Reunión con Diputados Federales del Frente Ciudadano por México

Miguel-ManceraFecha:31 OCTUBRE DE 2017
Lugar:Cámara de Diputados.
PRIMERA INTERVENCIÓN

Agradecer por esta oportunidad al coordinador parlamentario del PRD, agradecer por supuesto también la presencia del coordinador del grupo parlamentario de Movimiento Ciudadano, a los vicecoordinadores del grupo parlamentario de Acción Nacional, del propio PRD, a todos y cada uno de los diputados y diputadas que hoy nos acompañan, muchísimas gracias.

A mis compañeros de gabinete que están con nosotros también, agradecer esta oportunidad para platicar con ustedes de este Fondo, del Fondo de la Ciudad de México porque se ha dicho mucho, se ha hablado mucho de este Fondo que tenemos hoy en la Ciudad de México que nos está permitiendo atender esta emergencia derivada del sismo, señaladamente del sismo del 19 de septiembre.

Qué fue lo que hizo la Ciudad de México y hemos traído una presentación breve para que a partir de ella pudiéramos nosotros conversar, pudiéramos platicar y resulta que este fondo lo constituimos derivado de -saludo también al diputado Marco Cortés, muchas gracias, gracias, muchísimas gracias por la oportunidad- estábamos en los agradecimientos y hago extensiva también este agradecimiento para el diputado y comenzando pues con esta explicación, se envía una iniciativa a la Asamblea Legislativa para reformar nuestra Ley de Presupuesto y Gasto Eficiente, esto en el 2014 para tener dos componentes.

De los remanentes de la Ciudad de México, el 30 por ciento destinarlo precisamente a esta actividad, a esta actividad financiera, mejora de balance fiscal y contingencias, emergencias y desastres naturales. Es decir, que de los remanentes se toma el 30 por ciento, ese 30 por ciento se coloca y de ese 30 por ciento, el 70 por ciento va a mejorar el balance fiscal y el otro 30 por ciento se va directo a las contingencias.

Estos recursos remanentes de ejercicios anteriores se destinan pues como mínimo este equivalente del 30 por ciento.

Se establecieron reglas precisas para darle tratamiento a este fondo. La regla sexta establece que la secretaría dará a conocer el monto de remanentes asignados y hará la transferencia de los recursos a un fideicomiso. Este es otro punto muy importante. La Ciudad de México tiene un fideicomiso en donde se deposita a más tardar el último día del mes siguiente a la entrega de la cuenta pública del ejercicio fiscal anterior.

Este 30 por ciento de los remanentes asignados van en la proporción que yo les he comentado. 70 por ciento para estabilización fiscal y 30 por ciento precisamente para los desastres.

Nos preguntan, bueno ¿y este 70 por ciento funciona para algo? Sí si nos funciona. Nos funciona para prevenir, para mitigar en su caso el tema de las finanzas públicas. Si tenemos algún desajuste fiscal o nos queda algún pendiente, lo atendemos precisamente con esto. Aquí está explicado para que ustedes lo puedan ver gráficamente, tenemos remanentes en la primer columna.

De estos remanentes el 30 por ciento lo manejamos en esta división. Nuestro fondo que se llama FONADEN, este FONADEN tiene el 70 por ciento remanentes asignados a mejora de balance fiscal que puede ser para las siguientes tareas: compensar caída de ingresos de libre disposición, compensar caída de ingresos de origen federal con respecto a instrumentos jurídicos que regulen la transferencia, o faltante presupuestal en los casos expuestos en la regla séptima de este mismo fondo que tiene sus reglas para ejercicio.

Del 30 por ciento, este que está en rosa, este 30 por ciento es precisamente la cantidad que se ha venido construyendo, desde 2014 para poder enfrentar la problemática que tenemos el día de hoy todavía en la Ciudad de México.

Ahí están las cantidades; la Ciudad de México ha construido con esta forma de operar –vuelvo a repetir- 30 por ciento de remanentes de los cuales se destina 70-30 y nosotros ahí tenemos 9 mil 549 548 695 millones de pesos en esta columna que es del total de los remanentes.

