Rehabilitación de trenes para el Metro CDMX talleres El Rosario

Rehabilitacion-de-trenes-para-el-MetroFecha: 09 DE JUNIO DE 2016

Lugar: Prolongación San Cortés No. 1, colonia San Francisco Xochinahuac, delegación Azcapotzalco

Muy buenos días a todas y todos, compañeros, compañeras del Metro. A Fernando Espino, al líder del sindicato, muchas gracias ingeniero por acompañarnos. A los encargados, a los representantes de toda la tarea técnica que se ha hecho aquí, muchas gracias. A la diputada también le reconocemos porque ella como presidenta de la Comisión de Movilidad ha estado siguiendo de cerca estos y otros de los trabajos que está haciendo la Ciudad de México.

Ahora acompañando el anuncio que acabamos de hacer en el sentido de no dar más concesiones hacia los llamados microbuses, sino buscar el transporte sustentable; de no renovación de esas concesiones con vehículos que pueden ser altamente contaminantes en la ciudad.

Hoy nos convoca esta tarea, con el anuncio que acaba de platicar con ustedes el director general del Metro, de entregar a la ciudad estos tres trenes.

¿Qué significa entregar a la ciudad estos tres trenes? Son varias líneas de acción. Primero, obviamente, es un tema de seguridad. Platicaba yo con el secretario general del sindicato, con el ingeniero Fernando Espino, que el tren en el que nos subimos –el primero de los trenes— tiene más de tres millones de kilómetros recorridos, tres millones de kilómetros, esto debe ser cercano a 40 años o más de 30 años de servicio ininterrumpido.

Imagínense ustedes si nosotros podíamos permitir que esos trenes siguieran como siempre, al fin que están caminando, al fin que se mueven, pues ahí que sigan. No. La tarea que están haciendo los compañeros del Metro es una renovación de fondo, básicamente, los trenes que hoy estamos entregando pueden alcanzar una vida de más de 25 años, así como están quedando.

Por eso es una inversión, en algunos casos, de 50, de 60, de 70 hasta de 90 millones ha sido por tren. Por eso, es que se requieren los recursos en el Metro. Nosotros no podemos variar el rumbo, tenemos que seguir con esta recuperación.

Solo los trenes que se van a recuperar, los 85 trenes —estaríamos hablando de la flota total de trenes de aquellos estados que están empezando con el Metro, de ciudades hacía la parte Norte del país y hacia la zona del Bajío— nada más con esos trenes podríamos equipar esas ciudades de un solo tiro. Ahora imagínense lo que viene en adición, porque decía yo que son varias líneas: una, la seguridad, dos, el confort.

Ahora, la distribución de los asientos nos permiten que en lugar de mil 500 personas puedan ir mil 600 personas en cada tren.

Ahora, estamos entregando con equipo de ventilación nuevo —que vaya que es importante en el Metro y más en esta época con los calores intensos que se han sentido—.

Una línea más que estamos trabajando es la eficiencia, eficiencia en el ahorro de energía eléctrica, pero también en el desarrollo en lo que se conoce como la fiabilidad de los trenes, quiere decir que los trenes van a estar funcionando más tiempo; de qué nos sirve un tren que sale a hacer tres o cuatro recorridos y otra vez habría que meterlo al taller.

Esto es lo que estamos buscando: que la gente pueda notar que tiene que hacer menos espera por cada tren. Estos trenes que vemos acá estarán siendo puestos a circular en diferentes líneas: la nueve, la seis, etcétera; van a estar trabajado en las diferentes líneas de la Ciudad de México.

Y seguiremos pues, con este ritmo que me comprometí con mis amigos y amigas de los medios de comunicación: dos trenes, cuando menos, por mes. Ahora, estamos avanzando. Ahora estamos entregando tres; queremos entregar, próximamente, otros dos, ya se comprometió el director general, ya lo vio con el líder del sindicato también.

¿Por qué hablamos tanto del sindicato?, esto es bien importante recalcarlo, porque estas recuperaciones, estas rehabilitaciones integrales la está haciendo el personal de Metro, la están haciendo los compañeros de Metro, no estamos contratando a otras empresas para que lo rehabiliten; es una rehabilitación de ustedes, compañeros y yo los quiere felicitar, verdaderamente, un aplauso para todos los compañeros de Metro porque ahí es donde están dejando su esfuerzo para la Ciudad de México, tan importante que es en este momento en que, como ustedes saben, nos han puesto, pues ahora sí que la vara más alta para medir a la Ciudad de México, porque es a la que están midiendo.

