“Promulgación de la Norma Técnica para la Reducción de Estacionamiento para Automóviles”

ManceraFecha:11 JULIO DE 2017

Lugar:Patio Oriente del Antiguo Palacio del Ayuntamiento.

Muy buen día a todas y a todos ustedes; quiero agradecer la presencia del presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa; de los diputados y diputadas que nos acompañan el día de hoy, muchas gracias por toda la tarea que se ha dado desde la propia promulgación, desde la propia construcción que hicimos juntos de la Ley de Movilidad.

 

La idea fue un parte aguas muy importante en la Ciudad de México, transformar conceptos que hoy nos están dando sustento para todo lo que se viene abonando.

Agradecer puntualmente a las organizaciones que han sido factor indispensable para construir  esta norma, quiero agradecer al presidente de…, a la presidenta de CANADEVI; al presidente de ANTART, muchas gracias por todo el acompañamiento en esta tarea.

 

A la sociedad civil siempre nuestro reconocimiento también, hoy con IMCO, con Juan Pardinas, que no es la primera vez en donde estamos abonando y construyendo iniciativas que parten desde la sociedad civil y que pueden convertirse en políticas públicas exitosas de beneficio para  todos y para todas. Lo mismo a Bernardo Baranda, a ITDP, con quien también estamos trabajando en varios de los proyectos y en varias de las acciones; muy recientemente, con ambos, en la Línea 7 de Metrobús, en un proyecto  de todo el interés de la movilidad en la Ciudad de México.

 

A otras agrupaciones y a otros integrantes de la sociedad civil, déjenme mencionar muy rápido a Bicitekas, al Centro Mario Molina, a Greenpeace, a WRI, a CANACO, CANACINTRA, COPARMEX, HNM, CANACOPE, a Grupo Kaluz, al Colegio de Arquitectos, Colegio de Ingenieros Civiles, al Colegio de Urbanistas, muchas gracias por toda su participación.

 

A mis compañeros de Gabinete, de Gabinete Ampliado que también están con nosotros y por supuesto, a ustedes amigas y amigos de los medios de comunicación.

 

Nos costó trabajo, no fue inmediato llegar a esta norma ¿Por qué? Porque no obstante que ustedes dirán: “bueno, es que esta es una facultad del jefe de Gobierno de la Ciudad de México” “es una facultad reglamentaria”;  sí, pero es una facultad reglamentaria que implica muchos cambios trascendentales, que implica el poder tener comunicación con los desarrolladores, el tener comunicación también con los empresarios de los bienes y servicios, el tener comunicación con la sociedad civil, con las organizaciones de la sociedad civil, con los institutos, con la academia; es decir, con toda la ciudadanía.

 

No era el tener comunicación también con los empresarios de los bienes y servicios, el tener comunicación con las organizaciones de la sociedad civil, con los institutos, con la academia, es decir; con toda la ciudadanía.

 

No era solamente lanzar la pluma y poder firmar –como lo acabamos de hacer- en una actitud caprichosa, si no había que construir, había que edificar como esta norma puede beneficiar a la Ciudad de México de manera integral, ¿Cómo no frenamos las construcciones?, que es un motor muy importante de la economía.

 

¿Cómo no afectamos a los prestadores de servicios en la Ciudad de México y como le damos un beneficio sustancial a todos los que habitamos aquí? eso es parte de lo que ha inspirado esta norma, hoy lo que estamos planteando es un cambio de paradigma total, hoy lo que se está haciendo en la Ciudad de México es algo que ya hay en otros países, en países de los que se llaman como “altamente desarrollados”, en algunas otras ciudades “megalópolis” también de alto desarrollo y que hoy la Ciudad de México orgullosamente –como lo hemos venido haciendo en los últimos meses, en las últimas semanas y en todas las acciones que planteamos- se coloca en la punta de lanza.

 

Hoy está colocado en la punta de lanza de nueva cuenta porque está haciendo un cambio total en esta  concepción de la pirámide que se habló en la movilidad de colocar en primer lugar a las personas y no a los vehículos.

 

Es increíble cuando revisamos el número de cajones de estacionamiento, mucha gente podría no creerlo que esto es así, claro porque partíamos de una lógica, dependiendo del uso de suelo era la exigencia del número de cajones de estacionamiento, dependiendo de eso, dependiendo de nuestros planes de desarrollo el número de cajones de estacionamiento a veces hasta 20 por ciento más, incluso que la propia norma.

 

O sea que pagabas en tener un altísimo costo –hasta el 40 por ciento – de un desarrollo inmobiliario solamente para cajones de estacionamiento, esto no podía ser así; realmente de lo que nosotros tenemos como uso de suelo, imagínense ustedes, del crecimiento el 42 por ciento está destinado a estacionamientos.

 

Como si no hubiera demanda de vivienda en la ciudad, como si no tuviéramos necesidad -por supuesto- de tener otro tipo de edificaciones, ya fuera para locales comerciales, para oficinas, no, el 42 por ciento cajones de estacionamiento; casi, casi le estamos dando un departamento por hacer el símil a cada coche ¿no? Es probable que nosotros no tuviéramos donde dormir pero el coche sí.

 

Eso no podía ser así en la Ciudad de México, al menos podía seguir siendo y yo de verdad quiero agradecerle a los especialistas que hoy nos acompañan y a las agrupaciones, porque nos despejaron muy claro cómo es que se estaba presentando este panorama.