De ahí, 6 mil millones, 6 mil 684 en la cantidad que está ahí anotada, se va precisamente a mejorar el balance fiscal y lo que está en rosa es precisamente lo que tenemos nosotros para desastres. Ahora que decretamos la emergencia en la Ciudad de México para poder atender estas tareas, lo que hicimos fue hacer un ajuste del rubro que esta con los 6 mil millones.

Si se fijan ustedes teníamos 6 mil 684 846 403 y abajo teníamos 2 mil 864 702 291, lo que hicimos fue transferir, transferir de la subcuenta de mejora de balance fiscal –que es la subcuenta de la parte de arriba- a la subcuenta de atención al fondo de desastres.

Esto nos dio una bolsa instruida para atender el fenómeno del sismo del 19 de septiembre de 3 mil millones, que esa es la cantidad que aparece precisamente en esta columna. Ahí van a ver ustedes –y dejaremos copia de esto- esto es lo que tenemos en transparencia.

Ahí está la página donde se puede consultar, porque nos dijeron de todo. Dijeron que este fondo lo teníamos destinado para mi campaña, que este fondo lo teníamos quien sabe en qué parte de la estructura fiscal de la Ciudad de México y lo que hemos reiterado es: hay un fideicomiso y el fideicomiso reporta exactamente cuáles son los intereses por inversión, cuales son los intereses acumulados y como va creciendo este fondo y además tiene reglas muy precisas para poder ser ejercido.

Déjenme hacer un comentario al margen por ejemplo, de la Unión de Ciudades de Latinoamérica recibimos un donativo, que fue un donativo de 10 mil euros que es el único donativo que ha recibido la Ciudad de México hasta el día de hoy y ese donativo pasó a la subcuenta precisamente de este fideicomiso.

Entonces, está ahí mismo y eso es lo que nos permite tener hoy también en este fideicomiso la opción de dar el beneficio fiscal de las donaciones –es decir- nuestras donaciones son deducibles de impuesto, dado el manejo que tiene este fideicomiso que es absolutamente transparente.

¿Cómo vamos en las asignaciones? –que nos preguntan- y nos interesaba mucho platicarles a las diputadas y a los diputados el día de hoy, a todos y cada uno de ustedes como estamos ejerciendo hoy este fondo.

De lo que tenemos ya comprometido y se están haciendo las transferencias están 175.30 millones por la gratuidad que se dio en los sistemas de transportes.

100 millones que se ha dado para apoyo de rentas en todo el ejercicio, tanto de la primera entrega, segunda y tercera entrega con la depuración que ya se tiene.

Déjenme hacer aquí otro paréntesis; esta ayuda de renta está siendo soportada con Contraloría para darle absoluta claridad y transparencia. 260 millones que tenemos en demolición, retiro de escombros de la Secretaría de Obras.

100 millones para mejoramiento de vivienda. Estos 100 millones de mejoramiento de vivienda nos está permitiendo atender los inmuebles con categoría amarilla, en donde se dan créditos absolutamente blandos, totalmente blandos y transparentes a las personas hasta por 150 mil pesos, que llegan a ser pagos de 500 pesos mensuales.

Y los 800 millones que están hasta arriba, es la colocación que ha hecho la Ciudad de México con la Hipotecaria Federal. Esto nos permite que con esta fuerza financiera nosotros vayamos tres a uno.

La Ciudad de México coloca tres y la Federación coloca uno. Creemos que debería ser al revés pero en esta fórmula es así.

La Ciudad de México coloca tres tantos y la federación coloca uno, por lo que a estos 800 millones habría que sumarle 266 millones que tendrá que colocar la federación, lo cual nos llevará a más de mil millones, más lo que se pueda captar de mercado que es la emisión de un bono que se ha denominado Bono Cupón Cero.

Este Bono Cupón Cero es un mecanismo financiero que puede funcionar también no solo para la Ciudad de México, sino también para otras entidades y va destinado por qué aquí es muy importante decirlo, a un nivel de población que puede ser la recuperación total de un edificio por ejemplo, la recuperación total de un edificio. ¿Cómo opera este tipo de créditos?

Este tipo de créditos van a fondo perdido en el principal y únicamente tienen el pago de intereses a plazo fijo, es el interés más bajo pero lo importante es que el principal va a fondo perdido.

