Palabras del Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, al asistir al Centro de Salud Emocional Joven VC: Hospital de las Emociones

190416 MIGUEL ÁNGEL MANCERA-CENTRO DE SALUD EMOCIONAL JOVEN 7

Lugar: Calle Ferretería S/N, (Anexo al Deportivo Eduardo Molina), colonia Michoacana, delegación Venustiano Carranza.

Fecha: 19 de abril de 2016.

Buen día a todas y a todos ustedes. Muchas gracias al jefe delegacional; muchísimas gracias a Israel Moreno por todas las facilidades, por todo el apoyo, por el trabajo coordinado para hoy estar inaugurando este Hospital de las Emociones.

Agradezco también al diputado Ballesteros, a los diferentes representantes de las áreas del Gobierno de la Ciudad de México que estarán trabajando en este lugar, tanto de Salud, como de la capacidad de prevención que tiene nuestra capital de la República. Todos y cada uno de nosotros estamos interesados en que esto salga bien.

Hoy a mis amigos y amigas de los medios de comunicaciones les quiero decir, que lo que acabamos de visitar, no es solamente un espacio más de la ciudad, no es un espacio de convocatoria, es un modelo. Lo que acabamos de visitar es un nuevo modelo de atención para lo más importante que estará concentrado aquí, que son los jóvenes.

Todos los jóvenes que hoy nos acompañan, muchas gracias. Gracias por estar acá, gracias por participar y sobre todo, habremos nosotros de ganar la confianza de ellos para poder estar en este espacio.

Eso es lo importante del modelo, que el modelo es que se apropien los jóvenes del espacio. Aquí mismo, queremos pedirle a “Pekatore” –anda por allá “Pekatore”–, ¿vinieron? “Pekatore” son los jóvenes que hicieron los murales en la delegación, en Congreso de la Unión.

Entonces, si por ahí anda “Pekatore” o si los ven, les avisan por favor que queremos que esta pared, este muro de acá quede intervenido por ellos, nos va a ayudar el jefe delegacional también para que se intervenga por los jóvenes y para los jóvenes.

190416 MIGUEL ÁNGEL MANCERA-CENTRO DE SALUD EMOCIONAL JOVEN 2Necesitamos que ustedes lo cuiden, que ustedes cuiden este lugar. Yo platicaba con “Mafer” y le decía: “Hay que lograr que ellos se apropien del espacio, y que lo vean como esto, como un centro en donde puedo venir a platicar, puedo venir a resolver dudas, puedo venir a desahogar esas emociones que pueden ser perjudiciales cuando no están bien canalizadas”.

Nosotros tenemos que tomar conciencia. En la Ciudad de México hay dos millones y medio de jóvenes en esta clasificación que acabamos de escuchar. Hasta los 29 años todavía los consideramos jóvenes y obviamente, la atención que requiere este núcleo de población debe ser especializada.

Por eso en la Ciudad de México, la Semana de las Juventudes, que en breve estaremos desarrollando. Por eso, acabamos de tener un Congreso de las Juventudes, un congreso internacional, en donde la voz, fue la voz de los jóvenes.

Por eso, estamos insistiendo al Gobierno Federal, para trabajar por el programa “cero rechazados”.

“Cero rechazados” es un programa que estamos impulsando en la Ciudad de México, a fin de que no haya eso, un estigma, un sello que le colocan a un joven y que lo va a acompañar como si fuera algún pecado, como si algo hubiera hecho mal, cuando lo único que ha hecho es estudiar, y llegar a un nivel en donde la capacidad de la oferta no alcanzó para la demanda.

Entonces, ¿qué tenemos que hacer? Asegurar que haya cero rechazados. Se puede lograr, ya demostramos que sí se puede, porque simplemente en el esfuerzo de la Ciudad de México, alcanzamos a captar a otros 15 mil jóvenes que estaban ya sin esta oportunidad.

190416 MIGUEL ÁNGEL MANCERA-CENTRO DE SALUD EMOCIONAL JOVEN 4Que quiero agregar –como lo he comentado en otras ocasiones–, que muchos de estos jóvenes que fueron rechazados, son promedios de diez, promedios de nueve y que no encontraron una oportunidad.

Entonces, si ustedes nos ayudan también, vamos a seguir insistiendo para que “cero rechazados” no sea solo la Ciudad de México, “cero rechazados” debe ser todo el país. Que no tengamos a ningún joven, a ninguno de los representantes de la juventud, hombre o mujer, sin una oportunidad de continuar con los estudios medio superiores y superiores.

Por lo pronto, el día de ayer ya se volvió oficial lo que yo platiqué con ustedes, que íbamos a impulsar ese derecho que está ahí, para que todos los jóvenes que están hoy estudiando en preparatoria o en la universidad pública, tengan derecho al IMSS, puedan ir al Seguro Social. Eso ya es una realidad hoy en la Ciudad de México.

