Reforma de Justicia Penal

Sistema-de-Justicia-PenalFecha: 17 DE JUNIO DE 2016

Lugar:Explanada del Altar a la Patria del Bosque de Chapultepec

Muy buenas noches a todas, a todos. Saludo al Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Enrique Peña Nieto; a los presidentes de la Suprema Corte de Justicia de la Nación; de la Mesa Directiva de la Cámara de Senadores, y de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados.

A los servidores públicos del Gobierno de la República, del Gobierno de la Ciudad de México y de los gobiernos de los estados. Al presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores, a la señora gobernadora, y a los gobernadores de las entidades federativas.

A representantes de la academia y de la sociedad civil; a los representantes de los medios de comunicación; señoras y señores.

Hoy nuestro país se encuentra inmerso en un proceso de recomposición institucional, que está impactando en diversos ámbitos de la vida pública.

La transformación que esta noche nos convoca, representa una de las más profundas e importantes de la vida jurídica y de convivencia social del México moderno. Se trata sin duda de un hecho histórico.

Todos los representantes de los gobiernos estatales y Federal, en cumplimiento al mandato constitucional, emprendimos juntos la misión de transitar hacia una nueva manera de procurar y de impartir justicia en la materia penal.

Fueron ocho años para armonizar cientos de instrumentos normativos, capacitar a miles de personas, invertir millones de pesos en infraestructura y por supuesto, provocar un cambio en la mentalidad de todos los involucrados en, y con el sistema penal mexicano.

Hoy se cumplirá ese plazo constitucional en nuestro país, hoy debemos iniciar con la tarea de aplicar esta reforma de manera plena, de forma total, para todos los delitos y en todo nuestro territorio.

Hoy México iniciará con el archivo gradual, pero definitivo de su anterior forma de impartir justicia penal.

Por todo este esfuerzo nacional, mi reconocimiento a todos y cada uno de los estados y sus gobiernos, que con gran voluntad y suma de esfuerzos cumplieron la meta, sin duda no fue sencillo.

También debemos agradecer a aquellos que abrieron brecha, y nos fueron apoyando y orientando a los demás.

Por supuesto a legisladores, a juzgadores, abogados, peritos, a policías, a la sociedad civil, a académicos, a medios de comunicación, y de igual manera, a usted señor Presidente de la República, por el seguimiento que se ha dado al mandato constitucional por parte de su gobierno y una mención especial al secretario de Gobernación y a la SETEC por todo el apoyo permanente para las entidades federativas.

Está claro que todo cambio tiene su proceso de adaptación y desde luego de correcciones y por qué no, de mejoras. Por ello también sé que todos nosotros participaremos en el seguimiento puntual de la consolidación para lograr un nuevo sistema penal fuerte, eficaz, eficiente.

Un sistema que verdaderamente resulte ser una manera más sencilla, transparente, justa y expedita de acceder a la justicia.

Una justicia que con la oralidad pueda dotar al sistema penal de mayor transparencia, agilidad y certeza en el ejercicio de juzgadores y servidores públicos, que ocupe y se preocupe por las víctimas, de la protección de sus derechos, en todas las etapas del procedimiento.

Una justicia que anteponga la presunción de inocencia, el respeto estricto al debido proceso y a los derechos humanos como parte de sus pilares.

Señoras y señores, está claro pues que para alcanzar esto será necesario continuar trabajando juntos de manera coordinada, para lograr un modelo de sistema penal que verdaderamente sea útil para la gente.

Que realmente le sirva a los más vulnerables, que pueda dar respuesta a los más enojados por la impunidad, por la corrupción, una corrupción que logra quitar la venda a quien sostiene la balanza de la justicia.

En suma, trabajemos para consolidar un sistema penal que dote a México de una justicia a la que la gente, a la que nuestra gente se pueda acercar con confianza plena, muchas gracias.