Hoy nosotros estamos presentándoles y les vamos a platicar aquí un poquito algo que ustedes ya saben, solamente para recordarlo, cómo estamos trabajando con el FONDEN, donde vemos un nicho de oportunidad importante.

Hoy en el FONDEN nosotros tenemos una serie de reglas que lo convierten en un fondo verdaderamente difícil para la operación, es decir, se vuelve un fondo que no es ágil por qué tiene una serie de reglas que van acompañadas por ejemplo aquí de tres días hábiles para determinar la procedencia, después instalar un comité de evaluación, después otros cuatro días para emitir declaratoria de desastre, después suscribir un convenio para ejecutar obras y acciones de reconstrucción hasta el 50 por ciento.

Esto se vuelve muy difícil para algunas entidades, por que colocar el 50 por ciento para algunas entidades va a ser verdaderamente difícil, prácticamente imposible, entonces esta es otra regla complicada.

Luego la solicitud de las APIS está sujeta a reglas que lo hacen también de una operación muy complicada, no cubre acciones ni obras por un periodo mayor a 30 días, o sea es básicamente una acción que requiere ser tomada en emergencia, cuando los plazos no permiten que se desarrollen emergencias, es como una especie, es como cuando te dan recursos en noviembre para que los ejerzas en diciembre pues no vas a poder.

Entonces está ahí la bolsa pero con la regla se vuelve muy difícil la operación para un caso de emergencia.

Se deben capturar diagnósticos de cada Subcomité en la página web y luego 10 días hábiles a partir de la instalación del comité anterior viene una entrega de resultados y después siete días hábiles para presentar solicitud de recursos, de diagnóstico y cuatro días hábiles siguientes para entrega de resultados, dos días hábiles para elaborar y presentar solicitud global y más de cinco días hábiles para convocar al comité técnico.

Resumen, el día de hoy la Ciudad de México Todavía no tiene noticia de este fondo para efectos de reconstrucción.

Nosotros lo que hicimos fue trabajar un recurso pero si nosotros hubiéramos estado sujetos a las APIS hubiera sido imposible para la Ciudad de México, dado que la reglas que se estaban manejando pues eran reglas que llevaban a que se tratara de viviendas de 45 metros cuadrados y que estuvieran con un criterio de pobreza, pues que no se iba a cubrir, no se iba a poder cumplir al menos con las características de la Ciudad de México.

Entonces a mí me parece qué hay una buena oportunidad para que se replanteen estas reglas del FONDEN y verdaderamente lo hiciéramos efectivo para lo que está pensado. Hay que tomar en cuenta que el FONDEN desde nuestro punto de vista no está pensado para la reconstrucción, por eso es que se vuelve tan difícil de operarlo.

El FONDEN está pensado para una acción de emergencia, pero aún en la acción de emergencia está muy limitado por las reglas que tiene, lo vuelve tortuoso, lo vuelve demasiado burocratizado.

Entendemos que hay que ser cuidadoso con el ejercicio de los recursos, pero puede haber comprobaciones posteriores que le den solvencia al ejercicio y que permitan que haya una actuación rápida.

El propio FONDEN tiene un formato donde puedes solicitar picos y palas. Si tú vas a solicitar picos y palas 30 días después de la emergencia, pues va a ser muy difícil que alguien pueda operar. Nosotros vimos como estuvieron trabajando las tlapalerías que soltaron todos sus materiales para poder cubrir la emergencia.

Entonces creo que, primer punto, el FONDEN debiera de reestructurarse, debiera tener una revisión. Hay una muy buen oportunidad en este momento, no para desaparecerlo, sino para fortalecerlo. Me parece que hay una muy buena oportunidad de fortalecer el FONDEN. Dejarlo para eso, para lo que es la emergencia inicial

Y luego, nosotros estamos aquí para platicar con ustedes cómo podríamos crear un fondo, que fuera un fondo de desastre nacional, un verdadero fondo de reconstrucción que pudiera dotar a las entidades federativas de recursos también para evaluar y para ejecutar obra, porque son limitantes que se tienen con los otros fondos.

