Palabras del Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, al asistir a la inauguración del Foro Alcaldes Hablando con Alcaldes.

Lugar: Salón Diego Rivera II, Hotel Marriott Reforma, ubicado en Avenida Paseo de la Reforma No. 276, colonia Juárez, delegación Cuauhtémoc.

Fecha: 20 de abril de 2016.

Muy buen día a todas, a todos ustedes, agradezco a la presidenta Ejecutiva de Alcaldes de México la invitación, le deseo mucho éxito en este foro, en esta sesión de trabajo que tendrán todos y cada uno de los alcaldes que estarán presentes.

Saludo por supuesto, al coordinador de México para Ciudades Emergentes del BID; a la directora general, también de Alcaldes de México; al vicepresidente de la Federación Latinoamericana de Ciudades, Municipios y Asociaciones, y por supuesto, a todos y cada uno de ustedes.

De la misma manera, al presidente de la Conferencia Nacional de Municipios y a muchos de los amigos y amigas que están presentes, a senadoras de la República que nos acompañan; a diferentes integrantes de legislaturas de trabajos de las alcaldías, de los municipios de nuestro país. A representantes de los estados vecinos, a todos y cada uno de ustedes; los amigos y amigas de los medios de comunicación.

Creo que estamos viviendo momentos de transformación importante para nuestro país, muy seguramente en este foro se podrán abordar temas que están ya en la agenda, y que cada vez van a estar presionando más, desde el punto de vista de integración social.

Las problemáticas que en otros tiempos pudieron eludirse, por algunos alcaldes, a muchos de ustedes los van a alcanzar y tendrán que pasar a la toma de decisión. La transparencia, es un tema muy importante que hoy está en la agenda de todos nosotros.

La transparencia cada vez tiene mayores requisitos, mayores exigencias, y esto obliga que de manera paralela, a que de manera simultánea, los gobiernos pasen a una etapa de modernización.

Me parece que descargar todo este lastre normativo que se ha creado en muchos de los esquemas de gobierno, es una tarea de todas y de todos. En la Ciudad de México, nada más en lo que llevamos de la administración, hemos hecho ya una reducción de más de dos mil 500 trámites, dos mil 500 trámites de los cinco mil trámites que son los que marcaban la gestión en la Ciudad de México.

Esto es indispensable, volver a las nuevas tecnologías, volver la cara a la eficiencia de regular. Me parece que México debe ir en una tendencia de regulación que ya no debe frenarse.

Esto va de la mano –sin duda– de lo que comentaba yo, que es la transparencia. Y la transparencia exigida ya no desde el esquema de fiscalización del propio Estado o del propio gobierno, sino la fiscalización y la observación ciudadana.

Eso va a ser cada vez más intenso, y va a ser cada vez más fuerte. Qué bueno que sea así.

México está creando ahora un sistema anticorrupción y estos sistemas anticorrupción, si hemos leído con cuidado todo el planteamiento federal, que un día u otro debe ser finalmente aprobado e impulsado, va a alcanzar a los estados y a los municipios, y las responsabilidades que se deriven de todas estas tareas, a todos y cada uno de nosotros nos tocarán por igual.

Entonces, me parece que es un buen momento para construir todos y cada uno de los canales de comunicación.

De la misma manera, lo que se dijo aquí ya por la presidenta ejecutiva: la movilidad. Ya lo estamos viendo, lo estamos viendo, el Cambio Climático es una realidad; las tasas de crecimiento del uso del automóvil, son importantes. México se ha convertido en uno de los países de mayor producción de automóviles.

Hoy está resintiendo la Ciudad de México, pero este problema no es exclusivo de la Ciudad de México. Es algo que se estará viendo de manera repetida en muchos de los esquemas, en muchas de las alcaldías, en muchos de los estados. Y me parece que es un momento también muy oportuno para que veamos hacia dónde va y hacia donde se conduce esta tarea.

Estoy convencido que el Gobierno Federal debe de trazar un apoyo sostenido, planeado, programado para la modernización del transporte público de todo el país.

