Presentación del Sistema de Sustentabilidad Alimentaria de la CDMX

MIGUEL ÁNGEL MANCERAFecha:16 FEBRERO DE 2017

Lugar:Patio Oriente del Antiguo Palacio de Ayuntamiento.

Muy buenas tardes a todas, a todos ustedes, nos da mucho gusto saludar hoy al presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa de esta capital;  a los diputados, a las diputadas que nos acompañan el día de hoy, muchas gracias por todo su compromiso, por todo su trabajo; por la dedicación en este que es el análisis de las mejores leyes para la Ciudad de México, por mejorar las condiciones de desarrollo de esta capital.

 

Nada sencillo dado que es una ciudad que –como todos sabemos- tiene, no solamente que dar bienestar a quienes viven en ella -nueve millones de personas-, sino también bienestar y posibilidad de convivencia y desarrollo a otros tantos que llegamos a ser cerca de 16 o 17 millones conviviendo en esta capital.

 

Entonces, es una tarea muy difícil, es una tarea compleja; pero que se hace con toda convicción con los diferentes grupos políticos que están en la Asamblea Legislativa. A quienes saludamos el día de hoy, dado que vale la pena mencionar –como ya ha sido la constancia, la presentación- que hoy hay diputados de diversos grupos políticos y diputadas de diversos grupos políticos que nos acompañan, así que muchas gracias.

 

También agradecer a la sociedad civil, agradecemos a la sociedad civil porque todos los reconocimientos que hemos entregado el día de hoy son precisamente por esto, por una suma de esfuerzo en la tarea que nos compromete a todas y  todos. Por ayudar a las mujeres y a los hombres que en una situación de vulnerabilidad se encuentra en la Ciudad de México y para dar mejor condición de desarrollo en general; atender temas específicos para poder mejorar las condiciones de vida aquí en la Ciudad de México.

 

Hoy también agradezco, por supuesto, la presencia de la FAO y le agradezco en nombre de la Ciudad de México el reconocimiento que ha hecho por esta publicación, estoy seguro que la Asamblea Legislativa también lo agradece porque el reconocimiento que se hace a la Ciudad de México por colocarnos como punta de lanza en esta estrategia de seguro alimentario, de fortalecimiento alimentario y además, que cumplimos con los compromisos de FAO que se han planteado es verdaderamente satisfactorio.

 

Hemos venido escuchando y trabajando con ONU y el avance que hoy tiene la Ciudad de México en esta agenda, en su agenda internacional con referencia a estrategias globales de desarrollo y de mejora, y de mejoría en las diferentes ciudades es un tema que a nosotros nos compromete y que por supuesto, seguiremos impulsando.

 

Hoy quiero decirles a todos mis amigos y amigas de los medios de comunicación que estamos trabajando de manera coordinada. Hoy los anuncios que estamos haciendo son precisamente con esta unidad, con la unidad de la sociedad civil, hoy estamos trabajando en una tarea que nos compromete porque el alimento se está desperdiciando todos los días en el mundo, la Ciudad de México no escapa a esto, a este mal –digamos- que es el desperdicio de alimento.

 

Por eso es que tenemos que aplicarnos, por eso es que debemos tomar acciones y también  en lo que es el beneficio alimentario directo de las personas ¿Cómo estamos alimentándonos? Tenemos una cifra que nueve de cada 10 personas tienen una subalimentación, eso quiere decir que no estamos en una línea nutricional correcta por eso debemos seguir impulsando estas tareas.

 

Hoy están representados aquí personajes de la sociedad civil, empresas de la sociedad civil que están comprometidas con esta tarea; nuestro reconocimiento a todos y cada uno de ellos. La Ciudad de México en este reto ¿qué es lo que está planteando? O digamos ¿qué es lo que estamos hoy anunciando? Estamos anunciando el Proyecto Espiga.

 

El proyecto Espiga es un replanteamiento de un huerto, yo diría que es el sistema alimentario o el huerto urbano más grande -y que será el más moderno y sustentable de América Latina-. Lo estamos replanteando, relanzando, en 24 mil 300 metros cuadrados de la Ciudad de México, una inversión que haremos de 10 millones de pesos aproximadamente, en un espacio que tuvo que ser rediseñado y replanteado por –precisamente–, varias modificaciones que se llevaron en el sitio, y me refiero a la Magdalena Mixiuhca.

