XI Sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública

CONSEJO NACIONALFecha: 30 AGOSTO DE 2016

Lugar: Salón Tesorería del Palacio Nacional, ubicado en Corregidora No. 1

Muy buenas tardes a todas a todos ustedes, licenciado Enrique Peña Nieto, presidente de la República; señor presidente de la Suprema Corte; presidente de la Cámara de Diputados; señor presidente de la Cámara de Senadores y presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Integrantes de Gabinete de seguridad del gobierno de la República; señora gobernadora y gobernadores; señoras y señores; amigos y amigas de los medios de comunicación.

Hemos sesionado y hemos conocido de muchas de las tareas pendientes aún en materia de seguridad y de varias de las acciones a implementar en la misma.

En esta lógica, hemos coincidido también en la necesidad de poner especial atención en el seguimiento de la evolución de la operación del nuevo Sistema de Justicia Penal en nuestro país.

No hay ninguna duda que ha sido un gran esfuerzo nacional. Ha sido un gran esfuerzo realizado por todas y por todos; por la sociedad, por las instituciones, por los medios de comunicación. Sin embargo, hoy vemos que hay focos amarillos que nos urgen a revisar las nuevas formas de intervención de la policía, los nuevos criterios judiciales, las nuevas medidas precautorias, distintas a la prisión preventiva.

Y si no, cómo le explicamos a la ciudadanía el famoso caso de la llamada “puerta giratoria”. Corremos el riesgo de generar la percepción: o que no funciona el sistema o que no estamos trabajando.

No hay duda que debemos revisar el Código Nacional de Procedimientos Penales. Hay que actualizar normas en conflicto con los criterios de la Suprema Corte para evitar impunidad. Utilizar las nuevas tecnologías para evitar así la mínima aplicación de la prisión preventiva y que ésta se vuelva un peligro social.

Todo implica un esfuerzo coordinado de método y, por supuesto, de aplicación de recursos. Debemos evitar a toda costa subejercicios en los municipios. Debemos ayudar a fortalecer capacidades de respuesta y de coordinación.

Por supuesto, que tenemos varias tareas pendientes en la homologación, aquí ya se han destacado muchas de ellas. Llamo también la atención a la necesidad de homologar los servicios periciales a nivel nacional, estamos a tiempo de evitar que esa alerta amarilla pueda convertirse en un foco rojo.

Hoy quiero además, proponer dos acciones muy puntuales, dos modelos que pudieran abonar a la consolidación de este sistema penal, producto del trabajo coordinado en esta instancia y por supuesto, con la CONAGO.

Uno, el modelo homologado de Unidades Estatales de Supervisión a medidas cautelares y suspensión condicional del proceso, en lo que deriva de los artículos 105 fracción octava, 164 y 176 del Código Nacional de Procedimientos Penales, en donde se prevé la existencia de la autoridad de supervisión de medidas cautelares y de la suspensión condicional del proceso.

De esta reforma, al citado código, publicada el pasado 17 de junio se detalla que esta autoridad tiene por objeto realizar la evaluación de riesgo del imputado con propósito de que el juez de control cuente con elementos para, si es el caso, decida la medida cautelar diferente a la prisión preventiva o bien imponer ésta si existe un riesgo comprobable.

Llevar a cabo el seguimiento de medidas cautelares y de la suspensión condicional del proceso, en caso de la autoridad encargada que esta no fuera una Institución de Seguridad Publica, podrá auxiliarse de la instancia policial correspondiente para el desarrollo de las funciones.

De acuerdo con el último informe de la SETEC, existen 29 unidades de medidas cautelares con características no homologadas, las cuales debemos revisar y, por supuesto, adecuar para su correcto funcionamiento así como para tener las correctas evaluaciones de riesgo.

El objeto de esta tarea es proporcionar a las partes información sobre evaluación de riesgo y que la autoridad tenga acceso a sistemas y bases de datos del Sistema Nacional de Información además de contar con una base de datos para dar seguimiento al cumplimiento de las medidas cautelares distintas a la prisión preventiva que se vuelven tan importantes en este momento de la aplicación del nuevo Sistema.

El área de evaluación de riesgo debe proporcionar también información sobre evaluaciones correspondientes al imputado y a la suspensión condicional de proceso que se solicitara.

Las entidades federativas y la federación deberán contar con un órgano encargado de estas funciones—así se señala, así se mandata—, lo que implica y nos implica necesariamente definir un modelo homologado en cuanto a estructura y operación.

Y punto número dos, un modelo nacional de policía de seguridad procesal. El artículo 22 de la Ley Nacional de Ejecución Penal establece que la Policía Procesal es la unidad dependiente de la Policía Federal o de las Instituciones de Seguridad Pública en las entidades federativas. Y tiene entre sus funciones, realizar traslados de personas sentenciadas y procesadas, prestar seguridad y custodia a las personas privadas de su libertad en los recintos judiciales y cumplir con mandamientos judiciales relacionados con personas sentenciadas y quienes hayan obtenido libertad condicional; además, de las que les confiera las otras disposiciones aplicables.

Esta policía es un eslabón fundamental, muy importante en la cadena de custodia de las pruebas para los llamados Juicios Orales. La definición del Modelo Nacional de Policía debe considerar que se establezca las condiciones y necesidades normativas, estructurales y operativas, que los elementos actúen conforme a derecho salvaguardando la integridad de las partes, que cuenten con elementos tácticos, con capacidades de reacción respecto a los derechos de imputados y garantizar el efectivo manejo y resguardo de indicios.

Además, de considerar —y eso creemos que vendría a abonar también en esta tarea— el utilizar los medios electrónicos en las audiencias a fin de evitar los traslados de las personas sujetas a proceso en las entidades.

Por eso, nosotros hacemos énfasis en esta otra necesidad de homologación, la que tiene que ver con estos puntos muy concretos y, por supuesto, que nos deben llevar a que estos focos amarillos se queden así, y pudieran pasar a un mejor panorama en esta aplicación del Nuevo Sistema de Justicia Penal es cuanto. Gracias.