Hoy volteamos a la Ciudad de México, pero –miren— aquí estamos haciendo una transformación gradual, pero con un ritmo sostenido.

Nuestro Sistema de Transporte Colectivo Metro con más de 225 kilómetros; los transportes BRT, es decir, el Metrobús con más de 100 kilómetros y por supuesto, con planes que nos están llevando cuando menos a pensar en otros 30, 35 kilómetros más de desarrollo de esta forma de movilidad.

Y así cada vez que hacemos una transformación de estas, sustituimos en un margen de tres a uno cuando se trata del Metrobús y por supuesto, cuando se trata de los corredores.

Este mismo ritmo me parece que debiera estar en muchos de los municipios, en muchas de las entidades federativas que no lo veo hoy. Si hoy hiciéramos una gran radiografía de cómo está el transporte público en México, vemos todavía lugares en donde el transporte público es de los años 70´s, en donde el transporte público es un transporte de altísima contaminación.

¿Qué tienen de ventaja algunas regiones? Que son lugares planos, que son lugares con mucho viento, que no les genera condiciones adversas para sus localidades, pero eso no significa que no se esté generando una situación adversa para el medio ambiente.

Si México no apuesta a tener un transporte moderno en todos lados, no nada más en la Ciudad de México, sino debiéramos de tenerlo en todos lados.

Todavía vamos a muchos de los grandes sitios turísticos de nuestro país y encontramos un transporte público que verdaderamente no está a la altura de México, y eso no es otra cosa que una falta de apoyo sostenido para la inversión, porque el cambio de movilidad es un cambio muy elevado en el costo.

Estamos cambiando vehículos que si hoy los pusiéramos en una tabla de adquisiciones, tendríamos que comparar una inversión de 150 mil pesos contra cuatro millones por unidad. Obviamente, es una toma de decisión que implica tener los recursos atrás.

Entonces, todos los trabajos de apoyo financiero si no tienen un gran soporte, van a ser muy difícil que las localidades, que los sitios municipales lo enfrenten. Va a ser muy difícil, no se va a poder.

Vamos a seguir con el esquema que hoy tenemos y que es una realidad; a nosotros nos llegan las cartas de los municipios que nos están pidiendo que les donemos los camiones que ya no queremos, que les demos las patrullas que nosotros descontinuamos, que les mandemos ambulancias que ya no tengan uso en la Ciudad de México. O sea, hablando claro, pues lo que ya no nos sirve.

Yo creo que no es por ahí, yo creo que debemos buscar fortalecer desde la principal estructura de contacto ciudadano. ¿Quiénes son los que tienen el primer contacto con la ciudadanía? Los alcaldes, los presidentes municipales, ellos son los que enfrentan la problemática primera, y si nosotros nada más pensamos en la cobertura de en medio hacia arriba, pues siempre vamos a tener flojo el soporte.

Eso pasa también, además de la movilidad que ya un poco me he referido a ella y que estoy convencido que México requiere, ya no estoy hablando de la Ciudad de México, México requiere un cambio en la movilidad. Véanlo ustedes, si no me creen, véanlo ustedes cuando vayan a algún sitio turístico y comparen uno de estos buses diesel de los años 70´s, 80´s que hoy están circulando en sitios de gran atractivo turístico, pueden ser que se vean muy bonitos, algunos decorados, pintados e iluminados, pero no puede ser un transporte a la altura de un país como el nuestro.

Y luego qué sucede, en este mismo esquema donde dejamos floja la parte de soporte, está la seguridad, que decía la presidenta que será otra materia de abordar.

Yo creo, estoy convencido que el planteamiento de seguridad, que el esquema de seguridad que se ha lanzado para la policía estatal unificada o para la Policía Única o para el Mando Único o como le quieran llamar ustedes, para esto deben tomar en cuenta aquellos municipios que tienen un desarrollo de policía de alto alcance, es decir, no podemos meter en la misma bolsa absolutamente a todos.

