Unión de Expendedores y Voceadores de los Periódicos de México-Aniversario 93

Fecha: 20 DE MAYO DE 2016

Lugar:Salón Casino Militar de Campo Marte

Muy buen día a todas, a todos ustedes. Muchas felicidades a todos los expendedores y voceadores de la Ciudad de México, aunque aprovecho para saludar porque sé que hay algunos otros que nos visitan de diferentes estados de la República.

A todos ustedes muy bienvenidos y bienvenidas a esta la ciudad capital, a esta su ciudad, espero que tengan una buena estancia, que puedan disfrutar de ella.

A los que están acá en la ciudad y obviamente a todos los representantes de esta importante unión les quiero felicitar; 93 años de trabajo constante, de un proceso de la tarea diaria de información.

Hoy estamos acá reunidos en una mesa principal que como ustedes pueden ver está con una gran convocatoria, yo le decía a su secretario general que es una gran convocatoria porque están presentes presidentes, directores generales, directores de casas editoriales, la representación de la Presidencia de la República, y la representación de la Secretaría de Gobernación.

Así es de importante esta unión para nosotros, así es como la vemos, como una unión que representa eso, una culminación en el proceso informativo, en llevar el dato, el llevar la noticia a los diferentes hogares de la Ciudad de México.

Ustedes han tenido que enfrentar un proceso de transformación en la tecnología, no es lo mismo lo que se vivía en los años 20, en 1923, que platicábamos hace rato y que, bueno, podríamos estar hablando aquí de una gaceta informativa, quizá en los años 70 -como también comentábamos- siete periódicos que se tenían que poner a circular, a 29 que están hoy en día mas aquellos que son de circulación gratuita.

A siete mil 500 puntos de venta en la Ciudad de México, mas todos los compañeros y compañeras que también realizan esta labor en la calle, es decir, el proceso no ha sido sencillo por que demanda mucho más trabajo y al mismo tiempo una lucha contra la tecnología, la tecnología que ahora acerca a todos estos medios de comunicación al alcance de un teléfono o al alcance de una tableta.

Sin embargo déjenme decirles algo, yo creo que esta costumbre, no solamente mexicana, yo creo que es internacional, que trasciende fronteras de tener en la manos un periódico, de tener el documento, de tomar a veces el café o de compartir con alguien y de hojear; esto no se va a perder, esto va a seguir, esto va a continuar y ustedes, seguramente, y las nuevas generaciones van a seguir defendiendo esta unión y van a seguir honrando este digno trabajo de voceadores como lo hacen y como lo defienden ustedes. Para nosotros es un motivo de orgullo tener una unión como la que ustedes representan.

La Ciudad de México – lo platicaba yo con su secretario general-, quiere contribuir también, yo soy sensible y veo que muchos de los puestos de los compañeros, de estos que están en la Ciudad de México, porque sé que también hay en la Zona Metropolitana de los siete mil 500, están en mal estado, están deteriorados, ya pasó mucho tiempo.

No sé si tendrán, algunos, hasta los 90 años que se están hablando acá, los 93 años y otros que deben estar por ahí por el rumbo –más o menos- del paso del tiempo.

¿Por qué no los renovamos? ¿Por qué no pensamos en un modelo digno? ¿Por qué no trabajamos? Y, ¿por qué no permiten que la Ciudad de México los ayude? Yo hablaba con el secretario general y le quiero ofrecer esto y les quiero ofrecer esto a ustedes, que trabajemos conjuntamente, que busquemos un buen modelo para que ustedes tengan un lugar digno dónde realizar esta labor.

Para que se uniforme y para que lo hagamos de manera conjunta. Yo estoy seguro que nos vamos a sumar a esa tarea, déjennos pues a nosotros también la parte de impulsarlo y de cargar con el tema financiero, porque sé que es una labor bien complicada.

Que ustedes, en el día a día pueden ganar quizá 300, 400 pesos; entonces, adiciónale a eso a que les digamos “ahora tienes que cambiar todo el mobiliario” Pues no va a alcanzar, hay que ser realistas, México tiene que ser realista.

Yo estoy seguro que la esperanza de México es su gente y por eso es que hay que empezar desde ahí, por eso les refrendo eso; estoy seguro que voy a trabajar con el secretario general y vamos a poder avanzar sustancialmente en esta tarea, ahí queda pues la convocatoria para que lo hagamos.

Y luego, les quiero ofrecer algo más, yo platicaba también –hace un momento en la mesa- y me decían “bueno, es que nosotros en la unión tenemos una clínica de atención” “y yo voy a trabajar –me decía el secretario con toda convicción- voy a trabajar para que esta clínica quede muy digna y sea renovada y sea una gran clínica”.

Qué bueno, pero les quiero ofrecer algo más, yo les quiero ofrecer que se puedan afiliar con nosotros también, con el servicio médico de la Ciudad de México; porque hay ocasiones en donde ya no se puede solucionar en la clínica, sino que hay que ir al hospital.

Y entonces necesitan ustedes que nosotros les demos el apoyo, el servicio; es gratuito, créanme, es gratuito para ustedes y para su familia. Sí se afilian con nosotros a este seguro, nosotros tenemos la posibilidad incluso -de ser necesario- de hacer el enlace con la federación para llegar a un nivel de atención máxima, de tercer nivel, de alta especialidad.

Yo se los ofrezco desde ahora, se lo ofrezco a su secretario general, vengan con nosotros y hagamos estas afiliaciones y ¡ojo! Si hay alguien de los adultos mayores que no esté ahora en nuestro programa, también vengan con nosotros por favor.

Tenemos muchos programas, yo quiero que aprovechen todos los programas que tenemos.

Esta unión, porque es nuestra unión, es la Unión de Voceadores de México, y nosotros tenemos que ayudar; desde hoy se los ofrezco, estaré en contacto con el secretario y, les quiero decir simplemente, felicidades por su tarea.

Nunca bajen la guardia, sigan luchando, es una gran labor la que ustedes realizan, informativa, es una gran labor para México y a nosotros nos da mucho orgullo que todo el día estén los voceadores con esta tarea, con esta labor.

Desde muy temprano, desde muy, muy temprano, digamos desde la madrugada trabajando para poder llegar la información a tiempo.

Aquí está la muestra; con los directores generales, con los presidentes, con toda la gente que nos dimos a la tarea de venir a decirles “voceadores, expendedores, muchas felicidades, que la pasen muy bien”. 93 años cumpliendo con México, muchas gracias.