Programa Interinstitucional para la Prevención y Atención Oportuna de las Conductas Suicidas en la CDMX

conductas-suicidas10Fecha: 07 SEPTIEMBRE DE 2016

Lugar: Hospital de las Emociones

Muy buen día a todas y todos ustedes. Agradezco la presencia a todos y cada uno de los representantes de las universidades que nos acompañan el día de hoy, de los institutos nacionales, de las instancias de salud del Gobierno de la República.

Por supuesto, también de las iniciativas de la sociedad civil que están encaminadas a esta misma tarea. De las diputadas de la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México; por supuesto, de las instancias de salud del gobierno de la ciudad, del secretario de Salud del Gobierno de la Ciudad de México.

Todos los jóvenes que nos acompañan el día de hoy muchas gracias. A todos los compañeros de INJUVE que están con nosotros también muchas gracias. Y a Mafer de INJUVE. Y, por supuesto, saludo a todo el personal del Hospital de las Emociones. Hoy estamos presentando a la Ciudad de México, a su sociedad, este programa de prevención. Es un programa de prevención, de identificación y de atención integral de conductas suicidas.

Me parecen que las razones del mismo han quedado sobreexpuestas ya. ¿Por qué es indispensable que lo hagamos? Coloquémonos en un momento y por un instante en la posición de padres de familia y veamos este enfoque, no solo desde el punto de vista de las autoridades, sino desde el punto de vista de nuestra responsabilidad como padres, de hombres y mujeres, de niños y niñas en esa tarea que tenemos del cuidado.

Puede ser muy tarde cuando acudas a pedir una ayuda si no tienes la idea de las conductas que pueden ser alertas tempranas en tu casa, alertas tempranas de posibles conductas tendientes al suicidio.

Por eso, en este programa estamos hablando de detección también; por eso, esa es una tarea en donde esta red se va hacer mucho más grande porque los papás, porque las mamás, porque en esta tarea nosotros también tenemos que contribuir y tenemos que estar muy atentos en nuestras casas, en nuestros domicilios, de poder advertir una conducta así.

Estamos hablando de un problema de salud, y aquí ya se ha dicho, la Organización Mundial de la Salud lo tiene perfectamente medido, y el que haya un millón de suicidios no es un tema menor; que cada 40 segundos esté perdiendo la vida una persona es un tema grave. Me parece que esto además, está con una tendencia a incrementarse, ha sufrido un incremento sustancial.

Nada más, platicaba yo con Mafer, la semana pasada me pasó el reporte del Hospital de las Emociones, como de todos los demás lugares donde tenemos los reportes semanales o periódicos, y tenía yo reportados 188 casos la semana pasada; hoy que acabo de ver el pizarrón que tenían ahí con los casos atendidos hay 218 casos de esta conducta, ya sea de alguien que ha intentado, ya sea de alguien que tiene solamente la ideación o, por supuesto, que ha reiterado la conducta en más de una ocasión.

Entonces, me parece que es muy importante lo que hoy estamos dando a conocer, es algo que se tiene que conocer; primero, es algo que se debe saber.

El día de ayer tuvimos un suicidio en el Metro, yo que venía muy temprano revisé el reporte de novedades y tuvimos un suicidio en el Metro; esto es lo que no queremos, es lo que debemos de trabajar de manera coordinada, de manera conjunta.

Qué bueno que sumemos los esfuerzos: la academia, los institutos de investigación, el Gobierno de la República porque necesitamos que sea muy potente lo que se haga; necesitamos que se haga a nivel nacional, yo diría que sí, porque de 1990 a 2012 se ha duplicado la tasa de suicidios a nivel nacional, lo que teníamos en 2.2 hoy lo tenemos en 4.7 por cada 100 mil habitantes. Y hoy la Ciudad de México está pasando de 3.7 a 4.9. Entonces, es muy importante que nosotros lo atendamos.

