RECONOCIMIENTO A GRUPOS DE BÚSQUEDA Y RESCATE

Miguel-Angel-Mancera-EspinosaFecha:13 OCTUBRE DE 2017
Lugar:Patio de Honor de Palacio Nacional.
Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes. Señor Presidente de la República, muy distinguidos integrantes del gobierno federal, muy distinguidos compañeros de gabinete del gobierno de la Ciudad de México, señores gobernadores, representantes de diferentes cuerpos de rescate de los estados que hoy nos acompañan, a representantes de naciones que hoy están con nosotros, a todos y cada uno de quienes han trabajado en estas tareas de búsqueda, rescate y por supuesto de reconstrucción que nos ocupa y que nos mantiene a todos en esta línea de acción.

En mi carácter de Jefe de Gobierno pero también con la representación de todos mis hermanos gobernadores y la gobernadora, hoy quiero dirigirme a ustedes. Todos nosotros somos y estamos comprometidos con la responsabilidad que enfrenta México en las tareas de reconstrucción.

Hoy nos hemos dado cita para reconocer a los equipos de búsqueda y rescate. Es para mí un orgullo poder estar con cada uno de ustedes, soy testigo del valor, de la entrega y de la dedicación que todos y todas mostraron para encontrar con vida –hasta el último minuto– a personas que se encontraban atrapadas, a víctimas de este sismo del 19 de septiembre.

La tarea había comenzado ya desde unos días antes, un sismo de 8.2 grados que impactó a nuestro país y que cimbró por supuesto a varias entidades, a varias comunidades, a muchos municipios.

Estábamos aun en esta tarea de apoyo, de solidaridad, refrendando a nuestros hermanos y hermanas de México este compromiso de ayuda, cuando sobre vino el segundo.

Un sismo de una aceleración que nunca se había vivido, un sismo además que viene a dar cuenta en la historia de la Ciudad de México de más de 275 años de registros y que no había sucedido esto: que tuviéramos dos sismos de esta magnitud impactando a la Ciudad de México.

Sin embargo, estamos claros, hubo un llamado, hubo un llamado que se realizó de una manera muy particular que hoy yo no podría explicar. No podría atribuirla a una sola vía, fue un llamado de la nación, fue un llamado de México, fue una alerta para que en todos los lugares, en todos los rincones, de todos los sitios, se llenaran calles enteras con voluntarios, con gente que buscaba bajo el propio riesgo de su vida ayudar. Buscaba encontrar con vida a quienes en esos momentos atravesaban por difíciles situaciones.

Fue este gran llamado a la solidaridad que nos une a los mexicanos y a las mexicanas, innumerables han sido las muestras de apoyo, innumerable ha sido la colaboración, la hermandad, la solidaridad de todos y de todas, desde las personas que removieron escombros hasta profesionistas, quienes ofrecieron conocimientos para atender daños estructurales, hasta los equipos directos de búsqueda y rescate, ahí donde se tenía que arriesgar la vida, ahí donde no importaba la hora, ahí donde los ojos se llenaban, a veces de polvo que provocaba la salida de las lágrimas y a veces de lágrimas que conmovían la fibra más sensibles del corazón, por pérdida de vidas humanas.

Es imposible dimensionar la experiencia que hemos vivido, es imposible que la pudiéramos marcar en un solo encuadre.

Solamente podemos decir que es un compromiso con México, que es un compromiso con toda nuestra gente.

Nosotros los gobernadores, nosotros a nombre de la CONAGO, queremos agradecer a todos los hombres y mujeres que participaron y siguen participando en esta tarea de reconstrucción.

Nosotros estamos muy agradecidos por los valerosos actos de todas y de todos ustedes quienes acudieron sin titubear al rescate, a la búsqueda, al reconforte de las familias, a dar una línea de esperanza en cada minuto.

