Primer Foro “Crece tu Empresa”

Fecha: 22 DE JUNIO DE 2016
Lugar: Cámara de Comercio de la CDMX, Expo Reforma, ubicada en Morelos No. 67, colonia Juárez.

Muy buenos días, mucho gusto de estar con todos y con todas ustedes. Hoy la Ciudad de México sigue trabajando de manera permanente con un grupo de hombre y mujeres que son, básicamente, el motor económico de esta ciudad, y me refiero a ustedes: a los pequeños y medianos empresarios.

Todo nuestro reconocimiento a la tarea diaria de este motor de la economía que significan ustedes, y que siga así además con toda la fuerza y con toda la fibra.

Hoy agradezco la convocatoria del presidente de la Cámara Nacional de Comercio, ya nos habían señalado aquí además, ahora con el carácter de constituyente que estará en la tarea de esta gran, gran, gran labor que se tiene que hacer por la Ciudad de México.

No se ha dimensionado el alcance que tendrá esto, pero es la primera Constitución de su ciudad. Si hoy yo les dijera ustedes: “¿Saben si hay Constitución en la Ciudad de México?” como la hay en Aguascalientes, como la hay en Querétaro, como la hay en cualquier otra entidad; mucha gente diría tal vez si, tal vez no.

Es una cosa que no es tangible, pero que es muy importante para la vida política de una entidad como lo es la Ciudad de México. Porque ahí vamos a estar representados, ahí vamos a estar definidos de nuestra participación con la República, con el Gobierno de la República y con los otros estados.

Nunca en la historia de la Ciudad de México se había tenido una Constitución; esta va a ser la primera Constitución de la Ciudad de México.

Ahí se va a decir qué es lo que nos gusta, qué es lo que queremos, cómo queremos ser en esta capital, cómo es que nos comportamos respecto de los demás; si cuidamos el agua, si cuidamos el medio ambiente; qué es lo que hacemos para incentivar el comercio, qué es lo que debemos seguir haciendo respecto de toda la relación de la República.

Y miren déjenme darle dos datos, nada más dos a manera de ejemplo, hoy en todo el país se discute como debe ser el modelo de policía.

Hoy, en todo el país se discute —y se ha pasado a comisiones en el Senado de la República—, el Mando Único y se ha estudiado y se ha analizado y se ha establecido una modificación al artículo 21 constitucional ¿para qué? Para llevar el modelo que tiene la Ciudad de México.

El modelo de policía que tiene ustedes aquí, es el modelo que se quiere implementar en todo el país, pero aquí esta, y ese es el que se está cuidando.

El modelo de cuidado de la deuda que se tiene en todo el país, que se quiere implementar, es el que tenemos aquí; porque yo no puedo endeudar a la ciudad a capricho, sino que tiene que ser una deuda cuidada, eso es lo que viene.

Por eso me interesa mucho que ustedes estén pendientes de este proceso, el proceso que bien —en donde va a participar Humberto— en donde van a venir todas estar propuestas porque son para tus hijos, para tus hijas, para nuestros hijos, nuestras hijas, nuestros nietos, nuestros familiares, para la educación, para el desarrollo, para la movilidad, para la seguridad, para todo lo que va a ser esta gran capital.

Entonces, ahí está una tarea que está desarrollando Humberto y que yo estoy seguro que lo hará muy, muy bien.

Por supuesto a todas las asociaciones y agrupaciones que hoy nos acompañan, a las Cámaras, a los desarrolladores de comunicación, a todos ustedes mi reconocimiento.

Hoy queremos reiterar: es importantísimo el apoyo a las PyMES.

Tenemos que seguir impulsando a las PyMES porque está demostrado que es el motor clave; y si es el motor clave del 98 por ciento para la Ciudad de México, quiere decir que puede ser el motor clave de muchas otras entidades y de muchos otros centros de población y de desarrollo; quiere decir que aquí tenemos que profundizar.

