Foro: “Las Ciudades de América Latina ante los Desafíos Globales”

foroFecha:28 MARZO DE 2017

Lugar: Buenos Aires, Argentina

PRIMERA INTERVENCIÓN

 

La Ciudad de México tiene 9 millones de habitantes pero lo platicábamos apenas hace unos minutos, le tenemos que dar servicio a 17 millones, entonces tu reto está calculado administrativamente para atender 9 millones, las menciones que te hacen como ciudad son para 9 millones, pero tu realidad de servicio está casi duplicado.

 

Esto es lo que tenemos que enfrentarnos nosotros en la tarea de la administración pública y tú tocabas varios temas que no sabía yo a cual dedicarle específicamente.

 

La seguridad, hoy la Ciudad de México está enfrentando el cambio de enjuiciamiento penal, un cambio de perspectiva desde la posición, por ejemplo de que te dice actualmente  que la seguridad debe enfocarse más a la prevención desde el punto de vista de amenaza  que al sistema represivo, tradúzcase esto en prisión preventiva, pero que cuando lo ves aplicado en las ciudades el efecto es complicado.

 

Una ciudad que tiene que pensar en sustentabilidad a base de sus recursos, me parece que buena parte en las ciudades pasa por el tema de la movilidad, una ciudad que debe de buscar la generación económica, platicaba yo con el director de El País, la Ciudad de México en este momento está creciendo al 4.2 por ciento, el doble de la media nacional.

 

Y la relación con la federación no siempre es del todo armoniosa, entonces tienes como varias canchas que atender y lograr que la ciudad sea una ciudad productiva, lograr que la ciudad sea una ciudad segura, lograr que la ciudad sea una ciudad sustentable desbordada de lo que es el tema propio de ciudad porque se vuelve algo como una gran concentración humana en donde la convocatoria va mucho más allá.

 

Hablas de México y mucha gente piensa en la Ciudad de México, hablas de la Ciudad de México y no alcanza ser el referente global entonces son varios retos que yo creo darían pie a investigaciones en cada uno de los rubros pero tampoco tenemos nosotros solamente esta problemática, yo creo que la tiene Buenos Aires, yo creo que la de Sao Paulo, la de Río, la tiene Miami, y de repente nos tenemos que reunir en foros como este para ver qué soluciones encontramos.

 

Y yo acá mismo en Buenos Aires con el entonces Jefe de Gobierno, Macri, ahora Presidente de la República, firmé un compromiso para cambiar el transporte público en las ciudades en el marco del C40 y me parece que esta es una línea de acción muy clara que no hay que abandonarla, la utilización de las nuevas energías, la reurbanización o rediseño de las vocaciones como este espacio, este es un gran ejemplo de cómo puede cambiar un entorno, cómo puedes cambiar tu manera de convivencia, daría pie a muchas investigaciones.

 

SEGUNDA INTERVENCIÓN

 

La Ciudad de México fundada 1325 —ya desde ahí vas a ver que no va a ser fácil—; y luego, todo el tiempo estuvo como una apéndice del gobierno Federal, el Distrito Federal. Entonces, el presidente de la Republica designaba directamente al regente, era un administrador y ese regente tenía delegados, que era su gente; y así se administraba la Ciudad de México.

 

Y así fue todo el tiempo hasta que comenzó un proceso de democratización relativa, en donde ya se pudo hacer una elección del Jefe de Gobierno, 1998, dos años. 2000 otra elección, ya con voto directo; y a partir de ahí fue voto directo, pero con un marco jurídico muy limitado, porque era totalmente el presidente te decidía, el procurador te decidía, el secretario de seguridad, etcétera.

 

¿Qué se logró ahora en la parte sintética? Logramos una reforma constitucional, donde la Ciudad de México ya es un estado, forma parte como estado siendo la ciudad. Se le quita el nombre de Distrito Federal, ya no es más Distrito Federal. Se denomina Ciudad de México y esa es la primera gran reforma, dentro de la Constitución general, nosotros ya formamos parte de la soberanía del país, y formamos parte de la República porque no estábamos considerados en la República.

 

Lograr esto no fue fácil, porque tuvimos que hablar con todas las fuerzas políticas, los que estaban a favor y los que estaban en contra. Siempre fue un regateo de poderle dar esta autonomía.

 

¿Qué conservamos, que eso es muy importante? Nuestra forma de organización de la policía, no soltamos el control, es un control central; no soltamos la Hacienda tampoco, es una Hacienda centralizada para dar garantía a los Poderes de la Unión y seguimos siendo la sede de los Poderes de la Unión.

 

Y luego, vino el reto mayor —que era algo que yo la verdad no había calculado tanto— porque dentro de los transitorios de esta Reforma Política se ordenaba crear una Constitución, que no se tenía.

