EXPOSICIÓN FOTOGRÁFICA EN HOMENAJE A “EL SANTO, EL ENMASCARADO DE PLATA”

Miguel-ManceraFecha:27 JULIO DE 2017
Lugar:Salón Murales del Antiguo Palacio del Ayuntamiento

Muy buenas noches, buenas noches a todas y a todos ustedes, me da mucho gusto saludarlos, saludarlas; por supuesto saludar al Hijo del Santo, agradecerle toda la participación y compromiso en muchas de las tareas que hemos aprendido juntos.

Él es un hombre altruista, además de todo lo que simboliza, porque la máscara del Santo es un gran símbolo, como aquí ya se ha expresado y llena muchos espacios, mucha, es mucha esperanza, mucho de lo que la gente quiere y de lo que la gente, cuando ve la máscara, cuando ve la tapa del santo personifica en la lucha diaria que tenemos que desarrollar en la vida.

Así que, él está como lo dice aquí, continuando una leyenda. Y ese es un gran orgullo, es un gran honor, porque poder continuar la leyenda de nuestros padres, es lo que todos debemos de hacer. Honrar a nuestros padres y poder seguir siempre con una trayectoria, de los ejemplos que aprendimos de ellos.

En este caso, El Hijo del Santo, es por supuesto, un continuador de esa leyenda y nos permite, a todos los que conocimos la leyenda viva, de El Santo, que más o menos debemos por la edad porque veo aquí varios que son, más o menos de mi rodada, entonces, veíamos esas películas, no me digan que no.

Yo llegaba de la escuela y después al filo de las cuatro de la tarde, canal cuatro, ¿no?, pasaban las películas de El Santo y veías todas las que aquí ya se mencionaron, contra las Lobas, Las Momias, Los Ovnis, todo lo que no nos habían dicho y que todavía había que luchar contra más cosas, porque si no hubiéramos dejado recomendarle las de El Santo.

Pero, hoy quiero agradecer la presencia de todas las personalidades que nos acompañan, por supuesto de nuestro presidente del Comité Olímpico, de las actrices, de los actores, de todos y cada uno de los luchadores, de la gente de INDEPORTE, de nuestro campeón olímpico, medalla de plata, porque eres un campeón, obtener una medalla de plata en los juegos olímpicos no es una cosa menor.

El próximo año estaremos celebrando los cincuenta años de las olimpiadas en esta ciudad, en donde fuimos sede con muchos de los sitios emblemáticos de esta justa, donde pertenecen los luchadores. Mucha gente dice es que no se pegan de verdad, yo quisiera ver a alguien hacer alguna de las cosas que hacen los luchadores profesionales, son atletas muy completos; pero además esto que es bien importante, lograr lo que El Santo logro proyectar y lo que sigue proyectando, es algo que sucede de uno, en millones.

Y hoy tenemos aquí a su hijo al que le reconocemos y le agradecemos; y seguimos mencionando a personalidades. Lorena -siempre se lo he dicho-, bella, hermosa yo no me cansaba de ver las películas y de admirar, pues todo lo que era sus, sus desplantes especiales y todo lo que es esa belleza, que sigue siendo ejemplar para nuestro cine mexicano, en verdad como siempre con mucho cariño.

Saludar también a la hija de olga Guillot y muchos a lo mejor no lo conocen, esas canciones de Olga Guillot yo para que vean, si me acuerdo muy bien, de una de las canciones de tu mamá a lo mejor no todas, pero tú me dirás si era o no esa, tú me acostumbraste, claro que si “tú me acostumbraste a todas esas cosas y tú me enseñaste que son maravillosas” ahí está, para que veas que si me acuerdo.

Bueno, —gracias por acompañarnos, gran conductor, de lo que es día a día de nuestros, compañeros y amigos de medios de comunicación, que hoy nos acompañan también y decirles a ustedes, estamos trabajando de manera consistente, estamos trabajando de manera diaria en buscar que la ciudad tenga una mejor proyección y yo creo que en esa misma búsqueda, tenemos que reforzar muchas de las tareas también del día a día, así logramos, que nuestros amigos luchadores, que a veces después de toda manera profesional, terminan un poco en el olvido, porque así es esto, cuando estás en la cima, todo el mundo quiere fotografiarse contigo y eres como la quinceañera en los quince años, y el niño en el bautizo etc. Y después, pasa el tiempo y eso queda en el olvido.

Nosotros hoy queremos incluir a los luchadores en, los programas sociales de la Ciudad de México, hoy los programas de salud, que esos nos importan muchísimo y todos los demás beneficios sociales llegan a la lucha, lucha libre y eso nos da muchísimo gusto, poderlos estar apoyando y los vamos a seguir apoyando en todo lo que corresponda a nosotros y ahí juega un papel bien importante el Hijo del Santo, porque fue el motor, que llamo la atención alguna, que no también los luchadores tienen derecho a lo se da esta ciudad.

Pues claro que sí, todo el mundo tiene derecho, así que también vamos apoyarlos a ellos y a ellas por que las mujeres también luchan y también en la lucha libre mexicana y luego tenemos la estación del metro, la estación del metro Guerrero, que yo los invito que deberás se den una vuelta por allá, en donde tenemos este homenaje a la lucha libre mexicana, a todos los grandes luchadores, como los que hoy nos acompañan, ahí están personificados, ahí podemos encontraros y nosotros vamos a seguir rindiendo estos homenajes.

Hoy cien años, cien fotos, paseo de la reforma, en ese lugar el Hijo del Santo y todos los demás amigos y amigas que hoy nos acompañan, en tiempo que lleva la exposición, calculamos cerca de un millón o un millón cien mil personas que han visto estas fotografías, gracias.

Bueno, estamos por concluir el día 6 de agosto, pero vamos a prolongarlo, ¿te parece bien un mes más?, al seis de septiembre; lo vamos a prolongar, porque la gente no se cansa de tomar fotografías ahí con El Santo, así que vamos a lo que la gente pide, la gente nos pide más de El Santo, vamos a tener más de El Santo.

Hoy les agradecemos muchísimo, a todos los que nos han acompañado aquí, a los hombres y mujeres, a los amigos de El Santo, a los actores, a las actrices, a los cantantes, a todas las personalidades del deporte, muchísimas gracias.

Nosotros estamos comprometidos con una tarea y esa tarea la vamos a seguir llevando adelante, hoy México necesita más de esto, más de poder estar en contacto, más de tener a quién platicarle, no sé si vaya a solicitar tu auxilio Santo, a veces se ocupa, pero sí tener comunicación, como no, estar en contacto con la gente y tener esta esperanza que simboliza esta mascara que siempre ha sido un emblema, un emblema de lucha, de eso que necesitamos hoy los mexicanos tanto de la lucha y las ganas de salir adelante como fue siempre la carrera de tu padre El Santo.

Te felicito con seguir con esta leyenda y continuar siendo, este ídolo de mucha gente, no solamente quiero decir de niños y niñas, sino de mucha gente que lo vemos así, como un símbolo de lucha, de esperanza, de fe y de todas las cosas buenas que pueden venir para nuestro país.

Muchas gracias, muy buenas noches.