Programa para la Integración al Desarrollo de los Trabajadores de la CDMX con Discapacidad

Gobierno de la CDMXFecha:22 MAYO DE 2017

Lugar:Salones Maya 1 y 2 del WorldTrade Center.

Muy buenas tardes a todas y todos ustedes, me da mucho gusto saludarlos, saludar a todos nuestros compañeros de trabajo que se encuentran con nosotros el día de hoy, saludar también a la diputada que nos acompaña, y decirles que la verdad es que este evento es un evento muy emotivo, es un evento emotivo es de los eventos a los que nos gusta mucho asistir, porque vemos a la gente que está moviendo a la ciudad, vemos a la gente que está transformando la ciudad; porque eso hacen ustedes todos los días con su labor, con su dedicación están dándole esa transformación a la Ciudad de México.

 

Y la Ciudad de México es una ciudad que desde su inicio de historia se ha caracterizado por dar la bienvenida a todo mundo, aquí se fundó por quienes venían de un largo recorrido, dice el mito de Aztlán que recorrido desde la parte de Sinaloa, desde la parte norte del país, de la parte de Nayarit, hasta que encontraron lo que todos sabemos, un águila en un nopal devorando una serpiente y ahí se dio esta bienvenida al pueblo Mexica; y después hemos dado la bienvenida a los españoles que fueron objeto de una persecución política, a los chilenos, a los de diversos pueblos, a la comunidad judía que siempre ha reconocido.

 

Y entonces como sería posible que nuestra propia gente, la gente de la Ciudad de México, la gente que vive aquí todos los días estuviera segregada.

 

Cómo íbamos a construir una ciudad para unos y dejar fuera a los otros, cómo íbamos a dejar a los ciegos sin una posibilidad de vivir su ciudad también, de convivir con todos sus seres queridos igual que cualquier otra persona o quien usa una silla de ruedas, cuantas veces nosotros nos hemos subido a una silla de ruedas para saber lo que se siente, para ver todavía los obstáculos que tenemos en la ciudad que hay que ir rompiendo, que hay que  ir venciendo.

 

Por qué no íbamos hacer una ciudad más igualitaria y por qué entonces las plazas de trabajo sólo podían estar reservadas para cierto tipo de personas, ¿no?, yo creo que la Ciudad de México tiene que darle cabida a todas y todos sin distinciones, porque por eso decimos que somos una ciudad de derechos, una ciudad de libertades, una ciudad de igualdad y ahí está la clave, poder construir igualdad para que tú, si tienes una discapacidad también estás incluida y convocada a esta ciudad, para que tú también ayudes a tu familia, para que tú también vivas, para que también construyas la Ciudad de México.

 

Eso lo tenemos que hacer todos los días no solamente un día, lo tenemos que hacer siempre; y eso  debiéramos hacerlo en todo el país estoy de acuerdo, eso debiéramos hacerlo en todos lados, no solamente en la Ciudad de México, yo confío en que se esté trabajando en todo México y que en todo México estemos en eventos como el que hoy nos convoca.

 

Yo hice un compromiso con ustedes, el compromiso que hicimos fue: Demos plazas y vamos a abrir plazas y con Juan Ayala lo platicamos y con los diferentes líderes, los secretarios generales de las diferentes secciones del Sindicato Único de Trabajadores de la Ciudad de México, y todos estuvieron de acuerdo en que abriéramos esas plazas para las personas con discapacidad en esta ciudad, en la Ciudad de México, todos, todos.

 

Y miren, es cierto a veces en los discursos gusta la gente de atacar y de decir – se está haciendo mal esto, se está haciendo mal el otro, se está haciendo así, vamos mal y estamos cayendo, vamos a ver quién quiere cerrar la puerta, a ver quién se quiere quedar hasta el final–.

 

Habrá que ver lo que sufre una persona con discapacidad para ver si no tendríamos que dar gracias todos los días por todo lo que nos da la vida y todas las oportunidades. Habrá que ver aquellas personas que no tienen que comer, para ver si no tendríamos nosotros que estar dando gracias y hablar positivamente.

