Refrendo del convenio de colaboración en el marco del intercambio de experiencias a favor de los derechos de la Ciudad de México y Acapulco.

Fecha: 30 DE ABRIL DE 2017

Lugar: Acapulco, Guerrero.

30 DE ABRIL DE 2017

Muy buenas tardes a todas a todos ustedes. Quiero agradecer la anfitrionía, la invitación de mi querido amigo, de mi querido hermano, del presidente municipal de Acapulco, Guerrero, Jesús Evodio Velázquez; a su distinguida esposa, por supuesto, que la saludo también y le agradezco el haber puesto la mirada en este programa, a la profesora Perla Edith Martínez de Velázquez; a todo su equipo de trabajo, gracias.

 

Hoy están acá 70 niños y niñas de la Ciudad de México, disfrutando de Acapulco. Muchos de ellos, que no conocía el mar, que no conocían ningún destino de playa y que lo veían lejano, incluso, hoy es una realidad esto. Es cómo sí podemos hacer esta sinergia de la que hablaba el presidente municipal, de la que hablaba Evodio; cómo lo podemos hacer, y solamente ponernos manos a la obra y así lo podemos lograr.

 

Este programa, el que hoy estamos compartiendo con Acapulco, es un programa que hemos llevado a diferentes partes del mundo, que va acompañando el programa “El Médico en Tu Casa”, que hoy está en países, está en ciudades; está en países como lo es Cuba, como Panamá, como Guatemala, como Lituania, como —estoy pensando— en Europa, América, en Asia —los tenemos en dos provincias de China, dos provincias que sumada la población tienen cerca de 300 millones, de esas pequeñas provincias que acostumbran tener por allá, de poquita gente—; y ciudades como Buenos Aires, como Río de Janeiro, Sao Paolo, y seguimos sumando también estados —porque hemos firmado estados—llevamos 11 estados de la República Mexicana; ha sido muy exitoso, créanme que es una realidad.

 

Hoy, en nuestra sociedad, muchos de nuestros bebés, niños y niñas, al nacer, comparten el lugar de convivencia con sus papás. ¿Qué quiere decir esto?, que encontramos, en las visitas de “El Médico en Tu Casa”, a bebés que duermen con su mamá y con su papá en la misma cama —esto es un riesgo para los niños y las niñas—.

 

Entonces, esto se vuelve un espacio vital, un espacio de desarrollo, un espacio de tranquilidad. Porque también, cuando dejas al niño al cuidado de alguien, a veces de la abuelita, a veces de la hermana, a veces de alguien, los bebés  se mueven; entonces, tú piensas que lo dejaste en un lugar y lo encuentras en otro, y a veces se caen y a veces se lastiman.

 

Entonces, estas cunas te dan tranquilidad; te permiten que tenga un desarrollo integral, y además, créanme, es una estrategia probada. En Finlandia tienen estas cunas y toda la población, toda —ricos, pobres, regulares, medianos—, todos, usa estas cunas cuando nace, así se identifica —y miren que es un país altamente desarrollado Finlandia y todo mundo utiliza estas cunas—.

 

Esta cuna, aparte de los productos que vienen aquí, que todos son avalados por Unicef —no hay un solo producto que no sea avalado por Unicef porque aquí, por ejemplo, no vas a encontrar biberones, no vas a encontrar chupones, porque de lo que se trata es de fomentar la lactancia materna—;  entonces, cada producto está evaluado, tiene retardante a fuego, tiene retardante a agua, está especialmente tratado.

 

Y es el primer municipio de todo el país, de toda nuestra estrategia con el que estamos firmando, el municipio de Acapulco y nos da mucha honra y mucho orgullo que sea así.  Qué bueno que así sea, va a ser para bien, ya lo verán. Ya lo decían hace rato, cuando ves la cuna, cuando ves al bebé ahí, se te antoja otra vez tener bebés.

 

Otra cosa bien interesante es que las mamás adornan las cunas cada quien a su gusto. Ya les han puesto el cielo, el protector de mosquitos, el adorno; hacen maravillas con estas cunas, quedan, verdaderamente (…), cada quien le pone su toque y su diseño y se vuelve un espacio de desarrollo, más o menos va acompañar a tu bebé casi hasta los cuatro meses —en algunos casos hasta los 5 meses— ahí va a estar seguro.

 

Acompañado del otro programa, que en la Ciudad de México es “Bebé Seguro” con una tarjeta, y que aquí nos acaba de explicar la señora Perla, la presidenta del DIF, que será con una despensa; qué bueno porque eso es alimento para el bebé.

