“Firma de Convenio entre INJUVE CDMX y UNFPA”. Día Mundial para la Prevención del Embarazo No Planificado en Adolescentes

convenio-injuveFecha: 26 SEPTIEMBRE DE 2016

Lugar:Patio Oriente del Antiguo Palacio del Ayuntamiento

Muy buen día, buenos días a todas y todos los jóvenes que hoy nos acompañan, al INJUVE que está aquí como siempre muchas gracias por acompañarnos ¿Están desanimados hoy o qué? —Pues dijimos INJUVE y no se escuchó nada, parece que no vino INJUVE hombre a ver ¿están los jóvenes del INJUVE o no? eso, ahora sí está el INJUVE, ya se escuchó más—

ArieHoekman, muchas gracias, porque él ha estado apoyando varias de las tareas que se realizan en materia de jóvenes en una agenda de gobiernos mundiales que han planteado el desarrollo sostenible y para hablar de cosas mundanas, de cosas terrenales y no irnos nada más al rollo de las políticas públicas y demás, les diría hoy estamos hablando aquí del embarazo adolescente eso es de lo que se está hablando.

Estamos firmando un acuerdo, estamos firmando un convenio con Naciones Unidas a través de la representación de Arie de estos fondos importantes de Naciones Unidas para que la Ciudad de México se ocupe precisamente de esto, de lo que hoy se está recordando al mundo, que es que en la sociedad existen embarazos no planificados de adolescentes.

Estamos recordándole al mundo que es necesario atender esto, que no podemos cerrar los ojos, tenemos que reconocer que es algo que está presente en México, el estudio de la OCDE, de ese análisis sabemos que México está encabezando una lista nada honrosa de embarazos no planificados, registramos a nivel nacional medio millón de estos casos en menores de 19 años.

Llegando incluso a algunas cifras que presentan a niñas de 10, 11 años de edad, entonces los gobiernos tenemos la obligación de ocuparnos de esa tarea en una comunicación permanente con los jóvenes, tenemos que entender exactamente la problemática de las personas jóvenes, tenemos que conocer mejor las características de las líneas de acción para que seamos efectivos.

convenio-injuve-miguelYa la Ciudad de México participó con esta encuesta de “MyWorld” un millón 600 mil opiniones, respuestas de ustedes, precisamente de los jóvenes un millón 600 mil y esto se lo llevamos a Naciones Unidas un trabajo también con la ONU, el Secretario General tuvo conocimiento por supuesto de este resultado.

Luego, la encuesta de tendencias, más de 300 mil participantes, personas jóvenes que también nos dieron datos muy importantes y ahora esta firma de convenio para volver a realizar una encuesta de tendencias, vamos a trabajar de nueva cuenta ahí, no sé si más de 300 mil, seguramente tendremos un espectro mucho más amplio Mafer con esta suma de tareas y por supuesto que podamos mejorar estas cifras.

En la Ciudad de México tenemos registrados estos casos de embarazo adolescente 35 mil, pero de estos el 18 por ciento es de jóvenes que no lo planificaron como bien se explicaba aquí algunos sí se planifican, no obstante de ser embarazos de adolescentes. Pero de los no planificados son más o menos seis mil 300 casos.

Estos seis mil 300 casos nos generan varias consecuencias, aquí Mafer ya hablaba de algunas de ellas, ya se estaba hablando de la situación en que se genera, una muy clara casi, casi de generación inmediata es: el abandono de los estudios, ya sea abandono o postergación de los estudios o los dejan o los dejan para después.

Porque obviamente hay que ocuparse de algo que es su salud y el desarrollo de un nuevo ser, entonces ésta es una consecuencia inmediata, se tienen que también enfrentar a discriminación, lo tenemos evaluado y medido con COPRED las jóvenes embarazadas enfrentan discriminación y por supuesto esto lleva a consecuencias de depresión y afectación de autoestima.

Entonces hay que seguir hablando con los jóvenes, hay que seguir explicando muchas de las cosas y hay que conocerlos y hay que aprender cómo podemos ser más efectivos, primero hablando diciendo las cosas como son, hoy con las campañas que tenemos de “Conoce tu Sexualidad”, “Disfruta tú Sexualidad” y por supuesto “Ten una Sexualidad Responsable” (en) eso vamos a seguir insistiendo y vamos a seguir trabajando.

Por eso con la firma de este convenio refrendamos nuestro compromiso con Naciones Unidas, estamos dando cumplimiento a los objetivos del milenio, estos objetivos que se plantearon, que tienen que ver con salud, que tienen con ver con suma de estrategias y esfuerzos con otras instituciones para el desarrollo de estrategias importantes en la sociedad.

Tenemos por aquí el objetivo 3, con el Hospital de las Emociones. El objetivo 17, que está precisamente en este marco para trabajar con ustedes.