 

¿Cuándo entenderemos nosotros que hay que hablar positivamente? ¿Cuándo entenderemos que las convocatorias se tienen que hacer para construir cosas buenas y para hablar de lo bueno que se puede hacer? Hoy con ustedes estamos construyendo cosas buenas.

 

Porque cada persona con discapacidad que está en cualquiera de nuestras plazas está demostrando como se puede servir a esta Ciudad, están en atención al público, están en los diferentes procedimientos administrativos, están dándole continuidad al trabajo que se realiza en el día a día.

 

En una de las Ciudades más grandes del mundo, ¿eh?; o sea que la certificación que tienen ustedes es una certificación que vale para todo el mundo porque ustedes pueden hacer este trabajo en cualquier parte del mundo.

 

Son personas entonces perfectamente capacitadas, capaces de desarrollar éste y cualquier otro trabajo que se les ponga enfrente y, ahora estaba yo pensando y bueno, la vivencia de nuestros compañeros, la historia personal de cada uno de ellos, el trabajo que pasan para llegar hasta su trabajo, hasta su centro laboral, las peripecias que tienen que hacer.

 

Y entonces ¿Por qué van? Porque es un motivo de satisfacción, porque te alimenta el alma, porque te llena de gusto ir a servirle a la gente y poder servirle también a tu familia y sentirte útil.

 

Yo creo que es algo que nosotros tenemos que seguir aprovechando. Tengo los mejores comentarios de toda la gente que está trabajando con nosotros, de todas las personas con discapacidad que tenemos empleadas.

 

Tenemos, ahora en esta tarea que nos dimos, en este compromiso que hicimos, ya vamos más o menos como ¿mil 200 Miguel Ángel? Más o menos ¿verdad? Mil 200, fíjense lo importante. Tenemos 704 personas, hombres y mujeres que están trabajando hoy de nuestras personas con discapacidad en la Ciudad de México, que están trabajando, pero que pues sus condiciones laborales no están alcanzando porque deben de haber escuchado con mucha atención lo que estaba diciendo Juan Ayala ¿si lo escucharon bien? ¿Todas las prestaciones que hay?

 

Y entonces cuando yo venía para acá me decían: “Oye Mancera ya cuando nos va a hacer justicia a nosotros, nosotros no tenemos todas las prestaciones que nuestros demás compañeros; nosotros no tenemos los beneficios de los 900 pesos de la canasta. Nosotros no tenemos los beneficios que aquí tienen otros compañeros, nosotros no estamos con este beneficio que se dio en las condiciones generales de trabajo para tener un incremento de más de 34 por ciento en nuestro salario, nosotros no tenemos todo eso y quisiéramos que se dignificara”.

 

Y entonces yo quiero hoy, con ustedes aquí refrendar el compromiso que tenemos en la Ciudad de México. Sí nos recortaron presupuesto, sí. Pero, ¿por qué no hablamos de lo positivo? Lo positivo es que con el presupuesto que tenemos hoy, le seguimos dando su pensión a los adultos mayores sin falta, puntualmente, cada mes tienen ahí su dinero. Cada mes.

 

Con el presupuesto que tenemos hoy, seguimos atendiendo a las mujeres jefas de familia. Con el presupuesto que tenemos hoy, seguimos cumpliendo con las becas para los niños y para las niñas, seguimos atendiendo a todos los que requieren salud, con el presupuesto que tenemos hoy.

 

Con el presupuesto que tenemos hoy, seguimos dando gratuidad a las personas con discapacidad en transporte público, cosa que no sucede en otros lados ¿eh? Porque miren que he estado recorriendo varios territorios y no sucede en otros lados y aquí sí, aquí sí sucede, aquí lo tenemos.

 

Y entonces platicamos, y platiqué con el área de finanzas y platiqué también con la política laboral de la Ciudad de México, la secretaria de trabajo y entonces llamamos a Juan, Juan Ayala y nos decía “pues fuimos a una cruzada a defender esta Constitución, fuimos a una cruzada a defender la Constitución de la Ciudad de México, la primera, no teníamos una Constitución, la primera”.

