Segunda Sesión Ordinaria 2016 de la Asamblea General del Consejo Económico y Social de la Ciudad de México

segunda-sesion-ordinaria-2016-de-la-asamblea-general-del-consejo-economico-y-social-de-la-ciudad-de-mexicoFecha: 08 SEPTIEMBRE DE 2016

Lugar: Museo de la Ciudad de México

De nueva cuenta, buenas tardes a todas a todos ustedes. También quiero reiterar mi felicitación al doctor Eduardo Vega López. Y decirles que estamos muy entusiasmados con la productividad del Consejo. Yo creo que esto es lo que deberíamos dejar hoy muy claro y yo me uniría a la felicitación que se ha hecho a todos los integrantes, cada uno ha aportado en las diferentes tareas y ha sido muy importante su aportación.

Dejaría claro que este es un Consejo que está dando productos importantes a la Ciudad de México. Ya se mencionó aquí el tema de la discusión del salario mínimo, creo que vale la pena que actualicemos algún planteamiento en este propio estudio, que adicionemos ahora con la guía y con la dirección del nuevo presidente notas adicionales, porque la verdad es que en la discusión nacional siempre se buscan agregados.

Por ejemplo, que si el salario mínimo lo incrementas, entonces la negociación salarial de la base de los trabajadores y empresarios se puede ver afectada —¿por qué no lo llevamos a otra fecha?, lo hemos planteado—, pero me parece que si lo agregamos en nuestro estudio y lo hacemos de manera incluso ya como una propuesta valdría mucho la pena, agregar ya este estudio.

¿Cuál es nuestro planteamiento de visión ya concreta de cómo debiera de funcionar la CONASAMI o en qué se debe transformar la CONASAMI?

Ya lo hemos dicho varias veces, me parece que esta Comisión Nacional de Salarios Mínimos ya no tiene razón de ser porque no está dando el resultado.

Una Comisión que lleva años con el estancamiento del salario mínimo, no puede ser una Comisión que nosotros pensemos que está funcionando bien. Si tiene una pérdida de potencia adquisitiva del 70 por ciento y llevamos 10 años de retraso respecto de América Latina, quiere decir que algo no está funcionando bien, porque esta disociación pues la pudieron haber hecho antes, claro; o sea, por qué tendríamos que tenerlo ligado necesariamente a los demás factores de inflación.

¿Cuáles pudieran ser los escenarios de incremento del salario mínimo? Me parece que hacer una proyección de escenarios con modelos económicos así proyectados puede ser muy interesante para la gente, para que la gente sepa qué pasa si tú aumentas a 86.33, qué pasa si llegas a 175, qué va a pasar con los efectos de canasta alimentaria, etcétera, etcétera.

Entonces, yo insistiría al Consejo que pudiéramos ver exactamente estas repercusiones importantes para la Ciudad de México.

Un análisis también muy importante que nos interesa es este que nos ha colocado de nueva cuenta como una ciudad con alta competitividad.

Esta competitividad, que me parece muy interesante y que alguna vez recuerdo un estudio que hizo el Tec de Monterrey con los jóvenes, a lo mejor podemos hacer una convocatoria en donde pudiéramos refrescar cómo está hoy la Ciudad de México y por qué es que está obteniendo estos reconocimientos.

¿Por qué hay una práctica reiterada a compararnos con los demás estados? Entonces, compara nuestra deuda con la deuda de un estado que, pues la verdad es que es incomparable.

Nos hablan de un estado que tiene ingresos por ejemplo, de 25 mil millones —sin decir nombres de los estados— y la comparan con la Ciudad de México que tiene 172 mil y nos comparan su nivel de endeudamiento respecto de la Ciudad de México, y la verdad es que no creo que puedas hacer esas comparaciones así.

Nos miden la efectividad respecto de nuestras instituciones —y esto también habría que platicarlo me parece por ejemplo con el Banco Mundial— porque el doing business que tenemos hoy por hoy, está referenciado a, ¿qué registro público es más efectivo? Bueno, pues el que está en primer lugar hace 200 registros al mes; nosotros hacemos dos mil 500 al día, dos mil 500 al día contra 250 al mes.