Un fondo que no limitara la ejecución a los paripassu, porque eso, en la gran mayoría de las entidades va a ser muy difícil. Nosotros porque teníamos este fondopero si a mí hoy me dijera la hipotecaria que coloque 300 millones para poder operar con la hipotecaria, no se podría.

Claro que nosotros colocamos no 300, 800 millones, pero porque teníamos el fondo, pero si no, estaría verdaderamente imposible, no se podría.

Un fondo robusto, con mayor capacidad financiera, adecuado para las zonas urbanas, porque las reglas que hoy están en el FONDEN, están hechas para zonas rurales, no para zonas urbanas y eso limita muchísimo la actuación que se pueda tener, eso nos limita muchísimo.

Es necesario clarificar los mecanismos de coordinación interinstitucional, para tener personal especializado por parte del gobierno federal en el proceso de cuantificación de daños a fin de que seamos mucho más ágiles. Yo creo que podemos hacer declaratorias de desastre natural en 11 días hábiles, es decir, se pueden flexibilizar, no llegar hasta los once sino en los primeros cuatro como máximo.

No irnos hasta los 11 días, sino en los primeros cuatro tener esto perfectamente determinado. Hay varias reglas que están pidiendo que se hagan y que se tomen en consideración prácticas que verdaderamente lo hacen muy difícil de operar al FONDEN.

Hoy yo les quiero decir, si nosotros pensáramos en este nuevo fondo, de dónde se podría tomar. ¿Cómo se podría hacer? ¿Qué consideramos nosotros? A las entidades federativas hoy la Ley Federal de Presupuesto y de Responsabilidad Hacendaria, nos dice que debemos tomar una cantidad de los remanentes para conformar esto que ya tiene la Ciudad de México.

A las entidades federativas se les está obligando a tener este fondo. Realmente deberían de tenerlo todas las entidades federativas. Hoy está complicado, entiendo que la situación financiera no es tan sencilla, pero este es el primer ejercicio que debiéramos hacer, concientizar en la parte de entidades federativas, que eso nosotros estaremos teniendo un taller y un ejercicio por parte de CONAGO, para esta disposición de ley, pero vamos más allá.

Ir hacia la federación, nosotros creemos que la federación, por ejemplo, 2016 tuvo 239 mil millones de remanentes; 2017, 321 mil millones de remanentes. Si se hiciera este mismo ejercicio y no solamente tuviéramos esta obligación de amortización de deuda y el monto restante mandarlo a incrementar activos para posición financiera, si destináramos un porcentaje de esos remanentes, podríamos estar hablando, imaginen ustedes, de 321 mil millones.

No pensemos en el 30 por ciento de la Ciudad de México, pensemos que se hablara del 10 por ciento de esos remanentes, le permitirían al país tener aproximadamente 20 mil o 30 mil millones cada ejercicio para tener una respuesta que hoy nos llevaría a contar—si lo hubiéramos empezado en 2014—quizá con unos 80 mil millones de pesos o más.

Entonces, yo creo que es una muy buena oportunidad para que esta Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, la pudiéramos revisar, ustedes pudieran hacer las consideraciones que estimen oportunas y ver si es viable que se pueda tomar de ahí, de esos remanentes, la construcción de un Fondo.

Un Fondo que va a permitir que no operemos con las reglas que se están operando hoy y que tenga, el Ejecutivo Federal y que tengan las secretarías que actúan, una disposición mucho más rápida y mucho más sólida para reconstrucción; porque nosotros consideramos y ustedes, por supuesto, lo saben bien, que con los efectos de cambio climático cada vez vamos a tener más emergencias de índole natural que no nos van a permitir actuar.

No nos van a permitir actuar oportunamente si no constituimos este Fondo, debiéramos de tener un Fondo, insisto, un Fondo que fuera un Fondo nacional no solamente operando con nuestros bonos. Estábamos analizando el Bono de desastre, este bono catastrófico.

El bono catastrófico que se tiene hoy, según nuestras cuentas, estaría dándonos 150 millones de dólares, es nada, son 3 mil millones el bono catastrófico. No es ni siquiera lo que sólo la Ciudad de México está destinando para su emergencia, es muy poquito, debiéramos de tener algo mucho más sólido en materia de prevención.

