Inauguración del Edificio Valencia Dosmil 16

FECHA:28 DE ENERO DE 2016
LUGAR:Universidad Panamericana Campus México

Muy buenas tardes a todas, a todos ustedes quiero agradecer al señor rector general de la UP, al doctor José Antonio Lozano, esta invitación. Desde que él planteó la posibilidad de que estuviéramos aquí aceptamos con mucho entusiasmo porque me parece que siempre es una gran noticia cuando se invierte, cuando se apuesta, cuando se confía, cuando se canaliza un esfuerzo hacia la educación, este es el punto más importante de nuestro país, yo creo que esta es la única luz que podemos ver con claridad y que a la que debemos dirigirnos todos, a la educación. Esto es indispensable.

Aprovecho también para saludar al rector del Campus México, al señor director general de Educación Superior de la Secretaría de Educación del Gobierno de la República, enviarle un afectuoso saludo al señor secretario y, por supuesto también al presidente de la Sociedad de Alumnos.

Quedé de traer ya una cepa política porque ser presidente de la Sociedad de Alumnos tiene su chiste, ha de haber varios, varios votantes por ahí apuntándose. Y a mi compañero de trabajo, al doctor Ahued, además de saludar a todas y a todos los asistentes a este evento, al jefe delegacional en Benito Juárez, por supuesto al presidente municipal también de Huixquilucan y a la comunidad universitaria, a los alumnos, a las alumnas de la Universidad Panamericana.

Decía yo que esta es la apuesta fundamental del país porque gracias a esta apuesta es que podemos dar garantía de que nuestro país pueda seguir teniendo desarrollo, de que pueda encontrar nuevas fuentes de innovación y que se conjugue esto que se habló aquí entre tradición e innovación y hoy está exigiendo el mundo innovación y hoy necesitamos alumnos universitarios bien preparados y necesitamos instituciones educativas que abran y den posibilidad a más y más alumnos.

Aquí estamos hablando sí de una pieza de arquitectura muy importante, muy interesante, muy bien lograda, sí de un esfuerzo de quienes hicieron los donativos, pero en todo caso es una inversión para México, incluso hasta quienes hicieron este esfuerzo económico estoy seguro que tendrán una retribución ya pactada, ganada, porque no es un gasto, es una inversión y la inversión siempre va a dejar y a rendir frutos, y aquí es una inversión para los jóvenes, aquí es una inversión para la preparación de nuevas generaciones, de generaciones actuales además, de hombres y mujeres que están ya por la puesta de la medicina, de la ingeniería, de la comunicación social.

Por eso ahora que mencionaba el rector general que ya tiene algún tiempo que inició la universidad no me refería yo, 50 años dices ¿verdad rector?, es muy joven, 50 años es muy joven, sobre todo cuando se acuerda uno cuándo nació, yo no voy a decir cuándo nací, pero ni siquiera tengo que decirlo porque aquí ya están todos los expertos en medios de comunicación y pues más me tardaría yo en dar una edad equivocada que me descubrieran la real.

Lo importante pues es que con esta instalación, que además me da mucho gusto estar acá, porque yo estuve también como alumno en la Universidad Panamericana en una especialidad y después pude ser profesor en algún curso de posgrado y me dio mucho gusto encontrar ahora todo este desarrollo, es un desarrollo muy importante el que se ha logrado.

Quiere decir que se está ganando prestigio, quiere decir que se tiene un reconocimiento bien logrado, un posicionamiento importante en la comunidad universitaria nacional e internacional, y esas son buenas noticias para México.

Eso tenemos que celebrarlo nosotros, una inversión muy importante la que se ha hecho acá, es una inversión que, por los datos que tenemos nosotros, puede rebasar los 200 millones, pero lo más importante es que va a beneficiar cuando menos a mil alumnos más.

Y la Ciudad de México tenía que estar presente, yo le dije al rector general desde la primera insinuación, le decía yo: “Mira, rector, el riesgo que corres -como dice un buen amigo- es que acepte ir, entonces pues allá tú, si lo quieres correr, adelante”.

