Jefe de Gobierno coloca primera piedra de Centro de Documentación e Investigación Judío de México

primera-piedraFecha: 06 NOVIEMBRE DE 2016

Lugar:Sinagoga RodfeSedek

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes. Quiero saludar la presencia del jefe delegacional en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, al tiempo de saludar también la presencia del señor embajador de Israel en México, del presidente de la comunidad judía, por supuesto de todos los distinguidos integrantes de esta mesa principal, también a todas las familias de la comunidad que nos acompañan el día de hoy.

Saludar a familias que han sido y seguirán siendo muy importantes en esta ciudad y en nuestro país, familias que nosotros reconocemos en la lucha que se ha venido desarrollando en la Ciudad de México durante muchos años.

Hoy podría mencionar a varios de ellos, a varias de las familias, a familias que han colaborado con el crecimiento de esta mi querida ciudad, nuestra ciudad, la Ciudad de México que ha pasado por un proceso de transformación, y que familias como Shabot, Gelman, como varias de las que ya se han mencionado y no quisiera yo omitir, a fin de no dejar de reconocer el mérito de todas y cada una de ellas.

El pueblo judío ha demostrado y ha consolidado a través de su historia esa vocación de servicio y de ayuda mutua y nosotros aprendemos también, créanme, de esa fortaleza en las tradiciones. Nosotros entendemos y además observamos con mucha atención como ustedes siguen conservando y siguen germinando en los niños, en las niñas, todos y cada uno de los pasos y las tradiciones que conservan y que atesoran.

Hoy este centro, hoy este lugar en donde nos convocamos que data de 1931 es otra vez una muestra muy importante de ello. Es una muestra muy importante porque aquí estará reunida la historia de todas las comunidades y será un centro de encuentro, de concentración y por supuesto de conservación de una memoria que es tan importante.

Hoy yo quiero agradecerles también; porque fue gracias a la conducta o voluntad o a la suma de voluntades mejor dicho, de todos ustedes que desde la Ciudad de México pudimos dar la batalla para consolidad algo por lo que estábamos trabajando, que es señalar como delito el antisemitismo. Eso se logró gracias a todos y cada uno de ustedes.

Y claro que este lugar y esta nueva edificación que estará compartiendo además, observaba yo con mucha atención el proyecto arquitectónico y veía cómo logra proyectar desde la vista, desde el simple contacto visual exterior este doble sentido, la historia y la tradición de una sinagoga y la proyección histórica moderna de una memoria que seguirá convocando a todo el pueblo judío.

Cuarenta mil es el número que me dicen -yo no lo creo- yo creo que son muchos más, porque en todos lados encontramos al pueblo judío, lo encontramos en la arquitectura, en la ingeniería, en la gastronomía, en el desarrollo, en las manifestaciones artísticas. Comentaba yo que tuve una maestra muy querida, la maestra Sara Bialostosky también en la Facultad de Derecho, fue mi maestra.

Tenemos servidores públicos ahora en el Gobierno de la Ciudad, como Salomón también representando a la comunidad. Y hoy en este evento, más de un Salomón, porque casi siempre hay un Salomón en estos eventos. Así que son nombres y es tradición que nos da mucho gusto a nosotros poder apoyar.

Comentaba yo con el jefe delegacional que estaremos trabajando de la mano para que este proyecto vaya en el pulso jurídico, legal, rápido.

Vamos a poner todo nuestro empeño porque tenemos un gran reconocimiento. Y además hay una frontera muy delgada entre otras manifestaciones y representaciones de la comunidad judía que hoy están en la Ciudad de México, como lo es el Museo de Memoria y Tolerancia; hay una frontera delgada porque allá hay una función museográfica clara para evitar la repetición de hechos que nadie quisiera que se dieran en la humanidad.

Y aquí habrá parte de esa memoria, pero también habrá historias, como platicábamos, de la cultura, del amor, del apoyo, de la solidaridad y de todo lo que se estará recordando. Estoy seguro que la fotografía que hoy se tome de todos los que aquí están participando en este evento, será observada después quizá por nuestros hijos, nuestros nietos o por quienes quieran conocer cómo es que se ha formado el pueblo judío.

Hoy para mí es verdaderamente un honor poder acompañarlos de nueva cuenta; agradecer todo el esfuerzo que se sigue haciendo y que se seguirá haciendo por ésta, que es su ciudad: la Ciudad de México.

Reconocerla como una ciudad solidaria, una ciudad que siempre extiende la mano, no lo digo nada más en el simple verbo y solo la palabra, sino en los hechos. Así es como se ha consolidado la Ciudad de México con una cultura, pues así, pluricultural.

Y hoy con esta convocatoria multicomunitaria, me parece que se da un paso muy importante del fortalecimiento de la comunidad judía; enhorabuena para la comunidad judía, enhorabuena para la Ciudad de México, que tengan muy buen domingo, que la pasen muy bien.