Inicio 2016 “Por Tu Familia, Desarme Voluntario, 6ª Etapa”

FECHA:12 DE ENERO DE 2016
LUGAR:Catedral Metropolitana de la CDMX

Muy buenas tardes a todas, a todos ustedes. Quiero agradecer la anfitrionía y por supuesto, la colaboración permanente del señor cardenal Norberto Rivera Carrera.

Agradecer de manera cumplida todo el apoyo que ha brindado y que sigue brindando la Arquidiócesis de México a este programa.

Yo platicaba con él, platicaba con el señor obispo, a quienes también agradecemos, por supuesto, la participación y colaboración.

Y le decía que parte clave del programa que hemos tenido en nuestro gobierno, en este ejercicio de gobierno, ha sido involucrar en toda la estrategia a las diferentes parroquias de la capital.

¿Por qué? Porque hay un espacio de confianza para la entrega de la armas.

¿Qué sucedía? o qué creo yo que pasaba o que puede suceder en algunas otras estrategias, que cuando se les dice a las personas: “Ven y entrega tu arma”, siempre hay un cierto temor. –“¿Bueno, y qué va a suceder?— Porque han llegado a entregar granadas, han llegado a entregar cuernos de chivo. Han entregado tanto armas largas, como armas cortas, pero de las reservadas, de las del uso exclusivo de las Fuerzas Armadas de nuestro país.

Y cuando uno lleva un arma de ese tipo, pues tiene ciertas dudas y la gente nos decía: “Que sentía cierto temor de que fuera a ser detenida o que fuera a ser investigada”.

¿Qué se hace aquí en este programa? Ustedes lo acaban de ver. La ciudadanía acude a un espacio como en el que estamos hoy, a una parroquia, a la parroquia de su comunidad.

Conoce además al párroco, a la gente que está ahí y con la participación de la Secretaría de la Defensa Nacional, a quien agradecemos y enviamos un afectuoso saludo con mucho cariño y con mucho respeto, al señor secretario, a nuestro General Secretario, pues, se va haciendo todo este trabajo.

Qué importante para la Ciudad de México. Miren, en otros ejercicios de entrega de armas, pues se llegaba durante todo el ejercicio de gobierno, a reunir a lo mejor cuatro mil, cinco mil armas, en total.

Hoy, nosotros llevamos 22 mil armas, estamos en diferentes ejercicios, diferentes etapas, esta es la sexta etapa, estamos concluyendo el tercer año, empezando ya una nueva etapa en donde hemos alcanzado entregas por etapa, entre seis mil, y cinco mil armas de todas las características.

Qué bueno que lo hagan, qué bueno que participen con nosotros. Hoy les queremos pedir una vez más que nos ayuden.

Todos conocemos a algún familiar que por ahí tiene un arma, y cuántas veces no, nuestra tía, nuestra abuelita, conserva el arma de “fulano de tal”. Y ahí la tiene en la casa, porque no sabe qué hacer con ella, no sabe a quién entregársela siquiera, a veces no la sabe ni manejar. Pero, qué peligroso que esa arma llegue a manos de un niño o llegue a manos de alguien que no la sabe utilizar.

Platicábamos ya que en algún evento de entrega de armas, a alguien se le fue un disparo en otra entidad de la República. Bueno, por eso es tan importante el manejo, por eso lo estamos haciendo, siguiendo todos los protocolos.

Y hoy les quiero compartir además, y compartir y agradecer su apoyo, porque la Ciudad de México tiene el primer lugar en entrega de armas de todo el país, de todo el país tenemos el primer lugar.

Platicábamos que hay entidades en donde se entregan 300 armas, fíjense el comparativo. Qué bueno que lo estamos haciendo así.

Quiero decirles que se está trabajando ya para incrementar también nuestro parámetro de cambio o de lo que entregamos a cambio de las armas.

Nosotros tenemos ahora una propuesta de tabulador, esta propuesta de tabulador que se presentó ya en el 2015 para poder operarlo. Y les quiero decir que vamos a ir desde los 14 mil pesos por arma entregada.

Catorce mil pesos, por ejemplo, corresponderán a las armas largas. Si alguien en su casa tiene una de estas, acuda con nosotros, entréguela. Y nosotros tendremos esta cantidad para entregar a cambio de estas armas.

Aquí están incluidas las AK-47, el R-15, todas esas armas que sabemos que son exclusivas, reservadas para el Ejército. Y así vamos a llegar a diferentes entregas dependiendo de las armas que ustedes lleven a los diferentes lugares.

Vamos a estar en todas las delegaciones, vamos a participar con todos los jefes delegacionales. Hoy queremos agradecer de nueva cuenta por esta tarea.

La Ciudad de México va a seguir insistiendo y el gobierno va a seguir empujando para que esta iniciativa que está en el Senado de la República se pueda concretar.

Creemos que es muy importante que la gente sepa que portar un arma no es una cosa de juego, traer un arma ya sea en el vehículo, ya sea en la cintura, permítaseme aprovechando el espacio, decir que, bueno, pues “las armas las porta el diablo”. Entonces, aprovechando que estamos acá, de una vez dejamos la marca y decimos: “¿Para qué?” Para qué tenemos un arma. No tiene ningún sentido que se tenga un arma de fuego en la casa, puede generar como ya se dijo aquí una situación muy lamentable.

Entonces, aquí está la propuesta. Vamos a tener tablets, vamos a tener diferentes artículos y vamos a tener también el numerario para entregar a cambio de las armas.

Qué bueno que se pudieran entregar todas las que ustedes conozcan, todas las que estén cerca. En el domicilio vamos, a quedarse sin armas de fuego en la Ciudad de México.

Esta tarea vamos a impulsarla con toda convicción, tenemos ya el programa la gente dispuesta. Va a estar tocando a la puerta y vamos a estar otra vez trabajando con las diferentes parroquias, a las que les agradecemos desde ahora. Muchas gracias señor cardenal por todo su apoyo, muchas gracias a la Secretaría de la Defensa Nacional, a nuestras áreas de participación social, por supuesto al Consejo Ciudadano también. Y a todos los compañeros de Desarrollo Social y de Seguridad Pública.

Gracias sobre todo a ustedes por su confianza y vamos pues, a entregar todas las armas que ustedes conozcan, los vamos a estar esperando en los diferentes lugares. Gracias y buenastardes, que la pasenmuybien.