Vamos a estar entregando sus matrículas, vamos a estar entregando sus identificaciones. Y eso –estoy seguro, que va a ser una situación benéfica.

Acá, ¿qué vamos a hacer? Acá dice “Mafer”, se puede atender desde un problema dental, por ejemplo, algún problema de salud dental, hasta una de las enfermedades más complicadas de atender, de más alta especialidad, que son las enfermedades del corazón, que en los jóvenes son tan frecuentes.

190416 MIGUEL ÁNGEL MANCERA-CENTRO DE SALUD EMOCIONAL JOVEN 8Yo todavía me acuerdo –también fui joven igual que ustedes. No importa, pero todavía me acuerdo— y la verdad es que entonces, es cuando tienes una carga y una transformación en tu cuerpo tan importante, que las emociones se agolpan. Y quisieras entonces tener resuelta tu vida, quisieras saber ya para qué vas a trabajar, de qué vas a trabajar, cómo vas a ayudar en tu casa, cuál va a ser tu futuro, si te vas a casar o no te vas a casar con la novia, si vas a alcanzar tu desarrollo profesional o no.

Son tantas las preguntas que se hacen los jóvenes en esa etapa, que llega un momento en que se saturan y después alcanzan etapas muy complicadas que pueden llevar a la depresión.

Y la depresión no es un juego, debe ser tratada por profesionales, porque la depresión te puede llevar a un desenlace fatal que, digámoslo con sus letras, es el suicidio de los jóvenes.

No hay nada peor que conocer de un suicidio de una vida que comienza, de una vida que está en pleno desarrollo.

Entonces, la Ciudad de México tiene que impulsar esto. Este modelo lo va a llevar “Mafer”, lo va a llevar a Naciones Unidas, porque les quiero platicar que gracias a la participación de ustedes, gracias al INJUVE, gracias a todo el esfuerzo de los jóvenes, es que se realizó una encuesta en la Ciudad de México.

Y esta encuesta de los datos que platicaba “Mafer”, alcanzó un millón y medio de jóvenes opinando. Y entonces, Naciones Unidas dijo: “Ah, caray, esto sucedía en los países. Pero, ¿una ciudad?, ¿lo hizo una ciudad? Sí, ¿quién fue?” La Ciudad de México, “a ver que venga para acá, quién lo hizo”. Y allá nos dijo “Mafer”: “Oye hay que ir”. No podemos, entonces que vaya “Mafer”.

“Mafer” se fue a Nueva York, llegó con el equipo de Ban Ki-moon y precisamente con el Secretario General, se conoció esta encuesta, lo que piensan los jóvenes en la Ciudad de México.

Es una encuesta que te da datos que son muy importantes, como por ejemplo, que los jóvenes siguen confiando más en su mamá que en su papá, es una mayor conexión la que se tiene con la mamá.

Que los jóvenes prefieren Internet a cualquier otra cosa; que los jóvenes se sienten tristes –este es un dato muy importante—, por qué, “porque sí”. No hay una respuesta de por qué, sino que hay esa sensación.

Y eso es lo que tenemos que luchar y eso es contra lo que tenemos que trabajar. Nosotros necesitamos darle más espacios a los jóvenes.

Ahora estoy trabajando y pronto vamos a tener esta convocatoria y van a estar presentes muchos de los que están aquí; estamos dando capacitación y estaremos dando un empleo de arranque para jóvenes, especial para jóvenes, para ustedes en el Gobierno de la Ciudad de México.

Esto lo estaremos trabajando en varios nichos, pero uno muy importante va a ser el de los jóvenes. Pronto estarán estas convocatorias.

Qué más vamos a estar impulsando. Los espacios que necesitan los jóvenes para expresarse. Ya el otro día echamos a andar con Desarrollo Social, un trabajo de la expresión cultural en diferentes bardas, en diferentes lugares de la Ciudad de México.

190416 MIGUEL ÁNGEL MANCERA-CENTRO DE SALUD EMOCIONAL JOVEN 9Lo hicimos con un grupo de la sociedad civil que se llama Acción Poética. Y nosotros le pusimos la palabra “en tu ciudad” o algo así. ¿Verdad, Jose? Que no te acuerdas tú tampoco porque si no ya me hubieras dicho.

Pero, bueno, qué significa, “Ciudad y Palabra”, ¿qué significa? Van a ver ustedes en las bardas el pensamiento de los jóvenes, de repente algo que puede ser muy poético, algo que puede ser de reclamo, es su expresión y estamos buscando mas allá de los símbolos del grafiti; es este otro grafiti con una expresión de pensamiento, qué piensa la Ciudad de México. Lo vamos a hacer en miles de lugares, en miles de bardas.

Esta será una alianza muy importante con todas las delegaciones que se vayan sumando y entonces, encuentras una frase que te conecta. Y entonces, vamos a convocar también a los jóvenes para los murales de gran formato en nuestra ciudad, que pronto estaremos anunciando también y presentando, que va a ser otra acción muy importante.