Miren ¿qué fue lo que paso?, que de repente creamos una enramada de leyes y de normas y ustedes —si querían abrir un negocio— tenían que cumplir con una serie de requisitos, a veces como si fuera un negocio grande, a veces como si nunca lo fueran a poder abrir; y una vez abierto, sometidos a una regulación y a una supervisión como si fuera la fábrica nuclear más importante de todo el país.

Un hostigamiento permanente porque la ley lo permitía. Porque se permitía una clausura porque no tenías exhibido tu permiso. Porque se permitía una clausura porque no tenías el extintor colgado a la vista, no es que no lo tuvieras, es que no estaba a la vista.

O sea, entonces ¿quiere decir que estábamos trabajando para que los inspectores tuvieran un menor esfuerzo o de qué se trataba?

Esto se dividió en esferas de competencia y entonces o verificaba la ciudad o verificaba la delegación o verificaba la secretaría fulana o la secretaría perengana.

¿Qué estamos haciendo con Humberto, que estamos haciendo con las organizaciones que están hoy aquí representadas? Acotando todas esas normas.

Buscando que tú puedas abrir una empresa desde tu computadora. Buscando que si ya requiere de mayor acompañamiento se haga con todo el conocimiento de causa y buscando que una vez que está abierta, no se vaya a hostigar o se vaya a buscar clausurar.

Entonces, ese fue el convenio que firmamos de la “No Clausura”. Una cosa es que te avisen que te falta algo y que lo regularices, y otra cosa es que lleguen y te clausuren de entrada.

Entonces, esto y este tipo de estrategia las vamos a seguir empleando con ustedes, vamos a seguirlas desarrollando.

Quiero aprovechar también para saludar a los amigos que nos visitan de Miami, que vienen por acá con nosotros, muchas gracias a todo este grupo de empresarios de Miami, también representantes de PyMES y que están buscando algo muy importante para que se pongan ustedes abusados: ellos están buscando establecer un enlace entre los PyMES, entre las PyMES de acá y de Cuba.
Una grandísima oportunidad de desarrollo y de intercambio comercial. Porque vaya que además de que somos pueblos hermanos y además de que compartimos muchos de los gustos y de las tradiciones, y hasta del sabor ¿no? —porque pues sí, allá hay un gran ritmo, luego, luego notas el sabor cubano, pero acá también tenemos lo nuestro—entonces, yo creo que ahí se puede hacer un trabajo bien interesante.
Nuestro reconocimiento a su apoyo hacia las PyMES de la Ciudad de México y de México en general. Muchas gracias por estar acá con nosotros.
Y decía yo, miren, hoy estamos trabajando en México por la trasparencia, esto no se debe detener.
Yo me pregunto: este gran sistema anticorrupción, o sea, ¿después de 500 años nos dimos cuenta de que se requería un sistema anticorrupción?
O déjenme ir más cerca de mi época, pensemos —estoy a punto de cumplir, más o menos, unos 34— quiere decir que ¿hace 20 años no era un tema? Yo creo que sí. ¿Pero qué fuimos haciendo? Y si lo revisan ustedes en las leyes se van a dar cuenta, nos fuimos protegiendo.
Se fue protegiendo el sistema. Primero, para poder hacer reservas, por ejemplo, yo hoy celebro un contrato y le pongo una reserva de 20 años y en 20 años ustedes no se enteran con quién contrate, punto. ¿Por qué? Porque sí. Porque un comité dijo que debía estar la información reservada y que la gente no debe de saber.
Y mañana celebro un contrato con mi compadre y luego con mi primo, y todo eso lo oculto porque ellos no tienen ninguna obligación con nosotros. El servidor público que lo hizo no tiene porqué transparentar ese contrato. Esos contratos ahora tienen que ser transparentes, debieran de ser transparentes siempre.
Debiéramos de estar en un camino en donde no se le busquen —es que hay formas muy fuertes de decirlo— que no se le busquen “mangas al chaleco” —a propósito de Las Mangas del Chaleco— para decir lo menos ¿no? —porque decía Salomón hace rato, decíamos “que dejen de estar molestando”, no decíamos “dejen de estarlo molestando”, decíamos algo más feo, pero bueno, aquí en el foro no se puede decir— entonces, lo mismo en el caso de la corrupción.
Si ese es el mal número uno del país ¿para qué le damos tantas vueltas?, ¿por qué el servidor público no va a transparentar lo que tiene?, ¿cuál es el problema?
No “Que es por razones de seguridad”, bueno, pues por razones de seguridad vamos a cuidarnos todos. “Que no porque entonces se va a hablar mal de mí”, bueno, entonces no seas servidor público, dedícate a otra cosa.
Si no quieres que se hable mal de ti, si no quieres que haya gente que se enoje contigo, si no quieres que haya gente que te pueda, incluso, hasta no querer, pues entonces no seas servidor público. Esa es parte der la vida pública.
Y ahora, con este famoso debate que se dio, en donde yo dije “están pervirtiendo una iniciativa de la sociedad civil, están tergiversando una iniciativa de la sociedad civil, que lo que dice es el servidor público debe de trasparentar sus bienes, debe de transparentar su declaración fiscal y debe transparentar si hay conflicto de intereses o no”, eso era la intención.