Yo creo que en materia de prevención, de protección civil hoy tendríamos que hacer un esfuerzo redoblado y aquí hay una muy buena oportunidad, no tendría que explicarles yo más allá de esto.

En la parte técnica hay la factibilidad, tenemos los remanentes que está notificando Banco de México. Nada más en los de 2017, 321 mil millones; ahora, nos dicen: “claro, es que ahí los tienen para las calificadoras y los tienes para las estabilizaciones fiscales”.

Sí, pero cuando tienes una emergencia, como es este caso, las reglas pueden operar perfectamente y tú puedes atender la emergencia y una calificadora yo no creo que le vaya a tomar a mal a México que esté tomando un recurso para operar en una emergencia, que es un recurso que se va a reponer.

Yo creo que esto es algo que sí se puede hacer y que pudiéramos establecer con toda técnica un Fondo que verdaderamente le sirva, como lo hoy está necesitando Chiapas, lo está necesitando Morelos, lo está necesitando Oaxaca, lo está necesitando Tabasco; porque si nada más vamos a estar a la regla del FONDEN vamos a ir y le vamos a entregar 90 mil pesos y se acabó, ya no habrá más.

Yo creo que es una muy buena oportunidad de, estos recursos que son de los remanentes federales, se pueda construir un Fondo que opere con reglas transparentes y que pueda permitir verdaderamente tener una acción efectiva, porque si no, tienes una acción limitada.

Entonces, este es un planteamiento que queríamos hacerles: Primero, platicarles cómo está nuestro Fondo, cómo opera —porque hay muchos mitos ahí—; tenemos hoy 3 mil millones, me dicen “es que, gástate todo”. Bueno, la ley lo que nos está diciendo y las reglas lo que nos están diciendo es “70/30”, 30 que podemos agotar los 3 mil millones para efectos de la reconstrucción, y el otro que nos va a dar la estabilización fiscal.

Si con el nuevo presupuesto tenemos posibilidad de hacer ajustes en estos dos rubros, los haremos, pero ahí va a depender de la segunda parte de mi intervención, que trataré ya de ser ya mucho más breve e ir cerrando.

Solicitarles a ustedes distinguidos diputados, distinguidas diputadas un esfuerzo adicional para la construcción del próximo presupuesto para que, déjenme decirlo primero en mi carácter de presidente de la CONAGO, para que haya una dotación de recursos adicional, sólida, fuerte para la reconstrucción en Chiapas, en Oaxaca, en Tabasco, en Morelos y por supuesto en la Ciudad de México.

Y en mi carácter de Jefe de Gobierno, hacerles una petición específica para nuestro Fondo de capitalidad y por supuesto, para las tareas propias de reconstrucción en lo que fueron gastos extraordinarios en materia de agua, porque como vimos que se lanzó el presupuesto originalmente, hay una reducción en el fondo de agua que no es congruente con lo que estamos diciendo ni con lo que estamos viviendo. Una necesidad de reforzar nuestra estrategia en materia de agua en muchas de las zonas del país.

Entonces, serían estas dos peticiones tanto como presidente de la CONAGO para poder hacer este reforzamiento, y también en mi carácter de presidente de CONAGO, decirles que es muy importante que no se deje, como sucedió en el ejercicio anterior, sin presupuesto sin recursos a las zonas económicas especiales, pero de manera muy importante a la del sur sureste, porque les estamos exigiendo que hagan proyectos pero no les dimos recursos para que hicieran los proyectos.

El año pasado se quedaron esperando 500 millones para poder hacer los proyectos, y este año debiéramos tener una compensación que cuando menos alcanzara los mil millones para esa zona económica especial.

Queremos también proponerles, y lo hemos analizado con el secretario de Finanzas, que se pudiera emitir un bono para las zonas económicas especiales, un bono que estuviera libre de impuestos; ya que esta es la lógica de la zona económica especial, que estén exentos de impuestos y se están dando beneficios especiales en impuesto sobre la renta y en otro tipo de impuestos, que se pudiera emitir este bono que permitiría captar recursos muy importantes de fondos de pensiones de mucha gente que estaría dispuesta a invertir y que podrían hacer una dotación bien importante para nuestras zonas económicas especiales que hoy más que nunca van a necesitar de la reactivación económica.