 

La etapa de desarrollo inicial de los niños y de las niñas es la más importante. Desde cero hasta un año, que es cuando nosotros cuidamos en la tarjeta “Bebé Seguro”, ahí nos esforzamos porque no le falte nada al niño, a la niña.

 

Bueno, y paralelo a esto —y no menos importante— es lo que platicamos de turismo. A nuestros amigos hoteleros que hoy están aquí, mi felicitación por el trabajo que están haciendo en Acapulco; este es uno de los destinos más potentes que tiene nuestro país y tiene que seguir siendo así. Es el único lugar en donde yo creo que puedes dar un seguro de clima; tú puedes dar un seguro cuando quieras venir al buen clima; ya sea primavera, verano, otoño, invierno, cuando en otros lugares están las tormentas, están los frentes fríos, aquí parece que algo sucede, yo creo que es la mano de Dios que tiene como protegido a Acapulco, porque aquí siempre hay sol, siempre hay buen clima y es algo que tenemos que aprovechar.

Hoy tenemos que afinar estrategias de gobierno. Nosotros en la Ciudad de México tenemos 300 mil trabajadores. Mi gobierno tiene 300 mil trabajadores y nosotros deberíamos de tener como principal destino Acapulco, en las diferentes formas y de las diferentes maneras de promoción.

 

Tenemos otro programa que es destinado a los adultos mayores, de los cuales tenemos más de 500 mil. Y si nosotros pudiéramos hacer promociones para ellos —como estábamos platicando con el señor presidente Municipal y con el secretario de Turismo, que ya nos prometieron que nos van a presentar algo— nosotros lo podemos hacer para que sea el destino del primer pensamiento de nuestros habitantes de la ciudad.

 

“¿A dónde quieres ir?, a Acapulco” Eso es lo primero. ¿Por qué? Porque tenemos promoción, porque tenemos buen trato, porque tenemos un clima maravilloso, tenemos todo para hacer que funcione.

 

Como lo decíamos en la parte baja, en la parte de no ocupación alta del día a día, que lo estaríamos pensando del domingo a jueves; ahí es donde tenemos que reforzar esta estrategia para el beneficio de Acapulco y beneficio de nosotros también; porque cuando viene acá nuestra gente, regresa de buen humor, regresa con más ganas de trabajar y regresa con mucho ánimo. Así que recargar la pila en Acapulco hay que seguirlo haciendo. Vamos a trabajar en esta estrategia, lo vamos a hacer de la mano del Presidente  Municipal, de la mano de los hoteleros y, por supuesto, lo mejor para Acapulco.

 

Tenemos que reforzar nuestra imagen y tenemos que reforzar esto que es una realidad, ver al 90 por ciento de la ocupación de Acapulco hoy, no es una fantasía, es real, estamos viendo una transformación del puerto. Estamos viendo modernización. Estamos viendo transporte público moderno. Estamos viendo espacios recuperados. Hay muchos proyectos, de los que he venido platicando con el Presidente Municipal.

 

Y vamos a entregarle él una aplicación que nos está dando muy buen resultado en la Ciudad de México, que se llama “Mi Policía”. Es una aplicación para los teléfonos móviles, en donde tú vas a tener un contacto directo con la policía, en donde tiene muchas formas de comunicación y de cercanía. Y esa, querido hermano, te la vamos a dar gratuitamente a ti, a Acapulco, te la vamos a entregar. Además, de que ya nos comprometimos con él de que también le vamos a traer unas patrullas, unas poquitas, pero patrullas.

 

Así que muchas gracias. Gracias a todas las mamás, muchas felicidades. Felicidades a los niños, a las niñas hoy en su día, que lo sigan disfrutando.

 

Ya no quiero entretenerlos más. Con todo cariño desde la Ciudad de México este programa para que lo hagan, lo tropicalicen, háganlo como ustedes quieran, con  el diseño que ustedes quieran, que sea parte de Acapulco, de la infancia de Acapulco y los niños y niñas van a ver cómo van a crecer más fuertes y más sanos de lo que ya están.

 

A la señora Perla, muchas gracias, presidenta del DIF por confiar en la Ciudad de México. Y a Evodio, vamos a seguir trabajando en todo donde encontremos un nicho de oportunidad que la Ciudad de México les pueda servir, lo vamos a hacer con toda convicción.

 

Gracias muy buen día, que la pasen bien.