Y de repente, colocan un artículo donde dicen: “no, los empresarios también. Y los empresarios porque como son dos los que hacen este tema de corrupción, entonces que los empresarios pasen sobre todo este esquema de presentar declaraciones y hacer”, por favor. ¿Con cuántas empresas contratamos nosotros servidores públicos?

¿Y qué no los empresarios ya tienen al SAT para que los vigilen?, ¿y qué no ya tienen los esquemas de fiscalización suficientes? —que a veces no se encuentra un contador para que resuelva esas fórmulas, que solamente las entienden quienes las concibieron—, ¿qué no es suficiente como para ponerle ahora otro freno?

Yo me imagino, todas esas empresas que llegaban antes al gobierno, ahora van a decir: “pues ahora mejor ya no contrato con el gobierno, a ver a quién encuentran”, “mejor me voy a otro lado”, “¿para qué?”

Entonces, yo creo que lo que se puede hacer aquí y el llamado que nosotros reiteramos, ahora es el Presidente de la República, porque se ha hablado del veto de la ley —bueno, son varias leyes las que están en este paquete—, no se tiene que vetar la ley, pero sí se pueden hacer los señalamientos puntuales.

El debate no está en toda la ley. No estamos hablando de si debe haber un Consejo Ciudadano o no, y si lo deben de integrar cinco ciudadanos reconocidos o no; no estamos hablando de las funciones del Tribunal Administrativo Fiscal, estamos hablando nada más de esta parte, en donde se involucró un sector donde no tenía que estar en la lucha que se tiene que emprender aquí.

Esa es la única tarea. Y yo creo que el Presidente de la República lo puede hacer y lo puede hacer con toda precisión; puede hacer ahí un trabajo importante, quirúrgico, de precisión y de detalle.
Y que estoy también convencido que los legisladores tendrán que tomarlo en cuenta ¿para bien de quién? De los empresarios. ¿Para bien de quién? De la economía. ¿Para bien de quién? Pues de nuestro país, finalmente. Entonces, creo que así lo debemos hacer.
Miren, apenas hace dos días echamos andar aquí una iniciativa en la Ciudad de México, otra vez, que debiera de replicarse. El trabajo se llama “Contratos abiertos”, lo hicimos con una organización de carácter mundial que está trabajando con muchos países, que se llama la iniciativa Open ContractingPartnership.
Esta es una iniciativa que ha trabajado ya, reitero, con países, y la Ciudad de México es la primera ciudad en todo el mundo que tiene este esquema; la primera en todo el mundo, ojo e eso debemos sentirnos orgullosos desde acá.
¿En qué consiste? El gobierno de la Ciudad de México abre su contratación. Si ustedes entran a las páginas, si los compañeros de los medios de comunicación buscan, van a encontrar la información de los contratos; van a encontrar con qué empresas, en qué etapa vas, si ya se licitó, si no se ha licitado, cuál es el fallo, cuánto se va gastando, cómo se ha gastado, cómo se gasta tu dinero, el dinero de los contribuyentes.
Eso va a estar en una gran plataforma en donde estamos acompañados de Transparencia Mexicana, que es de la sociedad civil; donde estamos acompañados del IMCO, este instituto tan importante para la competitividad; donde nos está asesorando Bloomberg; donde estamos trabajando con la Universidad de Columbia, de Nueva York. Eso es lo que debiéramos de seguir haciendo, para que después no nos digan que contratamos con quien no o que hicimos o que deshicimos.

