Vivienda Digna y Recuperación de Espacio en el Campamento de “La Ronda”

FECHA:22 DE ENERO DE 2016

LUGAR:Calzada de la Ronda y Caruso

Buenas tardes a todas y a todos. Nos da mucho gusto poder estar aquí hoy con Ricardo Monreal, con toda la gente de “La Ronda”.

Fíjense que en la Ciudad de México tenemos un compromiso, que yo platiqué con Ricardo alguna vez, tenemos que voltear para todos los campamentos que quedaron desde 1985, son varios en la Ciudad de México.

Hemos iniciado ya los trabajos –y he platicado yo con mis amigos, amigas de los medios de comunicación— en cinco diferentes campamentos, que como las familias que aquí vivieron, estuvieron 30 años y como bien decía Monserrat, no se veían, no se oían y formaban parte del paisaje urbano, y nadie decía nada.

30 años así, pasaron generaciones, historias de vida. Aquí en estas viviendas quedan historias de vida, quedan historias para el recuerdo, aquí crecieron, aquí nacieron, aquí hubo muchas vivencias, aquí hubo alegrías, seguramente algunas tristezas también.

Pero, bueno, es parte de la vida, y es parte de su vida. Qué queremos ahora, y qué es lo que nos hemos comprometido en este trabajo con el jefe delegacional,  continuar  apoyando a la gente que está en campamentos, continuar dando una oportunidad para una vida mejor, y así lo vamos a hacer.

Quiero comprometerme el día de hoy con ustedes, primero a que el apoyo del INVI llegue de manera puntual, para que ustedes puedan disponer de sus nuevas viviendas, para que puedan pagar sus rentas, para que lo tengan en tiempo y forma.

Y segundo, quiero comprometerme para que en dos meses, en dos meses, estemos en la misma convocatoria con Ricardo, con su equipo, con ustedes, colocando la primera piedra de lo que serán sus nuevas viviendas, sus nuevos hogares, por lo que –si este cálculo no nos falla— prácticamente en un año, un año dos meses, ustedes tendrán su nueva vivienda, que vamos a buscar a demás que sea cerca de aquí, que vamos a buscar que sea cerca de aquí, no los vamos a mandar allá a dos horas de distancia, cerca de aquí, donde ustedes crecieron, donde ustedes vivieron. Es la Ciudad de México, va a seguir trabajando así.

Vamos a trabajar de manera coordinada, vamos a seguir apoyando las diferentes tareas.

Con Ricardo todavía hay varios proyectos, vamos a seguir apoyando a la gente que lo necesita, vamos a seguir también con esta tarea de la gente que en 1985 resintió uno de los embates más fuertes que ha tenido la Ciudad de México y que ha aguantado otro durante 30 largos años, un embate todavía mayor porque fue de olvido, fue de desprecio, y fue de falta de atención.

Hoy vamos a empezar a saldar esa deuda con ustedes, con “La Ronda”. Todo mi cariño, todo mi reconocimiento para su convicción y su tarea, su voluntad, para dar una mejor vida a todas sus familias.

Vamos a trabajar con ustedes, a trabajar juntos con Ricardo, muchas gracias, gracias por su confianza, nos vemos muy pronto, y nos vemos para la primera piedra y luego para la inauguración. Gracias, buenatarde.