XLIII Concurso de Esculturas de Arena.

Fecha: 03 de mayo de 2017

Lugar:Jojutla, Morelos

 

Muchas gracias. Muy buenas tardes a todas y todos ustedes. Saludo a todos y cada uno de mis compañeros gobernadores y gobernadora. Señor gobernador del estado de Virginia y de la (…), sea usted muy bienvenido a nuestro país; de la misma manera, a sus gobernadores. Y al tiempo saludo a todos y cada uno de los distinguidos integrantes del gabinete federal, que hoy nos acompañan. A nuestros amigos y amigas de los medios de comunicación; señoras y señores.

 

En primer término, permítanme agradecer la anfitrionía del gobernador de Morelos, Graco Ramírez Abreu, de su distinguida esposa; y, al mismo tiempo, felicitarlo por su gestión al frente de la CONAGO, en este periodo que concluye.

 

También, agradezco a todos y cada uno de mis compañeros gobernadores y gobernadora por la confianza que hoy me brindan para la conducción de los trabajos de la Conferencia Nacional de Gobernadores, cuya presidencia recibo con orgullo.

 

Estamos claros que el actual panorama nacional refleja una realidad compleja y delicada para la vida institucional de nuestro país.

 

Vivimos una época en la que se deben tomar decisiones que beneficien a todas y a todos en un plano de inclusión amplio y sustentable.

 

Es necesario atender y canalizar oportunamente las demandas de la sociedad; una sociedad que nos está exigiendo gobernar con cercanía, dejar atrás las formas tradicionales y atrevernos a traspasar las rígidas estructuras que nos alejan de la gente.

 

Como mexicano no soy ajeno al clima de insatisfacción y, en ocasiones, de desánimo que existe en algunos grupos de nuestra sociedad; pero también creo que hay una gran oportunidad para encontrar, con creatividad, las vías necesarias para la reconciliación y, por supuesto, para la pacificación social.

 

Todos los que integramos esta Conferencia Nacional, fuimos electos para servir a la gente, para trabajar por su bienestar, sin descanso, y, por supuesto, para servir a México.

 

Ese es el México al que debemos de escuchar: el que hoy, más que nunca, reclama unidad en nuestras acciones; unidad en nuestros esfuerzos; unidad también, en los resultados.

 

La sociedad nos está convocando a un cierre de filas nacional, y es nuestro deber  atender a ese llamado por México.

 

No dejemos que la historia nacional dé cuenta de desatenciones u omisiones. Muchos son los pasajes de la vida de la vida de nuestro país en los que, intereses ajenos al nacional, dieron cuenta de su estancamiento.

 

Queridos compañeros gobernadores y compañera gobernadora, juntos representamos una de las fuerzas políticas más importantes del país. Si logramos despojarnos de intereses de partidos, de colores, de ideologías y unificar tareas específicas para lograr el combate a la pobreza y a la desigualdad de los mexicanos, difícilmente, habría obstáculo alguno frente a nuestras metas.

 

Por ello, creo firmemente en que no debemos bajar la guardia en nuestro interés de atención a los temas que hoy tenemos en agenda.

 

Por ello, me evocare a culminar el proyecto de las “Casa México” que, sin duda, brindarán un beneficio sustancial a nuestros hermanos migrantes, al unificar sus diferentes imágenes, en una sola imagen nacional. Debemos lograr que se trabaje en ellas con protocolos de atención homologados.

 

Y que juntos hagamos el esfuerzo para la constitución de un fondo que, alimentado con recursos voluntarios de nuestros gobiernos, coadyuve a la tarea que el presidente de la República ha encomendado a la Cancillería para la defensa de nuestros hermanos migrantes. Cualquier esfuerzo que se haga es importante ante la situación de emergencia que vive nuestra gente.

 

También, trabajaré con el Sistema Nacional de Seguridad para el avance en la homologación de los centros de monitoreo, datos, análisis, cómputo e inteligencia (C5); así como los correspondientes protocolos para complementar la implementación del Sistema Acusatorio Adversarial.

 

Y, por supuesto, coadyuvaremos —en  el mandato de esta Conferencia— para lograr la aprobación de una nueva forma operativa de los mandos de policía en el país.

 

En la misma línea de acción, insistiré ante la Cámara de Diputados de la urgencia para aprobar la Reforma que restringe la portación de armas ilegales.

 

Es decir, no dejaré de atender e impulsar los temas que han sido expuestos como relevantes por todos y cada uno de mis compañeros y compañera. Los relativos a Turismo, Ganadería, Agricultura, Minería, Innovación, Medio Ambiente, Energía, Finanzas. Estaremos trabajando en Derechos Humanos, en Transparencia, en Rendición de Cuentas, Cultura, Deporte; en fin, en toda nuestra agenda nacional.

 

Pero también quiero aprovechar para invitarlos a que incluyamos otros debates; ya sea nuevos, o bien los que aún se encuentran pendientes como lo es el análisis de los efectos del nuevo Sistema Penal en nuestro país. Hay que discutir y hay que analizar qué es lo que no están funcionando o qué sería necesario reformar, adecuar o proponer, adicionar.

 

Así, trabajaremos también en lo que hoy se ha discutido en nuestra reunión privada; en lo planteado por los diferentes estados: por Guerrero, Jalisco, Sinaloa, Chihuahua, Tamaulipas, Hidalgo, Michoacán, Querétaro, Campeche, Baja California, Puebla.

 

No es menos importante, y también será parte de nuestros trabajos, dialogar sobre la necesidad de mejora de nuestro mercado interno, de la promoción interna del país. La necesidad de implementar acciones que detonen un desarrollo económico incluyente con el tejido social.

 

No podemos permanecer ajenos, compañeros y compañera, ante el indispensable aumento del salario mínimo; discutámoslo, démosle cuenta a la gente que nos interesa y que buscamos cómo mejorar.

 

Considero que también será indispensable fijar nuestra posición definitiva y documentada sobre el TLC. Platicar sobre los nuevos horizontes comerciales frente a la amenaza latente del gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica; y encontrar la apertura de nuevos y muy interesantes mercados, un horizonte próspero para nuestro país.

Señores y señora integrantes de la CONAGO, la experiencia nos ha enseñado que el intercambio de buenas ideas y el trabajo conjunto, propician resultados para el país. Esa será la hoja de ruta que buscaré imprimir a todos mis trabajos como presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores.

 

No desperdiciaremos la oportunidad de seguir avanzando, de apoyarnos mutuamente, de encontrar la forma de contribuir al interés común, por un mejor país. Todos los territorios que gobernamos y la gente que los conforma, son importantes e indispensables para enfrentar los retos que vienen. Debemos hacer a un lado las lamentaciones y el escepticismo, trabajemos en unidad.

 

Señor presidente de los Estados Unidos Mexicanos, esté usted seguro de que todos lo que construyamos en los consensos con su gobierno, encontrará usted el apoyo incondicional de la CONAGO.

 

Estamos claros que este trabajo coordinado es indispensable para el fortalecimiento de nuestro querido México. Muchas gracias.