 

Y ahí en esa Constitución se habla de las personas con discapacidad y se habla de que tiene que ser una ciudad igualitaria en donde todos estemos lo más parejo posible. Así que después de trabajar todo esto, de revisar con todas las áreas que están por acá, de platicar con José Ramón, el secretario de Desarrollo Social, que me dice: “Tenemos que seguir también cumpliendo con todos los programas sociales de manera puntual para nuestras personas con discapacidad”.

 

Y después de conocer historias, como una historia que viene por acá,  miren, aquí tenemos la historia de una de nuestras compañeras que archiva y depura expedientes.

 

Una de nuestras compañeras trabajadoras que tiene Síndrome de Down y que dice: “Me gusta mucho trabajar porque tengo amigas con las que puedo platicar, aprendo cosas, también aprendo a entregar oficios a otros pisos, a destruir hojas de archivo muerto, sacar copias. Con el dinero que gano en mi trabajo, mi mamá me lleva a las tiendas donde puedo comprar cosas para mí, zapatos, pantalones, lo que me gusta, pero además mi mamá me dice que con parte de mi dinero ayudo a pagar la casa, la renta, la comida y lo mejor es que en junio me voy a ir a Acapulco, con mi amiga Denisse, con mi tía y con mi mamá”.

 

María Fernanda Lorena, que es nuestra compañera que está trabajando con nosotros; dónde estés María Fernanda, no sé dónde andas por ahí, pero esa es la realidad.

 

Tengo a mi fotógrafo, ¿Dónde anda mi fotógrafo?,  ¿Dónde anda mi fotógrafo oficial?, ahí está mi fotógrafo, ¿no que no?, Efrén vente, eso hermano, mira nada más, que te conozcan mano, para que vean cómo anda Efrén siempre puesto, firme; y aquí, tú ahorita nos vas a tomar unas fotos aquí ¿verdad Efrén? Ahí está Efrén, ¿Quién más? ¿Quién más tiene un fotógrafo así que no sea yo, con Efrén? Nuestro trabajador del Gobierno de la Ciudad de México; Efrén, ahorita vas a tomarnos varias fotos ¿No Efrén? Tú busca los ángulos de donde salgamos mejor  y toma la foto por favor.

 

Y mira ayúdame a decirle esto, porque quiero decirle a toda la gente hoy que vamos a hacer un anuncio, dos anuncios, primero quiero comprometerme con ustedes, aquí con el testimonio de Efrén, nuestro fotógrafo estrella, para que antes de septiembre, -conste Miguel, a mi tocayo Miguel Ángel- antes de septiembre vamos a abrir otras 200 plazas para personas con discapacidad en el Gobierno de la Ciudad de México y si podemos más, vamos a abrir más, si podemos más.

 

Pero, la otra, el otro anuncio, otro anuncio más, permite ahí va, ahí va el anuncio, ahí va, ahí va, con nuestra fuerza trabajadora, porque platicaba yo con Juan y le decía: “Mira Juan, un ejército que está creciendo de trabajadores de la Ciudad de México, aquí vienen nuevos soldados, hombres y mujeres a unirse al Sindicato de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México”.

 

O sea que lo que quiere decir es que a estas 704 personas que están trabajando con nosotros, a partir del primero de junio, a partir del primero de junio su dígito sindical, para todas ustedes, su dígito sindical, con mucho gusto hacemos el esfuerzo y van a tener y a recibir todas las prestaciones igual que todos los demás compañeros, su dígito sindical para todos ustedes.

 

Gracias por el apoyo, gracias al sindicato, gracias a ustedes, ahí está, seguimos cumpliendo, muchas gracias, los queremos mucho, vamos a seguir contando cosas buenas para México, y seguir apoyando en estas tareas. Dígito sindical para todos nuestros compañeros, todas las personas con discapacidad, 704 personas, los queremos muchos, ahí están, nos vemos pronto, que la pasen bien, muchas gracias, gracias a mis amigos, gracias a todos, nos vemos, que la pasen bien, buena tarde.