 

Y también la sensibilidad de los desarrolladores porque hay un dato importante aquí; la norma va a establecer máximos para cajones de estacionamientos, entonces pensemos –hay una torre y su máximo va a ser que tenga 300 cajones, pongamos una cifra, ese va a ser su máximo; si ellos deciden construir la mitad de esos es decir, 150 cajones va a ser sin ningún costo–

 

Es decir, ahí no hay ningún costo para el constructor, lo cual se va a volver en un incentivo, se va a volver en un incentivo doble porque van a gastar menos y por supuesto van a destinar mucho más a la vivienda a la oficina o al desarrollo comercial, a pero si quieren o requieren construir más, es decir pasar ese 50 por ciento entonces les va a costar.

 

Va a haber un costo para el desarrollo que se va a ir directamente, y esta es otra muy buena noticia; a un fondo de movilidad no se va a ir a cualquier lado, se va a ir a un fondo para la Ciudad de México, para mejorar la movilidad aquí en nuestra capital.

 

Y en ese fondo de movilidad pues entra todo: entra la parte peatonal, entran las ciclo vías, entra el mejoramiento del transporte público que es un exigencia en esta ciudad y que va a seguir así; la ruta ya no se va a cambiar –hoy escuchaba a alguien que hablaba y decía “es que tenemos que trabajar en la movilidad”; bueno es que debimos haber trabajado hace mucho tiempo en la movilidad pero se concentraron en trabajar en el transporte, que es muy diferente.

 

Se concentraron en crear microbuses, en crear combis, cuando debimos haber desde entonces tomado una línea para la movilidad sustentable; y va bien la ruta, la ruta de construcción de metro, la ruta de impulsar BRT, eso es en donde debemos concentrarnos.

 

Tener mejores banquetas, tener más ciclo vías, aprovechar todo lo que nos está demostrando, lo que hoy ya se ha probado en otros lugares. Quiero recordar las cifras que estaba dando el secretario de desarrollo, lo que decía Felipe de Jesús es poco más como esto, la Ciudad tiene 200 millones de metros cuadrados de cajones de estacionamiento, 200 millones de metros cuadrados, imagínense ustedes nada más por dónde estábamos.

 

Para dimensionar esta situación pensemos en un ejemplo muy claro, la Torre Mayor, la Torre Bancomer, la Torre Reforma. Estos edificios, si seguimos con esta lógica, nada más con estos tres, 10 mil cajones de estacionamientos, nada más de estos tres, 10 mil cajones de estacionamientos.

 

Ahora la buena noticia a partir de esta Norma, incluso la Torre Bancomer, incluso la Torre Reforma, si decidieran  cambiarle el uso a esos espacios si las dimensiones, las medidas lo dan, tener ahí oficinas. Pueden tener ahí tener otras actividades, pueden destinar a otro uso esos espacios que antes la ley, la Norma, les exigía que fueran puros cajones de estacionamiento.

 

Ese fue el concurso que presentamos con Juan, que presentamos con Bernardo, con Toño del Valle aquella ocasión, cómo le cambiarías el uso a ese espacio de estacionamiento y nos dijeron muchos, pues yo haría ahí oficinas, yo haría gimnasios, centros de convivencia. Fíjense que padre ¿no? que pudiéramos hacer todo lo que los jóvenes andan buscando estos espacios de oficina, de estos ocasionales, donde puedes llegar, donde hay internet, donde puedes llegar, donde hay computadoras, estar en un espacio de 15 minutos, porque ahí vas a hacer tu cita, porque eres freelance, porque no te alcanza para tener una oficina permanente.

 

Esto se puede aprovechar así, esto lo vamos a estar impulsando en la Ciudad de México; esto va a cambiar como ya se estaba diciendo aquí, el paradigma; vamos a tener mayor número de viviendas, le vamos a exigir menos a los desarrolladores en cajones de estacionamiento y va a ser un cambio total.

 

Yo creo que estamos en la ruta correcta, creo que vamos a estar hablando de que será mucho más sustentable la Ciudad de México así, si esta demanda de 70 mil viviendas que llegamos a tener o más por año, la vamos a atender y la vamos a sustituir por esos cajones de estacionamiento que en gran medida están ociosos –bueno y quien usa el cajón de estacionamiento en las noches– ya nos esta alcanzando el futuro de los automóviles asistidos.

 

Estábamos platicando recién, en Pittsburg ya pides Uber y el susto es que viene sin chofer, ya viene el coche solo y te lleva a donde sea tu destino, así vamos a operar acá y no vamos a necesitar tantos cajones de estacionamiento.

 

Vamos a tener mucho cuidado en estar revisando, en estar actualizando esta norma, se está planteando hacer una revisión cuando menos cada tres años o antes si es necesario; hoy agradezco de verdad esta voluntad, la voluntad de todos los que están haciendo posible que la Ciudad de México se posicione de esta manera.

 

Este anuncio queremos compartirlo con todo el mundo, porque es un posicionamiento de la Ciudad de México a nivel internacional, no es un anuncio menor; yo abre de comunicarlo también a la CONAGO también porque me parece que es algo que se puede replicar y que habrá que revisar en todo el país, cambiar este paradigma la gente lo que necesita es un lugar dónde vivir, no un lugar donde guardar un vehículo, así que muchas gracias, muy buen día, buenas noticias para la Ciudad de México esta Nueva Norma de Estacionamientos, muchas gracias.