 

Entonces, cuando te das cuenta que tenías que crear una Constitución con siete fuerzas políticas, unas empujando al centro; otras, empujando a la izquierda; otras, empujando hacia la derecha; pues el reto era mayúsculo, en tres meses.

 

Y pues finalmente tuvimos este resultado que es la primera Constitución de la Ciudad de México, en donde, ¿cuáles son los derechos que se tienen aquí? Pues mira, con todo y la derecha y con todo y las resistencias aquí están los derechos de la comunidad Lésbico Gay planteados; aquí están los derechos de estas varias minorías en protección; de los afrodescendientes; aquí está el derecho de la Voluntad Anticipada, que en algún momento dado la iglesia había pensado que estábamos hablando de la Eutanasia, no es así, es Voluntad Anticipada. Aquí tienes todos los derechos de educación; los derechos del medioambiente.

 

Se habla de planeación, algo que hemos platicado mucho, una ciudad planeada. La Ciudad de México tampoco fue una ciudad planeada.

 

Y ahora, tenemos esta Constitución Política que se aprobó además por mayoría calificada, algo que parecía impensable; porque a la hora de que tú ves a la derecha votando por los temas del aborto, pues algo está pasando. La verdad es que se logró el consenso. Se logró y se logró porque se ha demostrado, porque se ha ganado incluso en la Suprema Corte muchas veces.

 

Y que hoy la Ciudad de México tiene su Constitución, tenemos nuestra marca ciudad que es CDMX y yo creo que ha ganado políticamente un posicionamiento que no tenía dentro de la República Mexicana. Entonces, es básicamente.

 

TERCERA INTERVENCIÓN

 

Detectamos que hay una población en Ciudad de México de mujeres muy jóvenes, que estás hablando a veces de 14 años, de 15 años hasta 18 años, que no van al médico y que cuando iban al médico ya iban en condiciones verdaderamente delicadas, la atención medica en el sexto, séptimo mes de embarazo.

 

Entonces, cómo poder estar con ellas porque no habían, en el tema de la policía —además me da mucho gusto escuchar a Tomás que tiene esta posición respecto a los migrantes porque se había creado una idea diferente de Miami, por aquella declaración del alcalde y qué bueno que esto quede así de claro, porque para la Ciudad de México es algo muy importante— y entonces regresando a “El Médico en Tu Casa”.

 

¿Qué hicimos?, ¿no quieren por miedo las jovencitas? Entonces vamos a buscarlas. Entonces hicimos brigadas de médicos y los médicos salieron y empezaron a tocar en las puertas, anduvimos buscando a las jóvenes, cumpliendo este objetivo en primer lugar, pero nos encontramos con otras cosas.

 

Nos encontramos con que había  gente que estaba postrada en sus casas. Nos encontramos con adultos mayores con discapacidad. Nos encontramos con enfermos terminales. Nos encontramos con enfermos abandonados. Encontramos toda una gama de personas que por más centros de salud que  tú construyas o que a lado de su casa de su casa le hagas un hospital, nunca va a poder ir, porque no se puede mover.

 

Entonces, lo que está haciendo esta estrategia es llevar esa salud hasta el domicilio de las personas y hacer un seguimiento del tratamiento.

 

Porque desde el punto de vista económico, es mucho más viable como ciudad, mantener sana a la gente sana, a la población sana. Hacer mucha más prevención es económicamente mucho mejor para cualquier ciudad, que tratar de curarlos  atravesó de tratamientos.

 

O bien aquellos que ya tienes bajo un tratamiento cerciorarte de que se cumpla el tratamiento y no pase a una fase mayor.

 

Empezamos a detectar a mucha gente con hipertensión y mucha gente también con los temas propios de diabetes.

 

Entonces, hoy tenemos un mapeado con “El Médico en Tu Casa”, en la Ciudad de México de 2 millones de viviendas, ósea 2 millones de casas han sido visitadas.

 

¿Cómo logramos esto? Primero, con una brigada inicial de médicos de enfermeras de la ciudad y se sumaron las universidades, 17 universidades se han sumado, tanto públicas como privadas.

 

Entonces, hoy nuestra brigada es mucho más amplia y podemos llevar estos servicios de salud a las personas que nunca irían a una clínica y que al final, si se volverían población necesariamente a atender con un costo mucho más elevado desde un punto de vista social y desde un punto de vista económico.

 

Por eso, está funcionando bien “El Médico en Tu Casa”, hoy la tenemos en 11 estados de la República Mexicana. Hoy la tenemos en varias ciudades del mundo; hoy la tenemos en países completos donde se ha implementado, en Europa, en América, por supuesto, también en Estados Unidos y es uno de los programas de mayor penetración que ha concebido desde el punto social la Ciudad de México.