Yo no veo que pase nada en otras ciudades, yo no veo que se diga nada. La Organización Mundial de la Salud refirió que la Ciudad de México está en algunas mediciones en el lugar número ocho, en otras en el lugar número siete, en contaminación, pero acá es donde estamos tomando las medidas, donde estamos impulsando. Ya hemos hecho varias manifestaciones de las acciones que se tomarán, ésta es muy importante, que el Metro funcione bien es básico para nuestra ciudad.

Por eso, vamos con la ampliación, con la renovación, y también -–como bien señalaba el director General— mejorando muchas de las prácticas que se tenían con los compañeros de Metro; apoyando al sindicato en lo que nos va señalando que se requiere; esto de los baños, por ejemplo, una tarea importantísima para que se trabaje dignamente.

Hoy, pues estamos entregando básicamente por cada carro de estos, mil 600 personas más que van a poder utilizar el Sistema de Transporte Colectivo Metro en nuestra ciudad.

Vamos por más, estamos ya en la renovación de varias estaciones del Metro, hemos dado instrucciones también para seguir trabajando y seguir reforzando la seguridad para las mujeres.

El sindicato ahí también y la empresa está en la misma sintonía. Van a ver cómo va a funcionar esto que tanto folklore creó del silbato—con las diferentes connotaciones que ha sido conocido— bueno, ya lo están pidiendo en otros lugares, ya las mujeres que han sido entrevistadas, directamente, las usuarias: “cuándo lo podemos tener, cuándo no lo van a entregar”. Ya va a comenzar esta entrega, y el Metro está preparando también su estrategia, y va a ser muy efectivo.

No se trata de que la autoridad no asuma su responsabilidad, se trata, simplemente, de crear un distintivo, una señal de la propia sociedad hacia la sociedad, y van a ver que va a funcionar muy bien.

Yo siempre reconozco el ingenio de los mexicanos y, obviamente, de la Ciudad de México, y la verdad es que pues también fue parte de hacernos reír un poco, pero generando conciencia.

Y qué bueno que estén pidiendo el “silbato de Mancera”, pues que lo sigan pidiendo, porque sí se los vamos a dar, sí vamos a llevárselos hasta donde nos lo están pidiendo. Ya de algunos estados están tomando nota de esto.

En París, en París hablamos del Metro, hablamos de nuestro Metro y miren que fuera de nuestro país se reconoce lo que se está haciendo aquí, lo que se logra con los trabajadores del Metro, lo que se está haciendo en la ciudad. Allá también se habló de este tema del silbato.

Hoy, una estrategia más, reforzada para este tema de la movilidad en la Ciudad de México. Nuestro compromiso.

Su tarifa, aquí está, ahí está: la primera vez en la Ciudad de México en que la gente puede saber al cien por ciento que cada peso que paga de la tarifa del Metro, va a un fideicomiso, no es una caja chica, va a un fideicomiso, yo no puedo tomar dinero de ahí para ninguna otra cosa que no sea para los objetivos del Metro.

Así le vamos a dar fuerza a nuestro sistema. Así vamos a seguir reforzando esto que también es muy importante, cómo podemos trabajar con las energías limpias, cómo el propio tren genera electricidad, cómo bajamos un setenta por ciento el consumo, cómo estamos ahora produciendo nuestras refacciones también con ingenieros mexicanos con jóvenes, con innovación, todo eso lo vamos a seguir trabajando.

Hoy ponemos a disposición de la Ciudad de México, de la gente de la capital, para ti, para tu familia, para tus hijos, para mis hijos otros tres trenes.

Y ya tengo el compromiso del director general, en breve, queremos otros, pues cuando menos otros dos, Jorge: cuando menos otros dos.

Compañeros de Metro me da mucho gusto saludarlos, saludarlas. A nuestra conductora, como siempre a las mujeres todo nuestro cariño y, por supuesto, a ustedes nuestro reconocimiento, muchas felicidades. Ahí está para la Ciudad de México, tres trenes más. Nos vemos y que la pasen muy bien. Buen día.