 

La Magdalena Mixiuhca, este sitio de convocatoria deportiva, convocatoria por supuesto de familias, de niños, de mucha gente, todos los días, ahora se convertirá en esto, en sede de uno de los sistemas alimentarios urbanos más grandes de todo el mundo.

 

Ahí vamos a trabajar de la mano con la FAO, ahí vamos a querer que la FAO esté cercano con nosotros y que pueda observar cómo  estamos planteando este Proyecto Espiga que de funcionar como seguro va a funcionar, va a ser –estoy seguro también–, algo que podremos compartir y mostrar a todo el mundo, cómo es que lo haremos aquí en la Ciudad de México.

 

Decirles que habrá la implementación también de un comedor central, en la Central de Abasto, en donde estaremos trabajando con aproximadamente mil 800 raciones diarias en este lugar, con una inversión de cinco millones 500 mil pesos en el equipamiento, pero va a dar una ventaja muy grande, es una ventaja grande porque este será uno de nuestros comedores, los que sí tienen costo, con costo de 10 pesos, pero recuerden que es una comida completa. Hay mucha gente que no lo sabe, que en la Ciudad de México tenemos cientos de comedores que te dan una comida completa de tres tiempos, por 10 pesos, así que incluye hasta agua y postre, postres que están evaluados, también hay que aclarar, digamos nutricionalmente avalados.

 

Entonces, esto tiene la Ciudad de México, estas son parte de sus fortalezas. Este modelo de los comedores, que bien valió el premio que ha recibido la ciudad, es algo que ahora estaremos compartiendo con Honduras.

 

Qué bueno que la Ciudad de México pueda compartir, y pueda ser un referente de una acción de política pública específica, que da buenos resultados.

 

También estaremos instalando un comedor infantil en Iztapalapa, y aquí quiero reconocer a Alsea, y a la Organización Santa María A.C., que además ellos tienen ya mucha experiencia en estas tareas, tanto una de las empresas en lo que se refiere al manejo de alimentos, y por supuesto de su oferta en las ciudades, y la otra la hace en poder llevar a cabo este tipo de proyectos, de comedores  comunitarios, de comedores que permiten atender a población en situación de vulnerabilidad.

 

Este comedor infantil en Iztapalapa, operado –vuelvo a repetir– con el apoyo de Alsea, y de Santa María, estará atendiendo a aproximadamente a mil 500 raciones diarias para niños, niñas, mujeres embarazadas, y lactantes, vamos a ese nicho de población con un trabajo específico.

 

No estamos improvisando, eso debe quedar claro, no estamos improvisando. Los dos son expertos en estas tareas y por eso es que en esta alianza que hoy estamos formalizando, estamos seguros que habrá mucho éxito.

 

También quiero comentar a mis amigos, amigas de los medios de comunicación que la Ciudad  de México, en esta tarea que ahora por la coyuntura que vivimos de un nuevo gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica, no se ha quedado quieta.

 

Hemos estado ya en reuniones con el alcalde Garcetti, con quien alcanzamos acuerdos importantes, hemos estado en reuniones con el alcalde de Chicago, con Rahm Emanuel, y con los dos hemos planteado acciones específicas.

 

No se trata de que vayamos a hacer un mitin ni a Chicago, ni a Los Ángeles, se trata de que hagamos cuestiones específicas de trabajo puntual. Y esto, ya lo hemos alcanzado.

 

Hoy tenemos tareas específicas, y una de ellas, significativa, es la que quiero platicar con ustedes. Van a ver a personas de nuestro equipo, de chalecos rosas ¿en dónde? En el aeropuerto de la Ciudad de México y en estaciones de autobuses, en terminales de autobuses. ¿Qué estamos haciendo? que personas que pudieran llegar en situación vulnerable a cualquiera de estos lugares, con referencia migratoria; y por eso la Ciudad de México reitera esta vocación de ser una Ciudad Refugio, estarán siendo atendidos para que puedan tener alimento, que es lo primero que nos pidieron allá. No podemos llevar a nuestros comedores públicos a las terminales, no podemos llevar el comedor público dentro del aeropuerto, pero sí podemos ir a hacer la labor, con mi agradecimiento a las autoridades federales por permitirnos también la entrada al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, simplemente a ofrecer esto que es una ayuda por parte del Gobierno de la Ciudad.

