Modernización de los Vehículos de Trabajo y Transporte del SACMEX

FECHA: 19 DE FEBRERO DE 2016

LUGAR:Zócalo de la CDMX

TEMA: Modernización de los Vehículos de Trabajo y Transporte del SACMEX

Muy buen día a todas y a todos ustedes. Quiero saludar al presidente del Sindicato de los Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México. Muchísimas gracias por acompañarnos, al maestro Juan Ayala Rivero; a todos y cada uno de los secretarios generales de las diferentes secciones que nos acompañan el día de hoy.

Que ya vi que hay muchos de la 2, de la 4, de la 32, 33 y 34. A todos ustedes, muchas gracias por acompañarnos.

Al director general, al Oficial Mayor; a todos mis compañeros de Gabinete, Gabinete ampliado, pero sobre todo a los trabajadores y a las trabajadoras, muchas gracias por su presencia.

Esto es para ustedes, es para seguir demostrando que no nos olvidamos que hay que dignificar a la clase trabajadora.

Tenemos que ser congruentes, porque si estamos apoyando la tarea del salario mínimo, si estamos apoyando también las luchas agrarias allá con los jornaleros, pues tenemos que apoyar también las tareas propias de nuestros trabajadores del Gobierno de la Ciudad.

Y resulta que nos encontramos con que el Sistema de Aguas, uno de los más complejos del mundo –diría yo—, porque con la tubería que tenemos nosotros que atender en la Ciudad de México, le daríamos dos veces la vuelta a todo el contorno del país, de nuestro país, a todo el contorno de México, a todo el perímetro le daríamos dos veces la vuelta con la tubería que se tiene que atender en esta ciudad.

Es darle agua, no a los nueve millones de habitantes de la ciudad, a 20 millones que demandan servicios de esta clase, todo el día, todos los días.

Y obviamente, a estar en un esquema de coordinación en la Zona Metropolitana, a fin de no tener problemas que se volverían catastróficos para una ciudad como esta.

Estamos haciendo pues, hoy una renovación de vehículos que tienen 50 años, 30, 20, 15 –los más jóvenes 15—, 1966 decía Ramón, quiere decir que no son tan viejos, el ‘66 buen año. En fin, lo importante es que ahora tienen ustedes modelos actuales, que ahora tienen equipos con tecnología de punta y que vamos a seguir en este proceso de renovación.

No es solamente esto, ya vieron lo que estamos entregando a los bomberos, ya vieron como estamos renovando también en el tema de la recolección de los residuos sólidos. Vamos a seguir en esta ruta.

Hoy estamos pues, dignificando a nuestros compañeros y compañeras del Sistema de Aguas, reconociendo su tarea, la verdad es que tuvimos menos incidencia el año pasado. Y esperamos que con el reforzamiento de todas y cada una de nuestras áreas e instalaciones, podamos dar un mejor servicio a la ciudad.

217 vehículos para la Ciudad de México, seguimos con la garantía de servicio para la capital y quiero anunciarles que estamos muy cerca de concretar ya las tareas financieras, logísticas, operacionales para que en la Ciudad de México podamos tener una gran avanzada en materia de potabilización.

Estamos hablando de cuando menos dos docenas o casi tres decenas de plantas potabilizadoras que vamos a echar a andar ya muy pronto en la Ciudad de México y que ustedes nos van a ayudar, todos los compañeros y compañeras del Sistema de Aguas.

Yo estoy muy reconocido con ustedes porque trabajan cuando la gente duerme, cuando muchos estamos dormidos, ustedes están en las emergencias, ustedes están en trabajos de precisión, ustedes están llevando agua a donde no hay y están llevando también salud, porque la potabilización es una tarea fundamental en esta ciudad.

Vamos a continuar con esta profesionalización, vamos a seguir apoyando a la clase trabajadora y vamos a seguir haciendo un esfuerzo en esta Capital Social.

Capital Social, ¿por qué Capital Social? Porque así nos preocupamos por los trabajadores, porque así nos preocupamos por la mujeres, la jefas de familia, porque así nos preocupamos por los adultos mayores, porque así nos preocupamos también por los jóvenes, como me decían varios de los compañeros de acá y los jóvenes, sí también. También estamos trabajando por ellos.

Acabamos de incorporar al sistema escolarizado a 15 mil jóvenes, hombres y mujeres que estaban etiquetados como “rechazados”. Quizá muchos familiares de los que estamos por acá, quizá conocidos o amigos.

Esos 15 mil estaban ya perdidos, ya no tenían opción, ahora los tenemos nosotros estudiando en la Universidad, estudiando en el Politécnico, estudiando en alguna de las universidades que de otra manera, solo serían escuelas de paga.

Yo he solicitado cita ya con el secretario de Educación Pública, muy seguramente para la próxima semana o en las próximas semanas. Porque lo que le dije al rector de la Universidad y al director del Politécnico, lo vamos a sostener.

Hagamos una gran tarea, vamos por rechazados cero o por cero rechazados; sí se puede hacer con el esfuerzo de todos, sí se puede hacer con el esfuerzo de la UNAM, con el esfuerzo de la UAM, con el esfuerzo de la UACM, con el esfuerzo del Politécnico y también de la Zona Metropolitana.

Porque desde acá hago una convocatoria a los gobernadores de la Zona Metropolitana, no podemos esperar a que el próximo periodo escolar otra vez tengamos 120 mil o 130 mil rechazados. No puede ser, tenemos que acabar con eso y vamos a lanzar esta tarea.

Es una tarea muy importante, cero rechazados en el país, no estamos hablando solamente de la ciudad, también de la Zona Metropolitana, porque sé que muchos de nuestros trabajadores viven allá, viven en la Zona Metropolitana, pues también vamos a trabajar para ellos y para ellas.

Pero, vamos a necesitar de su apoyo y de su esfuerzo, así que yo estoy seguro que cuento con el presidente del Sindicato, con los secretarios generales y con mis compañeros de Gabinete, Gabinete ampliado.

Ya pronto les daré más detalles, ya funcionó el programa, ya pudimos incorporar 15 mil solamente con la Ciudad de México. Yo creo que si a esto se suman la Zona Metropolitana y el Gobierno Federal, sí podemos llegar a los 120 mil, sí lo podemos hacer.

Vamos a redoblar el esfuerzo, porque lo que haya que recortar, que se recorte; pero ni la salud, ni la educación, ni los programas sociales, esos hay que cuidarlos porque la gente lo necesita. Nos vemos muy pronto, muy buen día, que la pasen bien.