Sepan que nos motivan y que nos obligan a cumplir con nuestra responsabilidad como gobernadores, como gobernantes, de proteger, de servir. Su ejemplo también nos marca y nos sirve como recordatorio para estar siempre consientes que para eso fuimos elegidos: para servir a la gente, para procurar los mejores estándares de seguridad.

En la Ciudad de México estamos comprometidos a profesionalizar, a capacitar, a dotar de recursos a nuestros equipos, a todos ellos yo les agradezco.

En este espacio quiero reconocer a las fuerzas de rescate, de seguridad pública, a todos los profesionistas, a todos los profesionales que se volcaron en esta tarea.

Hoy tenemos que tomar medida de esta experiencia, hoy tenemos que tomar nota, debemos darle una mayor dimensión a la protección civil, debemos de ocuparnos que en todos lados se eleve a rango de secretaría esta tarea.

Debemos ocuparnos de qué todas y cada una de estas tareas estén acompañadas de mayor capacitación y de mayor equipamiento.

Hemos tomado muchas muestras y hemos conocido de varias experiencias. Hoy debemos invertir mucho más en protección civil.

Hoy debemos tomar conciencia pues y debemos ejercer el liderazgo que la ciudadanía nos demanda.

Hoy quiero decir que el compromiso es con un redoble de esfuerzo, debemos de conformar fondos suficientes para atender este tipo de emergencias en todo el país, ninguno de los estados está exento de enfrentar una situación de emergencia y debemos de tomar cuenta de esta experiencia para poder atender con toda oportunidad.

No puedo dejar de hacerlo porque cada vez que tengo la oportunidad lo hago y lo refrendo, el agradecimiento a nuestras fuerzas armadas, al Ejército y a la Marina, como siempre nuestra gratitud. Ahí estuvieron al llamado y siempre se los reconocemos y se lo reconoceremos.

También quiero aprovechar para reconocer a quienes con los binomios hicieron una labor de rescate fundamental, quisiera yo poder tener la facilidad de transmitir este mensaje a cada uno de quienes con sus binomios estuvieron día y noche, en todo momento buscando con una esperanza redoblada víctimas que estuvieran con vida.

Poder llevar este mensaje a una representación que ha sido conocida en todo el mundo, que es Frida; pedirle a su entrenador que le haga saber que la consideramos una heroína de México y que nos conmueve cada vez que la vemos y por supuesto, nos alienta a todos a redoblar el esfuerzo en esta tarea de reconstrucción. A Frida todo nuestro reconocimiento, a su entrenador, por supuesto, también.

No puedo dejar de reconocer también a todas las instancias internacionales, a todas las naciones que se unieron en esta tarea, gracias a todos y cada uno de los países que brindaron apoyo al nuestro, que brindaron apoyo a todos los estados que estábamos enfrentando una emergencia.

A todas las naciones, a todas las representaciones diplomáticas, sin duda, este tipo de actos constituye uno de los actos de la diplomacia más honorables y más destacados, de nueva cuenta México les agradece.

Mi reconocimiento a la Cruz Roja Mexicana por la labor ininterrumpida, mi reconocimiento a la Policía Federal, a Protección Civil del Gobierno de la República, a todos y cada uno de los cuerpos de rescate de los estados que vinieron a esta ciudad a darnos la mano y a brindarnos apoyo, a todos ustedes, muchísimas gracias.

Y debo también reconocer a ingenieros, a arquitectos, a empresarios, a médicos, a enfermeras, a toda la gente, a los voluntarios que se volcaron en esta tarea y a quienes no vamos a desaprovechar, a quienes vamos, por supuesto, a sumar a nuestra fuerza, donde vamos a contabilizar quienes pueden en un momento, cuando se requiere, sin necesidad de llamado, acudir al rescate.

Hoy, señor presidente de la República estamos dando cuenta y estamos demostrando que en el trabajo coordinado es donde podemos encontrar esto, que es: una tarea y un compromiso con nuestro país.

Así ha quedado demostrado y lo vamos a seguir haciendo sin descanso, ahora, en esta etapa de reconstrucción. Muchas gracias, muy buenas tardes.