Transparencia es el antídoto a la corrupción, transparencia. Y en el otro punto, en el otro nivel: el apoyo a los empresarios. Sigamos incentivando la formalidad, sigamos incentivando.

Es que es muy claro. Mira, hoy por hoy un joven que quiere emprender su propia vida, imagínense: el joven, 20 años, 22 años, y dice “bueno, yo ya quiero irme a producir, a trabajar”, ¿y cuáles son sus opciones?, ¿qué le vamos a ofrecer?, y si quiere poner un negocio, qué le vamos a decir. “Tienes que cumplir con todo, primero experiencia, capital social”. Espérame, ¿cómo lo va a hacer? No lo va a poder hacer. Porque además no le damos crédito, porque es joven; porque además no le damos vivienda, porque es joven.

Bueno, hoy la Ciudad de México está trabajando ya en el diseño de un programa especial de vivienda para jóvenes. Hoy tenemos el “Yo Te Apoyo”, que aquí se ha mencionado, ¿para quién?, para todas las pequeñas empresas.

Puede ser que no sea mucho, sí, pero lo estamos haciendo con toda convicción de que se genera un impulso; de que la gente sabe que estamos ahí observando.

Y la oficina que creamos aquí de apoyo en la Secretaría de Economía, es una oficina que ha atendido a la fecha a unos cerca de 35 mil, 35 mil pequeños empresarios.

Así que los vamos a seguir apoyando. Humberto, vamos a tener que seguir trabajando. Amigos, vamos a tener que seguir trabajando por el beneficio de las pequeñas y medianas empresas. Es un motor muy importante de la economía.

Y lo del salario mínimo, no nos vamos a echar para atrás, eso lo tenemos que seguir impulsando. México es el único país que está en falta de todo América Latina, de todo América Latina.

Entonces, ya basta de tener todas estas reticencias y de darle a quienes menos ganan, 7 millones de personas, darle solamente un uno por ciento, un dos por ciento, que les aumentas 200 pesos, 300, eso no funciona, no sirve. Porque hoy estamos catalogados en los riesgos sociales y hay que seguir trabajando para evitar eso.

Mi felicitación a todos los que van a participar en este foro. Gracias a los que nos visitan de otros países. A quienes estén de otras entidades, muy bienvenidos a la Ciudad de México. Y a nuestros pequeños y medianos empresarios de todo el país, qué bueno que sigan impulsando y que nos ayuden a salir adelante.

Muchas gracias y muy buen día, que la pasen bien.

DECLARATORIA DE INAUGURACIÓN

Siendo las once horas con cinco minutos del día 22 de junio de 2016 declaro, formalmente, inaugurados los trabajos de este Primer Foro “Crece Tu Empresa”; dedicado a las PYMES, a las pequeñas, a las medianas empresas de todo nuestro país.

Enhorabuena, que sea para beneficio de la Ciudad de México, de México y por supuesto, también del mundo por todos los amigos que nos visitan de otras latitudes.

Gracias, que la pasen muy bien. Muy buen día, hasta luego.