Inauguración de la Exposición “Carne y Arena (Virtualmente presente, Físicamente invisible)”

Miguel-ManceraFecha:12 SEPTEMBRE DE 2017
Lugar:Auditorio “Alfonso García Robles” del Centro Cultural Universitario Tlatelolco.
Quiero agradecer la invitación del Señor Rector a este importante recinto. Saludar y dar como siempre la bienvenida a Alejandro González Iñárritu, es un orgullo de México, es un orgullo del cine mexicano y por supuesto que es un gran emprendedor también.

Audaz, así como sus propuestas en el cine, así como su talento lo ha caracterizado y así como ahora también en esta nueva propuesta lo vuelve a dejar muy claro. Alejandro Ramírez también lo saludo con mucho gusto, empresario joven, entusiasta y que también apoya estas causas, que le gusta mucho sumarse a tareas bien importantes con la Ciudad de México.

Tenemos alianzas estratégicas muy, muy fructíferas en materia de desarrollo social y a los representantes de las autoridades universitarias que nos acompañan, de las diferentes cámaras, de los museos que están presentes, de la comunidad artística, por supuesto también de los expertos de cine y a nuestros amigos y amigas de los medios de comunicación.

Hoy es una gran fecha para nosotros porque este proyecto se ha venido trabajando con mucho cariño, se ha venido trabajando con mucho cuidado, lleva ya un tiempo y la verdad es que se fueron rompiendo muchas barreras que tenían que ver con retos tecnológicos, que tenían que ver con retos de espacio, ¿Dónde proyectar?, ¿Dónde poder realizar esta presentación?, que tenía que ver con tiempos también del Maestro Alejandro González, dado que las presentaciones se fueron haciendo de manera simultánea en el mundo, sucesiva.

Y que México —él pensó como siempre en México— que a México no podía faltarle esta experiencia. No es un reto menor —déjenme decirles— tecnológicamente en materia de esfuerzo de todo lo que se tiene que lograr para poder vivir esta experiencia.

Yo tuve también el privilegio de poderlo conocer, de ir a este lugar que estaba narrando Alejandro en Los Ángeles y verdaderamente es algo que te conmueve, es algo que trastoca las fibras más sensibles porque estás ahí, estas en el desierto, estas con los migrantes, estas sintiendo la presión, estas sintiendo el clima; están tus pies descalzos para poder vivir con mayor intensidad, esto que es la realidad virtual y hace un efecto envolvente tremendo que te transporta y te transforma.

Porque en un momento dado puedes llegar a sentir miedo, a acelerar tu latido del corazón o incluso a correr, o sea se ha vivido de todo en estas experiencias. Alejandro nos platicaba y yo tuve la oportunidad de corroborar también esto.

El reto va a ser que nosotros lo hagamos de larga duración aquí en la Ciudad de México, que logremos que la gran mayoría de todos y de todas lo puedan disfrutar, lo puedan conocer y nosotros no dejemos de aplaudirle al maestro, a su talento, a este mensaje que se va a mandar.

Estoy de acuerdo con el Rector que es muy desafortunada la decisión del Gobierno de los Estados Unidos respecto de este tema de DACA.

La Ciudad de México está tomando acciones. Hoy quiero anunciar con el testimonio de Alejandro González, de Alejandro Ramírez, del señor Rector, por supuesto de todos ustedes, que la Ciudad de México está, a partir de mañana, instalando un fondo de 20 millones para apoyo a los jóvenes DACA que pudieran regresar aquí a la Ciudad de México, así que a partir de mañana lo vamos a tener, vamos a apoyar también con este fondo para apoyar aquí en la ciudad.

Y finalmente yo solamente quisiera reiterar mi felicitación a Alejandro González, por supuesto Emmanuel Lubezki, son increíbles. Decía el señor Rector que no le podemos dar el Óscar pero le podemos dar el goya, es un goya diferente querido hermano, pero es un goya de todo corazón y es el goya de los universitarios y ese te lo llevas porque, como diría la afición de los Pumas, ¿cómo no te vamos a querer?

Muchas felicidades.

SEGUNDA INTERVENCIÓN

Yo nada más quería comentar que en la exposición, mas bien, en la puesta de Los Ángeles al concluir la experiencia, sales —o salías— a una sala que está llena de objetos clasificados y todos los objetos son de migrantes.

Y tienes desde zapatos, muchas mochilas de niños, muchos objetos de niños, pero están muy cargados de energía todos esos objetos que tienes ahí y no sé si se vinieron para acá esos objetos, si los vas a presentar aquí y todo lo que simbolizaba y todo lo que significa eso en el momento que tú haces esta puesta y que tu recomendación, básicamente, a la hora de entrar ahí.

Porque, como bien han dicho, cada quien vive su experiencia, cada quien se coloca como quiere, cada quien corre o se queda quieto, cada quien percibe a la policía de una manera diferente, porque puedes sentir y, prácticamente oler cómo se está transitando en el desierto.

Sientes el frio, sientes muchas cosas y estos objetos todo lo que pudieran comunicar o siguen comunicando, me imagino, en esta puesta, no Alejandro.