¿Cómo podemos ser más efectivos? A veces es un poco todavía el prejuicio, el no querer hablar. Si hoy yo les preguntara a ustedes, a ver: levanten la mano todos los que ya tienen relaciones sexuales aquí. Ahí están algunos de los sinceros, algunos de los sinceros. Estoy seguro de que son más de los que levantaron la mano.

Pero ese mismo ejercicio que acabamos de hacer es el que pasa en la casa ¿no? Entonces llegas con tu hijo, a tu hijo lo sigues viendo como el bebé, como el chiquito, y le hablas todavía con diminutivos, etcétera. Y no te estás dando cuenta que ya la información que hoy tienen a su alcance es de tal magnitud y de tal potencia que, bueno, se vive con una sexualidad adelantada.

Antes, y en esto no me dejarán mentir mis contemporáneos que están por acá – Mafer es más joven, pero Arie… yo creo que sí vamos a… ¿verdad? Arie también es más joven. Pero miren, antes en la secundaria era todo un acontecimiento cuando le daba uno un beso a una niña; era casi que todo el mundo quería ir a ver y todos te seguían. Ahora eso ya, porque no había la información que hay ahora, no existía Internet, no tenías tanta, tanta lluvia de datos y datos y datos.

A veces eran pláticas, había revistas y eso ya era ¡uf! Lo más que te podían encontrar en tu casa era eso. Tus papás que te encontraran alguna revista de esas famosas, ¿no? Para no hacer la publicidad directa, pero ya saben de cuáles. Te encontraban esa revista y ¡uf!, no bueno, olvídate. El niño ya está despertando, hablen con él.

Por ahí había alguien que tenía su libro del Kamasutra, peor todavía. Eso era, ahora ya no; ahora lo tienes en tu teléfono y ahora ya no sé si mi hijo está buscando Pokemones o está viendo alguna cosa mucho más complicada.

Pero debemos estar preparados y debemos tenerlos blindados, informados, porque la información les va a llegar de todas formas. La información la van a tener y si están preparados para recibir esa información es mucho mejor.

Ahora imagínense ustedes aquí en la Ciudad de México y qué pasa con la gente que está en el interior de la República, y qué pasa donde no están llegando programas y donde no se está informando; está todavía mucho más complicado. Por eso esto debemos hacerlo grande y debemos de hacerlo con mayor fuerza de comunicación.

Debemos de ocuparnos tanto de los jóvenes de la ciudad, como de los jóvenes del campo, como de los jóvenes de la selva, como de los jóvenes de los desiertos de México; de todos. Y tenemos que entender que ha cambiado la realidad y que ha cambiado la sociedad, la sociedad va evolucionando.

Y hoy lo que tienen que hablar los padres con los hijos es muy diferente y no podemos seguir pensando que un joven de 14, 15, 16 años es el mismo de hace tres o cuatro generaciones. Son absolutamente diferentes, digamos que son más despiertos, son más inquietos.

Y además tiene la gran facilidad de conocer todo en un segundo. Antes para poder saber o conocer algún dato te tenías que ir a alguna biblioteca o tenías que viajar pata poder conocer. Ahora ya no. Ahora lo puedes hacer desde tu casa, lo puedes hacer en el mismo espacio donde estés.

Ustedes en este momento podrían estarme diciendo: “fíjate que tu estadística está mal porque aquí está la estadística de hoy, de ahorita, la acaban de subir a la red”. Bueno, así es de potente la información.

Por eso es muy importante, -me parece Arie que estarás de acuerdo conmigo– que debemos seguir trabajando de la mano, y Naciones Unidas también en esta nueva línea de refresco y de apoyo para que sean ustedes, los jóvenes, lo que nos den la información y nosotros podamos apoyar las tareas correspondientes.

Este Hospital de las Emociones, Arie, que tú nos has acompañado– verdaderamente es un proyecto que a mí me da mucha emoción platicarlo en los estados. Yo creo que si todos los estados de México, todas las entidades de nuestro país tuvieran un Hospital de las Emociones, sería muy importante, incluso los que estuvieran en el esquema rural porque es un apoyo fundamental para los jóvenes, es entender a los jóvenes.

Nada más con la cifra de evitar suicidios, con eso estaríamos justificados. Nos interesa mucho que Naciones Unidas conozca este proyecto a fondo, que el secretario general sepa que estamos haciendo esto desde la Ciudad de México y estamos haciendo esto con los jóvenes, con ustedes. Nuestro reconocimiento.

Muchas gracias. Disfruten su sexualidad con responsabilidad. A nadie nos asusta y a nadie nos alarma; por el contrario, queremos que sean hombres y mujeres libres responsables y que nos ayuden a que vayamos mejor cada vez aquí en la Ciudad de México.

Muchas gracias. Buen día a todos, que la pasen bien. INJUVE, nos vemos.