Primer Encuentro Nacional de Mujeres Rurales del Frente Auténtico del Campo

FECHA: 8 DE MARZO DE 2016

LUGAR:Monumento a la Revolución

TEMA: Primer Encuentro Nacional de Mujeres Rurales del Frente Auténtico del Campo

Compañeras y compañeros, hoy especialmente compañeras del campo, mujeres que vienen de todos los rincones de nuestro país.

Mujeres campesinas, mujeres indígenas. Hoy agradezco a todos los liderazgos que nos acompañan, la oportunidad de poder dirigirme a ustedes, de poder expresarles el trabajo solidario y coordinado que queremos hacer desde acá, desde la Ciudad de México.

Sabemos de su problemática, escuchamos con atención todas sus manifestaciones, todas las voces que se alzan de las diferentes mujeres por la problemática que hay en el campo, es una realidad del país.

Hoy vemos aquí representados a los diferentes estados, hoy tenemos a todos y cada uno de los integrantes del pacto federal; hoy está acá Jalisco, está Oaxaca, está Hidalgo, Aguascalientes, está Baja California, Sonora, Nuevo León, está Tlaxcala, Tamaulipas, Sinaloa, Zacatecas, Veracruz, están absolutamente todos, está Michoacán, está Guerrero, está Durango, está Puebla, están absolutamente todos los estados representados por mujeres, por mujeres del campo.

Estamos todos consientes de la tarea que se tiene que hacer. Está también Coahuila, el Estado de México, están todos, absolutamente todos, Nayarit, está Chiapas, está toda la gama de nuestro país representada aquí en la Plaza de la República, del Monumento a la Revolución.

Y precisamente en esta revolución que ustedes están planteando del campo. Hemos acordado ya y yo quiero pedir que lleven el mensaje a sus estados, a su territorio, que desde acá desde la Ciudad de México vamos a apoyar a las mujeres del campo.

Hemos hablado ya con los liderazgos y vamos a trabajar en un programa de vivienda para el campo, para la mujer de campo. Ya lo tenemos acordado, ya lo vamos a hacer.

Platíquenlo allá, porque allá también se puede; si nosotros lo podemos hacer aquí, quiere decir que también en sus estados se puede hacer.

Aquí vamos a defender a la mujer y vamos a cuidarla, pero también necesitamos el apoyo. Y el apoyo va a venir con la vivienda para el campo.

Va a ser la primera vez que tengamos un gran programa de vivienda para la gente del campo, para las mujeres indígenas, para las mujeres campesinas.

También hemos acordado ya con los liderazgos que están aquí presentes, con las mujeres y con los hombres que nos acompañan, que haremos un gran programa de salud para ustedes, para que no les falte la atención médica a sus hijos, a sus hijas; para que las mujeres del campo que tienen que realizar duras jornadas, también sepan que hay atención médica y que por supuesto, estaremos pendientes de su salud.

De la misma manera con el trabajo del salario mínimo, necesito de su ayuda. Ustedes nos pueden ayudar, la mujer del campo nos puede ayudar con esta tarea. ¿Nos pueden ayudar para el salario mínimo?

Salario mínimo para el campo, pero salario digno, un salario que alcance para lo que manda la Constitución, no se ha detenido esa lucha.

Ya logramos la Reforma Constitucional, ya se logró contra todo lo que decían que no íbamos a poder, contra la lucha incluso de algunos sindicatos en contra, sí se pudo hacer, sí se pudo lograr compañeras, sí lo hicimos.

Ahora, necesitamos incrementar ese salario mínimo.

Nos decían que nadie ganaba salario mínimo, ¿ustedes creen eso? Que nadie gane salario mínimo. Yo sé que hay siete millones de trabajadores y trabajadoras que ganan salario mínimo cuando menos, por eso hay que trabajar mucho, por eso lo vamos a hacer con todos los estados que están aquí representados, hoy les damos la bienvenida.

En nombre del Gobierno de la Ciudad de México, quiero decirles que estaremos pendientes para que tengan una buena estancia en la ciudad, que siempre las recibe con los brazos abiertos.

Hoy conmemoramos el Día Internacional de la Mujer, y por eso quería yo dar este mensaje, decirles que vamos a trabajar por su vivienda, que vamos a trabajar por su salud, que vamos a trabajar también por un salario digno.

Y necesitamos que el campo tenga proyectos productivos, porque ayer acabo de visitar alguna gente del campo del Sur de la ciudad, y me decían: “Esta caja de nopales, la vamos a vender en 10 pesos nada más”.

Y yo me pregunto, ¿en cuánto venderán esa caja cuando llegue a las tiendas, a los comercios? En cuánto se podrá revender el trabajo que fue originalmente de la gente del campo. Eso no es justo.

Ayer comenzamos un proyecto productivo para salvar cuando menos 10 mil toneladas de ese producto y que sean los campesinos, que sea la gente del campo la que encuentre el beneficio de manera directa, ¿están de acuerdo compañeras que lo hagamos así?, ¿están de acuerdo que trabajemos también para la vivienda?, ¿qué trabajemos para el salario mínimo?, ¿también para la salud? Porque se requiere para sus hijos y sus hijas, ¿y para la educación?

Bueno, pues entonces necesitamos que ustedes divulguen esto que estamos haciendo acá, que se sepa en Jalisco, en Yucatán, en San Luis Potosí, en Tamaulipas, en Tlaxcala, en Chihuahua, en Sonora, en Durango, en Chiapas, en Michoacán, en todos, en absolutamente todos los estados.

Sean muy bienvenidas aquí a la Ciudad de México, es su ciudad. Quiero decirles que aquí vamos a estar trabajando con todos estos liderazgos de manera cercana hasta encontrar las verdaderas condiciones de dignidad.

Sé de lo que estoy hablando porque mi abuelo también fue campesino y sé de lo que estoy hablando porque sabemos que hay necesidades reales en ustedes. Hay que verlos a los ojos, hay que ver directamente a la gente.

Vamos pues por un campo digno, por una renovación y por una revolución del campo pacífica y con toda la fuerza de las mujeres.

Hoy las mujeres son el actor principal. Felicidades compañeras, feliz Día Internacional de la Mujer, que la pasen bien aquí. Me dio mucho gusto saludarlas y nos vemos muy pronto. Gracias, hasta luego.