Hoy México, y lo puedo decir así, aunque no he revisado últimamente las anotaciones del Sistema Nacional de Seguridad, pero les puedo asegurar que no estamos lejos de la cifra de tener cuando menos 400 municipios sin policía.

No estoy hablando de una policía no preparada, estamos hablando de municipios que no tienen policía en México y luego a estos le siguen los municipios que teniendo policía, no tienen armas. Entonces, pues ahí vemos a la policía, pero no tiene cómo realizar su función.

Y después te pasas a las que tienen policía, tienen armas, pero no tienen capacitación. Y todo esto tiene que ver con recursos, con la programación y con la planeación.

Y –bueno— si llegaras finalmente a los que sí tienen capacitación, luego te faltarían los que están evaluados y los que no están evaluados.

Así de largo está el trayecto y está la distancia para llegar a algo óptimo. Pero, en aquellos municipios en donde ya tienes todo esto avanzado y tienes todo esto recorrido, no podemos llegar y decirles: “Sabes qué tú ya no sirves”, y entonces vamos a crear un nuevo cuerpo, que nos vamos a tardar cinco o seis años para que evolucione y que empiece a realizar su función, tampoco.

Entonces, creo que la decisión final tendrá que ser por un planteamiento combinado, un planteamiento diríamos ecléctico, un planteamiento de suma en donde los municipios que no puedan ni financieramente ni por su capacidad operativa ni numérica ni nada formar parte de este esquema de seguridad, pues simple y sencillamente se tome por parte del Estado.

Pero, los otros municipios que hay ejemplos muy claros de la República, pues puedan participar con algo que ya tienen consolidado, con algo que ya tienen hoy tangible.

Por eso creo que la iniciativa original enviada por el Ejecutivo de la República tendrá que ser modificada, no creo que vaya a pasar así porque sería meter en un mismo nicho a todos y el esquema de seguridad yo creo que debe ser analizado desde la otra perspectiva en donde se permita hacer un esquema combinado de aquellos municipios que sí tienen una fuerza y que tienen hoy un nivel en seguridad muy importante.

Y luego, miren, otro tema que se va a volver de la agenda permanente, ustedes lo vieron, acá tuvimos alguna problemática con el asunto de la basura, el asunto de la basura pues no podemos seguir trabajándolo como lo veníamos trabajando antes.

La gestión de la basura en la Ciudad de México de los años 90 pues te exigía el tratamiento para dos millones de personas, no para nueve millones de personas y mucho menos si hablamos de la hora pico aquí a las 12 del día estamos conviviendo más o menos 17 millones de personas, entre 15 y 17 millones.

Entonces, ya no puede ser igual, nosotros ya no podemos seguir pensando en que 13 mil toneladas de producción diaria de la Ciudad de México vamos a ir a tirarla a cielo abierto a todos lados, en los alrededores, eso ya no puede ser.

Entonces tienes que hacer una gestión de los residuos sólidos que vuelvo a repetir no es solamente o que lo haga la Ciudad de México o que lo haga el estado fulano o que lo haga el estado perengano, tiene que empezar desde el municipio porque si no, entonces estos residuos sólidos van a ir a parar a sus municipios, porque va a ser el último lugar en donde a cambio de una contraprestación que todavía le llamamos el pago ambiental, no sé que tanto se aplique al medio ambiente pero todavía le denominamos así, pues lo único que va a generar es un esquema de contaminación.

Pero si no quieres resentir esto entonces tendrías que hacer inversiones que son muy, muy grandes, son inversiones muy, muy costosas, es un ganar-ganar, sin duda, ¿qué están haciendo los países más desarrollados?, pues están desarrollando algunas plantas que son generadoras de electricidad, entonces con tu basura generas electricidad, generas agua, generas un esquema de transformación y no contaminas el planeta.

Claro que una de estas plantas es una inversión multimillonaria, y cómo los municipios van a poder dar garantías para poder desarrollar esto.