Y así pues, “Mafer” tiene una gran tarea, que estos centros, que este es el cuarto –si no mal recuerdo “Mafer”—, tenemos Tlalpan, tenemos Cuauhtémoc, Miguel Hidalgo y Venustiano Carranza. Este es el más grande de todos los que tenemos.

Aquí estarán trabajando quince psicólogos, pues quince psicólogos prácticamente es tiempo completo, porque es de nueve a nueve.

Este debe ser tu lugar, tu casa, tu segundo hogar. Cuando quieras encontrar con quien platicar, con quién desahogar, dónde recibir una orientación antes de que tomes cualquier decisión que te arrepientas, sea lo que sea.

Si hay un problema aquí tenemos que apoyarte y aquí tenemos que ayudarte. Aquí vamos a canalizar esto que por eso se llama “Hospital de las Emociones” o “Centro de Atención de Emociones Juvenil”.

Creemos que podemos alcanzar más o menos a 700 u 800 mil jóvenes en su atención.

Si logramos esa meta va a ser muy importante, porque vamos a combatir dos de los principales flagelos que tenemos o digamos tres. Uno, que es precisamente este que platicábamos, el suicidio juvenil.

Dos, el embarazo de adolecentes, que también es muy importante y que tiene que ver mucho con la orientación que hagamos y la forma de platicar, porque hay que conversar y hay que informar a los jóvenes.

Y tres, el que sepan exactamente qué es lo que causan las drogas. No es decir: “no te drogues”, “no lo hagas”, porque entonces lo van a hacer más.

Es informar, es que tú tengas información y que nosotros sepamos que tienes esa capacidad de resolver qué es lo que más te conviene, para dónde quieres orientar tu vida y que el Gobierno de la Ciudad dé toda esta posibilidad a los jóvenes.

Esta es una tarea que no vamos a dejar. Este programa una vez que se presente en la ONU por “Mafer”, vamos a esperar su diagnostico, vamos a esperar su retroalimentación y lo vamos a estar promocionando en toda la República, porque queremos que para allá llegue.

No me voy a ir a promocionarlo yo, vamos a platicar con los gobernadores, con las gobernadoras, una vez que lo tengamos ya perfectamente consolidado.

Quiero decirles, es un modelo para ustedes, lo trabajaron los jóvenes. Quiero felicitar a INJUVE también que está apoyando permanentemente estas acciones –si andan jóvenes por acá del INJUVE, qué bueno, los felicito también por su labor—.

Vamos por más espacios, pónganse creativos, pónganse imaginativos porque el jefe delegacional ya nos dio autorización para que se pueda crecer este centro aquí en la comunicación que tiene acá el kiosco, en este espacio. Háganlo, aprópiense de él, en el mejor de los sentidos –jefe delegacional—, en el mejor de los sentidos para que sea un espacio de los jóvenes.

Vamos creando este sitio para jóvenes, para lo que les interesa, para lo que les importa. Es muy importante que los jóvenes le hablen a los jóvenes. Por eso, también, muchos de los psicólogos que vieron aquí –y como lo platicó “Mafer”—, van a ser de los que están egresando, de los que tienen fresca esta problemática.

Nosotros a veces quisiéramos inventar muchas cosas y yo platicaba, qué más ponemos. Y les digo: “Miren, en lugar de que estemos pensando los adultos qué más ponemos, vamos a preguntarle a los jóvenes, qué más quieren, qué más necesitan, qué te importa, qué te interesa, ¿no?

En la Semana de las Juventudes –y siempre platico esto con “Mafer”—, pues a lo mejor a mí me gustaría poner ahí a quién, pues al Buki, ¿no? O alguno de estos grupos, pero me dice “Mafer”: “No, yo creo que no va a ir mucha gente, pues de las juventudes”.

Entonces, ella pone unos grupos que yo no me los sé, uno, ¿qué?, ¿cómo? ¿Los Bukis? No, no, de la juventud. Ah, ¡Los Wookies!

Bueno, eso es lo que les digo, esos grupos son los que van a estar. Entonces, no sé, yo nada más los escucho ahí desde mi oficina que tienen una música muy padre, muy particular, que nos gusta mucho.

Pero, es para ustedes, ustedes lo quieren, ustedes lo piden, Semana de las Juventudes en la Ciudad de México; hoy este Hospital de las Emociones.

Es muy importante que no detengamos el trabajo, vamos a trabajar los jóvenes, por lo jóvenes, ustedes son replicadores. Si conocen de algún compañero, de una amiga que está pasando por un momento difícil, díganle que venga acá, que acá se puede platicar.

No queremos, no le digan ahí te van a curar; no, no queremos curar. Queremos platicar, queremos conocer la problemática y retroalimentarnos para que todo vaya mejor.

Muchas gracias, felicidades a todos los que están participando en este programa. Felicidades a todos y cada uno de ustedes, hombres y mujeres de las juventudes de la ciudad. Gracias.