenlo, por favor inscríbanse con nosotros, porque nosotros los vamos a atender.

También paisanos y paisanas cuando necesiten que un médico vaya a su casa, que los atiendan, llámennos, aquí les vamos a dejar todos los datos. Tenemos el programa “El Médico en Tu Casa”.

El programa “El Médico en Tu Casa” está siendo tan exitoso que ya lo tienen otros estados, otros estados lo están asimilando.

“El Médico en Tu Casa” comenzó con nosotros aquí en la Ciudad de México. Hoy ya lo tiene Chihuahua, hoy ya lo tiene Sinaloa; hoy ya lo tiene Michoacán y a partir del próximo lunes lo tendrá Tlaxcala, vamos a ir a Tlaxcala y en Tlaxcala vamos a tener “El Médico en Tu Casa”.

Aquí tenemos los apoyos para los migrantes, aquí tenemos el apoyo específico, pero también tenemos la Secretaría del Trabajo que tiene un seguro de desempleo para cualquier eventualidad, úsenlo también por favor, porque la ciudad lo tiene para ustedes.

Si alguna jovencita de sus familiares, alguna migrante, alguna joven que estuviera por acá, está esperando bebé acérquese con nosotros. Nosotros le vamos a dar el control de todo su tiempo de embarazo, le vamos a dar una despensa mensual que va a tener sus nutrientes para que su bebé nazca sano, se lo vamos a dar cada mes para que no le falte el ácido fólico, para que no le falten los minerales que necesita.

Y cuando nazca su bebé vamos a asegurarnos que sea en las condiciones hospitalarias que requiera. Y además le vamos a dar luego una cuna, que por aquí veo algunos bebés, si quieren que les acerquemos una de las cunas que está dando la Ciudad de México, acérquese con nosotros y aquí también les hacemos la gestión.

Estas cunas es un programa que también ya lo tiene Michoacán, ya lo tiene Sinaloa, ya lo tiene Chihuahua porque estas cunas son una realidad.

Miren, cuando un bebé nace, la mayoría de la gente no tiene un espacio para él, no tiene una recámara para él, pues. ¿Y dónde está durmiendo?, en la misma cama que los papás, en la misma cama que su mamá y ahí hay riesgos.

Entonces, ahora que regresan a esta ciudad conozcan todo esto, porque ahí eso que les vamos a dar va a ser para que su bebé duerma solito o solita y esté bien cuidado y esté calientito. Le vamos a dar sus cobijas, le vamos a dar, bueno, le vamos a dar hasta su ropita y sus pañales pues, para que me entiendan, todo, le vamos a dar todo.

Pero, además si se trata de algún paisano o alguna paisana que estuviera en una situación económica complicada con la valoración que se hace, estamos entregando una tarjeta en la Ciudad de México que se llama “Bebé Seguro”.

“Bebé Seguro”, por qué. Porque cada mes a ese bebé, niño o niña, le vamos a depositar 400 pesos para su alimento, no se puede comprar cigarros, ni alcohol ni nada más. Comida para el bebé, cosas para el niño o para la niña de 0 a un año, ahí los vamos a atender. Entonces, por favor hagan uso de todo esto.

Hoy quiero felicitar a la licenciada Rosa Icela por todo este trabajo que realiza a favor de los migrantes.

Esta es una tarea que tenemos que seguir haciendo con ustedes, los vamos a seguir apoyando. Quiero reconocer los trabajos que se hacen también desde el gobierno federal en este trabajo coordinado.

Es un trabajo de coordinación que nos permite llevar los apoyos necesarios. Vamos a estar trabajando y tenemos también mucho trabajo con las personas con discapacidad. Cualquier persona que requiera una silla, que requiera, lo que requieran, en esta ciudad, en esta capital, tenemos algo que se llama Seguro para Emergencia Social y se requiere algo así, de inmediato los vamos a atender también.

Así que ustedes nos dicen y con mucho gusto los ayudamos y con mucho gusto los apoyamos.

Y ya para despedirme, como dicen “ya con esta me despido”, les voy a hacer un último anuncio que me acaba de recordar Luis Wertman –que él está encargado del Consejo Ciudadano, de la comunicación ciudadana en seguridad y procuración de justicia—. Lanzamos un programa hace poco que se llama Sistema de Alerta Social.

Sistema de Alerta Social sobre todo para los paisanos y paisanas que acaban de llegar, que no se conocen muy bien su domicilio o que no se conocen muy bien la ciudad, podemos entregarles una de estas.

Aquí viene un número en la parte de atrás, y este número de la parte de atrás es su identificación, si alguien se pierde, si alguien tiene un padecimiento, porque a veces, imagínate que te desmayas en la calle y llegan los servicios médicos y no saben qué tienes.

En cambio, con esto llegan los servicios médicos, se comunican a LOCATEL y les dicen: “Es el señor ‘fulano’ de tal, hay que hablarle a ‘fulano’ de tal, que es su contacto. Padece de epilepsia o tiene baja el azúcar o tiene un problema de tal o cual naturaleza que hay que atender, de presión”, ¿no?

Entonces, ya sabemos qué necesitas y cómo te podemos ayudar lo más rápido posible, para los adultos mayores que a veces empiezan a tener pérdida de memoria también, esto funciona muy bien, porque estamos encontrando pues así, una manera de comunicación.

Los tenemos en dos presentaciones –parece anuncio, ¿no? Los tenemos en dos presentaciones, la que quieras—. A los jóvenes les gusta mucho esta, porque parece como militar y está como en onda la cosa.

Entonces, tenemos esta y tenemos esta otra que es una pulsera, en la parte de atrás tiene un número y este número es lo que te identifica. Cuando los servicios de emergencia ven esto se comunican a LOCATEL y ya sabemos quién eres, qué necesitas, dónde vives, a quién le avisamos, utilícenlo, está aquí también a su disposición.

Queremos reiterar la bienvenida a todos los migrantes, a todos nuestros paisanos, son habitantes de esta ciudad y por lo tanto, tenemos que cuidarlos y que cuidarlas. Y los vamos a cuidar muy bien.

Quiero felicitar otra vez a todos los organizadores, licenciada felicidades por su trabajo, felicidades a todo su equipo, nos vemos muy pronto, aprovechen sus apoyos. Mucho éxito en sus trabajos, en sus negocios, que les vaya muy bien, muy buen día. Nos estamosviendo.