Eso es lo que hoy debiéramos estar platicando, es lo que debiéramos estar analizando porque el Cambio Climático es una realidad. Y si nosotros seguimos haciendo este tiro de basura y la misma gestión de basura que se ha hecho durante años, difícilmente va a avanzar el país o nos van a ir alcanzando diferentes destinos, nos van a ir alcanzando diferentes emergencias o contingencias.

Y cuando México entra a las normas de medición que más exigen, entonces es cuando estamos en problemas. Porque qué pasó en la Ciudad de México, miren, 1990 el nivel de exigencia para decretar una precontingencia ambiental, pues llegamos a tener picos de 474 imecas, 474.

Y entonces se estableció un nivel por allá de los 300 y eso se pensaba que era muy bueno ya. Y luego así en los años 2000 nos llevamos toda una línea de exigencia arriba de 225 puntos de contaminación, arriba de 225 puntos de contaminación. Y llegamos hasta 2011 más o menos con 200 puntos de contaminación, ese era nuestro nivel de exigencia.

¿Cuál es el nivel que exige la norma? La norma que tenemos precisamente para la calidad del aire ¿Alguno de ustedes sabe cuánto se exige? Es 100, debiéramos de tener 100. Eso es lo que se exige.

¿Hoy qué le están exigiendo a la Ciudad de México?, que tenga 150. Pero, miren ustedes la diferencia de 1990 con 470, luego 300, luego 220; nosotros la recibimos todavía con 200 y hoy es 150.

Claro que hoy te dicen: “Tienes mala calidad del aire”. Sí, si estuviéramos hablando del año 2000, sería para hacer una fiesta la calidad del aire hoy, ¿no? Es decir, pero tenemos cada vez que exigirnos más y nos va a exigir más la sociedad.

Y nos van a ir exigiendo más también los demás países que están observando el tema del Cambio Climático. La Ciudad de México forma parte del C40, nosotros estamos hoy presidiendo, concretamente yo estoy presidiendo y toda la región de América Latina para el C40.

Entonces, el nivel de exigencia es muy alto. Pero, me parece que todo el país debiéramos estar tomando en cuenta esto. Cuántos tenemos monitores hoy permanentes de calidad del aire en nuestras alcaldías; ustedes en las presidencias municipales, cuántos están monitoreando la calidad del aire, cuántos en los estados saben cómo está la calidad del aire.

Ya escuché el otro día que en alguna zona también del país se decretó una precontingencia por niveles de PM5 y de PM10. Esas son partículas muy dañinas para el hombre, para la salud.

Entonces, yo creo que todo esto es donde debemos avanzar de manera conjunta, debemos de avanzar de manera coordinada. No es un tema menor, créanmelo, no es un tema menor.

Ahora que hemos estado analizando también con los expertos en salud, pues simple y sencillamente si hay mujeres embarazadas, entonces tienes consecuencia de menor peso en los bebés; si hay personas con afecciones cardiacas, tienes un incremento de riesgo importante, si hay personas con asma, puede aumentar en 10 por ciento sus padecimientos. Todo esto sucede.

Y cuántos son los niveles que tú tienes en tu municipio, cuáles son los niveles que tienes en tu estado. Quién lo sabe. Las mediciones que se hacen hoy –esto es muy curioso— las mediciones que se hacen hoy para decretar la precontingencia por parte de las autoridades que están monitoreando, para decirle a la Ciudad de México si tiene buena calidad del aire o tiene mala calidad del aire, son nuestras, son nuestros monitores.

Nosotros lo tenemos en tiempo real, yo aquí en el teléfono tengo una aplicación que me dice exactamente cómo está -en este momento- la calidad del aire; yo pregunto, ¿quién más lo tiene?

103, la calidad del aire en este momento; pero esta medición de 103 es de PM10, ni siquiera, o sea, PM10, ni siquiera les estoy hablando de Ozono, porque si habláramos de Ozono entonces tenemos otra que es regional.

Que aquí la tengo, por cada una de las estaciones, tenemos 46 de Ozono en este momento; en el Sur 46, 28 en el Sureste, aquí para todos los que estamos -por si quieren saber- estamos en 9, o sea.