 

Otra cosa que estamos planteando en esta estrategia de lo que hoy platicamos, de los huertos urbanos y de no desperdiciar comida. Estaremos entregando a personas que hoy están cocinando con leña; estaremos entregando estufas, unas estufas que tenemos aquí atrás. Estaremos entregando aproximadamente 10 mil estufas para grupos vulnerables, lo que nos va a permitir, además de acercarles el alimento, dar también garantía de que podrán cocinarlo; porque encontramos en muchos de los casos, -aunque no se crea- aquí en la Ciudad de México tenemos casos verdaderamente dramáticos en donde no hay ni siquiera un espacio en donde poder cocinar.

 

Así que estaremos entregando estas 10 mil estufas también, y colocando 100 torres alimentarias. ¿Trajimos las torres alimentarias, José? Bueno, también tenemos aquí las torres alimentarias, ustedes las van a poder ver; y estamos precisamente en el análisis, seguramente varios de los comedores de la Ciudad de México tendrán estas torres alimentarias, que después queremos que puedan llegar a colegios, que puedan llegar a escuelas, y que sigamos en esto que es el fomento de la cultura alimentaria, tal cual lo cual lo hemos comprometido y planteado con la FAO.

 

Por eso es que hoy, estas dos leyes vienen a fortalecer este sistema alimentario de la Ciudad de México. No estamos hablando de acciones aisladas, sino articuladas, con la sociedad civil, como hoy se dan cuenta, con los diputados y diputadas; por supuesto, con un liderazgo que quiere seguir manejando la Ciudad de México en estas tareas. Nuestro compromiso es hacia adelante. Vamos a continuar con organizaciones internacionales también, mostrando lo que hacemos aquí con nuestros comedores comunitarios, con nuestros comedores para personas en situación de vulnerabilidad.

 

Y déjenme hacer un anuncio más que va funcionando muy bien, nuestro Centro de Atención a Personas en Situación de Calle. La Ciudad de México atiende esta problemática; nosotros los vemos en la calle, los vemos a veces dormidos ahí. No sabemos muchas veces las historias que encierra cada persona, pero hoy les puedo decir que de haber tenido un hotel en donde se ejercía la trata de personas, hoy lo hemos convertido en un refugio, que está siendo una estancia transitoria hacia personas que estaban en situación de calle y que hoy se están reincorporando a la sociedad.

 

También ahí nuestro agradecimiento porque a veces la sociedad civil duda de participar con el Gobierno porque se pregunta, bueno ¿y qué harán? ¿dónde irá a parar un donativo? ¿a dónde va a parar si yo quiero dar alimento? ¿a dónde va a parar si yo quiero hacer una donación? Como nos han ayudado todos los que están aquí con los diferentes productos. Tenemos todas estas tareas.

 

Las diferentes organizaciones de la sociedad civil, que también se dedican a atender grupos vulnerables, están ávidos de que nosotros podamos seguir trabajando.

 

En la Central de Abasto, los invito a mis amigos y amigas, cuando ustedes quieran, tenemos un gran banco de alimentos. Este fue un compromiso que hicimos desde la campaña, y ahí está demostrado cómo si se puede crear un banco de alimentos, cómo lo podemos operar y cómo desde ahí podemos también atender las necesidades de la Ciudad de México.

 

Los invito para que conozcan lo que tenemos de las torres alimentarias, lo que tenemos aquí de las estufas que se van a entregar. A espaldas en el patio que sigue tenemos toda esta muestra.

 

Gracias otra vez a todos nuestros amigos y amigas, gracias a las diputadas. Gracias a todos los que participan. Nos vemos y que la pasen muy bien. Gracias.