Es decir, yo creo que los comparativos debiéramos estar un poco más en comparar peras con peras y manzanas con manzanas.

Nosotros tenemos millones de viajes cuando hablamos de movilidad. A nosotros nos dicen: “es que esta es la solución que tenemos hoy”; y cuando vamos a ver la ciudad, la solución, no tiene Metro; entonces, cómo vamos a empezar a compararnos en los efectos de movilidad si no tiene Metro y tiene una Línea de Metrobús, por ejemplo. Si estamos hablando de una ciudad que tenga arriba de 200 kilómetros de Metro y que tenga arriba de seis o siete Líneas de BRT, entonces pudiéramos ver exactamente los efectos.

Nos hablan en materia de violencia también —y lo comentaba yo hace rato que platicaba ayer con el ex alcalde de Medellín— es que nada más la población que tenemos nosotros por cada 100 mil habitantes, lo que implica el impacto de población es absolutamente distinto para poder medir estos esfuerzos. A mí me interesa mucho esto, desde el punto de vista de la economía, o sea, cuál sería la proyección.

Cuál es nuestro planteamiento para el tema por ejemplo —regresando un poco al salario mínimo, algo que se empezó a abrir un debate— el salario mínimo para el campo. Entonces, debiera ser diferente nuestro punto de partida de salario mínimo de la Constitución, si habláramos de salario mínimo del campo o no; o cómo vinculamos esta productividad; o cómo damos estas garantías económicas también a la gente del país.

Cómo podríamos ver, ahora con este estudio que se acaba de presentar aquí, con estas tendencias territoriales determinadas para la Ciudad de México, en donde vemos la conveniencia o no de pavimentar o de asfaltar; o si requerimos entonces, ir a las técnicas permeables de asfalto, ¿en dónde sí, en dónde no? y, ¿cómo podemos verlo en el contexto nacional?

Con la doctora Julia Carabias, ella nos hacía una exposición en donde nos refería que estamos erosionando todo el país. Estamos acabando con las selvas, estamos acabando con la parte de irrigación. Entonces, económicamente ¿qué significa? Estamos alterando los ciclos de producción en la ciudad.

¿Cuál es el fuerte realmente de la Ciudad de México? Bueno, ya sabríamos en una respuesta anticipada, los servicios y, ¿cuáles son las otras fortalezas? A mí me parece que tener muy claras todas estas líneas de acción.

El Consejo seguirá dando mucho más. Acabamos de tener un foro, como ya se platicaba aquí, de “Ciudades Digitales y Conocimiento”, sí también, de acuerdo. Y de repente platicamos con una ciudad que tiene 600 mil habitantes y nos dice: “es que deberías de tener aquí toda la fibra óptica concentrada”. Bueno pues si medimos la fibra óptica que tiene esa ciudad con la que tiene la Ciudad de México, la tapizamos cuatro veces. Entonces sí.

¿Cuáles son los puntos esenciales para estas trasformaciones? Me parece que eso es lo que estamos platicando. ¿Cuáles son los puntos en donde nosotros ya estamos dando la nota para poder hablar de que estamos en esta ruta y que va en una ruta correcta? Hoy, estamos planteando aquí trabajos muy importantes.

¿Cómo beneficia a la Ciudad de México que nosotros estemos apoyando a las PyMES? ¿Cómo beneficia, cuál es el motor? ¿Cuál es el equivalente de esta potencia económica de la Ciudad de México en esta estrategia que estamos concentrando de PyMES?

¿Por qué no fuimos a convencer a la gente de los mercados a que se desaparecieran los mercados? Todo mundo apostaba eso porque los centros comerciales y porque los supermercados enormes; y nosotros estamos en un rescate de los mercados y creemos que este contacto de abasto es una fortaleza de la ciudad, ¿por qué lo creemos?, y ¿cuál es su efecto económico?, y ¿cómo debiera seguir siendo?