Esto es lo que creo que debiéramos de tener todos, pero no es que lo tenga la Ciudad de México, es que lo podemos tener todos y debiéramos estar preocupados todos; porque si no, les reitero, estas prácticas pues son necesarias, creo yo que son indispensables.

Hablar hoy de gestión de residuos sólidos, hablar de un transporte sustentable; hablar de un esquema unificado en seguridad; hablar de modernización administrativa para todo lo que tiene que ver contra la corrupción, en la lucha contra la corrupción, yo creo que son los temas de la agenda permanente.

¿Cómo puedes ser más efectivo en tu gestión con los ciudadanos? ¿Cómo puedes ser más efectivo en tu gestión con tu entorno? Que es el medio ambiente ¿Cómo puedes brindar seguridad? Si se fijan, ahí, pues vas creando una sociedad diferente ¿No?

No es fácil –y ustedes lo están viendo-, las resistencias son muchísimas y obviamente cuando tienes que marcar ciertas normas, pues se vuelven absolutamente impopulares. Pero ni modo, es el destino que te alcanza en la gestión de gobierno.

Tomen ustedes sus precauciones, alcaldes que nos visitan de otros lugares, tomen sus providencias, verdaderamente se los digo con todo afecto; hay muchas posibilidades, sí se requiere y sí es cierto, se requiere un apoyo de la federación, porque casi 90 por ciento de todo esto que hemos platicado requiere de garantías.

¿Y quiénes van a dar garantías? ¿Y quién va a respaldar? Si hoy un municipio, aunque sea un municipio grande, quiere entrar a uno de estos esquemas requiere de garantías, porque las inversiones son muy altas; todavía hasta la fecha.

Pero lo que gana el país y lo que gana la gente de calidad de vida no tiene comparación con la inversión que se puede hacer.

Estoy seguro que lo que se desarrollará aquí en esta conversación, en este Foro de alcaldes, será para bien de México, será para bien de todos nosotros, estoy convencido que esta convocatoria que ha hecho la Revista de Alcaldes, va a dar buenos resultados y va a permitirnos conocer sus buenas prácticas.

Nosotros aprendemos mucho de todo lo que se realiza en el país, estamos monitoreando, estamos viendo las buenas prácticas y sabemos que hay varios de los municipios -que seguramente estarán acá representados- que tienen muy buenas prácticas en diferentes materias.

Claro, cuando nosotros las queremos implementar acá, nos cuesta un poquito de trabajo por la diferencia numérica nada más, porque se multiplican los trámites; pero la idea, la idea siempre es algo que nos sirve, la idea y, por supuesto, la innovación.

Estoy convencido que México debe de apostar a innovación, a capacitación y a modernizarnos, a modernizarnos en todo lo que es la gestión pública.

Quiero felicitar a Alcaldes, a la Revista Alcaldes, por supuesto, alcaldes hablando con alcaldes, alcaldes hablando sobre alcaldes, pues es una gran idea.

Querida presidenta, directora, a ustedes como dos mujeres emprendedoras, ejemplo de mujeres ejecutivas y destacadas de nuestro país, mi felicitación.

Y a todos los que van a participar en este Foro, enhorabuena, que les sea para bien y, por supuesto, que disfruten su estancia en la Ciudad de México; mi más cordial de las bienvenidas.

Ahora creo que hay que hacer una inauguración formal, entonces, si ustedes nos quieren acompañar, para no entretenerlos más en este foro que tendrán.

Siendo las 9 horas con 45 minutos del día 20 de abril de 2016, declaro formalmente inaugurado este Foro de debate, de discusión, de colaboración, de ideas, de alcaldes hablando sobre alcaldes, en la Ciudad de México.

Que sea para bien de todos y cada uno de los municipios participantes, de los estados, de la Ciudad de México, pero sobre todo de nuestro país, de nuestras familias y de toda la gente que nos visita.

Mucho éxito, que les vaya muy bien; feliz estancia en la Ciudad de México, muchas gracias.