Es mayoritariamente en estas edades de la juventud, pero también tenemos casos de infancia y también tenemos casos de edades maduras, por eso se vuelve fundamental.

Estamos planteando cinco estrategias en esta tarea: promoción, educación de salud mental como un primer punto; también la detección y atención oportuna, como un segundo punto; estaremos trabajando con LOCATEL de manera permanente, al caso que si alguien llama en el momento que llame, sea la hora que sea, debe salir una brigada a ese domicilio a atender a esa familia o esa persona que requiere una intervención inmediata.

Por eso, estamos sumando todos los esfuerzos que tenga la Ciudad de México. Es claro que se requiere una intervención inmediata. Hemos utilizado hasta las cámaras del C4, ustedes seguramente han visto por ahí algunas imágenes cuando o policías o bomberos han rescatado a alguien que intenta lanzarse de algunos de nuestros puentes; entonces, todos los esfuerzos del Gobierno de la Ciudad de México en esta tarea.

Tendremos también atención inmediata, como lo decía yo, seguimiento a personas en riesgo y actualización epidemiológica de conductas suicidas en esta capital, digamos que son las estrategias.

Ya vimos aquí que en la firma está incluido el IMSS, que está incluido el ISSSTE, que estaremos trabajando con las universidades, que estaremos trabajando con los institutos, que está involucrada en esta tarea, todos los expertos, toda la gama de expertos que tenemos en psiquiatría y en psicología.

La Ciudad de México seguirá trabajando con toda su capacidad, desde el Instituto de Atención del Trabajo Contra las Adicciones, estaremos haciendo tarea en todas las áreas; solamente, la Secretaría de Salud ha atendido más de 364 casos. Sumémoslos estos 364 a los 218 que les acabo de señalar de este lugar del Hospital de las Emociones, más las cifras que tiene el gobierno federal y van a ver de qué estamos hablando; no es un tema sencillo, es algo que requiere muchísima atención.

Yo creo que éste modelo del Hospital de las Emociones, que hoy platicamos otra vez con nuestros amigos y amigas de los medios de comunicación, que echamos a andar el mes de abril pasado, está dando un muy buen resultado. Muy buen resultado porque tenemos más de cuatro mil pacientes de abril para acá. Cuatro mil pacientes en un espacio que, dicho sea en números fríos, nos costó cuatro millones construirlo, y lo operamos con otros cuatro millones. La verdad es una cifra muy económica para el nivel de atención que se tiene y para el resultado social que tiene este modelo.

Es un modelo que ya presentamos en Naciones Unidas. Es un modelo que nos gustaría que se replicara, primero en todas las delegaciones —Gustavo A. Madero ya tiene una petición para poner allá un hospital, Coyoacán ya tiene otra petición, en Iztacalco también ya nos han señalado que quieren tener—porque la verdad es para los jóvenes.

Todo lo que se atiende aquí: abuso sexual, adicciones ansiedad, autolesiones, autoestima, depresión, problemas escolares, emocionales, familiares, duelo, ideación e intento suicida, sexualidad, trastorno diagnosticado, violencia de pareja, violencia familiar; esto me da el total de más de cuatro mil pacientes que hemos atendido aquí.

Ustedes vieron a personas que están esperando a sus hijos y que nos dicen: “la verdad es que sí hemos encontrado un resultado positivo”. Vamos a seguir impulsando el Hospital de las Emociones.

Ya también no lo están pidiendo en algunos lugares fuera de la Ciudad de México, porque es un modelo económico que funciona, porque conecta con los jóvenes y porque se está dando un resultado positivo; solamente de estos casos que yo les platico, hemos tenido resultados muy importantes.

Hoy no solo estamos atendiendo a la Ciudad de México, ya hemos tenido aquí atención de Puebla y del Estado de México —del Estado de México casi 600 casos ya que se atienden—, es decir, la gente está conociendo ya que existe este lugar; por lo que yo creo que sería muy importante que pudiéramos duplicar el modelo y pudiéramos llevarlo más allá, sobre todo con la tasa que hoy se está presentando.