Porque además de muchas de estas conclusiones, que se tiene aquí en el seno de este Consejo, nosotros estructuramos leyes después. Así nació la Unidad de Cuenta de la Ciudad de México fuimos de los primeros en tener, antes, incluso que la Unidad de Cuenta Federal, la Unidad de Cuenta de la Ciudad de México. El proveedor salarialmente responsable la Ciudad de México.

¿Cuál es nuestro beneficio económico de la modernización administrativa? Yo nada más les quiero decir la Ciudad de México ya no usa papel para los recibos, estás hablando de 300 mil trabajadores, todos los meses en todos los avisos, todo el tiempo. Ya, no vamos a manejar las tarjetas para el reloj checador, vamos muy avanzados con este proyecto que deberá estar totalmente culminado en este mismo año.

¿Cuál es nuestro impacto económico? ¿Cuál es el impacto económico de que tú apuntes hacia la modernización administrativa la compactación de trámites?

Esto que estaba platicando Salomón de este estudio que se deriva de nuestro rediseño de los trabajadores cerca de su fuente de trabajo a fin de evitar viajes innecesarios o también hablar de horas hombre-perdidas en los trayectos.

¿Cómo se puede medir el impacto económico que estamos teniendo en este momento?, con nuestro programa piloto de home office, de trabajo en casa, cómo.

Es decir, yo creo que todas esas cosas, no es que yo les quiera cargar mucho la mano, pero la verdad es que sí los quiero aprovechar porque nos pide sus estudios, quiere decir que este Consejo está dando muy buenos resultados y está teniendo muy buenos estudios.

Estoy seguro que el estudio que se hizo desde aquí, de la conveniencia o no del nuevo aeropuerto y el destino del nuevo aeropuerto, nos abrió muchísimo los ojos respecto de todo el equipamiento de la Ciudad de México. Tienes un predio que puede costar 100, a 13 kilómetros de distancia de otro que cuesta dos pesos; o sea, ¿qué le pasa ahí a la Ciudad? ¿Cómo puedes hacer que este que cueste dos pesos, pues también tenga un valor mayor para toda la gente que vive ahí?

Estas son algunas de las tareas y yo quiero felicitar al Consejo, obviamente, a este CES de la CDMX. Ver toda la proyección que viene, analizarla y, ahora que también entreguemos el proyecto a la Asamblea Constituyente, analizar los temas que están ahí. Va a haber una gran oportunidad porque es un documento perfectible en todos sus términos, de que se pueda hacer una aportación rápida de este Consejo para orientar alguna de las tareas.

Recuerden que la construcción de este proyecto es una construcción plural en donde no nos hemos casado con una idea, y a veces lo que permea o lo que prevalece son las mayorías en esa idea, pero todavía se pueden discutir muchas cosas.

Entonces, yo quiero felicitar simple y sencillamente desearles mucho éxito en la reunión de trabajo; quería dejar algunas de las inquietudes y volver a desearle al presidente en esta conducción. Saludar a Salomón y a todo el equipo. A ustedes les dejo un saludo muy afectuoso y otra vez mi reconocimiento y agradecimiento por lo que están haciendo a favor de la Ciudad de México.

A nuestros amigos del sector empresarial también, quiero hacer ese reconocimiento público a los que están hoy representando aquí Cámaras, a los que están representando a la industria, a los empresarios, etcétera, porque han apoyado esta propuesta del salario mínimo, esto es importante que la gente lo sepa —claro como siempre lo dijimos, con propuestas responsables, con propuestas que no vayan a lanzar a un abismo ni al país, ni por supuesto a la ciudad—, pero debo reconocer al sector empresarial que está apoyando desde su nicho a lo que tiene que llegar el país que es a mejorar las condiciones de la distribución de la riqueza. Así que muchas gracias también, muy amables.

Gracias a todos los académicos, gracias a todos los que participan hombres y mujeres gracias. Nos vemos, que la pasen bien.