Entonces no sé si fueron muchos los rubros que abarqué, pero digamos que en un resumen, primero es que ustedes sepan cómo está nuestro fondo, ahí está el 70/30, que lo hemos construido con los remanentes; que sepan ustedes también que es un fondo transparente, que está soportado con un fideicomiso, que tenemos hasta los 3 mil millones para agotar en este ejercicio de apoyo a la ciudadanía en la capital de la República, y que estamos proponiendo la creación de un fondo nacional que opere también con una pequeña parte de los remanentes, porque sabemos que los remanentes tienen una función de estabilización fiscal; y por supuesto también de conservación para las calificaciones; pero sí se puede construir ese fondo.

No estamos hablando que de la noche a la mañana, pero puede ser un arranque muy importante que va a rebasar por mucho este bono catastrófico, que va a rebasar por mucho la cantidad que tiene FONDEN. Es más, del puro saque rebasaría al FONDEN inmediatamente; así que yo creo que se puede hacer.

Y tercero, bueno, pues las peticiones tanto para los estados como presidente de CONAGO, como para la Ciudad de México en la parte relativa a Fondo de capitalidad y agua, de manera muy señalada estas dos, obviamente con un recurso que pudiéramos tener etiquetado para reconstrucción, como estoy seguro que ustedes lo están pensando.

Eso sería por parte de mi intervención. Agradezco mucho a la presidencia, y por supuesto agradezco mucho a los coordinadores y vicecoordinadores, diputados y diputadas por los minutos de su atención, muchas gracias.

SEGUNDA INTERVENCIÓN

Muchas gracias, otra vez muchas gracias por la oportunidad. Me parece que es muy destacable señalar este cierre de filas del Frente para todas estas tareas que se han planteado.

Es verdaderamente muy importante lo que nosotros hemos escuchado aquí en esta primera mesa como me decían del Frente Ciudadano por México en un cierre de filas que tendrá un beneficio nacional porque no solamente estamos hablando de la Ciudad de México, estamos hablando de un beneficio nacional de algo que es indispensable.

Me parece que crear este Fondo Nacional de Atención a Desastres Naturales, es algo que no se puede postergar porque además se tienen los recursos y por supuesto coincidiría yo con las diferentes intervenciones de los diputados, de las diputadas de los planteamientos aquí realizados.

Nos vamos con una visión optimista respecto del Fondo de Capitalidad en el planteamiento que se ha hecho, dado que la Constitución así lo señala, que ese fondo tiene que ser dotado de los recursos necesarios para la Ciudad de México y cuando habla de esa necesidad, pues había estado siendo un retroceso porque había alcanzado los cuatro mil y luego había venido decayendo como si las necesidades fueran menores y todo lo contrario y más en esta emergencia.

En el agua solamente dejaría una nota adicional. Hoy la Ciudad de México tiene el primer pozo a nivel mundial, el primer pozo a nivel mundial del cual se ha extraído agua a más de dos mil metros de profundidad.

Tenemos aguas que, dicho por el geólogo Federico Moser son o pueden ser aguas volcánicas. Esta investigación es una realidad que hoy ya está dotando de agua a Iztapalapa pero requerimos más inversión y requerimos que otra Planta como la de Atotonilco se haga en la Ciudad de México. Esa fue una inversión de diez mil millones, para que no estemos desperdiciando agua que puede ser tratada a un nivel de 3 plus e inyectada otra vez al manto freático.

Pero a fin de centrar esta última intervención, primero agradecerle al frente. Agradecerle al Frente por esta oportunidad. A todos los grupos parlamentarios aquí reunidos por este cierre de filas; reitero, no solo con la Ciudad de México, sino con el país, porque si logramos la constitución de este Fondo, va a ser de beneficio nacional y obviamente por lo que corresponde a la ciudad de México, nosotros desde ahora agradecemos al Frente por todo el esfuerzo que se puede hacer en esta tarea de reconstrucción.

Muchas gracias por su atención y muchas gracias por la oportunidad.