Porque además tenemos cosas que agradecerle a la Universidad Panamericana desde el Gobierno de la Ciudad de México, tenemos que agradecerle a la Universidad Panamericana que cuando hicimos el llamado para poder apoyar a los mal llamados rechazados.

Porque no son rechazados, o sea no es que algo los rechace, imagínense crearle eso en la mente a los jóvenes “tú eres de los rechazados”; bueno pues en esos grupos hay alumnos de 10 de promedio, esos jóvenes que no encontraron oportunidad, hay verdaderos talentos.

Entonces lanzamos una convocatoria a las universidades de la Iniciativa Privada del país, y la UP respondió de inmediato para apoyar esta iniciativa del gobierno de la ciudad y para darle espacio a jóvenes que no habían encontrado otra oportunidad, que no habían encontrado un espacio dentro del sistema educativo.

Así que mi reconocimiento, muchas gracias rector general por haber aceptado esta propuesta de la Ciudad de México y haber dado una respuesta tan rápida.

Y un segundo tema que tenemos que agradecerle a la Universidad Panamericana, y que además viene a cuenta por las instalaciones en las que estamos. Hay un programa en la Ciudad de México que seguramente ustedes habrán escuchado y si no ahora lo van a escuchar, que se llama “El Médico en Tu Casa”.

“El Médico en Tu Casa” está llegando a todas las casas de la Ciudad de México, en este momento llevamos dos millones 70 mil viviendas visitadas efectivamente puerta por puerta.

Esta gran cruzada de los médicos no sería posible sin el apoyo de la fuerza de los estudiantes de Medicina. Comenzó con el Politécnico que nos dijo: “Van tres mil 500 alumnos de medicina para que se sumen a estas tareas en sus fases finales, ya con un conocimiento ganado”.

Y también se sumó la Universidad Panamericana; así que muchísimas gracias rector general, yo quiero brindarte un fuerte aplauso porque esto es responderle a la ciudad y apoyar a la ciudad como nosotros necesitamos, ahí se ve pues, esta solidaridad con la comunidad.

Felicitar pues a todos y cada uno de ustedes, felicitar a los jóvenes, con ustedes tenemos que trabajar mucho y tenemos que hacer muchas cosas para que ustedes encuentren siempre las vías de desarrollo. La Ciudad de México está interesada en esta tarea y vamos a seguir participando.

Tenemos ya datos importantes, fíjense que acá se hizo una encuesta, que llegó más o menos a un millón 500 mil jóvenes, la presentamos en Naciones Unidas se llama MyWorld esta encuesta y ahí conocimos muchas de las cosas que los jóvenes de esta edad, de la edad más o menos de los que veo por aquí, piensan en la Ciudad de México, y algunos un poco más jóvenes, digamos de 14, 15 años.

Encontramos cosas bien interesantes, entre otras –una que me dio mucho gusto- es que confían más en la mamá que en el papá, eso sigue siendo un común denominador y qué bueno que sea sí, porque la verdad es que ese vínculo que se crea con la madre de uno es algo que no se puede superar, y qué bueno que la sociedad de nuestra capital siga teniendo esta característica.

Y una petición más que ahora formulo de manera pública a la Universidad Panamericana; estamos próximos a entrar en un proceso muy importante para esta ciudad.

Acabamos de lograr una Reforma Constitucional que se había buscado por cerca de, pues en épocas recientes 25 años, dice don Porfirio Muñoz que desde hace 200 pero bueno, yo me quedé un poco más corto y dije “de 25 años, yo creo que sí se ha venido impulsando”.

Y ahora lo que logramos, adiós Distrito Federal, bienvenida CDMX; pero ahora se requiere el trabajo de todos, de todos ustedes, de los jóvenes, de la participación de las universidades para construir nuestra Constitución.

Es una Constitución que se tiene que construir con la pluralidad y donde debemos tener un modelo de avanzada, un modelo moderno y haremos la convocatoria también.

Estoy seguro que habrá una respuesta positiva de la Universidad Panamericana una vez más.

A toda la comunidad universitaria, a todos los alumnos y alumnas del campus; a todos los que participaron en este proyecto, mil felicidades la Ciudad de México se los agradece, es lo que necesitamos más oportunidades para el aprendizaje en nuestra capital. Muybuendía, que la pasenbien.