Quiero decirles también que la Ciudad de México ha iniciado y ha impulsado otra estrategia, una estrategia que tiene que ver más con lo cotidiano como es el teatro. En el teatro estamos presentando, estamos auspiciando, de manera coordinada, una obra que se llama “Sánchez Huerta”; y me parece importante platicarles. Esta obra la han visto cerca de cuatro mil personas, pero de la propia obra han surgido talleres de debate y de la propia obra han surgido canalizaciones a atención, o sea, gente que fue ahí que de repente identificó el problema y dijo: “yo quiero que atiendan a mi hijo”, “yo quiero que atiendan a mi hija” porque advirtieron algo que ahí habían visto.

Entonces, no sé cómo le vamos a hacer —bueno sí sé porque tenemos un programa—, pero debemos de hacerlo más potente, es a lo que me refiero. Quizá esta obra tendríamos que estarla duplicando en todas las entidades para que, de una manera sencilla, se conozca la problemática, para que se sepa exactamente de qué estamos hablando.

Estamos atendiendo aquí en el Hospital de las Emociones también a los papás, porque es importante también tener esta interacción. Entonces, como ustedes ven es un programa muy completo, es un programa que tiene ya todas las líneas incluso el tamizaje.

Habrá algo, como lo que ya nos platicaba el doctor, que será una guía para que de manera electrónica tú puedas entrar a la página y veas si alguna de estas conductas, si alguna de estas características se presenta; y si dices que sí o si tu hijo dice que sí o tu hija dice que sí, hay que atenderlo o hay que atenderla.

Entonces, esto es muy importante lo vamos a vincular con “El Médico en Tú Casa” en el cuestionario rápido de contacto con las personas, a fin de también hacer detección con esta estrategia; y no vamos a escatimar esfuerzos, vamos a trabajar con todo lo que tiene el Gobierno de la Ciudad de México contra este mal nacional, mal mundial que es el suicidio o la tendencia suicida.

Pero requerimos del esfuerzo de todos ustedes también. Ayúdenos, platíquenlo, coméntenlo con sus amigos, con sus conocidos que esta estrategia es muy importante. No sabes cuándo y cuan cerca puedes estar de una persona con esta tendencia suicida y después enterarte, y después no creerlo y después decir: “pero, pero parecía que estaba todo muy bien”. Pues no, puede haber estos problemas que son a veces de oculta realización, pero que los podemos detectar, esa es la buena noticia, los podemos detectar si trabajamos juntos.

Hoy quiero felicitar a todos los que están en esta suma de esfuerzos. Muchas gracias a las instituciones y a los institutos, a las academias, a las universidades, a todos los que se suman.

Gracias a los jóvenes por confiar en el Hospital de las emociones, gracias a todos los que vienen acá y encuentran una respuesta en la atención. Si se dan ustedes cuenta también, los que están atendiendo son jóvenes o sea estamos haciendo un macheo muy importante porque a veces cuando tú le dices al joven que lo vas a llevar al psiquiatra, hay un rechazo, como que no gusta este tema de ir al psiquiatra. Entonces, esto es Hospital de las Emociones y además lo promocionamos así: para curar mal de amores. Entonces, aquí te pueden curar el mal de amor, también quien tenga ese padecimiento de una vez se puede inscribir con nosotros y aquí los atendemos con mucho gusto.

Este trabajo lo está haciendo pues, desde la Ciudad de México, pero con una suma de esfuerzos muy importante, interinstitucional —eso lo quiero dejar muy remarcado— es un esfuerzo interinstitucional, sí desde la Ciudad de México, pero para todos.

Me parece que debiera ser un trabajo que impulsáramos a nivel nacional desde este modelo, el modelo—nosotros lo ponemos a disposición—, el modelo del Hospital de las Emociones. Muchas gracias, muy buen día. Que la pasen muy bien.