Intervención Reeducativa para la Prevención de la Violencia de Género y la Atención a Hombres que ejercen violencia contra mujeres y niñas

ManceraFecha:21 JUNIO DE 2017

Lugar:Salón Oval del Antiguo Palacio del Ayuntamiento.

Buenos días, señor presidente del Tribunal, muchas gracias; gracias también a Trabajo Social de la UNAM; muchísimas gracias a GENDES; a la diputada que nos acompaña y por supuesto, a todos los que estuvieron trabajando en este protocolo.

 

Es una presentación principalmente de este protocolo que tiene que ver a la violencia que se ejerce contra mujeres y niñas; aunque, por supuesto, también estamos presentando el Protocolo de Maltrato contra Niñas Adolescentes y Niños en su entorno familiar. Es decir, son dos documentos con los que vamos cumpliendo con los ordenamientos tanto internacionales, como nacionales y propios de la Ciudad de México.

 

Me parece que además de felicitar el trabajo y de dejar esta nota para ustedes de cumplimiento en los compromisos que hemos ido señalando previamente, quiero destacar algo importante, estamos haciendo un trabajo coordinado con el Tribunal Superior de Justicia dado que este protocolo nos permite la atención de lo que son tratamientos derivados de condenas en sentencias penales.

 

¿Qué quiere decir esto? Que la sentencia penal no siempre es una condena a la privación de la libertad, sino en muchos casos se habla de las terapias y les quiero decir que estamos haciendo ya un trabajo de condena; es decir, sentencias condenatorias ordenadas por el Tribunal Superior de Justicia que serán atendidas por este protocolo.

 

Hoy debe haber una atención cercana a más de 90 hombres que están siendo atendidos en este esquema.

 

El tratamiento, la temporalidad va de seis meses a dos años; esto no es opcional, es una condena que se aplica a quienes ejercen violencia y deben tomar estas terapias. Por eso es muy importante tener este protocolo, para saber exactamente cuáles son los pasos y qué es lo que se busca alcanzar.

 

Este tipo de tratamientos pueden desarrollarse semana a semana y van —dependiendo de la etapa de su implementación—, pueden  ser dos días a la semana, pueden ser tres días a la semana, puede ser una hora, pueden ser tres horas, dependiendo. Pero este protocolo nos va a ir permitiendo cumplir con lo que ordena un juez en el momento que condena a una persona que ha ejercido violencia.

 

Entonces, es importante que se sepa por la sociedad civil, porque no solo estamos hablando de lo que pudiera ser una condena privativa de libertad o una condena resarcitoria, desde el punto de vista económico; sino también el hecho de las terapias.

 

Mucho se dice que solo en Estados Unidos  se condena esto y se siguen los tratamientos, hay restricciones a derechos o bien este tipo de terapias; no, aquí también y este protocolo nos va a permitir ser mucho más efectivos en este tipo de condenas del Tribunal Superior a través de sus jueces y sus magistrados.

 

Así que hoy, como les decía, tenemos ya —más o menos— 100 casos que pudiéramos documentar con este tipo de condenas y de tratamientos y cerca de mil casos en donde hay un acercamiento voluntario. No necesariamente de una condena o no necesariamente de una consecuencia jurídica, sino de una autorreflexión en donde se someten al tratamiento.

 

Pero el protocolo es importante porque nos guía a través de lo que se ha conformado con los Órganos del Gobierno de la Ciudad de México, la sociedad civil y la academia.

 

Así que felicito el trabajo, dejamos constancia de este cumplimiento conforme a nuestro marco normativo y ahí está el otro dato para mis amigos y amigas de los medios de comunicación en este sentido: las condenas que derivan de situaciones de violencia pueden terminar en este tipo de terapias, que van de seis meses a dos años de duración para los hombres que ejerzan violencia en la Ciudad de México. Muchas gracias y buen día.